lunes, 25 de octubre de 2010

Valeriano Gómez, ministro para dar disgustos

Hace unos días nuestro dilecto presidente el Sr. Zapatero, tras darse cuenta que se encontraba contra las cuerdas decidió o “lo decidieron”, vaya uno a saber, llevar a cabo una profunda crisis de gobierno.

Una remodelación que en vez de proponer a la ciudadanía un Consejo de Ministros eficiente que pusiera remedio al paro, al déficit, etc., en definitiva que gobernara protegiendo el interés general de la nación y de sus ciudadanos, nos dio otra vez gato por liebre y lo que nos presentó no ha sido otra cosa que un eficiente Comité de Campaña Electoral con el que pretende llegar en las mejores condiciones posibles al 2012, año electoral que se avecina negro pero que muy negro para las aspiraciones socialistas.

Al día siguiente el flamante Vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba confirmaba las peores sospechas, manifestaba que ZP había organizado un gobierno de “comunicadores” que está claro significa, para cualquiera que quiera comprender, que los componentes de este gobierno son personas que se van a dedicar a hacer propaganda electoral como primera prioridad.

Entre los nuevos ministros se encuentra Valeriano Gómez que antes de ponerse a trabajar se ha lanzado a “comunicar”, no se sabe si habrá hecho algo en el Ministerio pero sí hemos podido leer, oír y ver al Sr. Ministro transmitiendo sus opiniones a los medios de comunicación. Está claro que no hay ministro que se atreva a llevarle la contraria a Rubalcaba, el trabajo puede esperar, las declaraciones desde luego, no.

Y ¿qué ha dicho Valeriano I El sindicalista?, pues varias cosas que ponen los pelos de punta. En primer lugar ha censurado la reforma laboral que su antecesor había propuesto y ha manifestado que no comparte el actual planteamiento de la reforma de pensiones que ha hecho el Gobierno que, como todos sabemos, se fundamenta en el alargamiento de la vida laboral, para así garantizar las prestaciones a los pensionistas de dentro de unos años.

Cabe hacerse una pregunta si Valeriano Gómez no está de acuerdo con la reforma laboral, presentada por Zapatero, y tampoco le parece bien lo de las pensiones ¿qué diablos hace este militante de UGT al frente de un ministerio que, precisamente, debe llevar a buen fin ambas cuestiones?

Pero no contento con expresar su disconformidad con las resoluciones del Gobierno del cual ahora forma parte, nos advierte que no serán bastantes las medidas de reducción de gasto por lo que es inevitable aumentar los ingresos estatales por la vía fiscal. Para que no haya ninguna duda, hay que subir los impuestos y punto pelota.

Dice D. Valeriano Gómez que: “las reformas no solamente deben contemplar la reducción del gasto en el futuro, sino el aumento de los ingresos haciendo que los impuestos colaboren más en la financiación de un sistema como el nuestro, que no puede descansar exclusivamente en las cotizaciones sociales”.

Hace pocos días Díaz Ferrán de la CEOE, nos decía que había que trabajar más y ganar menos y ahora Valeriano Gómez del Gobierno y de la UGT, que se le ve el plumero, nos dice van ustedes a trabajar más, su pensión se va a ver reducida y además van a pagar más impuestos para recibir menos.

Creo que los dos podrían formar un equipo temible. ¿Qué es exactamente lo que nos dice el flamante Ministro de Trabajo e Inmigración? Pues es muy fácil de explicar, desagradable, inadmisible pero muy fácil de entender. Nos dice, ustedes van a trabajar dos años más y les vamos a calcular la base de la pensión, de acuerdo a lo que usted haya aportado en los últimos veinte años de su vida laboral, lo que significa que va a tener una pensión más baja y mientras usted aporta más años de cotización para cobrar menos pensión, va a pagar usted más impuestos. Y  por si cabía alguna duda, le salió el rejo sindicalista y advirtió que invertir en un sistema privado de pensiones no tiene futuro.

No es admisible que este gobierno que se presentó y se presenta como el adalid de las políticas sociales a cuenta de las necesidades que ellos han creado con una política suicida de endeudamiento, nos expliquen que vamos a tener pensiones más bajas, que nos tocará trabajar hasta los 67 años, que para cobrar la pensión máxima van a tener que cotizar 40 años en vez de 35 y de postre nos van a subir los impuestos.

Con este gobierno “amigo” para qué necesita uno enemigos. No ganamos para disgustos y encima Valeriano disfruta “comunicando” las desgracias que nos esperan.


1 comentario:

  1. "haciendo que los impuestos colaboren más en la financiación de un sistema como el nuestro"

    Una subida de impuestos planteada con estas palabras...parece casi amable. De ahí la importancia de los comunicadores. Interesa y mucho al Gobierno una estrategia como ésta.

    ResponderEliminar