domingo, 28 de agosto de 2016

Mostar 20 de abril de 1993



Ya saben que desde hace un tiempo en este blog tenemos la buena costumbre, al menos a mí me lo parece, de no hablar de política los domingos. Hoy voy a empezar por el principio, como hace la gente como Dios manda. Les voy a ofrecer la primera entrega de  “Mostar 20 de abril de 1993”. Este relato es el primero de  mi libro "Legionario en Bosnia 1993"  un libro que publiqué ya hace tiempo que se subtitula "Quince relatos cortos de una guerra larga". Cuatrocientas setenta y tres páginas en las que relato a mi manera, una serie de experiencias que tuve la oportunidad de vivir, junto a los hombres de la II sección de la compañía Austria, que encuadrados en la VIII bandera expedicionaria de La Legión, participamos en Bosnia de la misión encomendada a la AGT Canarias.

Para que se hagan una idea de que van a encontrar en el libro, les dejo esta entrega de “Mostar 20 de abril de 1993”. Van a vivir con los componentes de la II sección de la Cía. Austria el primer día de nuestra Misión en Bosnia. Sin comerlo ni beberlo, tuvimos que subir a Mostar y pasamos una noche toledana. Una experiencia de alivio que nos sirvió para que desde el principio supiéramos qué es lo que nos esperaba en Bosnia. Creo que les gustará – yo que voy a decir - y les animará a adquirir el libro. Si así lo desean les basta con clicar en la imagen de la publicación que se encuentra en la columna a la derecha del texto, exactamente donde dice "Compra Legionario en Bosnia 1993, aquí" el enlace los llevará hasta la página que les permitirá comprarlo en Amazon.

Espero que sea así, aquí les dejo el texto:

"...Me van a perdonar pero hoy he cedido a una costumbre  que muchos de mi edad tenemos, me refiero a la afición por contar batallitas. Espero que sepan  excusarme, son cosas de la edad y del carácter, porque conozco a gente de mi quinta que en lugar de “batallear” a diestro y siniestro, prefieren guardar silencio sobre las aventuras y desventuras de su particular experiencia en este mundo de nuestros pecados. Que cada uno es como es y en estas cosas siempre es mejor no meterse, que si alguien se empeña en trincar el pico alguna razón tendrá, digo yo.

Bueno, vamos a lo que vamos... Corría el año 1993 y el  martes 20 de abril me encontró dando tumbos por la zona de los Balcanes encuadrado en la AGT Canarias. Mi unidad, la Cía. Austria, había salido de la base de Divulje en Croacia a media mañana que, a las del alba serían, no pudo ser, para trasladarnos al destacamento de Dracevo en Bosnia, donde se nos esperaba para que termináramos de relevar a los componentes de la AGT Málaga que ese día, después de seis meses, cerraban cartera y sentían la natural impaciencia por llevar a cabo el relevo y decirle adiós a la misión y a Bosnia. 

Llegamos  a Dracevo, lugar infecto donde los haya, casi al mediodía y allí se nos recibió como si fuéramos extraterrestres a los que nadie esperara. Los que hayan sido militares conocerán muy bien esa experiencia. Le dicen a uno que vaya a una base o destacamento donde le esperan y está todo preparado y cuando uno llega allí con su unidad, nadie sabe nada. 

Los de la cocina no contaban con tu gente y los puñeteros responsables del alojamiento, el combustible y el resto del apoyo logístico te miran como si les debieras dinero o alguien les hubiera contado que tu afición principal en esta vida consiste básicamente en ciscarte en sus santas  madres.

Bien, nihil novum sub solem, que decían ya los legionarios romanos cuando llegaban al castro de turno y los responsables de la acogida los miraban atravesados y con gran exhibición de encogimientos de hombros, cara de asombro y alguna imprecación a los dioses menores de la castrametación les iban informando que no había comida preparada, ni alojamiento que ir ocupando, porque todavía tenían que decidir en qué lugar se alojaría la tropa que acababa de llegar.

Ya entonces, como nos cuentan entre otros, Polobio, Vegecio o Justo Lipsio, ante la cara de no entender nada de los recién llegados, los encargados de la logística con una sonrisa sarcástica les aconsejaban que se hicieran a un lado y no molestaran que estaban muy ocupados, pero que en cuanto tuvieran un momento, solucionarían el asuntillo del alojamiento; aunque mientras ellos resolvían sus asuntos, aconsejaban que los recién llegados  que fueran espabilando y se buscaran la vida, que parecía que hubieran nacido ayer.

Como es lo normal y somos herederos directos de la cultura romana, al menos en este particular aspecto, aquel día recuerdo bien que me limité a acordarme del quinto padre de los supuestos responsables de nuestras necesidades y hacer unos cuantos comentarios, con los de mi empleo, sobre las conocidísimas y perversas costumbres sexuales de las madres de los logísticos y ya tras el desahogo personal, charlé un rato con mis legionarios, repartí unos cuantos cigarrillos entre los que nunca tenían  tabaco, me hice el sueco y fingí no escuchar, tal y como manda la costumbre, los comentarios que hacían los legías sobre esa gente que los puteaba sin motivo aparente, mandé callar al piante oficial de mi sección que se estaba pasando tres pueblos y se expresaba con un volumen no aceptable según la costumbre legionaria  y me dediqué a esperar.

