sábado, 9 de mayo de 2020

Pedro Sánchez recorta en Sanidad



Me van a perdonar pero estoy haciendo unas pruebas. Si por casualidad prefieren ustedes escuchar el texto del post de hoy a leerlo, les voy a colocar un enlace que les va a permitir hacerlo. Ya me dirán lo que les parece y les ruego que perdonen los errores.

Audio Blog


El pasado viernes los ministros de finanzas del Eurogrupo celebraron una reunión telemática con el fin de acordar cómo actuaría el Mecanismo Europeo de Estabilidad y decidieron que el mencionado organismo contaría con 240.000 millones de euros para apoyar a los estados miembros que desearan solicitar créditos, para hacer frente a gastos directos e indirectos, producidos por la gestión sanitaria del coronavirus; acordando colocar el límite de esos créditos en el 2% del PIB del país solicitante, por lo tanto España podría acceder a  préstamos por un importe total de 24.000 millones de euros.

En teoría parece una buena noticia, pero Pedro Sánchez y con él, el gobierno social comunista, tienen dos problemas serios con este asunto. En primer lugar la UE fija el uso de ese dinero para la financiación de “la atención médica, la cura y la prevención” de la crisis del Covid-19.

Traducido al cristiano, el dinero prestado debe ir destinado a financiar a la Sanidad Pública y eso supone un problema para los social comunistas que pretenden utilizar los créditos para otros propósitos que, dicen ellos, tienen que ver con el confinamiento, es decir para financiar otros asuntos que nada tienen que ver con la Sanidad.

Resulta curioso que tras la crisis hospitalaria que ha demostrado que no tenemos las camas UCI que necesitamos ni de lejos, ahora que llega dinero barato para poder financiar prácticamente a coste cero ese proyecto de crear 1,5 camas UCI por cada 10.000 habitantes en toda España, objetivo que ha fijado el Gobierno para autorizar a las CCAA el cambio de fase del desescalamiento. 

Ahora que Europa está dispuesta a ayudarnos para que en las próximas pandemias que puedan llegar  o el repunte que se espera del Covid-19 para el otoño de este año, no nos encontremos como nos hemos encontrado a lo largo de la presente crisis sanitaria; ahora que hay créditos blandos para financiar las compras de respiradores, EPI,s, guantes, mascarillas, pantallas...; ahora que hay dinero para formar al personal que deberá hacerse cargo de esas UCIS, ahora que la CE nos da la oportunidad para que corrijamos los déficits detectados a lo largo de la presente crisis. Pues ahora resulta, que Pedro Sánchez no quiere gastar dinero en la Sanidad Pública.

Claro que hay otro motivo para que Sánchez huya del MEDE como lo hace el gato escaldado del agua fría, porque para acceder a esos créditos, la Unión Europea exige la firma de un Memorándum de Entendimiento que pone condiciones muy precisas y exigentes para el prestatario, al que se le exigen unos ajustes muy duros y el control del dinero y las medidas de ajuste lo llevan a cabo los temidos hombres de negro de la UE.

Y eso no le gusta ni un pelo a Pedro Sánchez, porque a él lo que le gustan son los pactos que hoy dicen una cosa y mañana otra; le encantan los compromisos que pueda saltarse a la torera,  es un enamorado de los convenios que firma y que no tienen ni el valor del papel en el que están escritos y por lo tanto un acuerdo con Europa, que tiene las herramientas para hacerle cumplir al pie de la letra lo que firme, le asusta y por eso seguramente dejará de lado esos 24.000 millones y preferirá meterle un recorte a la Sanidad Pública de los de alivio, ¿Qué en todo caso es un recorte por omisión? pues pudiera ser, pero sabido es  que se peca de palabra, obra y también por omisión.

Creo que unos créditos  con un vencimiento a 10 años, un tipo de interés del 0,115% (la coma está bien puesta) y una tasa de apertura del 0,25%, le da una oportunidad a este gobierno para dejar a la Sanidad Pública como los chorros del oro. Si deja pasar la ocasión, no va a poder volver a hablar de recortes en la Sanidad Pública y supongo que es consciente de ello y también de que cuando las cosas vienen mal, al final hay que meterle mano al dinero de la Sanidad que es lo que él quiere hacer.

Nadia Calviño está peleando por ver si les permiten usar esos 24.000 millones en otros asuntos que no sean la Sanidad, creo que lo tiene mal. En Europa están hasta los pelos de Pedro Sánchez y sus ministros, el otro día le lavaban la cara a María Jesús Montero a cuenta de que había "hinchado" las cifras de la recaudación en 14.000 millones de euros y ahora les ha tocado a Nadia Calviño, precisamente la ministra que está dando la cara ante el Eurogrupo y a Montero, que es repetidora, otro lavado de cara desde la CE en relación al montante del déficit calculado, que dicen desde Europa que a ellos les salen 35.000 millones más de lo que ha anunciado el gobierno y además entienden que el desplome de la actividad será mucho mayor de la que prevé Sánchez y 1.200.000 trabajadores afectados por ERTES irán de cabeza al paro.

Estos social comunistas creen que todo el monte es orégano y que pueden comportarse con la Unión Europea como lo hacen aquí y en Europa los tienen ya muy calados. Vamos de cabeza al desastre y aunque desde la UE digan que ellos no tienen "estigmatizado" a ningún país, pueden ustedes estar seguros de que nos tienen en el punto de mira y yo diría que con mucha razón.

Así que si esos son los que nos tienen que rescatar, la llevamos clara.





1 comentario:

  1. Pues si es asi me alegra por los ESPAÑOLES y saber que hay algun PAIS que le pone trabas a este GOBIERNO TERRORISTA

    ResponderEliminar