sábado, 31 de marzo de 2012

¡Vade retro amnistía fiscal!

Soraya y Montoro


Habrá que reconocer que el nuevo gobierno - lleva poco más de cien días en el poder - está instalado en una actividad frenética, en estos escasos días el gobierno del Partido Popular ha hecho más cosas que el de Zapatero en ocho años. Las consecuencias de esa actividad y sus decisiones, nos han instalado a todos en una suerte de viaje en una montaña rusa, pero no una de baratillo sino en una montaña rusa colosal, de categoría que diría un valenciano.

En pocos días hemos asistido a  la reforma laboral y a una inmensa cantidad de trabajo legislativo que tiene que ver con el sector financiero, con la transparencia, con la independencia del Poder Judicial, con el despilfarro y las responsabilidades de los políticos en la administración del dinero público, la subida de impuestos  y muchísimos asuntos más que tiene entre manos el gobierno de Rajoy que se ha visto obligado por las circunstancias, a hacer frente a una situación deplorable con una urgencia que imponía la propia situación y las exigencias de la UE, mientras la oposición en un alarde de irresponsabilidad se oponía a todas y cada una de las actuaciones de este gobierno.

Los sindicatos han despertado tras ocho años de letargo, IU y el PSOE sorprendentemente han cumplido una de sus promesas electorales, cuestión a la que no estamos acostumbrados y se han echado a la calle y viven la oposición instalados entre la algarada, la protesta callejera y la huelga.

En ese vértigo producido por las acciones del gobierno y las reacciones de la oposición hoy le toca a los Presupuestos Generales del Estado que ayer aprobó el Consejo de Ministros. Los Presupuestos aplicarán una rebaja media en el gasto de los Ministerios del 16,9% para ahorrar unos 18.000 millones que se complementarán con una recaudación extra de 9.000 millones hasta conseguir los 27.300 millones de euros que contempla el ajuste que nos exigen los acuerdos tomados en su momento entre Zapatero y la UE.

Porque habrá que reconocer que estos recortes son, corregidos y aumentados por el retraso que se toman, los que tenía que haber aplicado el PSOE en su momento mientras gobernaba  y no lo hizo. Todos sabemos que el gobierno socialista se limitó a aplicar una política de paños calientes para evitar perjudicar sus expectativas electorales e intentar “pastelear” con la UE, Zapatero se limitó a cubrir el expediente y así nos luce el pelo ahora.

Dos cuestiones fundamentales, el Gobierno ha cumplido y no ha implementado el copago sanitario, tal y como juraban Rubalcaba, IU y los sindicatos con el fin de asustar a los votantes en Andalucía y Asturias y en el mismo sentido no ha subido el IVA.  El Gobierno aplica un recorte de  gastos muy importante tal y como he señalado y complementa las medidas de austeridad con un aumento en la recaudación con medidas que afectan al Impuesto de Sociedades del que  elimina con carácter indefinido una de las principales causas del desplome de la recaudación, la libertad de amortización en activos fijos, una medida del gobierno socialista creada en el 2010 de la mano de Elena Salgado, la de los “brotes verdes”, que favorecía a las grandes empresas y que produjo una caída brutal en la recaudación.

Se limita la deducción de gastos financieros al 30% del beneficio bruto de explotación, que queda sólo para el primer millón de euros y se elimina la libertad de amortización que se mantiene para las pymes, pero relacionada con la creación de empleo. Ya con carácter temporal se limitan las deducciones aplicadas al Fondo de Comercio que bajan del 5 al 1%, el límite máximo de deducciones baja diez puntos y queda fijado en el 25% y se regula restrictivamente el límite mínimo para el cálculo del pago fraccionado.

Y tras esta medida fiscal, la que más polémica va a suscitar. El gobierno anunció que ofrecerá la oportunidad de aflorar el dinero oculto a Hacienda tanto dentro como fuera de España con un pago único del 10% de su importe, sin que haya sanciones ni intereses de demora para los defraudadores. En definitiva una especie de amnistía fiscal, que técnicamente no lo es, porque las amnistías están prohibidas por la Constitución, con la que se estima recuperar algo más de 25.000 millones de dinero negro que volverían al control de Hacienda y que tributarían conforme a la legislación vigente a partir del próximo ejercicio y recaudar con la medida 2.500 millones de euros, a cuenta de ese gravamen reducido del 10%.