Y mientras observaba desalentado el entorno más cercano que no tenía un gran aspecto, procuré que mis legionarios no se esparcieran por el destacamento, no fuera a ser que, animados por la necesidad y el mosqueo que ya arrastraban a cuenta del trato recibido en Divulje, decidieran buscarse la vida con demasiado ahínco y se liara la de San Quintín. 

Que ya se sabe el desmedido amor que por la propiedad privada tienen los que ya están instalados y el abismal desprecio que por ese derecho sienten los que no tienen otra cosa que un pedrusco en el que sentarse, mientras rumian la injusticia y el despego con la que han sido tratados y engañan el hambre con un trago de agua de la cantimplora y un cigarrillo.

Estaba allí con mi compañero el teniente Bartolomé, muy buen chaval, gran persona, con una paciencia a prueba de bomba. Me imagino que estar destinado en el Tercio en el que tu suegro es  el coronel al mando, ayuda a tenerla; pero a pesar de ello Recena, el otro teniente de la Austria, lo sacaba de sus casillas y la misión no había hecho más que empezar. 

Recena que era y debe ser todavía un  buscavidas de primera categoría, aprovechando su condición de teniente más antiguo había hecho fú como los gatos y lo perdimos de vista cuando se dirigía al puesto de mando,  acompañando a nuestro capitán, Antonio Romero Losada, una bellísima persona, gran militar, muy trabajador, aunque quizás algo rígido y demasiado apegado a la ordenanza para el gusto de los legionarios, pero desde luego, un excelente jefe de compañía al que el desarrollo de la misión iba a proporcionar unas dosis muy importantes de madurez, flexibilidad y experiencia que le iban a llevar a ser mucho más admirado y querido por su tropa.

Poco a poco se puso la cosa en marcha y empezaron las esperadas órdenes.... y las contraórdenes que aportan el entretenimiento que hace falta para llevar a cabo el monumental jaleo que supone alojar a un montón de legionarios bastante cabreados y con ganas de hacer pagar su cabreo con el primero que topen, mientras "te ayudan" un par de individuos que parecen disfrutar colocando palos en la rueda del trabajo.

Mientras tanto la 1º Sc, al mando del teniente Recena, ya de vuelta del Puesto de Mando, se aprestaba para dirigirse a Mostar con el Capitán Romero para relevar la última sección de la AGT Málaga que todavía estaba de servicio allí, bajo la envidiosa mirada de los que nos quedábamos en el destacamento, que estábamos impacientes por empezar a realizar misiones. No sabíamos en aquel momento, que íbamos a tener misión para satisfacer de largo nuestras expectativas de acción.

― Miguel ―, me dijo mi capitán, que como era buena gente siempre me trataba por el nombre, ― te quedas al mando, que la gente se aloje y en la medida de lo posible busca la manera que coman y se duchen y que no haya jaleos.
― No se preocupe mi capitán, que eso está hecho ―.

Romero y yo nos miramos, los dos sabíamos que no sería fácil y que seguramente hasta el día siguiente la situación seguiría presidida por la improvisación general y el capricho de algunos, pero mi jefe sabía, que sucediera lo que sucediera, no iba a haber jaleo alguno. Yo también estaba tranquilo, contaba para ello con la inestimable ayuda de mis jefes de pelotón, el Cabo 1º Arienza, el 1º Guerra y el Sargento 1º Ávila y con esa gente se podía ir hasta el fin del mundo.

― Si no  ordena ninguna cosa más mi capitán ―, le dije reglamentario.― Nada, muchas gracias ― me contestó y añadió, ― vuelvo en cuanto se haya producido el relevo y me haya hecho con la situación.

― Cuando quiera mi capitán, no hay problemas―. Romero se dirigió a su BMR, subió al blindado y antes de ponerse el casco de transmisiones me saludó marcialmente, le correspondí. Vi como la columna de seis blindados bajaba lentamente por la cuesta que los llevaba al cuerpo de guardia y a la salida hacia Mostar...."


Pies de foto

1.- Llegamos a Dracevo, lugar infecto donde los haya...

2.- Allí se nos recibió como si fuéramos extraterrestres

3.- Y mientras observaba desalentado el campamento



sábado, 27 de agosto de 2016

Pedro Sánchez, de veraneante a bombero pirómano


No es que me vaya a extrañar a estas alturas que el PSOE ignore sus compromisos, lleva muchísimo tiempo haciéndolo y parece que le basta apelar a esa supuesta superioridad moral de la zurda patria y a la manipulación semántica del discurso, para salir con bien de casi cualquier apuro. 

Pero me van a permitir que por centrar el asunto, suponiendo que en España sea posible centrar algo que tenga que ver con la política, digo que me van a permitir que recuerde que desde el 27 J a los portavoces autorizados del PSOE les han salido callos en la lengua, hartos de repetir que no habría unas terceras elecciones.

