sábado, 14 de abril de 2012

El palo y la zanahoria

Montoro explicando las medidas contra el fraude fiscal


Hoy 14 de abril, supongo que habrá quién haya supuesto que hablaría de dos sucesos  importantes que en esta fecha cumplen años. Me refiero como habrán podido adivinar al Titánic y a la II República española. Dos “inventos” estupendos de los que se proclamó en su momento su importancia y bondad garantizada y que terminaron en auténticos desastres, demostrando que las cosas pueden ser buenas, muy buenas y aun excepcionalmente buenas, pero que si no se utilizan como Dios manda, pueden acabar y de hecho frecuentemente acaban muy  mal.

Eso fue lo que sucedió con el moderno, seguro, lujosísimo, veloz e insumergible trasatlántico Titánic que hoy hace 100 años se hundió en un accidente absurdo, perfectamente evitable, que llevó a la muerte a gran parte de su pasaje y tripulación y que nos sugiere un inevitable paralelismo con lo que años más tarde le sucedió a la II República, que en un día como hoy del año 1931 se proclamó en España, llenando de alegría a muchos españoles y que terminó como el célebre rosario de la aurora del cuento. Podría añadir al festivo recorrido la decapitación de Hermenegildo, santo del día y príncipe godo, al que  en el año 585 le aplicaron un “afeitado” radical en Tarragona  a cuenta de unas diferencias de criterio con Leovigildo, rey de la Hispania visigoda y padre del descabezado, pero va a ser que no.

Entiendo que tenemos desastres más próximos y que inciden en nuestras vidas mucho más directamente que los que he mencionado unas líneas más arriba, así que me van a permitir que comente las medidas contra el fraude que anunció el ministro Montoro va a poner en marcha el actual gobierno. Y lo hago porque me parece que la lucha contra el fraude es vital  y más en los tiempos en los que vivimos. Tan importante es el fenómeno y tan a la vista convive con nosotros que no ha habido gobierno que se precie en este país que no haya montado su particular sistema de lucha contra el fraude fiscal, aunque haya que subrayar porque es cierto que en general han tenido muy poco éxito.

El fraude y la economía sumergida, sea por lo de “país de pícaros” que se esgrime hasta con complacencia o por suponer que combatir su existencia crearía a los gobiernos, que con la boca chica afirmaban que iban a perseguirlos, más problemas  que soluciones, se han quedado casi siempre en triste agua de borrajas. ¿Motivos? Pues se ha argumentado, al menos desde que tengo memoria, que por un lado se incomoda a los poderosos y que eso no resulta prudente y por otro se carga contra los más necesitados que se apuntan a lo de la economía sumergida para conseguir sobrevivir, lo que no resulta nada popular. Así que, sea por lo que sea, lo de la lucha contra el fraude, en cualquiera de sus dos versiones, no ha tenido jamás demasiado éxito.

Entiendo que como los dos “inventos” que hoy aparecen en las efemérides, las cosas además de ser buenas, justas, saludables, equitativas y necesarias, requieren obligatoriamente del cuidado y del impulso de sus creadores para que tengan el efecto deseado. Esperemos que esta vez lo que nos explicó Montoro tenga éxito, porque de no tenerlo, el dinero que no se ingrese por esa vía, nos lo van a sacar de las costillas a los que Hacienda nos tiene bien localizados, ya saben la fiel infantería o “los de siempre”, que para esos estamos los asalariados, para que nos jostidien todo lo que puedan, que así es la vida y tampoco es que yo tenga mucha fe en que vaya a cambiar la dirección del viento, pero está claro que al menos hay que intentarlo.

No voy a comentar lo que el PSOE opina sobre el asunto, porque sé que cualquier medida que adopte el gobierno va a tener a los de Rubalcaba radicalmente en contra y por tanto ni me he preocupado en escucharlos. A mí la canción me suena bien, aunque me suceda como con las canciones en inglés que a veces no entiendo demasiado bien la letra, en ese aspecto me han ayudado mucho las opiniones que sobre estas medidas ha expresado la  Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado que estima que lo que propone el Gobierno para luchar contra el fraude fiscal supone el “reforzamiento legal más importante de la inspección en una década” y que incluye medidas muy positivas para combatir con éxito la economía sumergida.