Si alguien me preguntara si me gusta la idea, tendría que decir que no. No me gusta nada que mientras que yo pago mis impuestos, me venga bien o me venga mal, ahora los que no lo han hecho tengan una oportunidad de oro para irse de rositas y a un precio muy adecuado. Eso es lo primero que se me viene a la mente, claro está que si reflexiono un poco más, he de decir que prefiero que los 2.500 millones de recaudación salgan del bolsillo de los malditos defraudadores antes que de los míos. Quiero decir que si el Estado necesita dinero y no lo saca de esa “amnistía fiscal” lo va a tener que sacar subiendo el IVA o aplicando medidas complementarias como el copago sanitario, tras esa reflexión la idea sigue sin gustarme un pelo pero me parece bastante más aceptable.

Se me dirá que lo que hay que hacer es perseguir a los defraudadores y obligarles a que paguen, y no puedo estar más conforme, lo que sucede que una cuestión no elimina la otra. Eso por una parte y por otra, teniendo presente que ese dinero negro, no se ha originado ahora, sino a lo largo del tiempo, he de suponer que es de muy difícil localización. Si los socialistas que ahora se apresuran a quejarse y oponerse a la medida, fueron incapaces de que ese dinero negro fuera descubierto y los defraudadores pagaran y sufrieran todo el peso de la ley ¿qué garantía tengo que los mismos Inspectores de Hacienda que han fracasado, ahora milagrosamente vayan a resultar capaces de localizarlo?

Quiero decir que a lo peor, porque este asunto de bueno no tiene nada, será mejor tragar saliva y obtener el 10% de algo, que ponernos dignos y recaudar el 0% de mucho y que, ante la evidencia indiscutible del fracaso de la lucha contra el fraude fiscal, el gobierno nos meta la mano en el bolsillo para hacerse con esos 2.500 millones que tan urgentemente necesita. Conste que medidas similares se han tomado con anterioridad en la España democrática, y más recientemente que yo sepa en Italia, USA y Alemania, pero en los últimos cincuenta años muchísimos países han llevado a cabo medidas de este tipo.

Bueno pues ya tenemos para unos días de discusión, los mismos que se han demostrado incapaces de llevar a cabo la persecución del fraude fiscal, se rasgan ahora las vestiduras a cuenta de la supuesta amnistía, hay que hacer ruido, para que nadie piense demasiado en una cuestión fundamental. El Gobierno ha aplicado medidas durísimas de ajuste pero  no ha congelado las pensiones, que de hecho actualizarán su poder adquisitivo, no ha bajado el sueldo de los funcionarios, mantiene las prestaciones por desempleo y mantendrá el “gasto social”, justamente lo contrario que hicieron los de Rubalcaba y compañía que, lo que son las cosas, ahora se presentan como los defensores de los más desfavorecidos.

Eso es lo que hay que subrayar, la cuestión de la amnistía fiscal forma parte de la única filosofía aplicable a la situación que tan alegremente nos dejaron los del PSOE, por ahora en España  sólo cabe pensar en lo de "que a la fuerza ahorcan”. Eso debemos agradecérselo a los mismos que ahora vociferan para ocultar sus vergüenzas.

viernes, 30 de marzo de 2012

La huelga general y sus consecuencias

Esta es la imagen que le interesa "vender" al PSOE


La palabra normalidad, la más utilizada para definir lo que sucedía ayer en las calles y lugares de trabajo de España afortunadamente describe muy bien lo que realmente sucedió. La huelga constituyó un fracaso para los convocantes, pero ciertamente quiénes más perdemos con ella somos los ciudadanos. Todos, los que libremente participaron en ella y los que preferimos no secundarla y que a pesar de la actuación de los violentos, fuimos una inmensa mayoría.

Esta no ha sido una huelga general al uso, ha sido y será como  la que ya preparan para el mes de junio una huelga política. Comprendo que a los zurdos que andan por este mundo mi afirmación no les gustará, pero aquí todo el mundo recuerda que el mismo 20 N ya advertía el PSOE que se “echaría a la calle” y cabe, por desgracia, decir lo mismo de los de IU. Conste que en ese momento no hacían otra cosa que subrayar lo que ya habían advertido antes de las elecciones,  si ganaba Rajoy, si la derecha triunfaba en las elecciones, se echarían a la calle.

