viernes, 13 de abril de 2012

El petróleo y Canarias

Una plataforma petrolífera


Éste es el texto de una colaboración que he publicado en “Crónica de Fuerteventura”, hoy lo cuelgo aquí para satisfacer la petición de un amigo que se extrañaba que no hubiera opinado sobre el tema del petróleo. Lo he hecho con cierto retraso que se corresponde con la demora de la publicación de Crónica y me he permitido cambiar su título, espero que excusen ambas licencias.

En ocasiones uno tiene que hablar sobre asuntos que le crean una profunda incomodidad y que preferiría ignorar, me refiero  al asunto del petróleo y de las investigaciones que se proponen llevar a cabo en el brazo de mar que nos separa de Marruecos. No voy a dar mi opinión sobre el qué del problema, no voy a alinearme con ninguno de los dos bandos que han entrado en confrontación y que están empeñados en convertir el hecho y su debate en una pelea entre malos y buenos, porque en realidad el desarrollo de ese debate – por llamarlo de alguna manera – se ha convertido en una agarrada feroz entre malos y peores y conste que lo lamento.

La experiencia me dice que cuanto más grave es un asunto, cuanto más peligrosa una situación su posible solución pasa por aplicar la mayor dosis posible de calma, reflexión y racionalidad y desde luego hay que huir obligatoriamente del atajo y de la visceralidad. Por eso de manera automática en cualquiera de los sucesos graves ante los que me ha situado mi existencia o cuando la vida y su circunstancia me obligan a elegir, procuro evitar las soluciones que pasan por el ruido, el escándalo y sobre todo la irracionalidad.

No entiendan esta afirmación como una crítica a una de las dos opciones que se nos presentan, ya he dicho que no me gusta como lo hacen ninguna de las dos, ni tampoco se les ocurra pensar que critico la opinión de los ciudadanos que como yo, son muy libres de expresarla por muy  distinta o parecida que sea a la mía; aunque sí quiero hacer una reflexión, que seguramente no va a gustar a nadie, ni a mí me produce placer alguno publicarla.

Creo que ni el Gobierno de Canarias ni el Cabildo de Fuerteventura pueden proclamarse defensores de las energías renovables porque su ejecutoria se lo impide, conste que hablo de las instituciones y no de sus servidores para que esto que afirmo, que es una verdad como un templo, no se entienda  como una crítica que nace de una determinada posición política.

Resulta curioso que un ciudadano como yo, que abriga numerosas dudas sobre esa especie de bálsamo multiusos que se supone son las energías renovables, lleve unos cuantos años manteniendo públicamente que, en el caso concreto de Canarias en general y Fuerteventura en particular, resulta suicida el mantenimiento de un modelo energético basado exclusivamente en el consumo del petróleo, mientras que los gobernantes de este trozo de planeta, que se han proclamado desde siempre defensores a ultranza de las energías renovables, no han hecho prácticamente nada por su implementación y lo poco que han hecho, ha sido para intentar controlar su utilización de manera que las energías renovables no sean una solución global para todos, sino por el contrario negocio sólo para algunos elegidos.

No quiero que este “pequeño” detalle me desvíe de otras cuestiones. Voy a dar por cierto que lo que se nos cuenta va a suceder si las prospecciones se llevan a cabo; pero si lo que ha aprobado el gobierno central nos condena de manera irremisible a la muerte como sociedad, si es cierto que no podremos subsistir porque el turismo huirá de nuestras playas, si irremediablemente moriremos de sed porque nos resultará imposible potabilizar el agua del mar contaminada por cientos de miles de toneladas de petróleo centralista, si va a ser cierto que los pescadores tendrán que licuar sus capturas y vender el líquido resultante en las gasolineras, si los que sobrevivan, sufriremos una suerte parecida al mundo que nos describe Cormac McCarthy en La carretera, si todo eso es cierto y lo de las prospecciones lleva en el aire hace bastante más de diez años, tengo que hacer una pregunta ¿cuándo van a dimitir nuestros dirigentes?.

Si éstos sabían lo que iba a ocurrir, porque eso lo sabíamos todos, me pregunto si no hubiera sido mejor que las Islas hubieran constituido un auténtico escaparate de la utilización de esas energías renovables para que esa realidad nos pudiera servir de argumento de peso en esta discusión. ¿Cómo podemos alinearnos con quiénes son los responsables del indecente retraso que ha sufrido el Plan Energético de Fuerteventura? ¿Cómo puedo admitir que los mismos que con una mano autorizan la implantación de nuevas turbinas en la vieja y contaminadora central térmica de Puerto del Rosario, con la otra estén ahora pintando pancartas en defensa de la naturaleza y proclamando urbi et orbi la bondad de las energías renovables, cuya utilización  precisamente se han empeñado en impedir o al menos en controlar?

No me gustaría pensar que cuando se habla de plataformas petrolíferas haya quien en realidad piense en colegios electorales; que cuando se habla de contaminación marina, de la muerte de la naturaleza y de nuestro modelo de vida, realmente lo que se esté pensando es en un jugoso recuento electoral; sería dolorosísimo suponer siquiera, que esta campaña que se nos vende desde las instituciones y nadie sabe quien financia, no sea otra cosa que una maniobra para crear artificialmente un activo reivindicativo que sirva al provecho partidista de algunos.

Pero si realmente lo que sucede - no tengo porque pensar mal de nadie - es que los que nos gobiernan se han topado con una realidad que no han sabido prever y de golpe han visto la luz, se han dado cuenta de la enormidad de sus errores y con horror asumen que se han equivocado gravemente y no han sabido defender nuestros intereses condenando definitivamente nuestro porvenir y el de nuestros hijos, si eso es así, si eso es lo que nos están diciendo, que dimitan ipso facto.