Ciertamente me reconforta la opinión expresada por unos profesionales a los que les gusta la música de la canción y además comprenden perfectamente la letra. Espero que las medidas anunciadas sirvan para combatir el fraude fiscal en todos sus aspectos, me reconforta especialmente la decisión de evitar la prescripción de las cuentas no declaradas en el extranjero, que sirve para hacer más justa y equitativa la lucha contra el fraude y produce el acicate necesario para que aquellos que tengan dinero oculto a la Inspección se decidan a aflorarlo ahora, aprovechando la medida de gracia ofrecida por Montoro hace unas fechas.

Comprendo que habrá quien piense que de nada sirve lo que se propone, que las medidas inevitablemente demostrarán su ineficiencia a lo largo del período de su aplicación o que no se ataca con la suficiente dureza al fenómeno, mientras otros hablarán de las limitaciones a la libertad individual que suponen, etc., etc. Personalmente entiendo que son medidas necesarias, tengo claro que resulta mucho más lucido y aparente lo de perseguir a los poderosos y a su dinero negro escondido en exóticos paraísos fiscales, pero también habrá que reconocer que lo de cobrar en “negro”, emitir facturas falsas amparándose en el ya viejo sistema de módulos, trabajar sin contrato y un largo etcétera de cuestiones sobradamente conocidas, son conductas antisociales y fraudulentas que colaboran de manera muy importante a la insoportable cuantía del fraude fiscal en España, que no nos podemos permitir.

Montoro exhibió en primer lugar la zanahoria de la “amnistía fiscal” ahora muestra el palo, creo que es un sistema primario pero que desde siempre ha obtenido resultados. Se podrá estar más o menos de acuerdo con algunas de las medidas, seguro que son mejorables, pero modestamente he de decir que forman un conjunto que debe ponerse en marcha cuanto antes, porque no nos podemos permitir ni un día más, la existencia de ese atroz e injusto fraude fiscal del que muchos se benefician y cuyas consecuencias pagamos otros.

Que así sea.

5 comentarios:

  1. Cualquier persona normal desea que los defraudadores paguen su delito, que el que utiliza el dinero negro sea metido en vereda de forma radical por una justicia inflexible
    Y aquí esta la cuestión ¿ Como demonios va a pedir el Gobierno inflexibilidad fiscal si los políticos son los primeros defraudadores, los primeros ladrones, los chorizos mas grandes que tenemos en España?
    Con que cara va a pedir carcel para el que defrauda 30.000 euros cuando los politicos andaluces han robado mas de mil millones de euros?.
    Hay que dar ejemplo y la fiscalia lo primero que debe hacer es controlar a los defraudadores que arropados en sus caros políticos consideran que esto es jauja, SU Jauja, el tribunal de cuentas debe instar a la fiscalia a hacer una inspeccion en las comunidades autonomas que saque a la luz a los defraudadores y a los ladrones.
    Por otra parte las sicab son una forma de defraudar muy elegante y también deben ser revisadas.
    Ahora bien , me pregunto si un político va a fiscalizar los chanchullos de otro político y viendo el resultado del caso Bono me temo que la respuesta es no.
    De manera que como siempre pagara el pato el grasillas de taller y se librara el Albertos de turno.
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Pero realmente crees que darán resultado? …
    Realmente están interesados cuando muchos de este gremio se verían afectado?
    No te parece una medida a la desesperada y de cara a la galería .?
    El resultado será de tan corta repercusión en nuestras arcas que esto quedara en humo, pues hay y habrá picaresca en este jugoso pastel donde muchos y muchas empresas hacen su agosto…
    Saludos y espero seguir este buen blog…

    ResponderEliminar
  3. Todos deseamos que los que no pagan, paguen o lo "paguen", pero que estos tíos no nos hagan pagar 2 veces al resto que aportamos...
    http://www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/feijoo-necesitamos-gente-financie-servicios-publicos/idEdicion-2012-04-14/idNoticia-741432/

    ResponderEliminar
  4. todo esto que he leido es lo que yo ya intuia, como van a denunciar y poner las leyes mas fuertes, si ellos pueden caer en la misma tenteción de llevarse lo que no es suyo, para que luego las leyes que ellos han puesto recaigan sobre ellos mismos, que no,!! que es mas facil pasar por alto y aqui no pasa nada, y para eso estamos los pringaos de turno para pagar el pato, asi que vamos a seguir con las mismas que ya estabamos, por si acaso nos metemos con los altos cargos y se nos cae el pelo,asi que mientras el pueblo aguante los guantazos para ellos, esto es lo que creo que hay,!!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la informacion a mi me has ayudado

    ResponderEliminar