Que la de ayer fue una huelga de carácter político lo digo yo, lo dice cualquier persona que tenga sentido común y lo dijo en Telecinco María Antonia Iglesias, con eso creo que sobra para mantener mi afirmación, lo que ayer sufrimos los españoles fue una huelga política, que por cierto nuestra legislación prohíbe.

Por tanto la reforma laboral no es más que el pretexto para conseguir el apoyo de ciudadanos poco avisados, lo prueba de manera irrefutable un hecho que no pueden ocultar. Los sindicatos dicen que se echan a la calle “para defender el empleo”, no pueden sostener una afirmación así los mismos que colaboraron  activamente en las políticas emprendidas por el gobierno socialista de ZP que mandaron al paro a más de 5,3 millones de compatriotas. Cierto es y hay que reconocerlo, que al final, cuando la situación se hacía insostenible y la irritación de la sociedad española crecía exponencialmente ante el contubernio sindicatos – gobierno, éstos se vieron obligados a montarle al inefable Zapatero una amable huelga general, pactada entre huelguistas y gobierno para cubrir el expediente.

A CC.OO y UGT y a sus millonarios dirigentes, la suerte de la clase obrera se la trae al pairo. De hecho con una impudicia que escalofría, pocos días antes de la huelga advertían que si el Gobierno estaba dispuesto a mantener el número de liberados sindicales y se abría una negociación sobre las subvenciones de los cursos de formación, ellos estarían dispuestos a desconvocarla, porque naturalmente para estos explotadores de la clase obrera que cínicamente dicen defender, lo primero es la pasta, su pasta, y luego con más calma ya se verá lo que hay sobre el abaratamiento del despido.

Si la denostada reforma laboral llevada a cabo por Rajoy no se hubiera cargado los convenios sectoriales, es decir la férrea centralización de nuestro sistema sindical que tanto poder les daba a CC.OO y UGT, si hubiera mantenido su status económico, si les hubiera consentido seguir manteniendo su omnímodo poder y las regalías que les han permitido hasta la fecha vivir tan bien, no hubiera habido huelga general, o quizás sí,  pero hubiera sido mucho más tarde y desde luego “semidesnatada”, copia exacta de la que le montaron en el 2010 al gobierno socialista

Como no es así, como pierden poder a manos llenas, como no van a tener el monopolio de la formación y los miles de millones de euros que eso supone, se alinean con sus benefactores del PSOE y deciden que, en defensa de sus privilegios, hay que acabar en la calle con el gobierno que ha salido de las urnas.

El Gobierno no teme las consecuencias de la oposición parlamentaria de la izquierda a su reforma laboral, cuenta con la mayoría absoluta que le permite legislar con comodidad, pero sabe, como saben los sindicatos y el PSOE -  sobre IU me cabe la duda si saben o entienden realmente la situación, tal es su nivel de estulticia - que dar una imagen como la griega ante Europa perjudica notoriamente las expectativas de España como nación. Y esa es la carta que juegan con total impudicia los sindicatos; nos chantajean a todos y advierten que continuarán con las protestas en la calle hasta que hagan inviable la acción del gobierno y lo hacen de la mano del PSOE, precisamente de la mano de los creadores del mayor paro de nuestra historia.

Ayer decía Cándido Méndez que la nación está ante una situación límite que se debe a las medidas del presente gobierno, quien es capaz de decir una tontería semejante para justificar la huelga, es que realmente no tiene argumentos. Van a continuar en el camino de la protesta callejera porque el objetivo a alcanzar por los sindicatos mayoritarios, el PSOE e IU es conseguir un escenario a la griega, que naturalmente nos llevará de cabeza a la intervención por parte de la UE. Todo sea para que no gobierne el PP, no vaya a ser que éste sea capaz de resolver el problema que ellos propiciaron precisamente con la complicidad de los sindicatos. No pueden permitir que a lo largo de la legislatura las cosas empiecen a ir mejor y el PP consiga detener la destrucción de empleo, ponga en marcha la economía y comience a sacar a los españoles de las listas del paro.