Creo que es algo que nadie podrá discutir, esa afirmación nos ha perseguido a lo largo de todo este tiempo; sin embargo también estaremos todos de acuerdo que Pedro Sánchez se ha hartado de decir que no piensa apoyar la investidura de un gobierno, no de Rajoy, sino del PP, así se caiga el mundo, que a él eso no le interesa. 

Todos recordaremos, al menos los que tenemos interés en recordar, como afirmó tajante, que “eso” (se refería a la gobernabilidad de España) lo arreglaran las derechas y se fue de vacaciones a disfrutar del Mediterráneo durante prácticamente dos meses, que me parece son unas vacaciones exageradas, con la cantidad de problemas que sufrimos España, los españoles... y el PSOE.

Muchos recordarán asimismo como desde Ferraz se afirmaba hace bien poco, que a ellos les iba bien una nueva cita electoral, porque entendían que los resultados les iban a ser favorables. Pero llegó el momento en que se empezaron a concretar las posibilidades, las fechas y los detalles y ahí el PSOE se apresuró a intentar echar el freno de mano. 

A cuenta de lo que marca la Constitución y la propia Ley Electoral, resultaba que de fracasar la investidura de Rajoy y si hubiera que ir a una nueva cita con las urnas, la fecha iba a ser el 25 de diciembre de este año y eso a los socialistas les iba de fatal a muy mal, desde el punto de vista electoralista.

El PSOE no ha dudado lo más mínimo en instalarse en el “No, es no” y con él, bloquear cualquier tipo de solución a la gobernabilidad de España. Ítem más, ha advertido que no pensaba apoyar ningún presupuesto, ni lo del techo de gasto, etc., etc. Lo único que no les interesa es que las elecciones se celebren el 25 de diciembre, porque entre el cabreo ciudadano ante un nuevo fracaso que  consagraría la manifiesta falta de voluntad negociadora que mantiene el PSOE y que la ciudadanía tendería a “culpar” de las nuevas elecciones a los socialistas, el revolcón podía ser sideral.

Por eso inmediatamente Pedro Sánchez, el responsable de lo que está sucediendo - porque a pesar de lo que diga, él se niega a abstenerse por una cuestión personal, la de mantenerse como secretario general del PSOE - salió a los medios a decir que celebrar las elecciones el 25 de diciembre, demostraba la poca talla política de Rajoy, fum, fum, fum.

El PSOE mantiene que de acuerdo a sus estudios demoscópicos, la “firmeza de Sánchez” será recompensada, aunque desde Ferraz también se filtra que están empezando a notar el hartazgo ciudadano, en cristiano, que los números bajan. De perdidos al río, el PSOE decidió presentar una iniciativa en el Congreso para cambiar la Ley Electoral al objeto de evitar que las elecciones se celebraran el día de Navidad, pretendiendo con ello quitarse un problema grave de encima.

Con la iniciativa para cambiar la ley electoral y sus declaraciones pretendían paliar el embolado que les ocasionaba la fecha de esas elecciones, a las que nos han llevado ellos y nadie más. Pero como son más malos que carne de pescuezo y estas cosas hay que reflexionarlas y no lo hicieron, para variar metieron la pata.

El gobierno ya había pedido un informe para estudiar las posibilidades existentes de acortar los plazos y evitar las elecciones el día de Navidad. Ese informe señala que de modificar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, se podrían recortar hasta 24 días, pero hacerlo limitaría los plazos para presentar la documentación necesaria, las candidaturas, el voto por correo, los recursos, etc., etc, lo que en definitiva supondría un serio recorte de garantías.

Por eso, si fuera necesario, el Gobierno se inclina por lo que entiende una mejor solución, recortar la duración de la campaña electoral de 15 días a 8 con lo que las elecciones se celebrarían el 18 de diciembre. Ya ven, una solución buena, bonita y barata, pero claro el Gobierno ha pedido el informe a juristas expertos y la propuesta del PSOE igual  la parió César Luena y le ayudaron Patxi y Óscar López, y  así es que no hay color.

Ya ven cómo esta gente del PSOE no acierta jamás. Nos condenan a otras elecciones, pretenden descargar su responsabilidad en los demás y asustados por el mosqueo de la ciudadanía que ya se veía yendo a votar con la papeleta y la zambomba, presentan una iniciativa que el Gobierno ha dejado bien claro, recorta garantías.

En este incendio son los pirómanos, se presentan como los bomberos, pero las soluciones que aportan, añaden problemas a los ya existentes, son un auténtico desastre.

Espero que si tenemos que ir a votar, sea en la fecha que sea, se las hagamos pagar todas juntas.

viernes, 26 de agosto de 2016

Lo de Ciudadanos es para nota alta


Lo he dicho unas cuantas veces con grave cabreo por parte de mis lectores naranjitos, a mí los de Ciudadanos me parecen… un poco raros. Francamente sigo pensando que en esa cúpula color naranja se han juntado el hambre con las ganas de comer y llevados por la necesidad de hacerse con una relevancia política que no les otorgan sus resultados electorales, andan por ahí estirando más el brazo que la manga, exigiendo lo que no pueden exigir y en definitiva creando un clima de confusión, como si con la que ya sufrimos, no tuviéramos más que suficiente.

