Si hablamos de Sudáfrica, hablemos de James McClure


Llevaba unos días buscando algún autor de novela negra que fuera el protagonista de la entrada que hoy publico. A primera vista puede parecer una labor sencilla, hay cientos de escritores que se dedican al género negro, miles diría yo, pero debo reconocer que en ocasiones me cuesta encontrar al autor que me parezca adecuado para el comentario en el blog porque de esos cientos o miles, conozco a los que conozco y he leído a los que he leído.

Así me encontró el domingo, tenía que escribir el comentario que hoy lunes publicaría y no había manera de que se me ocurriera un autor. Después de darle muchas vueltas a la mollera, se me vino a la cabeza, no el nombre de un escritor, pero sí el de un país del que creo que jamás he comentado nada y ya después de tener claro lo del país, todo fue coser y cantar. Creo, aunque tampoco es que esté muy seguro de ello, que no he publicado nada que tuviera que ver con un autor sudafricano y por ahí me llegó la salvación.

A los autores sudafricanos que se dedican al género negro podríamos dividirlos grosso modo en dos grupos: Los que escriben sobre la Sudáfrica del apartheid, independientemente de la fecha en la que fueran escritos sus relatos y los que escriben sobre ese país y sitúan sus tramas en la sociedad que nació tras la desaparición de aquel régimen tan duro e injusto.

Entre los primeros se encuentra el ya fallecido James McClure, que siempre ha sido un escritor que me ha gustado, aunque debo confesar que no he leído las ocho novelas de una magnífica serie que escribió, protagonizadas por una pareja compuesta por un teniente afrikáner blanco Tromp Kramer y por Mickey Zondi, un sargento bantú negro. Unos relatos en los que McCLure nos enfrenta a la cruel realidad de la sociedad sudafricana de los años 70 del pasado siglo durante el apartheid, aunque sería conveniente  señalar que el escritor se guarda mucho de hacer consideraciones morales explícitas. James McClure, se limitaba a describir en sus novelas lo que veía y dejaba que la ética y la madurez del lector le orientaran en la dirección correcta.

James Howe McClure nació en 1939 en Johannesburgo y pasó su infancia en Pietermaritzburg, en la provincia de Natal, Sudáfrica. Su familia era de origen escocés, trabajó como profesor de instituto, como fotógrafo comercial, compartiendo estudio con su amigo Tom Sharpe - que al tiempo demostró ser un magnífico especialista en novela humorística - y como periodista de sucesos en el Natal Mercury y en el Natal Daily News. Vigilado por la policía por sus comprometidos artículos, tras casarse y tener un hijo decide abandonar Sudáfrica en 1965, para no formar parte de un sistema que califica como repugnante.

Retoma su carrera periodística en Gran Bretaña, primero en Escocia y luego en Oxford y en 1971 publica su primera novela. A partir de 1974 se dedica a tiempo completo a la escritura. En 1986 retoma su carrera como periodista en The Oxford Times y en 1994 comienza a trabajar como editor de este mismo periódico y más tarde en el Oxford Mail. Desgraciadamente falleció en la ciudad inglesa de Oxford en 2006.

McClure es un excelente narrador. Describe lo que supuso el apartheid para los habitantes de Sudáfrica a través de la acción y de los diálogos de sus relatos, sin abrumarnos a base de moralinas, por el contrario lo hace desde la ironía y el humor. Denuncia la intención del poder blanco que no era otra cosa que “Mantener a los negros confinados en áreas de reserva bien delimitadas y que no anduvieran por el país como si fueran sus dueños”, afirma en su novela “La canción del perro” el último de sus relatos que publicado en el año 1991, pero que curiosamente es la precuela de la serie. 

En ella relata cómo se conocieron y comenzaron a trabajar juntos Kramer y Zondi y pone ante nuestros ojos de una manera muy realista, tal y como lo hace en toda la serie, la horrible pirámide social sudafricana nacida del perverso apartheid. A saber, en la cumbre de una sociedad enferma están los blancos de origen británico, en general, ricos; después los afrikáners, antiguos colonos de origen holandés, y en la base, y sin derechos de ningún tipo, los negros, los mestizos y otras etnias.

Los lectores van a encontrar en las seis novelas que por ahora se han publicado en España, mucha acción, tramas muy interesantes, diálogos ágiles, una buena dosis de humor, unos protagonistas y antagonistas perfectamente dibujados y mucho ritmo. McClure utiliza el género negro como crítica social del país que amó, cuyo funcionamiento lo disgustaba y del que acabó exiliándose.

A través de la relación entre el teniente blanco y el sargento negro y de los trabajos de investigación que llevan a cabo ambos, McClure va a profundizar en los males del apartheid, un régimen hipócrita y cruel que decía defender la cultura cristiana; conoceremos los conflictos entre los afrikáners, descendientes de los primeros colonos llegados a la zona y los blancos  de origen británico, que constituyen el núcleo del poder político y financiero del país; el odio nacido de los prejuicios raciales; la abismal pobreza de los negros, descendientes de las gentes que en su momento gobernaron aquella tierras; y pone de relieve un fenómeno  que quizás haya tenido poco reconocimiento, cuando lo cierto es que resulta de una relevancia terrible, hablo del racismo interiorizado por parte de la gente de color, que al final, machacados por el sistema, sienten una suerte de autodesprecio.

Creo que puedo aconsejar la lectura de las novelas de McClure con la conciencia tranquila; por una vez voy a recomendarles comenzar por la última que publicó nuestro autor, “La canción del perro” que al fin y al cabo es la precuela de la serie; pero estoy seguro de que cualquiera de ellas les satisfará. Les dejo la lista de novelas que conforman la serie protagonizada por Kramer y Zondi. Las dos  cuyo título sólo está en inglés, son las que no se han publicado en España, al menos por ahora. Del resto, la última cifra que aparece entre paréntesis es la fecha en que se editaron o reeditaron en nuestro país:

Libros de Kramer y Zondi

El cerdo de vapor (The Steam Pig, 1971) Editorial Júcar (1989)

El leopardo de la medianoche (The Carterpillar Cop, 1972) Editorial Funambulista (2005)

El cazador sordo (The Gooseberry Fool, 1974) Reina de Cordelia (2013)

Piel de serpiente (Snake, 1975) Reina de Cordelia (2014)

The Sunday Hangman, 1977

The Blood of an Englishman, 1980

El huevo ingenioso / El huevo con truco (The Artful Egg, 1984) Puzzle Ediciones (2007)

La canción del perro (The Song Dog, 1991) Reino de Cordelia (2012).

Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere y a ustedes les queda paciencia nos veamos por aquí el próximo miércoles. Cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan la mayoría de ustedes, acaban de publicarme una novela negra que se titula "Al madero no le gusta la ropa vieja", cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que  investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí

Comentarios

Entradas populares de este blog

A Pablo Iglesias lo han tranquilizado y se le ha soltado la lengua

¿Será que se drogan?

Casado derrota a Pedro Sánchez