"Inés del alma mía" de Isabel Allende. La historia de Inés Suárez en Las Indias


 

Advertía ayer que iba a comentar una novela histórica y hoy quiero participarles que tengo algún que otro relato más de ese género haciendo cola para entrar en el blog. Hoy hablaremos de una obra publicada en el año 2006 por Isabel Allende que lleva por título “Inés del alma mía”. Una novela que en su momento me fue recomendada por una amiga, consejo que le agradecí entonces y lo hago ahora porque es una novela entretenida, bien escrita y que nos presenta la figura histórica de esa Inés del alma mía, una española que tuvo una importancia muy relevante en la conquista de Chile

De Isabel Allende poco voy a decir pues al fin y a la postre es una escritora muy conocida, uno de los mejores valores de la narrativa, de la novelística escrita en castellano. Aunque no vaya a ser que alguien reclame esa información así que vamos a hacer una pequeña presentación de su persona y obra. Isabel Allende, pariente del presidente chileno del mismo apellido, nació en Lima en 1942, vive actualmente en los Estados Unidos. Periodista de profesión, tuvo durante quince años una columna humorística en su país y más tarde en Venezuela, donde residió después del golpe militar de Chile de 1973.

Algunos de sus libros, “La casa de los espíritus”, “De amor y sombra”, “Eva Luna” y “Cuentos de Eva Luna”, o la trilogía Las memorias del Águila y el Jaguar” han sido traducidos a más de veinticinco lenguas y encabezaron la lista de bestsellers en varios países de América y Europa.

Isabel Allende nos relata en esta novela la historia de la conquista de Chile, una auténtica epopeya, a través de la historia personal de una mujer, Inés Suárez, que no ha tenido la relevancia que merece en la historiografía oficial, pero cuyo papel en esa conquista fue fundamental. La autora emplea el recurso de usar las supuestas memorias de esa española, nacida en Plasencia en el año 1507, para contarnos un relato a través del conocimiento adquirido por la autora sobre el tema y nos irá página a página relatando las vicisitudes de esta “Inés del alma mía” y con ellas las vicisitudes de la conquista de Chile y las de sus conquistadores.

El libro se divide en seis capítulos, que tal vez fuera más acertado llamarlos partes por su extensión y cuyos títulos nos van a dar una idea más que aproximada del camino que sigue la narración de Isabel Allende. El primer capítulo, se titula Europa, y en él se nos cuenta la vida de la protagonista en primera persona desde su nacimiento hasta su llegada a Panamá. El segundo, “América”, nos pone en contacto con las primeras experiencias de Inés Suárez con el Nuevo Mundo, la búsqueda de su marido, la noticia de su viudedad y el encuentro con Pedro Valdivia, el hombre que va a ser su gran pasión y con el que iniciará ese viaje a las tierras de Chile.

El tercer capítulo trata del viaje a Chile y en él se nos relatan las terribles aventuras y sucesos de ese viaje que constituyó una prueba dificilísima para españoles, indios y animales, toda una hazaña de la terrible voluntad de aquellos hombres y mujeres que buscaban su destino en aquella lejana América. En los restantes capítulos se nos relatan los sucesos que transcurren entre el año 1541 y el 1553, la conquista dura y terrible, la fundación de Santiago de la Nueva Extremadura, los años trágicos de insidias y luchas intestinas y la lucha diaria contra los indomables indios mapuches y por fin el alzamiento de éstos contra los españoles y la espantosa guerra que tuvieron que sostener.

Conoceremos la historia de Inés Suárez, una mujer pasional, guapa, con un gran atractivo sexual que marcará algunos aspectos de su vida. En primer lugar, el amor que siente en Plasencia Inés por Juan de Málaga, un hombre atractivo que la conquista y le descubre los placeres del amor físico, un hombre infiel que decide marchar al Nuevo Mundo, tras casarse con ella.

A partir de ese momento nuestra protagonista se convierte en una viuda de Indias, vuelve a Plasencia y convive con su familia materna, pero soporta mal la exigida abstinencia sexual y dedica su vida a las tareas de costurera y zahorí, una virtud, la de descubrir agua, que le va a ser vital años más tarde en la conquista de Chile. También ayuda en el hospital de Plasencia en el que va adquiriendo conocimientos sobre el tratamiento de las enfermedades y las heridas, conocimientos que como el de zahorí le servirán muy mucho en su posterior vida en las Indias.

Por fin nuestra protagonista embarca hacia las Indias con todos los permisos, acompañada de una sobrina, con la intención de buscar y encontrar a su marido, aquel ya lejano Juan de Málaga, del que poco sabe. Cuando arriba al Nuevo Mundo comienza su deambular llegando hasta Perú. Ya viuda oficial de su marido fallecido, se instalará en Cuzco en una casa en la que conocerá a otro personaje fundamental en su vida, la india Catalina, una indígena con gran conocimiento de la medicina y farmacopea de los indios.

Tendrá la oportunidad de conocer a Pedro de Valdivia Maestre de Campo de Pizarro, hombre importante y rico del que se enamorará perdidamente, de hecho, se enamorarán los dos y eso le permitirá ascender en el escalafón social de la colonia y acompañará a Valdivia en el viaje hasta Chile. Durante ese viaje su capacidad para encontrar aguas subterráneas le permitirá salvar a la expedición a punto de perecer de sed en el desierto, sus conocimientos de medicina la convertirán en indispensable y su valor demostrado en el combate la elevará a categoría de heroína.

Un milagro llevado a cabo por una mujer de origen humilde, cristiana vieja, y ni siquiera eso, pues ella misma comenta que algún fallo tendrían esos certificados porque observando a una sobrina suya entiende que en su familia debía abundar la sangre mora, una mujer que llegó a ser gobernadora de Chile y tuvo una importancia decisiva en la conquista de ese territorio.

Una historia apasionante, con unos personajes desmesurados como lo fueron los conquistadores y los conquistados, hombres y mujeres capaces de combatir no sólo al enemigo, sino a las enfermedades, al clima, la sequía y la hambruna, unos seres humanos, españoles y mapuches, decididos a morir por defender lo que consideraban suyo. Una historia que nos relata Isabel Allende en un español que tiene un agradable perfume criollo, un español mestizo que se lee con facilidad y satisfacción. Algunos críticos han afirmado que la mejor Isabel Allende no está en esta novela, personalmente no comparto esa opinión.

Isabel firma un relato sobre una gran mujer, excesiva en la virtud y en los defectos, desmesurada en el amor y en la pasión, pero también en la fidelidad y en la lealtad. Una emocionante historia de un personaje histórico que vivió una vida tan plena de aventuras y vicisitudes que permite a la autora escribir una novela de aventuras que tienen el plus de ser ciertas en el fondo. Creo que su lectura es recomendable, estoy convencido que no les defraudará.

Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere volvamos a encontrarnos por aquí el próximo sábado. Hasta ese momento cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan la mayoría de ustedes, he publicado una novela negra que se titula "Al madero no le gusta la ropa vieja", cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Comentarios

Entradas populares de este blog

"La velocidad de la Luz". Javier Cercas escribe sobre la capacidad del hombre para hacer el mal

Llega el 2021

La Tierra del Sur de Alberto Pertejo-Barrena. ¿Fantasía o premonición?