Sinopsis de "Al madero no le gusta la ropa vieja" (Primera parte)

Casa - Cuartel de la Guardia Civil de Puerto Rosario

Hoy publico una parte de la sinopsis de mi novela “Al madero no le gusta la ropa vieja”. Comencé hace ya unos meses a publicar en este blog escritos que tenían que ver con el texto, su gestación y los trabajos de documentación que tuve que acometer para atreverme a escribir el relato. De hecho mis seguidores más fieles recordarán una entrada en la que explicaba cómo se me había ocurrido el título de la novela.

Hoy tras haber encontrado una editorial dispuesta a publicar el libro sin tener que pasar por las horcas caudinas de la autoedición o la coedición y habiendo firmado el contrato con esa empresa - realmente lo voy a firmar a lo largo de esta mañana - creo que puedo volver a explicar a ustedes cuestiones que tengan que ver con la novela y los peripecias que sucedieron y sucederán hasta que mi relato vea la luz y llegue a las estanterías de las librerías o al catálogo de las plataformas de venta de libros on line, como primer paso para que tal y como espero “Al madero no le gusta la ropa vieja” llegue hasta sus manos.

Como tampoco es que tuviera grandes ideas sobre qué diablos explicarles hoy, me refugio en esta sinopsis a la que me refería un poco más arriba, espero que su lectura les interese y los anime para que cuando llegue el momento y mi novela vea la luz, adquieran un ejemplar de la publicación. Así que ya saben, a partir de hoy pretendo contarles de vez en cuando estas cosas de las que hoy les hablo, sin que nos olvidemos de la novela negra, ya que pretendo seguir publicando entradas sobre autores de este género.

Les dejo con la primera parte de la sinopsis que espero que les interese.

“Quizás fuera bueno comenzar por el principio y justificar el título del relato. Lo cierto es que la frase que titula la novela la pronuncié en un restaurante durante una comida con mi mujer y mis hijos a cuenta de algo que sucedió en la mesa que teníamos al lado. Al tiempo, cuando buscaba un título para lo que estaba escribiendo, me acordé de la anécdota y  decidí utilizarla y ya de paso  hice que la viviera Marc Rodríguez el protagonista del relato.

Marc es un joven guardia civil que acaba de llegar destinado a Puerto del Rosario (Fuerteventura), esta pequeña ciudad  va a ser su primer destino tras completar en Almería las prácticas que le habilitaron para ejercer su profesión. Nacido en Reus, hijo de una pareja de andaluces que en su momento emigraron desde Huércal de Almería a esa ciudad catalana, es un hombre serio, trabajador, que cuando terminó su bachillerato decidió hacer carrera militar y se alistó en La Legión, precisamente mientras servía en ella, fue cuando conoció a Guacimara Wolf, su pareja, y esa relación fue determinante para que decidiera opositar al cuerpo de la Guardia Civil que les pareció a los dos un oficio más estable tranquilo que el de legionario.

Guacimara es natural de Puerto del Rosario, está terminando una licenciatura de Filosofía y Letras y se gana la vida haciendo traducciones para una agencia. Cuando llegó el momento de decidir cuál iba a ser el destino que Marc eligiera tras las prácticas, lo convenció para que solicitara una vacante en su ciudad natal. Marc no estaba muy de acuerdo, pero el atractivo de las Islas Canarias, la bonanza del clima, la tranquilidad de la zona y la posibilidad de ahorrarse el alquiler - porque al menos al principio vivirían en casa de su suegra - unido al hecho de que el padre de Marc tuviera un amigo de su infancia -Damián Hinojosa - destinado en el puesto de la Guardia Civil de la capital de Fuerteventura que se había comprometió a guiar los primeros pasos de Marc en la Benemérita, lo convencieron para tomar esa decisión.

Marc Rodríguez hace su presentación oficial en la Guardia Civil a primeros del mes de junio del año 2005, Damián consigue que le asignen al Grupo de Investigación, para que trabaje con él, las cosas funcionan razonablemente bien, Marc procura aprender y acomodarse a su nuevo destino. Pero el lunes 6 de junio una llamada urgente de Hinojosa a primerísima hora de la mañana, cambia la situación. 

La patrulla nocturna de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil ha localizado en los Apartamentos Belén de Nuevo Horizonte, una urbanización cercana a Puerto del Rosario, el cadáver de un varón atado a una silla, amordazado y con signos de haber sido maltratado...”

Has aquí hemos llegado, el próximo miércoles, si Dios quiere, nos veremos por aquí y publicaré otra parte de la sinopsis. Cuídense mucho.

Un abrazo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Marc Rodríguez vive en Las 90 Viviendas. ¿Por qué?, descubran el motivo

Cambio de tercio

A mí hay "zurdos" que me pueden (Segunda parte)