Es muy duro, pero es así, al PSOE y a sus cómplices lo que les interesa es un escenario de paro y ruina, a Rubalcaba le interesa que la Bolsa caiga y la prima de riesgo crezca, la izquierda de este país  reza para que nuestro gobierno no pueda colocar sus emisiones de deuda a un precio razonable. Desde Bruselas el socialista Almunia sigue malmetiendo para indisponer a la UE y a la prensa internacional con el gobierno, no del PP, sino de España y los españoles.

Por eso la huelga política, por eso el empeño en incendiar las calles, por eso el chantaje al gobierno, al que no le cabe otra que permanecer firme en su empeño, por muy explosiva que pueda resultar la situación. A los zurdos les queda la fiesta del 1º de mayo en la que el sindicalismo intentará probar otra vez su capacidad para producir desórdenes y ya para junio otra huelga general, después el verano - las vacaciones son sagradas, sobre todo para estos sindicalistas - y ya en otoño verán como están las cosas. Mientras, nosotros sufriremos los recortes que hoy deben estar debatiéndose en el Consejo de ministros en los PGE.

Una última reflexión para los que crean que lo que digo sobre el deseo de helenizar nuestro país no es más que una burrada dicha con intención de perjudicar a estos nobles sindicalistas que tanto se sacrifican por nosotros. Ayer llamaba la  atención  como La Sexta, una cadena sobre cuya línea editorial no creo que existan dudas, vendía profusamente, casi con delectación, las  imágenes de actuaciones violentas de los piquetes de UGT y CC.OO que en otras ocasiones han ocultado cuidadosamente; pero ayer no importaba dar la razón a los que denunciamos que los piquetes actúan siempre con una violencia criminal, porque lo que pretendían sus “amos” era precisamente vender un clima de violencia que convirtiera las calles de Madrid en algo que se pareciera lo más posible a las de Atenas.

Así que hay que olvidarse de esta izquierda si de lo que hablamos es de buscar soluciones, porque su objetivo es precisamente que no las haya. Han decidido boicotear la acción del gobierno y llevarnos a la quiebra para que la UE imponga como en Italia o Grecia un gobierno que no haya salido de las urnas, cualquier cosa es mejor para ellos que el gobierno del PP.

Si decía Clausewitz que “La guerra es la continuación de la política por otros medios”, Rubalcaba entiende que el fracaso que cosechó el PSOE en su intento de asalto al poder en  aquel no tan lejano octubre del 34,  se puede llevar a cabo con éxito, quizás no hoy, pero sí pasado mañana aplicando la violencia contra nuestra democracia parlamentaria a través de otros procedimientos.

Juegan desde siempre con cartas marcadas, jamás han podido ni querido superar su vieja pulsión golpista, esa es su particular patología, en ella radica precisamente el problema de España y consecuentemente de todos los españoles.

jueves, 29 de marzo de 2012

La de las tetas gordas y la huelga a plazos

Valderas el aguerrido feminista de IU

Me van a perdonar la ordinariez, estuve reflexionando sobre el título que me parecía abiertamente soez, pero francamente creo que merece la pena conservar tal cual, el ingenio, la finura, la donosura con la que el líder de IU en Andalucía clasifica a las mujeres de su entorno. El animal de bellota que responde al nombre de Diego Valderas y es el candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por los de IU, el otro día fue sorprendido por una cámara que lo grabó, mientras que con espíritu jocundo y talante progresista, democrático y marxista -  no vayan ustedes a pensar mal – comentaba a sus colegas tras celebrar el cierre de campaña  el pasado viernes "¿Tú sabes que está ahora la de las tetas gordas de delegada de Educación?" (sic).

Todo un prodigio de síntesis marxista, que seguro consiguió que el pobre Hegel diera un brinco en su tumba, aderezada eso sí con el fino sentido del humor y la franca camaradería que debe presidir las relaciones entre varones proletarios y combatientes por los derechos de la Humanidad. Que el feminismo -  entre nosotros, compañero - está bien para los mítines, pero hablando entre amiguetes y colegas, las mariconadas están de más, eso queda para los señoritingos engominados del PP.