A lo peor es que soy un bicho raro, pero personalmente no puedo comprender los aires que se dan y las exigencias que ponen encima de la mesa, a cuenta de un simple pacto de investidura. Lo decía hace bien poco, se supone que Ciudadanos está pactando un acuerdo de Investidura, no un pacto de gobierno, ni siquiera un pacto de legislatura. Me parece exagerado que a cambio de todo lo que exigen, se limiten a dar el sí quiero a la investidura de Mariano Rajoy, para después, si éste es investido, largarse deprisa y corriendo a la oposición y si  fracasa, pues tal día hizo un año y si os he visto, la verdad es que no me acuerdo.

Están tan convencidos de su supuesta importancia que a veces hacen el ridículo más espantoso y no se enteran. La rueda de prensa que convocó Girauta, uno de los muchos trashumantes políticos que por ahora ha recalado en Ciudadanos, es un ejemplo de ello. Decía a la prensa el ínclito Juan Carlos Girauta  que él no había convocado a los medios para comunicar que se habían roto las negociaciones, pero que sí lo hacía para evitar "que en la reunión de mañana (por el jueves) el PP siga diciendo no a todo". 

Así que Ciudadanos convoca una rueda de prensa para advertir a los malos, malísimos del PP que se anden con cuidado que a las buenas ellos son buenísimos, pero que a las malas... Si no fueran tan transparentes me sacarían una sonrisa, Girauta convoca a los medios a hacer lo que mejor saben hacer en Ciudadanos, exhibir su refinada técnica para el postureo y lo de qué buenos somos y qué malos son los demás, especialmente el PP. 

Total una rueda de prensa de carácter propagandístico y electoralista, que igual hay que ir a otras elecciones y pare usted de contar. Eso sí ayer dieron un ultimátum de 48 horas al PP, indignados dolidos, sorprendidos, disgustados,  pero verán ustedes como pasa el plazo y seguirán amagando y no dando, porque por ahora esto de amagar, advertir, conminar... les permite estar todo el día dando la murga en la prensa.

Para otras cosas, miren ustedes por donde, tienen una afición por la falsedad y un cinismo impropios de gentes tan educadas, finas y conspicuas. No paran de quejarse porque el Partido Popular no quiere firmar un compromiso para obligarse a realizar primarias. Vaya por delante mi asombro por la desvergüenza que supone, que un partido se meta en cuestiones que son propias de la organización interna de otra organización política, pero así es esta gente.

Vayamos despacito, el “niño Rivera” que para esto de la democracia interna es una fiera o eso dice al menos; convocó las elecciones primarias en su partido de cara a las elecciones del 20D. Tras el revolcón y la negativa a llevar a cabo un análisis coherente que explicara las causas del fracaso electoral, desde Ciudadanos se nos explicó que para las elecciones del 26J, teniendo en cuenta el poco tiempo que iba a transcurrir entre ambas citas electorales, iban a respetar los resultados de las primarias de los anteriores comicios. Total para qué, que dijo alguno.

Con buena voluntad, podía aceptarse la explicación, al fin y a la postre, bastante tenían los militantes naranjitos con tener que ir a votar otra vez a sabiendas de que se iban a llevar otro sofocón. Pero claro lo que no dijo el “nen Rivera”, es que iba a cambiar a 16 cabezas de lista. Que una cosa es ahorrarse un trámite inútil, si se presentan las mismas listas en las dos elecciones y otra muy distinta eliminar las primarias para evitar enfrentarse al repudio que ocasionaron los cambios digitales del seráfico Albert Rivera. 

Pues estos tíos, qué sí que se lo digo yo, los mismos que se fumaron sus primarias y aplaudieron con las orejas, ahora están empeñados en que el PP las incluya en el acuerdo. Haz lo que yo digo y no lo que yo hago, extremadamente coherente.

Y luego hay otra cosa que me preocupa muchísimo, los naranjitos tienen el problema de que siempre trabajan al por mayor, por eso están empeñados en que el PP acepte unos compromisos que no pueden tener buen fin sin el apoyo del PSOE, por aquello de las mayorías reforzadas que exige la Constitución para afrontar según qué cambios. Tengo por seguro que hasta Villegas sabe que para reformar la Ley Electoral, el Senado o el Poder Judicial con los votos de Ciudadanos y PP no es suficiente.

Por eso resulta extraño ese empeño en que se firme un acuerdo que las partes no pueden ejecutar por sí mismas. Estoy convencido que a Ciudadanos lo único que le interesa del pacto es el postureo. Por mucho que amenacen habrá pacto, otra cosa será que no sirva para nada, porque de eso se encargará Pedro Sánchez que evitará la investidura de Rajoy, así se acabe el mundo.

Mal asunto, me parece que todos sabemos que vamos de cabeza a otras elecciones o a algo todavía peor. Veremos.

jueves, 25 de agosto de 2016

Otegui no será candidato


Como no podía ser de otra manera - aunque en esta casa de locos en la que hemos transformado a España, cualquier cosa pudiera suceder - la Junta Electoral ha decidido inhabilitar a Otegi como candidato a lehendakari para el 25-S. La Junta ha tomado esta decisión basando su decisión en la documentación aportada por la Audiencia Nacional, de la que se desprende de manera taxativa, que Otegui está inhabilitado hasta el año 2021.