¡No, qué disparate! dirán algunos, ¿no? pues  no lo entiendo. Porque me da que pensar que el esfuerzo que se ha hecho - del que algunos se  benefician  por la vía directa, la indirecta y naturalmente de la circunstancial - por atemorizar a la población y situar la protesta entre lo tremendista y catastrófico, bordeando lo irracional, pudiera no servir para otra cosa que para tapar las vergüenzas de unos cuantos, que son los que se van a beneficiar del asunto, tanto si las dichosas prospecciones se producen, como si no. Porque beneficio para algunos privilegiados, seguro existirá en la solución que dé la razón a cualquiera de  los dos bandos.

Este es un asunto que habría que resolver con criterio, todo lo que no sea hacer pedagogía, mostrar con claridad las dos caras que como mínimo tendrá la moneda de las prospecciones, solo sirve para hacer demagogia, que como saben sobre todo nuestros dirigentes – y observen que no digo gobernantes -  no es otra cosa que la “Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder”

Así que como siempre por aquí, tras cornudos, apaleados. Sólo en eso, sálvese el que pueda, se ponen de acuerdo los componentes de la clase dirigente en Canarias. Que triste sino el nuestro.


6 comentarios:

  1. En su momento comente la noticia en mi Blog y me alinee con los que no desean que sus aguas sean contaminadas, sus costas destrozadas y el modo de vida canario reventado por un supuesto beneficio petrolífero que yo no creo que vaya a ser real, Tengo casa en Lanzarote desde hace muchos años y conozco bastante bien la problematica de las islas, estas prospecciones a los unicos que van a dar alas es a la banda de inutiles que amparados en un ecologismo de revista viven de y para crear problemas, va a dar de comer a todos los bandarras que fagocitan los movimientos ecologicos, y sobre todo va a alimentar a los memos que nos llaman Godos simplemente porque somos españoles nacidos en la Peninsula, lo cual no es mi caso, pero da igual, a rio revuelto ganancia de pescadores
    Las leyes españoles son un desastre que no van a proteger las costas de las Islas, las torres y las plataformas petroliferas no van a ser un buen reclamo para el turismo, turismo que ya de por si esta muy degradado, el posible beneficio de 4 va a ser la destrucción del habitat y sobre todo va a hundir la economía Isleña que vive casi en exclusiva del Turismo.
    Por lo demás estoy ABSOLUTAMENTE convencido que haya o no haya petroleo en las aguas territoriales españolas los Franceses, los moros y los USA no nos van a permitir su extracción, de manera que nos vamos a cargar las Islas para nada.
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/2012/03/el-gobierno-pretende-destruir-lanzarote.html

    ResponderEliminar
  2. Parce que cada día los españoles son mas catetos, decir que no van los eeuu, explotar, en Canarias si hay petroleo, es de ser poco inteligente, somos soberanos y nadie nos lo va a prohibir,y Canarias si lo hay , tendrá una riqueza y se quitara el subdesarrollo , que tiene , fijaros , lo que era Nourega antes de tener Petroleó, y ahora es una de las mayores rentas percapita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la plataforma subsahariana que linda con las canarias parece que hay petroleo, pero según todos los indicios esta en aguas saharianas o lo que es lo mismo Marroquies.
      En cualquier caso los Britanicos ya exploraron dicha zona en 2002 y no encontraron el petroleo, los moros NO están buscándolo, de manera que todo este lio me parece una especulación puesta en marcha por los políticos para desviar la atención y hacer ver que hacen.
      Por otra parte si la bolsa de petroleo esta en aguas marroquies las grandes petroleras NO nos van a dejar ni acercarnos, Noruega es un pais soberano, el petroleo esta en sus aguas y no vive del turismo, Canarias si y si por casualidad se encuentra petroleo y este se puede comercializar a Canarias como region no le llegara un Euro, a las cuatro familias de siempre si, pero eso NO es Canarias.
      En cualquier caso se va a destrozar la zona para nada
      Canarias necesita potenciar sus riquezas naturales que son las fuentes de su estabilidad económica y necesita, por supuesto, cargarse las mafias familiares que han destrozado las islas.
      Eso es todo
      http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

      Eliminar
  3. Nomalmente la demagogia nubla la razón y los sentimientos no son argumentos. En este asunto puede suceder así.
    ¿Por qué no se reconocen realidades y se plantean enfoques de acuerdo con ellas, en el HOY?
    Las energías renovables son más limpias y "bonitas", aunque muy caras, invadan la imagen turística con sus "ventiladores", etc.
    HOY aún el petróleo es la primera fuente de energía en el mundo en que vivimos. Y no parece muy ético que dejemos a los demás que lo produzcan y asuman los riesgos, mientras nosotros gocemos los beneficios.
    HOY estamos donde estamos. Como mero ejemplo,¿podemos cambiar todos nuestros coches por solamente eléctricos, pues los híbridos también usan derivados de petróleo?
    Sé que Vds. saben esto también. Actuemos en consecuencia en la realidad de HOY, sin, por favor, alegarme el mundo que vamos a dejar a nuestros hijos...tal vez lleno de ventiladores.
    Y vean que no he tocado el tema de la energía nuclear...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón
      Supongo que algo asi debio pensar el Ministro que decidio cargarse la Bahia de Algeciras instalando la refinería que la destruido.
      Destruir una zona llena de posibilidades en busca de un hipotético petroleo me parece poco logico
      En cualquier caso da igual lo que yo opine, el Gobierno ya ha decidido por mi
      El resultado...mañana
      http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

      Eliminar