Nada nuevo bajo el sol, un tipo que se postula como representante de los ciudadanos y que jura ser feminista a machamartillo y luchar por la igualdad entre “géneros” mientras permanece en “modo oficial” y que en realidad es un machista repugnante y un maleducado impresentable que no tiene presente siquiera un pensamiento que habitualmente sirve de dique a las repugnantes exhibiciones de los más empecinados machistas. Ese tipo seguro que no tiene madre, ni debe tener mujer, seguramente no ha tenido la oportunidad de tener hermanas y desde luego resulta difícil suponer que tenga hijas, si resulta que en la intimidad, cuando cree que nadie extraño le escucha, clasifica a las mujeres por el tamaño de sus tetas que debe ser el atributo de las  ciudadanas que más y mejor atrae la atención del Valderas de marras.

Bueno, no se pueden pedir peras al olmo, tampoco es que crea que Valderas sea un genio aunque lleve toda la vida viviendo de la política en una organización de izquierdas lo que dice bien a las claras que tiene más conchas que un galápago, pero tampoco creo  que debamos ser muy exigentes con el nivel de los dirigentes de IU. Lo que me repugna y denuncio es el silencio absoluto con el que se ha acogido la cancaburrada del comunista, desde el rincón, nada neutral por cierto, de las feministas de izquierdas. Ni una palabra, ni un  mal gesto, ni siquiera un suspiro ¿se imaginan ustedes la que habrían liado las “progres” si el exabrupto hubiera nacido de los labios de un líder de la derecha?

Nada ha dicho Elena Valenciano, mucho menos se ha atrevido a abrir la boquita Soraya-PSOE, ni se ha podido ver un mal gesto entre las comunistas que como se sabe son extremadamente combativas con los machos prepotentes. Una reacción que extraña precisamente por su ausencia, ya saben como en el tango: Silencio en la noche, ya todo está en calma, el músculo duerme, el feminismo descansa… ¡Qué asco!

Está la izquierda que no para de inventar conceptos nuevos, se inventaron lo de la “primavera valenciana” aunque los fachas la relacionaran enseguida con la primavera árabe, que nada tenía que ver, ni siquiera teniendo presente la utilización de menores como detonantes de una situación como la que se dio. En esa situación apareció un nuevo modelo de maternidad, la madre “progre” y entregada que acompaña al niño a la manifestación y le lleva a la criaturita el termo, el botiquín, el bocata y la rebeca por si refresca y permanece cercana y vigilante mientras el niño se manifiesta y con posterioridad denuncia indignada la actuación policial. Así que primero lo de la primavera y después la madre del manifestante, figura con profundas raíces en nuestra cultura ancestral, relacionada íntimamente con la “madre de la folclórica” una figura emblemática de nuestra historia, aunque hay que reconocer que muy entroncada con la derecha, de todos es sabido que las folclóricas eran una pandilla de fachas de mucho cuidado.

A cuenta de la inoportuna facundia del Valderas, hemos descubierto la existencia también de un nuevo tipo de feminista, la feminista fija discontinua, también conocida como la feminista selectiva, que sólo reacciona a los insultos machistas si éstos son proferidos por alguien de la derecha. No resultan estas señoras muy convincentes – decididamente no vivimos en un mundo perfecto - y dan armas a los derechosos, pero resultan comodísimas. ¡Qué cierto es en ocasiones, eso  de que no hay nada más perfecto que el silencio!

Hablando de IU resulta extraordinario uno de sus últimos inventos, nada más y nada menos que un pacto político que asegura la desaparición de la corrupción, pactando con los propios corruptos. Un concepto que parecía imposible pero que los de Cayo Lara han puesto a disposición de la humanidad en ese pacto de gobierno que planean con Griñán y Cía. ¿Con quién?, con los de los ERES falsos, las putas –  ustedes sabrán perdonar la manera de señalar – y el polvo blanco que asegura el olvido.

Quedan muchísimos inventos de los zurdos pero no puedo reseñarlos todos, la inventiva de nuestra izquierda es inmensa, está en proporción inversa a su amor por la verdad, no quiero cansarles pero hay un invento que hoy sobre todo tengo que comentar. Se trata de la huelga general a plazos que se acaban de inventar estos dos benefactores del proletariado, Cándido y Toxo, que ante las noticias que han recibido sobre la falta de interés de los trabajadores por asistir a la huelga general que han convocado en defensa de…., bueno eso es harina de otro costal, digamos que en defensa de derechos importantísimos que les afectan a los dos muy directamente, han inventado este engendro.

