"La casa de los siete pecados" Mari Pau Domínguez novela sobre la lujuria de Felipe II


 

Hoy quiero comentarles el libro “La casa de los siete pecados” de Mari Pau Domínguez, una ficción que en su momento llamó mi atención por dos motivos. En primer lugar porque era una novela histórica, uno de los géneros que más me gustan y por otra parte protagonizaba el relato Felipe II aquel monarca español que fue conocido por sus enemigos como el Diablo del Mediodía. La autora recrea en torno a esa figura la historia de sus amores prohibidos y a través de esas relaciones nos presenta a un Felipe II bastante distinto de la figura que nos presenta la leyenda negra o la versión más edulcorada de la historia oficial.

Mari Pau Domínguez nació en Sabadell en el año 1963, es periodista y escritora. En sus comienzos profesionales trabajó en Barcelona para Televisión Española, para posteriormente trasladarse a Madrid. A lo largo de su carrera profesional ha trabajado y ocupado puestos directivos en distintas cadenas de radio y televisión.

Publicó en el año 1993 “La ex siempre llama dos veces” su primera novela. A partir de ahí, ha publicado una serie de novelas, algunos ensayos y un poemario. En el año 2008 publica “El diamante de la reina” con la que obtuvo un gran éxito de ventas; creo que a partir de ese éxito nace la afición por la novela histórica de la autora. Animada por su éxito publica al año siguiente el relato que hoy comentaré para ustedes que se titula como ya he dicho “La casa de los siete pecados” con la que consiguió el I Premio Caja Granada de novela histórica.

La novela comienza cuando en una obra que se lleva a cabo a finales del año 1882, en un edificio que se conoce en Madrid como la casa de las siete chimeneas, unos obreros se encuentran con un esqueleto, al parecer de mujer, que en sus manos mantiene unas monedas de oro del siglo XVI. Entre las que tiene en sus manos y las que se encuentran cercanas al cuerpo, siete son las monedas halladas. La autora nos va a llevar en un poderoso flash back al Monasterio de las Descalzas Reales en una fecha importante el 24 de octubre de 1568, allí se encuentra Felipe II el poderoso rey de las Españas que llora la muerte de su tercera mujer, la bellísima Isabel de Valois, que reinó con él a lo largo de nueve años,

La novelista irá utilizará en este relato un recurso muy práctico, en lugar de titular los capítulos coloca una fecha y su localización, por ejemplo, Alcázar de Segovia, domingo 12 de noviembre de 1570, que es el lugar y la fecha en la que se produce la llegada oficial de Ana de Austria a España, destinada a ser la cuarta esposa del rey. Ahí va a comenzar el desarrollo de la trama, la escritora creará para nosotros una historia que protagonizará el rey más poderoso de la Europa del Siglo de Oro, es decir Felipe II, su real esposa, Ana de Austria, enamorada de su marido y una amante que tiene un gran ascendente sobre el rey, Elena Méndez o Elena Zapata, después que el rey la case con un capitán de los Tercios de Flandes.

Ana de Austria que fue escogida como esposa del rey entre otros motivos por la reconocida capacidad procreadora de los Austrias, llega a España para darle un hijo varón al rey. Espera enamorarse de su esposo, pero ya cuando hace su entrada en nuestro país Felipe II anda en amores con Elena Méndez una dama de la corte que cuida de sus hijas y que es hija del Montero Mayor del rey. En realidad más que en amores, anda en tratos carnales, pues lo que siente el rey es una irresistible atracción carnal por Elena y sus habilidades sexuales. Mari Pau nos presenta a un Felipe II refugiado en un mundo hermético, entregado de una manera sorprendente a la oración y al recogimiento, con una vida sentimental que como poco podríamos calificar de movida, se casó cuatro veces, tuvo amantes, pero vivió, según lo que se nos cuenta, atrapado entre la exigencia de su religiosidad y la tremenda fuerza de su lujuria.

Felipe II sabe que debe apartarse de la bella Elena. Construye una casa para ella, la casa tendrá siete chimeneas, una por cada pecado capital, allí la visita el rey, que sigue sumido en la lucha entre las obligaciones que le exige su religiosidad, su papel como monarca, el trato con su mujer y la fuerza que tiene la atracción que siente por Elena. Así que decide casarla, al objeto de evitar habladurías sobre ella y así apartarla de la Corte.

La reina que se va quedando embarazada convenientemente, empieza a darse cuenta de que su matrimonio no funciona y por otra parte le van llegando noticias de los deslices del rey. Ahí se hará presente otra de las vías importantes del relato, caminaremos a lo largo de las páginas de la novela entre el dolor y los celos de la reina y las pasiones encontradas de Felipe II.

Una historia en la que vamos a encontrar todos los ingredientes necesarios para que nuestra atención quede atrapada en las redes de la novelista. Amores, traiciones, problemas de alta política, decisiones absolutamente arbitrarias ejercidas desde el poder omnímodo de Felipe II, aderezados por los problemas del día a día de un reino como aquel en el que, me van a permitir el lugar común, no se ponía el sol. Un reino llevado administrativamente por Felipe II que organizó un aparato burocrático de primera magnitud con tal fin.

La novelista, ha respetado la Historia, pero nos cuenta la historia de una amante del rey que es de ficción, aun cuando se le conozcan a Felipe II otras amantes. Una historia francamente interesante que nos pone en contacto con las leyendas que arrastra esa Casa de las Siete Chimeneas. Mari Pau Domínguez se ha documentado exhaustivamente y eso se nota para bien conforme vamos leyendo su novela. La escritora tiene el mérito de construir una ficción incardinándola entre hechos y personajes históricos, un asunto literario que ofrece más dificultades de las que a primera vista se pueda suponer. 

Creo que Mari Pau Domínguez ha pasado el examen con nota, una novela sobre una figura tan importante como lo fue Felipe II no es fácil de construir. Y si lo que se cuenta no es cierto históricamente hablando, si pudiera haber sucedido. Decía la autora que Felipe II no fue tan bueno como pocos lo pintan, ni tan malo como lo retrató la leyenda negra que se creó en torno a él. Como les he dicho una novela bien escrita que les va a entretener y a acercar a un personaje histórico de primera magnitud. Les recomiendo su lectura que les va a acercar a una época muy importante de nuestra historia nacional. 

Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere nos volvamos a encontrar por aquí el próximo jueves. Hasta ese momento cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan ustedes he publicado una novela negra "Al madero no le gusta la ropa vieja" cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí



 

 

.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy celebramos el CI aniversario de la fundación de La Legión

La obscena indecencia de esta izquierda que nos gobierna

Pleitos tengas y los ganes