martes, 10 de abril de 2012

Entre un gobierno autista y una oposición demagógica

¡Apúntate al gasto!. El PSOE te necesita

En estos momentos tan difíciles que estamos sufriendo y los que desgraciadamente  nos quedan todavía por pasar, llama la atención la absoluta incoherencia de la postura del PSOE ante los problemas que vivimos. Desde Ferraz se hace una exhibición de la utilización de la célebre ley del embudo según se trate de asuntos que interesan al PSOE directamente o si por el contrario se habla de problemas que nos afectan a los españoles como nación.

Desde la toma de posesión del actual gobierno y aún antes, se observan unas exigencias que no están justificadas. Ayer comentaba a una lectora que hacía tabla rasa y mantenía que los socialistas y los populares son los mismos perros con distintos collares,  que unos - los de Rubalcaba - habían tenido ocho años para hacer lo que habían hecho y así demostrar que eran una nulidad como gobierno, mientras que a Rajoy parecía que se le exigiera la instantaneidad en la aplicación de medidas milagrosas que solucionaran nuestros problemas en cuatro días.

Parece que hay un sector de la opinión pública que está muy molesta con el gobierno porque “todavía” no ha arreglado el desastre en el que vivimos. Entre ellos se encuentra el electorado “progresista” que parece creer en la existencia de los milagros y subraya la incapacidad de Rajoy para llevarlos a cabo. Bien, eso entra dentro de la habitual política del PSOE que desde siempre ha pedido imposibles a sus adversarios para seguidamente criticarlos con acritud por no llevar a cabo acciones, medidas y soluciones que el PSOE conoce como imposibles.

Y este es el caso, estamos en una situación muy difícil, pero para llegar a ella el PSOE trabajó en la dirección equivocada, eso está claro, durante ocho años. A pesar de su empeño les resultó imposible conseguir sumirnos en esta miseria en cuatro días. Nuestra actual situación se debe a la acción de un gobierno que durante ocho años trabajó denodadamente para conseguir la ruina del país ante el silencio de unos y los aplausos de otros. A pesar de ello parece que nadie esté dispuesto a conceder un plazo razonable al gobierno popular. Esto resulta grave, pero no es lo peor, lo peor es advertir como se reciben todas las medidas del gobierno, desagradables ciertamente pero a las que no se les da siquiera la oportunidad a que demuestren, sino su bondad, sí al menos su eficacia.

A esta cuestión colabora de manera entusiasta el propio gobierno que está llevando a cabo una política de comunicación difícilmente justificable. Baste ver como se ha planteado el último recorte – último por ahora – que afecta a las partidas de Educación y Sanidad. Cualquiera que lea la prensa sabía de las reuniones del gobierno con los responsables autonómicos de los dos sectores afectados, advirtiendo de los inevitables recortes en cuestiones tan sensibles. Pues a pesar de ello Rajoy y su gente han conseguido que la medida prevista haya parecido una ocurrencia que se ha puesto en marcha de manera improvisada y a la carrera.

¿Y el PSOE qué hace?, pues salir a los medios y organizar su particular jeremiada, Elena Valenciano no debe ganar para ropa, porque se pasa el día rasgándose las vestiduras ante las cámaras de la televisión. Se exige la presencia de Rajoy en el Congreso para que dé las explicaciones pertinentes, pero advierten que no van  a admitir el recorte establecido en 10.000 millones de euros, una cantidad que afirman incidirá en la calidad de los servicios. Hablar de la calidad de la enseñanza pública, con el nivel de fracaso que sufrimos a todos los niveles en ese ámbito supone una burla al sentido común, pero vamos a dejar esta cuestión para otro día.

El PP afirma que recortará 7.000 millones en Sanidad y 3.000 en Educación. Es una medida dolorosa pero lógica, en todos los lugares de este mundo cuando llega el momento de recortar,  se mete la tijera a las partidas presupuestarias más grandes y esas están localizadas en Educación, Sanidad y Asuntos Sociales, es algo que cae por su propio peso, desgraciadamente es así. Pero vayamos a lo que quiero tratar, desde el PSOE se critica una medida que no dudan en tildar de apocalíptica porque les interesa, aunque creo que deberíamos empezar a reconocer, todavía no lo hemos hecho, que no somos ricos como país y además estamos en la ruina, por lo tanto los servicios públicos de los españoles, guste o no guste, deben acomodarse a esta realidad.

Al PSOE le parece mal el recorte, pero sin embargo le parece muy bien gastar en Andalucía el dinero que no tiene la Junta para contentar a IU  y que así Griñán pueda gobernar. Las medidas que proponen los de Valderas contienen propuestas como la de prohibir los desahucios por embargos inmobiliarios, crear una banca pública, dar cuatro meses de empleo público para todos los parados y crear una renta básica para todas las familias andaluzas.

