martes, 12 de mayo de 2020

Pedro Sánchez maestro del paripé, la milonga y la mentira


Estoy haciendo un experimento. Si por casualidad prefieren ustedes escuchar el texto del post de hoy en lugar de leerlo, lo pueden hacer en el enlace que pongo a su disposición. Ya me dirán lo que les parece y les ruego que perdonen los errores.

Audio Blog


Con Pedro Sánchez hay que tener muchísimo tesón, pero no un tesón cualquiera, hace falta un tesón de categoría, como diría algún valenciano, porque llega un momento en el que abrumado por la terrible capacidad para la falacia y los cuentos chinos que tiene el de Ferraz, siente uno la tentación de rendirse y pasar del tema.

Tiene que ser muy difícil vivir en una dinámica en la que la verdad y la precisión estén prohibidas. No hay nada que el socialista anuncie, prometa o haga, que no esconda una segunda intención; la doblez y el engaño son sus armas preferidas y para enmascararlas utiliza el descaro y el cinismo. 

El otro día me entró la risa, le echaba en cara un periodista de la CNN que el ranking del Hospital Universitario John Hopkins del que había presumido y que colocaba a España en el quinto lugar del mundo a cuenta del número de test realizados, no existía y el narciso socialista respondió textualmente “ahí están los datos” y se quedó tan tranquilo, ante la estupefacción del periodista que por lo visto no estaba acostumbrado a estos modos.

Lleva tanto tiempo ejerciendo el engaño que se ha convertido en un auténtico maestro, de tal manera que el día que quiera decir una verdad se le va a rebelar el subconsciente y será incapaz de hacerlo. Todos recordamos las peticiones de unidad y lealtad que hizo para que se apoyara a la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de España. A pesar de las dificultades que le puso Sánchez, Pablo Casado pidió y consiguió que la Comisión actuara en el ámbito de lo parlamentario, pero en cuanto se eligió a quien debía presidirla, todos supimos que la Comisión, sus estudios y propuestas no eran otra cosa que un monstruoso paripé, porque la elección de Patxi López como presidente me parece un insulto a los españoles. Tan falto de categoría intelectual como de formación ad hoc y muy sobrado de sectarismo, no es la persona adecuada para presidir una Comisión de esa importancia.

Claro que hoy ha dejado bien claro Pedro Sánchez que la Comisión y sus trabajos le importan un rábano, resulta que los partidos aprobarán un plan exprés para concluirla en junio, con cupos de comparecencias y cuatro grupos de trabajo, al margen del trabajo en comisión. Otra maniobra de la agitación y propaganda de los social comunistas para conseguir una coartada y tener la oportunidad de culpar a la derecha, que seguramente no podrá aprobar la mayor parte de lo que salga de semejante contubernio. 

Estamos hablando de reconstrucción del país y estos genios lo van a solucionar en unos cuantos días, eso sí con las comparecencias tasadas y sin poder controlar los trabajos de esos grupúsculos que nacen de la Comisión, pero trabajan de manera independiente a ella. No nos llamemos a engaño las resoluciones serán las que dicte Pedro Sánchez o lo que es peor las que le imponga Pablo Iglesias.

La Comisión durará el menor tiempo posible, pero el Estado de Alarma perdurará todo el tiempo que él quiera. Eso sí le interesa, poder seguir gobernando como un rey absoluto a cuenta de los poderes especiales que brinda la Constitución al Estado de Alarma; poderes especiales que deberían ejercerse sólo en el ámbito de la lucha contra la pandemia, que es el suceso que justifica la implantación de ese estado.

En eso están y de paso en la terrible campaña contra Isabel Díaz Ayuso, contra la que la artillería pesada socialista emplea todos sus medios y los de la prensa afín. Una campaña acusando a la presidenta de Madrid de ineficacia en la gestión de la pandemia y apretándola en el plano de lo político con la previsible pinza que vayan a preparar entre el PSOE y Cs.  Para eso sí que hay tiempo y dinero, pero para crear una herramienta eficaz para hacer frente a lo que se nos viene encima, para eso no hay medios ni intención de que los haya.

A nivel económico Pedro Sánchez sigue recibiendo bofetada tras bofetada de los organismos de control de la UE, Europa no se fía de él y eso al final nos va a perjudicar a todos, porque no creo que tengan muchas ganas de prestar dinero a un trilero de los que no le dicen la verdad ni al médico. 

Han vuelto a hacer lo de siempre, el gobierno de Sánchez remitía a Bruselas casi en el tiempo de descuento, el día 30 de abril, la actualización del Programa de Estabilidad para los años 2020 y 2021. Al día siguiente saltaban a la pista Nadia Calviño y María Jesús Montero para explicarnos que crecíamos de manera equilibrada y nos contaban lo de la V asimétrica. La verdad es que el programa no tenía un pase y para acallar las críticas de Europa y de los expertos independientes, Pedro Sánchez y sus cuates afirmaron muy serios que el informe estaba avalado por la AIReF(1).

La Autoridad se apresuró a manifestar que eso no era totalmente cierto, ellos se habían limitado a avalarlo, pero a falta de información importante que esperaban recibir y con riesgos importantes de mayor deterioro.

Vuelta la burra al trigo, otra vez pretenden cubrir su inepcia con el aval de alguna organización de prestigio y lo cierto es que los de la AIReF remitieron hace unos días un escrito que debiera avergonzar a este gobierno. No están de acuerdo con la cifra estimada del PIB, ni con la valoración del consumo privado, ni con la evolución de la inversión, ni con la apreciación del desarrollo del empleo, ni con las previsiones de gasto, ingresos, déficit y deuda pública. La verdad es que sin profundizar demasiado sobre el desastroso documento, creo que en lo único que estaban de acuerdo con el gobierno social comunista, era en la fecha, la firma y el sello.

Por resumir nos intentan engañar con la Comisión de la Reconstrucción que es simplemente un paripé de Sánchez para quedar bien, nos engañan con el Estado de Alarma que quieren prolongar sin que les haga falta, milonguean con la campaña contra Díaz Ayuso y redoblarán esfuerzos tras la publicación de unas encuestas que no han gustado nada en La Moncloa y nos mienten a nosotros, a Europa y a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

Me reitero, nos gobierna el rey del paripé, la milonga y la mentira, una situación que nos llevará más pronto que tarde al desastre y  que urge remediar.


 (1) Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal














No hay comentarios:

Publicar un comentario