A la rica receta negra X: Los espaguetis a la arrabbiata de Pepe Carvalho


Después de algún tiempo vuelvo a publicar en este blog otra entrada que formará parte de lo que di en llamar la serie “A la rica receta negra”, creo que fue en el mes de septiembre del año pasado cuando publiqué la última de las recetas. Como ya sabrán muchos de ustedes en esta serie comento las recetas de los platos que aparecen en las novelas negras, sean del autor que sean. La que hoy quiero comentar es una receta que reúne una serie de características que hacen muy aconsejable su publicación y sobre todo su utilización. Es barata, sencilla y rápida de cocinar, también resulta fácil de digerir, nos aporta mucha energía y la pasta le gusta a casi todo el mundo, así que por ese lado no hay problema alguno para comentarla.

Pero en este mundo traidor no todo sale como uno quiere, así que a pesar de que durante mucho tiempo la tenía anotada para comentarla, me resistía a hacerlo porque me enfrentaba a un problema que no me gustaba nada y que hoy, ya que he decidido comentar el plato, tendré que explicar.

La receta del plato del que hoy hablamos, espagueti a la arrabbiata tal y como casi todos la conocemos, aparece mencionada en una novela de la serie de Pepe Carvalho, concretamente en la que lleva por título “Asesinato en el Comité Central” en la que Manuel Vázquez Montalbán nos cuenta:

“… — Ya está—dijo la chica, muy contenta, guardando el cuadernito en un bolso. Cerdán ni miró la carta.

— Cualquier cosa. Espaguetis, supongo — añadió.

Spaghetti allá maricona arrabiata — pidió Leveder

— No tenemos de eso.

— Lo pido en todos los restaurantes y nunca tienen…”

Así figura en la página 104 del ejemplar de la novela que poseo que forma parte de la Colección Biblioteca Carvalho que publicó Planeta Agostini en el año 2000, una edición muy barata que me gustó mucho y está recogida de la misma manera en el libro que escribió Montalbán titulado “Las recetas de Carvalho” que publicó Planeta en el año 1989 y que forma parte de la Serie Carvalho.

Personalmente, cuando leí el relato por primera vez ni me di cuenta del nombre de los dichosos espaguetis, supongo porque sería que la leí hace muchos años y el concepto de lo “políticamente correcto” todavía no estaba de moda y Montalbán, que la escribió en el ya lejano año 1981, supongo que pese a ser un hombre de la izquierda y por lo tanto incluido en ese nebuloso concepto de la progresía no tuvo reparo alguno en recoger el nombre del plato que estoy seguro se inventó  tal como lo recoge el maestro cuando lo de la homofobia y asuntos conexos ni se mencionaban en público.

Estoy seguro de que el presente comentario además de poner en el conocimiento de los lectores de este blog la receta del plato, que el propio autor escribe en su obra, también servirá para que nos demos cuenta de que el concepto de lo políticamente correcto ha ido evolucionando muy rápidamente en nuestra sociedad. 

Aunque no me resisto a comentarles algo que cuando decidí publicar la receta se me pasó por la cabeza. Estoy absolutamente convencido que si en lugar de ser el autor del libro Manuel Vázquez Montalbán - un hombre del PSUC y por lo tanto perteneciente a una izquierda intelectual reconocida – lo hubiera escrito un autor de la “derecha” como por ejemplo Mario Vargas Llosa, ya hubiéramos tenido una serie de progres denunciando la perversa y humillante utilización del término, exigiendo de inmediato su retirada  de las distintas ediciones de la obra.

Pero vayamos al tema, recordé que tenía unas notas de esta receta, el otro día cuando mi hija propuso en el menú que ofrece a diario a sus clientes - entre los que me cuento - espaguetis a la arrabbiata, que por cierto le salieron de matrícula de honor. La elección de la pasta utilizada, la salsa de tomate hecha con mimo y con tomates de la isla y la sutil utilización del picante colaboraron a conseguir una versión magnífica de ese plato que me comí encantado, no había terminado con el plato cuando ya había decidido que iba a publicar esta entrada que están ustedes leyendo;  pero como ya estoy muy viejo como para tener que aguantar “el peñazo” a una serie de progres a la violeta, he recogido en el título de esta entrada el nombre del plato “políticamente correcto”, para después recoger literalmente en el texto del comentario el que le dio nuestro buen amigo Montalbán.

Así queda la cosa y ahora vamos a por la receta que es exactamente la que escribió Manuel Vázquez Montalbán:

 Ingredientes:

- 80 g de espaguetis por persona.

- 1 cabeza de ajos.

- 4 o 5 guindillas secas pequeñas.

-Tomate fresco rallado.

- Hierbas aromáticas en las que predomine el orégano.

- Sal, pimienta.

- Queso rallado potestativo.

 Preparación:

1.- Se cuecen los espaguetis al dente.

2.- En bastante aceite, paralelamente, se han sofrito las guindillas, el ajo y, muy brevemente, el tomate, abundante, que ha de quedar simplemente escaldado.

3.- Se cuelan los espaguetis y se sazonan con la pimienta y las hierbas aromáticas.

4.- Sobre ellos se vierte y se reparte, muy caliente, la salsa formada en la sartén.

5.- Se puede añadir o no queso rallado.

Una plato sencillo ¿verdad? pues hasta aquí hemos llegado, espero que les guste la receta,  ya lo he dicho, buena, bonita, barata y sencilla de hacer, ah y no  olviden usar queso rallado, me parece fundamental, pero ya se sabe que para gustos colores. De una u otra manera espero que la disfruten y que nos volvamos a encontrar por aquí el próximo martes. Hasta entonces cuídense mucho.

Un abrazo.

Como probablemente sepan ustedes he publicado una novela negra "Al madero no le gusta la ropa vieja" cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy celebramos el CI aniversario de la fundación de La Legión

La obscena indecencia de esta izquierda que nos gobierna

Pleitos tengas y los ganes