Parece un asunto muy sencillo, sobre Otegui recae una sentencia firme de la Audiencia Nacional que le inhabilita para cargo público y para el ejercicio de sufragio pasivo por la condena del “caso Bateragune” de reconstrucción de la ilegalizada Batasuna y el plazo de la inhabilitación alcanza hasta el 2021. No debiera merecer ni una sola línea en los medios de comunicación la noticia de la decisión de la Junta Electoral. El problema radica en que Bildu ha utilizado esa candidatura para obtener propaganda gratuita y además acogerse al viejo recurso nacionalista del victimismo.

Eso no me preocupa, al fin y a la postre estamos hablando de etarras, filo etarras, aspirantes a serlo que llegaron tarde o admiradores de la banda asesina y no le vamos a pedir ahora, peras al olmo o limpieza de espíritu y “fair play”  a los filo etarras. Pero hay dos cuestiones que sí me preocupan y mucho.

Empezando por el principio, que es una manera como cualquier otra de comenzar, me preocuparon muchísimo los comentarios sobre si era posible que la inhabilitación de Otegui no pudiera aplicarse por “falta de concreción” en la sentencia. No es la primera vez que algún etarra  y las organizaciones que apoyan a estos asesinos, se han beneficiado de errores judiciales.

Llámenme raro, exagerado o desconfiado pero a mi estos errores, de los que como digo se han beneficiado algunos etarras, me recuerdan de manera irremediable a una figura que se daba frecuentemente en Italia. Me refiero a lo que se conocía como “sentencias sicilianas”, concepto que se aplicaba a aquellas sentencias que condenaban en primera instancia a mafiosos, pero que se hacían cometiendo errores técnicos de tal magnitud, que aseguraban la nulidad de la sentencia en cuanto el de la Cosa Nostra presentara el recurso correspondiente. Ya saben aquello tan viejo de “hecha la ley, hecha la trampa”, aplicada nada más y nada menos, que al plano de lo judicial.

No pretendo decir que cuando aquí, los jueces se han equivocado y con su error han favorecido a algún etarra, hayan prevaricado; pero hubiera ayudado mucho a la imagen de la Judicatura, si los jueces que con sus errores beneficiaron a esa panda de asesinos, hubieran sido castigados severamente por su error y el castigo publicado para conocimiento de la opinión pública. Porque es cierto que quien tiene boca se equivoca, pero quien yerra debe pagar por su error y por las consecuencias derivadas del mismo.

Eso por una parte, por la otra lo que me ha parecido desde un principio repugnante, ha sido el papel de la izquierda en este asunto. El PSOE que tiene un acreditado currículo de connivencia con los etarras; jamás se me olvidará lo  de Zapatero, que estando en la oposición firmaba con una mano el Pacto contra el Terrorismo, mientras que con la otra autorizaba a su gente en el País Vasco para que entablaran conversaciones con ETA, algo muy difícil de explicar, primero por la doblez demostrada y segundo porque un partido que está en la oposición charle alegremente con los de ETA, tiene un nombre, aunque en esta España de nuestros pecados, eso quedó, como tantas otras cosas, guardado en el amplísimo baúl del olvido que se construyó el PSOE para estos asuntillos.

Decía que el PSOE ha hecho honor a su trayectoria de lenidad con los etarras y desde el principio se puso de perfil. Está muy claro quiénes se opusieron a que Arnaldo Otegui fuera candidato de Bildu, lo hicieron el PP y Ciudadanos, mientras el PSOE junto con Podemos, se llamaba andana al respecto y se apuntaba a que se permitiera la candidatura de Otegui.

Y quién defendió lo indefendible, fue Dª Meritxel Batet, que no es una mindundi en el PSOE. No, quien defendió en nombre del PSOE, la legitimidad de la candidatura de Otegui, ostenta el cargo de Secretaria de Estudios y Programas del PSOE, así que nadie podrá explicar eso tan socorrido que se equivocó o que la prensa la interpretó mal. La Batet afirmó en la Ser que “Desde el punto de vista jurídico, Otegui ha cumplido sus obligaciones y por lo tanto tiene facultad de presentarse".

Ante el escándalo producido, Pedro Sánchez tuvo que salir a los medios para corregirla y explicar que no iba a opinar sobre la legalidad de la candidatura del etarra, pero que el PSOE no la iba a impugnar;  para añadir que “Corresponde a la Justicia y a la Junta Electoral decidir si el señor Otegi puede ser o no candidato y el PSOE lo que hará será respetar lo que diga la Justicia y la Junta Electoral”.

Lo que es una sandez como la copa de un pino, porque todos sabemos que aquí la última palabra la tienen los jueces y el que no acate una sentencia, comete delito de desacato. Pero resulta gravísimo que un pimpollo que pretende ser presidente del gobierno de España, no tenga opinión sobre la inhabilitación de Otegui, que la tiene, porque tonto del todo no puede ser; lo que sucede es que de cara a las elecciones del País Vasco, le conviene no opinar y mucho menos impugnar el disparate de Bildu. PSOE, PNV y Podemos se negaron a impugnar la ilegal candidatura de Arnaldo Otegui, un etarra que jamás ha mostrado arrepentimiento por lo que hicieron él y sus cómplices y jamás ha pedido perdón a las víctimas.

