Vida y Destino la magistral novela de Vasili Grossman


 

Hoy, día en el que cierro el año en el blog, no me he podido resistir a la tentación de ofrecerles un comentario sobre una novela magnífica que debemos a la inspirada pluma de Vasili Grossman. Me refiero a “Vida y Destino” una de las novelas que como ya en comentado en anteriores ocasiones, a mi entender, forma parte de una trilogía que nos permite conocer perfectamente la evolución del pueblo ruso durante los siglos XIX y XX.

Las tres novelas son “Guerra y Paz” de León Tolstoi, “El Don apacible” de Mihaíl Shólojov y la que hoy pretendo glosar para ustedes: Vida y Destino de Vasili Grossman. En las tres novelas sus autores nos describen las vicisitudes que tuvo que afrontar el pueblo ruso en tres épocas distintas y que transformaron en gran medida a la sociedad que las sufrió. Tolstoi nos relata la lucha de la rusia zarista contra Napoleón, Shólojov explica, a través de la vida del pueblo cosaco, las consecuencias sociales de I Guerra Mundial y la Revolución Rusa y Grossman nos cuenta la cruenta lucha que sostuvieron durante la Gran Guerra Patriótica (II GM) los ciudadanos soviéticos contra el ejército alemán y las terribles consecuencias que sufrieron a cuenta de la espantosa locura estalinista.

Vasili Grossman nació con el nombre de Iosif Solomonovich Grossman el 12 de diciembre de 1905 y murió en Moscú el 14 de septiembre de 1964. Una niñera rusa cambió su nombre por el de Vasili, cosa que aceptó su familia. Su padre tenía convicciones socialdemócratas y se adhirió a los mencheviques, en cambio Vasili apoyó la revolución rusa de 1917. Grossman comenzó a escribir historias cortas estudiando en la Universidad Estatal de Moscú y más tarde siguió su actividad literaria al mismo tiempo que trabajaba como ingeniero en la región ucraniana de Donbass.

A mediados de los años treinta Grossman dejó su trabajo como ingeniero y se dedicó en exclusiva a la escritura. Hacia 1936 ya había publicado dos colecciones de historias y en 1937 fue aceptado en la privilegiada Unión de Escritores. Durante la Gran Purga su compañera y algunos de sus amigos y parientes cercanos fueron detenidos. Durante meses presentó una solicitud a las autoridades para que liberaran a su mujer, cosa que ocurrió en 1938. En la Gran Guerra Patriótica, acompañó al Ejército Rojo durante su ofensiva, como corresponsal de guerra para el periódico Krasnaya Zvezda (Estrella Roja), a partir de la batalla de Stalingrado hasta el fin de la guerra en Berlín.

Durante la guerra Grossman describió la limpieza étnica llevada a cabo por los nazis en Ucrania y Polonia y asistió a la liberación de los campos de concentración de Treblinka y Majdanek. Su artículo “El infierno de Treblinka” fue usado en los juicios de Nuremberg como evidencia de la persecución que ejercía el régimen nazi.

Su obra cumbre está considerada “Vida y Destino”, una novela sobre la II Guerra Mundial, que muestra los estragos causados por dos totalitarismos: el nazi y el estalinista. Esta obra fue prohibida por el régimen de Kruschev. La KGB confiscó los borradores e incluso la cinta de la máquina de escribir que había utilizado el autor. En los años ochenta se recuperó una copia del manuscrito y la novela se publicó fuera de la Unión Soviética. En España vio la luz una edición traducida del francés y no directamente del ruso. En 2007, por fin Galaxia Gutenberg publicó la novela en español, traducida directamente del ruso.

“Vida y Destino”, es una novela que me parece fundamental para conocer algo mejor la historia de la URSS, pero sobre todo la vida de los soviéticos bajo el régimen de Stalin, una obra escrita por alguien que sufrió muy duramente ese régimen.

Quiero advertir que en "Vida y Destino" se van a encontrar ustedes con más de cien personajes principales e infinidad de personajes secundarios y si a eso añadimos la dificultad que entraña el uso indistinto del patronímico o del apellido o la utilización frecuente de diminutivos para identificar al mismo personaje, la verdad es que la lectura se hace complicada. Pese a esa dificultad es una novela que hay que leer, un magnífico relato que nos va a enfrentar a posiblemente a la mayor tragedia del siglo XX: La II Guerra Mundial, el holocausto judío, el cerco de Stalingrado y las purgas de Stalin en la Unión Soviética.

En esta novela Grossman nos va a contar la historia de la gente normal y corriente, cargos intermedios del PC, panaderos, físicos, campesinos, soldados, milicianos, madres, novias, amantes, todo un catálogo de personajes capaces de lo más abyecto pero también de lo más sublime. Soldados alemanes, SS, prisioneros en los campos de concentración, etcétera.

Estremece la capacidad que tienen los regímenes totalitarios para de evitar el pensamiento libre, en ellos nadie se atreve a hablar con nadie de una manera franca y asistiremos a lo largo del relato de Grossman a la abyecta capacidad de muchos para justificar lo injustificable. Nadie detiene a los inocentes esa es una frase que se repite con frecuencia. El Partido y sobre todo el Padrecito Stalin no se pueden equivocar y personajes con una brillante capacidad intelectual son capaces de justificar las sangrientas purgas de los años treinta, cuando Stalin desmanteló al ejército soviético en una paranoica persecución de enemigos del Estado que nada más existían en su calenturienta imaginación. O la persecución y la condena a morir de hambre que sufrieron tantos y tantos campesinos, todo era justificable en nombre del Estado y de Stalin, todo era justificable, como digo, por parte de tantos y tantos ciudadanos soviéticos que vivieron y murieron bajo la bota del padrecito.

Grossman nos describe el desgarrador escenario de la batalla más sangrienta de la historia, en la que perdieron la vida dos millones de personas entre combatientes de ambos bandos y población civil. El escritor describe los aspectos más abyectos, y los más sublimes, de la condición humana; con idéntica capacidad a la de otros maestros de la literatura rusa para descender a los infiernos del ser humano, Vasili Grossman compuso una gran sinfonía épica y recreó en un gigantesco friso de más de mil páginas la tragedia humana bajo el totalitarismo, la imposibilidad de sobrevivir a la barbarie nazi y al terror del régimen estalinista.

Como ya les he dicho es una novela que hay que leer, creo que es de una importancia capital para comprender el giro que provocó en la URSS su victoria sobre Hitler, esa victoria permitió la creación del imperio soviético que duró más de cuarenta años. Cuarenta años de terror y de muerte, de pueblos enteros deslocalizados, etc.

Grossman no pudo ver su obra publicada, nosotros tenemos la oportunidad de leerla, creo que no deben dejar pasar la ocasión, Más de mil páginas de una literatura que llega a lo más profundo de la sensibilidad del lector. Yo desde luego la recomiendo sin ningún tipo de problema. La leí hace años y me ha gustado mucho más ahora.

Hasta aquí hemos llegado. Con esto y un bizcocho me despido de ustedes hasta el próximo día ocho... de enero. Fecha en la que si Dios quiere espero que volvamos a encontrarnos por aquí. Hasta ese momento disfruten ustedes de la Navidad y festividades anexas. Les deseo una feliz Navidad y un próspero año 2022. Cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan ustedes he publicado una novela negra "Al madero no le gusta la ropa vieja" cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí



Comentarios

Entradas populares de este blog

"La velocidad de la Luz". Javier Cercas escribe sobre la capacidad del hombre para hacer el mal

La Tierra del Sur de Alberto Pertejo-Barrena. ¿Fantasía o premonición?