Se niegan a que Rajoy recorte el gasto pero no dudan en poner en marcha medidas imposibles desde el punto de vista de un presupuesto realista, si con ello aseguran el gobierno de la Junta. Lo de las cuatro pagas para los 1,2 millones de parados que ha creado el PSOE en Andalucía suponen unos 2.500 millones de euros; mientras que la renta básica de 9.000 euros al año para las casi 3 millones de familias andaluzas supondrían  25.000 millones más, sumen a ello los fondos necesarios para crear la banca pública y ya estamos instalados otra vez en la montaña rusa del gasto disparatado fuera de nuestras posibilidades reales.

Por una parte se oponen a los recortes y por otra proponen gastos desmesurados que a nada conducen. No han aprendido nada, pretenden seguir en esa política zapateril de despilfarro sin control y que luego venga Europa a sacarnos del lío. El problema está en que Europa ya tiene bastante con lo suyo, como para soportar a estos iluminados que pretenden seguir viviendo, políticamente hablando, de la subvención a los amigos y del despilfarro populista.

Entre el gobierno que sabe lo que hay que hacer pero es incapaz de explicarlo a los ciudadanos y esta  oposición irresponsable instalada en la demagogia, la mentira y el populismo, vamos apañados.

¿Qué si le tengo fe a esto?, pues a decir verdad de fe ando justito tirando a mal, pero eso sí, procuro tener toda la esperanza posible, al fin y a la postre, es lo que nos queda.


6 comentarios:

  1. esta zorra como no esta siendo juzgada .. junto con los gobiernos socialistas

    un general franco e lo que necesitamos esta gentuza saliera por patas de este pais

    ResponderEliminar
  2. Esta, Valenciano´tiene mas poca vergüenza,tenía que estar en el banquillo,,y se pone, digna que es una de los muchos esquil madores socialistas que , han dejado,con un gran cráter,da asco verles mentir sin mover seles un músculo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario, anónimo por supuesto, no es digno de tu blog. Un saludo Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Hola Javier, he estado dudando, pero también publico comentarios de gente del "otro lado", que tampoco debiera publicar. Procuro contemporizar, eso sobre la publicación. Sobre el contenido del mensaje, coincido contigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Los españoles estan dispuestos a tragar lo que sea con tal de salir de esta situación y de hecho lo estan haciendo...y sin chistar
    Lo que no parece logico es que el Gobierno del PP este haciendo EXACTAMENTE lo contrario de lo que dijo que iba a hacer y encima no explique los motivos, no explique que sucede realmente, no explique que ha encontrado bajo la alfombra cuando llego al poder, no explique los motivos por los que sube los impuestos y recorta prestaciones mientras deja sin tocar los numerosos chanchullos de partidos políticos, sindicatos y aprovechados varios.
    Rajoy pidio el voto util, pidio mayoria absoluta para cambiar la situación y hasta ahora los españoles solo han visto mas de lo mismo, subidas de impuestos, despotismo ilustrado y lios entre unos políticos y otros.
    El PP esta defraudando a los que lo votaron
    Y lo esta haciendo a toda velocidad
    Los españoles NO han visto ni un solo gesto decidido, no han visto el cese fulminante del mendrugo que utiliza la tele pata hacer panegíricos del asesino Santiago Carrillo siquiera
    Rajoy o la frustración diría yo.
    Y Las malditas leyes socialistas siguen TODAS VIGENTES
    Es una vergüenza
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. A mi lo que me llama la atención es el mutismo de Rajoy, que no da la cara para comunicar con los españoles. Ya estoy pensando si se le hizo grande el puesto y no sabe por donde salir. Ya no sabe uno que pensar, Miguel. Está usando la mayoría absoluta para negar la comunicación al pueblo, mientras no la usa para hacer una buena limpieza en las instituciones.
    De la izquierda ya ni hablar, la falta de verguenza que presentan es inmensa. La Valenciano que dé ejemplo con la última subvención a sus fundaciones de crear empleo 2012 y crear empresas 2012, a ver cuantos empresas y puestos de trabajo logra crear. A lo peor emplea esas subvenciones en comprarse ropa nueva para sustituir la que a diario se rasga, como bien dices.
    Tiene mucha razón Esperanza Aguirre, fuera subvenciones a partidos, sindicatos, patronal y demás, y si me apuras un poco, fuera las CCAA que son un lastre, un nido de vividores insatisfechos a cual más ladrón y sinverguenza.

    ResponderEliminar