Qué bueno hubiera sido que el PSOE hubiera aplicado lo del “No, es no” en sus abundantes e íntimas relaciones con ETA, en lugar de pastelear, mentir y engañar a todo el mundo, incluidos los familiares de los socialistas asesinados por la banda.

Qué ya les vale.

miércoles, 24 de agosto de 2016

¿Son las terceras elecciones la peor solución?


A este trío no le interesa ir a elecciones

Las cosas se están complicando de tal manera en el escenario político, que todos los caminos que exploramos nos  conducen a la convocatoria de unas nuevas elecciones, una mala solución que todos reconocemos como un fracaso a nivel nacional. 

Por ahora la opinión pública parece que carga la responsabilidad de ese fracaso, al PSOE y a Pedro Sánchez ese líder mal encarado que se sacaron de la manga los que mandan de verdad en el partido socialista y que parece les ha salido rana, pierde las elecciones, se inventó lo del “No, es no”, se encuentra comodísimo en esa tesitura y de ahí no lo apean ni a cañonazos.

Claro que todos tenemos memoria y recordamos como el partido socialista prometió incansablemente que no habría terceras elecciones. No es que me vaya a fiar de las promesas socialistas, bueno ni yo ni nadie, pero por mucho que gallee Ferraz no parece razonable que fuercen la situación de tal manera – ayer mismo andaban diciendo que seguiría siendo No, en el caso de ir a una segunda Investidura y aunque el candidato del PP no fuera Rajoy-  que haya que ir a unas terceras elecciones porque la responsabilidad del acto, tendría que perjudicarles electoralmente o tendríamos que reconocer que a los españoles nos va la marcha y que esto no tiene arreglo.

En el otro lado de la cancha está el PP intentando pactar con Ciudadanos. Una tarea más bien difícil de soportar, porque hay que ver lo pesados que son los naranjitos. Lo cierto es que no entiendo muy bien la posición negociadora de los chicos de Albert Rivera, que pretenden firmar un pacto con el PP, extenso, rígido, prolijo, detallado, exigente, un pacto que excede en su contenido a un acuerdo de investidura y que recuerda mucho a un pacto de legislatura y que sin embargo no van a apoyar, porque ya han explicado a los que tienen orejas para oír y capacidad para escuchar, que ellos van a darle el Sí a Rajoy para la Investidura y pare usted de contar. 

La idea es que en cuanto vote que sí el último diputado naranjito se van a ir directos a la oposición, en la que solos o preferentemente en compañía del PSOE, piensan hacerle un pie agua al gobierno de los populares. Que no lo digo yo, lo decía por escrito en El País el “niño Albert”, no hace ni dos semanas.

Así que tenemos, por un lado al PSOE explicando que así se caiga el mundo ellos no van a apoyar la investidura  de un gobierno del PP y por el otro lado está Rajoy que juega a lo que juega, porque tampoco es que le quede gran cosa que hacer. Acudirá a la Investidura pero me parece que de fracasar en las dos vueltas de la Investidura, no creo que dé muchas opciones a acudir a esa segunda investidura de la que habla todo el mundo.

A Ciudadanos lo tenemos jugando a lo que han jugado siempre. Con poco éxito en las elecciones, intentan hacer de su necesidad virtud y ya organizaron un pacto con el PSOE con el que pretendieron ganar la relevancia que no habían conseguido en las urnas y que fracasó. Parece que con éste del PP llevan el mismo camino, asunto que no pueden permitirse, porque ya saben cómo fueron castigados por el fracaso del pacto con Pedro Sánchez, asunto que podría repetirse a peor en esas terceras elecciones.

Así que me da en la nariz que al final lo que se pretende es hacerle la envolvente al Partido Popular, mediante la ampliación de aquel invento naranjito de la “abstención técnica” al resto de las fuerzas políticas y así forzar en el último momento la Investidura de Mariano Rajoy con los votos del PP y la abstención de la totalidad del resto de fuerzas políticas. 

Tendríamos gobierno, se evitarían aparentemente esas elecciones que nadie quiere, pero en realidad lo único que estaríamos haciendo es posponer esa cita electoral a mayo del 2017, porque ustedes comprenderán que el ejecutivo sería incapaz de gobernar con toda la oposición en contra, pero al resto de las fuerzas políticas eso es precisamente lo que les interesa.

Una vez investido Rajoy, bastaría con que Ciudadanos, PSOE y UP volvieran a lo de "Rajoy no habla con nadie, el PP no es capaz de negociar" …y naturalmente cargar la responsabilidad a un gobierno que sería manejado por la oposición,  el sueño de todos ellos. Harían lo que les pareciera, legislarían lo que les saliera del alma, derogarían lo que les diera la gana  y la responsabilidad sería del Ejecutivo, todo un chollo de cara a esa elecciones del segundo trimestre del 2017 que Mariano Rajoy se vería obligado a convocar.

