Hoy: La misteriosa llama de la reina Loana de Umberto Eco


 

Hoy quiero comentar para ustedes una obra del ya difunto Umberto Eco. Un semiólogo, filósofo y escritor italiano, autor de numerosos ensayos sobre estética, lingüística semiótica y filosofía, así como de novelas, algunas de las cuales conocerán sin duda, tales como “El nombre de la rosa”, “El péndulo de Foucault”, “La isla del día después” o “Baudolino”. Umberto Eco nos presenta con "La misteriosa llama de la reina Loana" una muy curiosa obra a la que me resisto llamar novela o autobiografía, pues aunque de ambos géneros se nutre, me resultaría difícil decidir por cuál de los dos géneros se inclina realmente el autor.

Un relato original, interesante, curioso y muy bien escrito que atraerá sobre todo a los lectores maduros y a todos aquellos que les interese la intrahistoria de la Europa mediterránea de los años 30. Se trata de un viaje a la nostalgia, en este caso a la nostalgia del propio escritor, pero en la que sus lectores vamos a encontrar multitud de puntos coincidentes con la añoranza que todos sentimos cuando rememoramos los tiempos de nuestra niñez y pubertad.

Umberto Eco evoca aquellos tiempos a través de la traumática experiencia de Gianbattista Bodoni, un librero anticuario víctima de un infarto cerebral, que cuando sale del coma, se da cuenta que ha perdido la memoria de una manera selectiva, no recuerda nada de su biografía pero si mantiene la memoria cultural. Es decir recuerda perfectamente todo lo que ha leído y aprendido porque conserva la memoria semántica y también la automática. 

La obra está dividida en tres partes, en la primera veremos como Bodoni o Yambo, que así llama su entorno al anticuario, permanece haciendo vida en común con su familia en Milán, valiéndose sobre todo de esa memoria cultural que le permite recordar todas las cuestiones técnicas de su profesión. En la segunda parte asistiremos a la vuelta de Bodoni a la vieja casa familiar en la que transcurrió su infancia y a la investigación que allí realiza en busca de su memoria personal y lo hace a través de discos, tebeos, películas, viejas fotografías y sobre todo libros que va encontrando en una auténtica búsqueda casi arqueológica. A través de esa labor asistiremos al descubrimiento de cuál fue la base cultural de ese hombre que se desconoce a sí mismo. En la tercera parte del libro, contada en primera persona pero desde un espacio atemporal, parece que lo hace desde un coma tras una recaída, el protagonista recobra la memoria perdida y él y los lectores averiguamos por fin quién y qué era nuestro protagonista.

La obra exhibe una inmensa documentación gráfica que acompaña al texto, a través de la cual recordaremos con el autor, pues hay que decir que el relato que nos ocupa es un ejercicio autobiográfico de Umberto Eco, que nos habla de su infancia y de los referentes culturales, sentimentales y personales que la conformaron y no la de su personaje, al que en cierto modo, utiliza el propio autor como personaje interpuesto.

En “La misteriosa llama de la Reina Loana” hay mucho más de relato autobiográfico que de novela, en sus páginas no existe la tensión dramática que se supone debiera percibirse en la reacción de un hombre que sale de un coma y no recuerda nada de su vida familiar, afectiva o amorosa. Ese accidente vascular que casi acaba con su vida y sus secuelas son aceptadas tanto por el protagonista como por su propia familia de una manera que solo podría calificarse como literaria.

El relato de la investigación que lleva a cabo Yambo en la casa familiar tiene una riqueza de detalle, una abundancia de citas y documentación literaria que demuestra que la historia que se nos cuenta no está protagonizado por Bodoni, éste se ha elegido como imagen para que Umberto Eco haga un ejercicio de introspección personal y nos permita recordar con él la época que le tocó vivir, es decir, la Italia del Fascio y la segunda guerra mundial, pero sobre todo esa infancia que se tuvo que mover en una suerte de esquizofrenia latente, entre la propaganda oficial que recibía a través de los libros escolares o las colonizadas traducciones que de los comics anglosajones se hacían en Italia, transformando los héroes americanos en italianos de pura cepa, que chocaban con algunas ideas que aún a pesar de la propaganda y de la censura iban llegando a las mentes de los niños y los jóvenes que como nuestro autor vivieron en esa época.

Creo que “La misteriosa llama de la diosa Loana”, es en realidad un relato autobiográfico de Humberto Eco que ha querido viajar al espacio intemporal aunque precioso de su infancia y para ello se ha valido del pretexto de la búsqueda de la memoria que Bodoni lleva a cabo en el desván de la casa de su abuelo, donde encontrará una inmensa cantidad de información, sorprendentemente archivada a la perfección. Valiéndose de ese viaje a la infancia, Umberto Eco ha llevado a cabo un estudio de lo que era la Italia fascista un poco antes de la II Guerra Mundial y durante el transcurso de ella, y nos cuenta el primer amor que Yambo sintió por una compañera de colegio, que naturalmente es la historia de un amor que vivió en su momento el propio autor.

La obra es entretenida y muy curiosa, quizás a veces sea demasiado prolija, ya he dicho que es un relato biográfico, no una novela, en ella encontraremos historias muy entretenidas y otras que no lo son tanto, en definitiva el autor es un profesor universitario, un investigador más que un narrador nato y eso se nota en el relato.

Yo recomiendo su lectura, creo que me agradecerán el consejo. Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere nos volvamos a encontrar por aquí el próximo sábado. Hasta ese momento cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan ustedes he publicado una novela negra "Al madero no le gusta la ropa vieja" cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí




Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy celebramos el CI aniversario de la fundación de La Legión

La obscena indecencia de esta izquierda que nos gobierna

Pleitos tengas y los ganes