Ante el temor al fracaso y definitiva liquidación del momio que disfrutan, han inventado la “huelga general en cómodos plazos”, invento que hoy se inaugura. UGT y CC.OO convocan una huelga general, pero para compensar la falta de currantes que no quieren participar en la huelga, organizan una manifestación por la tarde, para que todos aquellos a los que sus obligaciones laborales les hayan impedido ir a la huelga, puedan asistir a la manifestación vespertina con la satisfacción de haber cumplido con sus obligaciones para con su empresa y su bolsillo y ya por la tardecita con tranquilidad, cumplir con los sindicatos y con su presencia hacer bulto para que se puedan contar como huelguistas activos e indignados. Huelga a plazos, con trabajadores que por la mañana curran y por la tarde dan el espectáculo con Toxo, Cándido, la pancarta, la pegatina y la banderita.

Me parece que ha llegado la hora de denunciar la insoportable incoherencia y mendacidad de la izquierda de este país que está llegando a unos límites insoportables, ya está bien de tragar. Hay que ponerlos frente a su inconsistencia ideológica, a sus terribles contradicciones, a su incapacidad para administrar la verdad y sobre todo enfrentarles a su desmedido amor por la pasta ajena y la repugnancia que sienten por el trabajo. Por eso los currantes hoy irán a trabajar y a la huelga irán los liberados, esos estajanovistas de la vagancia y de la mangancia.

Acabemos con ellos, sin violencia, sin insultos, no hacen falta. Sus proyectos, sus promesas, su historial, su ejecutoria no resisten el menor análisis. Denunciemos tanta tontería, eso me suena a alguna canción, pero es lo mismo, denunciemos su incongruencia patológica, expongámoslos a la vergüenza pública. Estamos en el mejor momento para hacerlo, no lo duden.

Manifestación de huelguistas fuera del horario laboral, parece un invento de los empresarios ¡Vivir para ver!






miércoles, 28 de marzo de 2012

Telepiquete, dígame

Los "millonetis" registrando la convocatoria de huelga


Estamos en vísperas de la huelga general, una huelga inoportuna e injustificada – que no es lo mismo que injusta – por mucho que les pese a sus convocantes, a los que nada importa que nos quedemos todos tuertos en su batalla por dejar ciego a Rajoy y en la que volveremos a sufrir la acción de los piquetes de UGT y CC.OO que actuarán con la violencia, a la que por desgracia nos tienen acostumbrados, aunque espero que no lo hagan con la impunidad de siempre.

No resulta aceptable que una banda de facinerosos (DRAE: Hombre malvado, de perversa condición)  que además viven de nuestro dinero, coaccionen a la sociedad civil de este país de manera impune. Los ciudadanos no podemos convertirnos en rehenes de una pandilla de descerebrados que deciden si tenemos derecho a trabajar o no, en función de sus particulares intereses. El derecho a la huelga está reconocido en la Constitución, pero lo que son las cosas y las lecturas parciales o sesgadas, hay gente en este mundo de Dios que pretende ignorar que también lo está el derecho al trabajo y que precisamente como elemento de protección de ese derecho, nace el de la huelga.

Pero como vivimos en un país en el que la verdad si resulta incómoda se disfraza, oculta o manipula con absoluta tranquilidad, ahí tenemos a toda esa gente que presume de progresistas y demócratas que están encantados con la existencia de esos grupos de violentos a los que falazmente se tilda de elementos informativos. Y si mañana se produjera algún suceso  lo bastante violento o cuyas consecuencias sean difíciles de asumir, siempre les quedará el viejo argumento al que esa repugnante izquierda se acogerá, alegando lo de la actuación de un grupo de cafres incontrolados por los que no se puede juzgar al conjunto de los huelguistas.

No me vale ese cuento chino que vivimos en cada manifestación progresista, en la que con la misma seguridad y puntualidad con la que cada día hace su aparición el sol por el este, lo hacen los grupos de violentos, perfectamente organizados, coordinados e instruidos que llevan a cabo impunemente su labor, que naturalmente  “sorprende” a los pobrecitos convocantes que asisten encantados a la violencia desatada  que obliga a la actuación policial, lo que les sirve a los democráticos organizadores para poder rasgarse las vestiduras ante la brutalidad policial.

Escandaliza que convoquen una huelga unos sindicatos que durante estos últimos años han permanecido impasibles mientras se recortaban los derechos de los trabajadores y los pensionistas, los mismos que se han puesto de perfil mientras cientos de miles de compatriotas era lanzados al pozo del paro y nada han hecho nada por impedir esas cuestiones y mucho menos por los que se habían quedado sin trabajo, salvo cobrarles el % que le correspondía al sindicato por negociar su caída a los infiernos del desempleo.

Que unos “sindicatos de clase” sorprendentemente dirigidos por unos individuos que viven como millonarios, convoquen ahora una huelga me parece mal, pero que esta gentuza a sabiendas de que la huelga va a tener un seguimiento muy pobre, lancen mañana a sus liberados a ejercer impunemente la violencia para que la gente que así lo desee no pueda ir a trabajar, no es que me parezca mal es que esa violencia que anuncian con total naturalidad, entra de lleno en el ilícito penal.

Circulan por ahí cifras de las asociaciones de autónomos de Madrid que afirman que el 80% de los ciudadanos no está de acuerdo con la huelga, pero que el 50% de los comercios no abrirán por temor a la acción de los piquetes informativos. Nada va a detener a Cándido Méndez ni a Toxo, éste afirmaba hace unas horas que "vamos a defender el derecho de hacer huelga, que prima sobre otros derechos que también son protegibles", con lo que ya está justificando por anticipado el empleo de la violencia para conseguir sus fines.

Una huelga que se convoca supuestamente ante la amenaza que supone la reforma para el empleo, la defensa del empleo no les ha preocupado para nada mientras gobernaba el PSOE y hay que señalar que el texto aprobado por el gobierno está inspirado en el acuerdo que firmaron los dos impulsores de la huelga con la patronal. El empleo o el abaratamiento del despido son el pretexto, lo que le preocupa de verdad a la cúpula sindical es la pérdida de poder de las organizaciones sindicales y el recorte de las subvenciones, no defienden los derechos de los trabajadores, muchos menos el de los parados, se pretende simplemente defender y perpetuar los privilegios de esa casta que se ha acostumbrado a vivir como millonarios explotando a los trabajadores.

Dicen los que se toman con humor estas cosas que mañana viviremos la única jornada en la que trabajan los liberados sindicales, no parece que la huelga vaya a tener un seguimiento importante, asistiremos al baile de cifras de siempre y los piquetes actuarán salvajemente, como siempre. Mañana debe terminar la impunidad de los violentos que actúan a las órdenes de gente tan inteligente que son capaces de proponer eso de que si usted no tiene un piquete en su empresa coja el teléfono y se lo pide a los de CC.OO, no lo han dicho, pero seguro que si llegan después de treinta minutos, no le van a cobrar nada.

El gobierno debe garantizar el ejercicio de las libertades de todos, de los que quieran ir a la huelga y de los que pretendan ir a trabajar. Los grupos de facinerosos colocados a las puertas de las empresas para insultar y amedrentar a los que desean trabajar deben desaparecer; esas “visitas” advirtiendo de que “si no cierras no podemos garantizar que no te rompan el escaparate” deben ser tratadas como lo que son, delitos de amenaza y coacción.

Vivimos en un mundo tan perfecto que los sindicatos de clase españoles, se suben al carro de la modernidad y le ofrecen el servicio de piquetes a domicilio. Si usted desea uno descuelgue el teléfono, marque el 915365233 y escuchará una voz angelical, proletaria, sindical, democrática y progresista que dirá “Telepiquete, dígame”. Esto es jauja, surrealismo en estado puro, jamás creí vivir una experiencia igual.

Es que esto es una anécdota que no hay que elevar a categoría, dirán los progres, yo digo que no es una anécdota, es un síntoma más de la terrible enfermedad que sufre el movimiento sindical en España. Muy mal deben estar los sindicatos para que Cándido y Toxo tengan el poder que tienen y desde luego mal, muy mal tiene que estar una sociedad que admita que estos dos individuos pretendan recortar impunemente sus derechos.