Por lo tanto no sé yo si no sería mejor para todos, ir a unas terceras elecciones lo más rápidamente posible, lo que podría hacerse si tras el fracaso de la Investidura se disolvieran las Cortes de manera inmediata, porque es ahora y no en mayo de 2017 cuando las cosas están más claras para los votantes y eso es muy importante.

¿Y la multa de la UE?, eso parece estar solucionado con la introducción de las medidas necesarias en el Decreto Ley que acompaña de manera automática a la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, como ya expliqué hace unos días.

Deberíamos reflexionar qué sería mejor, la investidura de un gobierno débil y por tanto inviable o unas nuevas elecciones, no vaya a ser que con tanto jaleo al final sea peor el remedio que la enfermedad.

martes, 23 de agosto de 2016

El PSOE se niega a rectificar y nos lleva al desastre


Ayer se reunía por sorpresa la Ejecutiva socialista que ha puesto en marcha las labores conducentes a vestir el triste “No, es no” de Sánchez con aportaciones de las distintas Secretarías Ejecutivas del PSOE a las que se les ha solicitado contribuyan con datos y argumentos que ayuden a construir el discurso de Pedro Sánchez. La dirección socialista ha decidido que seguirán cerrados a cualquier cambio, sea en las dos votaciones de la primera Investidura, sea en la segunda, si se produjera o ante cualquier cambio que pudiera presentarse en esta insoluble situación.

Se van a mantener en el No, es no, ciegos y sordos a las presiones que reciben de la mayoría de sus votantes que prefieren que el PSOE se abstenga, antes de ir a otras elecciones o a las que expresan cargos muy importantes del seno del PSOE y la mayoría de la opinión pública, que no entiende esta postura, sencillamente porque es incomprensible. 

Claro que ya sabemos que los del PSOE son maestros en la manipulación semántica, inventaron lo del crecimiento negativo, por poner un ejemplo cercano y por ese camino transita Patxi López secretario ejecutivo de Acción Política, que manifestaba muy solemne: “Tenemos una posición que es coherente, es la responsabilidad exclusiva de Mariano Rajoy y tiene que buscarla entre quienes tenga afinidades políticas y desde luego ahí esas no existen con el PSOE que sigue pensando que éste no es el Gobierno que necesita España".

Han decidido, como les decía ayer, que ir a las elecciones les va a favorecer, no sé si lo creen o simplemente lo afirman porque conviene a su discurso, desde luego cualquier exploración que se haga entre la opinión pública, contradice frontalmente el optimismo de Ferraz, que ayer mismo manifestaba que si se producía una nueva convocatoria de elecciones y tocaba votar el 25 de diciembre "A Pedro Sánchez les saldrá rentable la coherencia".

Supongo que el contumaz bloqueo, el “No, es no”, la cerrada negativa siquiera a hablar de cuestiones tan importantes como el techo de gasto o los Presupuestos, a Ferraz le parecen el epítome de la coherencia, pero ya se sabe que los dioses ciegan a aquellos que quieren perder y parece que eso es lo que está sucediendo. 

En el PSOE han decidido que de perdidos al río y como conocen la negativa absoluta de su líder a cualquier tipo de rectificación, tienen que vestir al santo como buenamente pueden. Ciertamente la encuesta del CIS decía que el PSOE subiría en intención de voto en unas posibles elecciones, pero hablaban de subidas de un punto o punto y algo, pero se han agarrado a esto para jugar a que una “victoria” sobre UP en la guerra que por el liderazgo de la izquierda mantienen  socialistas y podemitas justificaría la posición de Pedro Sánchez en su pelea por la Secretaría General del partido socialista.  

Por otro lado en Ferraz acusan a Podemos ser  los primeros interesados en la abstención del PSOE para apoderarse del liderazgo de la oposición y cierran el triste argumentario socialista con el que pretenden justificar su negativa a abstenerse en la Investidura explicando que en el  Congreso Federal del PSOE, Sánchez sabe que "quien rubrique la abstención a un Gobierno del PP no podrá seguir al frente del partido". 

Así que ya saben, “No, es no” hasta el final y si hay que ir a votar otra vez, con el pavo, el besugo, los peces en el río y los pastores de Belén, pues se va y a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga, fum, fum, fum.

Supongo que a ustedes como a mí, les habrá llamado la atención que en las explicaciones que desde Ferraz trasladan los trileros del equipo de Sánchez, nadie habla de España o del interés general de los españoles, los problemas económicos, el paro, los impuestos. Se habla de lo que conviene al liderazgo de Pedro Sánchez y de asuntos internos del PSOE y se utiliza el problema de todos en esa pelea partidista.

Nada les importa lo que suceda, en tanto esa triste cohorte de fracasados, con Pedro Sánchez a la cabeza, pueda seguir mangoneando y viviendo del dinero público. Que por penoso que resulte, al final eso es lo único que interesa.

El PSOE debería salir a esas elecciones con el eslogan de “Por el pan, baila el can”, que es lo único que defienden. El triste y amargo pan que comen los que vuelven la espalda a España y los españoles por defender su penosa y misérrima parcela de poder, mientras que los barones socialistas callan vergonzantes porque temen la reacción de la militancia.

