jueves, 3 de septiembre de 2020

Pablo Casado burla la trampa de Pedro Sánchez



Comentaba ayer que Pedro Sánchez había aprovechado su intervención ante el Ibex, para ir preparando la maniobra envolvente a Pablo Casado, al que tenía citado este miércoles en La Moncloa. Ya sabemos que el narciso socialista pidió unidad y a los populares que arrimaran el hombro. Una petición inútil, porque creo que por mucho que se empeñe Pedro Sánchez en contar siempre la misma milonga, todos sabíamos de antemano que Casado había advertido que estaría dispuesto a ayudar en la crisis sanitaria, pero que el Partido Popular no podía apoyar un Presupuesto construido al gusto de Podemos.

Lo de aprobar los Presupuestos Generales del Estado, resulta muy importante de cara a la imagen del gobierno que los propone. Cuando uno presenta para su aprobación los presupuestos, lo que está haciendo, en realidad, es someterse a una suerte de cuestión de confianza. Por eso Pedro Sánchez le da la importancia que le da, necesita aprobarlos para afianzar la imagen de su gobierno, que no está en su mejor momento. Si ahora pone de relieve la importancia de estos presupuestos y proclama la necesidad de la unidad de todos los partidos para hacer frente a las crisis que nos maltratan, si pide al PP que le apoye, a sabiendas de que va a recibir un no rotundo. No se engañen, si lo hace es porque ya tiene afianzados los 176 votos que necesita.

No necesita ayuda, ni siquiera de Ciudadanos, todo está hablado y pactado, ERC, PNV, Bildu y demás ralea, apoyarán esos presupuestos a sabiendas de que no van a sacar demasiadas ventajas económicas, porque el 80% del dinero que se apruebe para gastos, ya está gastado. Tenemos una serie de obligaciones ineludibles que se van a comer 8 de cada 10 euros presupuestados. Los intereses de la deuda, las pensiones, los pagos al desempleo, los sueldos de los empleados públicos gastarán algo más del 80% del presupuesto. Por lo tanto, los que los apoyan, no lo hacen pensando en el dinero que puedan recibir de ese Presupuesto, agotado antes de nacer.

Pedro Sánchez ha prometido el oro y el moro a sus socios, por una parte ventajas políticas, ayer comentaba el apoyo al “Estatuto de la Nación Vasca” que han prometido a los de Urkullu; a los de Esquerra ya saben que les han ofrecido discutir en la mesa de negociación sobre el derecho a decidir y a la autodeterminación. Supongo que los de Bildu, alguna ventaja sacarán de su apoyo en el gobierno de Navarra y los presos de ETA empezarán a viajar a las cárceles vascas, a un ritmo mayor del que lo hacen ahora.

Pero por el dinero baila el perro, así que Sánchez les ha asegurado que se acordará de todos ellos, cuando llegue el dinero de Europa. Para hacer eso, los social comunistas habían preparado dos procedimientos. En el primero se proponía que el dinero de la UE se computara como ingresos en los Presupuestos, una solución difícil de aplicar porque en Bruselas no están por la labor. La otra solución, suponía organizar una Comisión, presidida por Iván Redondo, que sería la que determinaría cómo se gastaría el dinero de las ayudas europeas.

Por eso, ayer Casado llevaba a la Moncloa un proyecto muy importante para todos nosotros: La creación de una Agencia independiente para la recuperación económica, que sea la que gestione las ayudas europeas. Una agencia no gubernamental, presidida por un ex gobernador del Banco de España, o un ex Comisario de la Unión Europea, sin adscripción política, en la que estuvieran representadas las CC. AA y las administraciones locales y en la que figuraran observadores de la UE, todo ello controlado por el Tribunal de Cuentas. Una medida muy importante para evitar que el dinero para la recuperación económica se gaste con “criterios políticos”; lo que evitaría el clientelismo y la acción de los lobbies.

Lo de los lobbies le ha sentado fatal a la ministra María Jesús Montero, que no acepta la existencia en la Moncloa de semejantes grupos de presión. Miente o está muy equivocada. Por ponerle un ejemplo, el lobbie feminista es tan importante que ha conseguido un ministerio, el de Igualdad. Pero Montero, debe estar muy mal de la vista, porque ignora su existencia. Pero por mucho que niegue el clientelismo al que alimentan las decisiones de este gobierno, su airada reacción nos dice a las claras, que Casado ha acertado en su análisis.

Cuando le han preguntado por la renovación de las instituciones, Pablo Casado ha señalado como responsable del bloqueo a Pablo Iglesias. No podemos pactar con quien "Está en una petición de cambio de régimen constitucional. Han pedido que el Rey abdique y que haya un referéndum sobre la Monarquía, y así empezamos muy mal".

Creo que el líder popular ha salido con bien de la emboscada que pretendía montarle el narciso socialista. Cuando le preguntaron por el apoyo a los Presupuestos, se limitó a recordar que el gobierno habla de unos presupuestos que nadie conoce y así, dejando de la do otros motivos, es imposible apoyarlos. Por otra parte ha conseguido que Sánchez acepte estudiar el Plan Cajal, que hace ya meses le mandaron los populares para adaptar nuestra Sanidad a la “nueva normalidad” que vendía el narciso socialista hace unos meses, y que ha devenido, al menos en el aspecto sanitario, en la “conocida anormalidad” que ya sufrimos en el mes de marzo del presente año y que ahora estamos volviendo a padecer.

De paso el líder popular, que conoce perfectamente la presión que está haciendo Europa en ese sentido, le ha pedido que reduzca su Consejo de Ministros, debe volver a los catorce ministros del último gobierno popular, en lugar de los veintitrés que ahora mismo sostenemos con nuestros impuestos. Uno de los acuerdos no escritos en aquella Cumbre Europea a la que Sánchez acudió, según sus declaraciones, de oyente, fue el que le obligaba a reducir el gasto público, empezando por el número de ministros y creo que la fecha establecida era para este mes.

Claro que del dicho al hecho hay un trecho, sé que fiar de las promesas de los políticos es muy peligroso y si se trata de las que pueda hacer Pedro Sánchez, ya para qué les cuento. Pero se han establecido una serie de propuestas que nos pueden beneficiar muchísimo.

Ahora, la pelota está en el alero social comunista, que Dios reparta suerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario