Al calor del verano, una entretenida novela de John Katzenbach


El otro día le di un repaso a la segunda temporada del programa que presentaba en televisión, que como ya sabrán ustedes - porque otra cosa no, pero repetir las cosas lo hago a la perfección - trataba de los libros y la lectura y pensé que había una serie de libros que sin llegar a la categoría de los que he comentado hasta ahora, quizás sería bueno incluirlos en el blog. No son novelas de primerísima categoría, pero algunas de ellas o sus autores, creo que merecen estar aquí porque por uno u otro motivo llamaron mi atención; aunque será bueno que recuerden ustedes que al fin y al cabo yo no soy otra cosa que un lector medio/medio, así que no esperen demasiados milagros.

Así que sin más preámbulos vamos a lo que vamos, hoy les comentaré “Al calor del verano” de John Katzenbach, un autor que tiene un buen nivel literario, es un hábil constructor de tramas y personajes y que se dedica a un subgénero, el thriller psicológico con el que consigue escribir unas novelas muy entretenidas.

John Katzenbach es un sólido autor americano, que ha publicado en nuestro país una larga serie de novelas, por citar algunas “El Psicoanalista”, “La historia del loco”, “Un final perfecto” y en el año 2020 “El club de los psicópatas”. Una de ellas, “Al calor del verano” es el relato que hoy quiero comentar para ustedes. Unas cuantas de sus novelas han sido adaptadas al cine, de hecho la novela de hoy inspiró el guión de una película que pudimos ver en España bajo el título de “Llamada a un reportero".

En España, las obras de Katzenbach han constituido invariablemente auténticos éxitos editoriales. Dueño de un peculiar estilo y con un conocimiento muy importante en lo que hace referencia a la psique, a sus enfermedades y disfunciones, sus personajes, ricos en matices, han conseguido atrapar la atención de los lectores. “Al calor del verano” es una novela que puede calificarse como de suspense psicológico, los espectadores que hayan leído alguna de las obras de Katzenbach ya saben que en todas sus obras el aspecto psicológico es muy importante, el autor posee un amplio conocimiento sobre la psicología, la psiquiatría y las patologías que tienen que ver con las disfunciones de la psique.

A lo largo de la narración nuestro autor nos va a situar frente a la experiencia de un reportero, un redactor de un periódico de Miami, el Journal, que se ve sorprendido por la relación que entabla un asesino en serie con él. Una relación en la que el periodista ejerce de interlocutor telefónico del misterioso asesino. Malcom Anderson, que así se llama el periodista, se ve envuelto en esa extraña relación que inicia el asesino, que lo utiliza para explicar lo inexplicable, es decir, el porqué de las muertes que le va a ir anunciando vía telefónica.

La larga relación entre el misterioso asesino y su interlocutor va a ocasionar serios problemas a Malcom. Por una parte su relación amorosa con Christine, su pareja, se va a ir deteriorando, mientras que su status profesional mejora en la misma medida que empeora su situación personal y amorosa. Poco a poco la relación telefónica con el criminal se va a ir haciendo más intensa, más confidencial, en el sentido de que el asesino le irá confesando cuestiones que tienen que ver con su vida, confidencias que poco a poco irán dibujando su perfil.

Katzenbach nos va a retratar el mundo más cercano del periodista, su novia, sus amigos, su familia, la relación con su profesión, el problema moral que crea al protagonista la relación que mantiene con el criminal; Malcom horrorizado se da cuenta que espera la llamada del asesino, porque ésta aunque le anuncie la muerte de otro inocente, le va a dar tema para otro buen artículo. Poco a poco la situación se irá haciendo más tensa, cuanto más cerca esté Andersonde de descubrir al asesino, de tal manera que se va a sentir amenazado personalmente y valorará la posibilidad de que su misterioso interlocutor lo ataque a él o a su pareja.

Y por fin, tras llevarnos a través de las páginas de “En el calor del verano”, Katzenbach nos va a ir acercando al final de la novela, un sorprendente final que nos va a dejar entre perplejos y pensativos. Los amantes de las novelas de suspense se van a ver satisfechos plenamente. No creo que haga falta descubrir al autor del relato, la novela está magníficamente escrita, quizás con un estilo muy periodístico en el sentido que se lee con absoluta facilidad, pero no vayan a pensar que se van a encontrar sólo con un thriller convencional o una obra de suspense más.

La obra es un magnífico relato de misterio o de asesinatos, el argumento es interesante, la búsqueda de un presunto asesino en serie, a través de la investigación que llevan a cabo los periodistas y la policía de Miami. No quiero explicar mucho del argumento, porque la narración está estructurada para que conforme vayamos avanzando en su lectura nos veamos atrapados por el suspense y no quisiera que se me escapara algo que les estropeara el placer y la emoción de la resolución de estos asesinatos.

Como es costumbre en el autor, el tema es plenamente original. Katzenbach tiene la habilidad suficiente para, caminando como camina por la trillada senda de los asesinatos en serie, crear un escenario, una situaciones y unos personajes lo bastante originales como para conseguir entretenernos.

Quizás los policías pequen algo de arquetípicos, Martínez y Wilson, que así se llaman los policías encargados del caso, se parecen a muchos policías de otras obras de investigación, conforman una pareja de seres distintos que se complementan y no son realmente muy originales. Pero desde luego la creación del personaje del misterioso asesino, así como la del equipo de periodistas, tanto el fotógrafo como el propio reportero, están bien afinados y convencen. Por otra parte la descripción de la angustia ciudadana, el creciente temor que invade los distintos barrios de Miami está muy bien descrita y convenientemente ajustada en el tiempo, con un ritmo muy adecuado.

Una buena novela policíaca, para leerla con tranquilidad. No diré que sea un relato de primerísima categoría, pero con toda seguridad satisfará a sus lectores. Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere nos volvamos a encontrar por aquí el próximo jueves. Cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan ustedes he publicado una novela negra "Al madero no le gusta la ropa vieja" cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí







 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy celebramos el CI aniversario de la fundación de La Legión

La obscena indecencia de esta izquierda que nos gobierna

Pleitos tengas y los ganes