Y como se sabe, sobre todo en este PSOE, con las cosas de comer no se juega. 

lunes, 22 de agosto de 2016

Algo tendrá el agua cuando la bendicen (1)



Cuando ya estamos prácticamente encima de la última curva de esta carrera en la que nadie puede negar que vamos cuesta abajo y sin frenos, parece que todo lo que está sucediendo se debe a una cuestión  que nada tiene que ver ni con el interés general, ni con el sentido de Estado, ni siquiera con asuntos de índole ideológica, aunque parezca mentira nos enfrentamos al peligro de unas terceras elecciones porque hay un señor que no quiere que gobierne Rajoy.

No es que lo haya ocultado demasiado D. Pedro Sánchez que lleva desde la larguísima campaña del 20D utilizando como único argumento su afirmación de que había que echar a Mariano Rajoy de La Moncloa al precio que hiciera falta. Claro que así le fue, porque los populares les dieron un repaso importante al PSOE, que la gente al final desconfía de las campañas basadas en argumentos “ad hominem”, que en las urnas nos jugamos mucho.

Para que les cuento la que se le vino encima al adusto secretario general del PSOE, después del fracaso histórico que cosechó siendo rechazado dos veces como candidato por prácticamente todas las fuerzas políticas, exceptuando a Ciudadanos y CC. 

Tras el revolcón volvió a las urnas, insistiendo en lo de Rajoy no, tras haber presumido de haberle dicho que no diecisiete veces y faltarle al respeto con aquella frase de ¿qué parte del no, no entiende? El resultado todos lo conocemos el PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, le metió como quien lava, 2,5 millones de votos y 52 escaños de diferencia, lo que ya es decir.

Huérfano de cualquier idea, Pedro Sánchez ha utilizado dos vectores propagandísticos, por un lado menospreciar a la persona de Rajoy, tildándole de bobalicón, vago y corrupto y por el otro encastillarse en el “No, es no”, pensando que así daba una imagen de seriedad y firmeza. Se ha equivocado en las dos. Ha errado gravemente en su concepto sobre su adversario, lo ha menospreciado y el gallego le ha dado dos repasos electorales de los de alivio y un par de revolcones parlamentarios de órdago a la grande.

No entiendo cómo no se han dado cuenta que, cuanto más atacan a Rajoy, del que dicen sólo lee el Marca, que no trabaja, que no negocia, más hunden su propia imagen, porque de ser cierto que Mariano Rajoy sea un “vagoneta” que no trabaja y no sabe nada de nada ¿En qué lugar les deja eso a ellos?, que siendo tan listos, inteligentes y trabajadores y a pesar de ello han sido derrotados dos veces por el gallego, que además, los hechos lo demuestran, se bandea bastante mejor que lo que los de Ferraz presumían, navegando a contracorriente.

Los populares no votaron el acuerdo con Ciudadanos en el Comité Ejecutivo Nacional del PP y el PSOE armó la mundial, el mismo PSOE que celebró un Comité Ejecutivo en el que tampoco se votó nada, total que la liaron, preocupadísimos por las cosas de Mariano y al final, resulta que, otra vez el “vagoneta” los llevó al jardín. 

Ciudadanos cedió después de prometer urbi et orbi que no lo iba a hacer y me parece que el nombre de Bárcenas no figura ya en el texto acordado por Hernando y Girauta y el líder de los peperos que sabe manera le ha negado la foto de la firma a Albert Rivera, con lo que le gustan las fotos al naranjito.

En el PSOE ya saben que ellos podrá decir lo que quieran, pero pintan bastos, ahí está la encuesta de NC Report para “La Razón, que explica claramente cuál es la voluntad de los votantes socialistas: El 62,4% de sus votantes están a favor de la abstención del PSOE. 

Puedo comprender que después de la que la han armado en Ferraz, cueste una barbaridad, hacer eso que por otra parte hacen tan frecuentemente los socialistas, ya saben decir Diego, dónde dijeron digo, es por ello que el domingo podíamos leer el siguiente titular: “El PSOE podría plantearse su abstención en una segunda sesión de investidura con otro candidato del PP”. 

Vuelta la burra al trigo, un argumento copiado de los deseos de Albert Rivera, pero a falta de mejores argumentos tendrán que conformarse, claro que habría que preguntarse si era necesario empezar ahora con esto, cuando los de Ciudadanos por fin se han olvidado del tema . Tampoco es que sea nuevo el intento, se lo dijo Pedro Sánchez a Felipe González, quiero exhibir la cabeza de Rajoy como trofeo, y en eso está. Aunque  no me parece que el PP vaya a caer en esa trampa saducea, que no busca otra cosa que la debilitación del PP y su fractura interna, pero si cuela, cuela.

De todas maneras cuidado, que a Pedro Sánchez le pide el cuerpo ir a unas terceras elecciones, si como parece, no le dejen pactar con Iglesias. Según las cuentas que ha echado el infausto equipo de Ferraz, a ellos les iría bien y siendo así, a los demás que les vayan peinando. 

Así que vayan organizando la agenda, que el 25 de diciembre igual les toca ir a votar en familia, con la pandereta, la botella de anís del Mono y la zambomba, una experiencia brutal que deberemos todos a la grandeza de espíritu de D. Pedro Sánchez.


(