Mañana el Gobierno debe garantizar la libertad de todos al precio que haga falta, otra cosa sería peligrosa y contraproducente, quien la haga que la pague, esa es la verdadera democracia.


martes, 27 de marzo de 2012

La izquierda y las elecciones del 25 M

El del rompeolas impartiendo doctrina


Tras la sorpresa absoluta de las elecciones andaluzas y los resultados más ajustados a lo previsto en Asturias, la izquierda está que se sale. Ha sido tan grande el alivio que sienten Griñán y lo suyos que les ha resultado imposible disimular que el resultado de las elecciones les sorprendió tanto  como a los de Arenas. Es muy cierto que el resultado ha sido muy favorable a su candidatura, pero de eso a hablar constantemente del “triunfo” socialista resulta una exageración desmesurada.

Están en la misma tesitura que los populares, cuando Arenas defendía el “triunfo” electoral que convertía a los populares en la primera fuerza política de Andalucía. La afirmación del candidato popular era rigurosamente cierta, pero ese triunfo no le servía para gobernar y por tanto tenía una importancia muy relativa y ante las expectativas que manejaban antes de que las urnas dieran su veredicto suponía un rotundo fracaso, por eso no cabía hablar de “triunfo”.

Los socialistas exultantes presumen de ese triunfo que les permitirá gobernar, mal asunto para Andalucía, porque a efectos prácticos esta cuestión sirve más a los intereses personales de Griñán y su gente que al interés general. La posibilidad de evitar que el Partido Popular gobierne Andalucía blinda a Griñán ante el Secretario general del PSOE, que no va a poderse cobrar la cabeza de su candidato, tal y como tenía previsto hacer en cuanto se confirmara la noticia de la derrota electoral que sorprendentemente no se produjo.

Y en Ferraz se aplaude y se habla del triunfo de la candidatura del PSOE-A pero se hace con la boca chica, los chaconistas andaluces han  salvado los muebles y por tanto refuerzan su posición interna en el PSOE. ¿Qué eso es pecata minuta comparado con lo que supone que el PSOE mantenga su feudo andaluz? pues sí, sobre si observamos el asunto desde la óptica del PSOE, pero está claro que esta situación no hace otra cosa que añadir dificultades a las que sufre en estos momentos Alfredo Pérez Rubalcaba como Secretario General del PSOE,  que por cierto debe ser espectador de Punto Pelota, porque ayer nos sorprendía cual Hermel redivivo, hablando del nacimiento de un nuevo ciclo, seguro que tiene el mismo éxito con su invento que tuvo el francés.

Ayer hablaba de la necesidad de un profundo análisis por parte del PP, lo mismo cabe decir del PSOE aunque será muy difícil que los socialistas lo lleven a cabo  cegados como están por ese supuesto triunfo. Han decidido que el derrotado en las urnas andaluzas es Rajoy y dan por cierto que el fracaso de Arenas se debe al rechazo a la reforma laboral, lo que no es cierto o al menos exacto. Está claro que les resulta imprescindible llevar a cabo una lectura que les permita atacar a Rajoy, es lógico que lo hagan, otra cosa es si el análisis es exacto y a mí me parece que no lo es. Lo de Andalucía se debe más a errores tácticos de la campaña electoral popular,  mal planeada y peor llevada a término y sobre todo a la insistencia en mantener a un candidato que ha demostrado en cuatro convocatorias electorales que Dios no lo ha llamado por ese camino, ahí residen las causas del fracaso más que a cuestiones estratégicas tales como la reforma electoral o los recortes.

Cada uno es muy libre de decir lo que mejor le parezca, pero el PSOE no puede presumir a la vez de su victoria andaluza y  del triunfo en Asturias donde las urnas han colocado al candidato socialista en la misma incómoda posición que al PP en Andalucía. En Asturias, al menos por ahora, su triunfo no garantiza el acceso al gobierno del Principado, por tanto también es un triunfo muy relativo.

Que decir de IU, que ha obtenido un triunfo electoral muy importante, un triunfo que proviene, no creo que exista nadie que lo ponga en duda, de la abundante cosecha de votantes del PSOE que hartos de la corrupción, los ERES, el paro, el fracaso escolar, etc., les han entregado su voto, con una consecuencia que seguro no habían previsto los electores. Con los votos que le han negado al PSOE le van a dar la oportunidad a IU para que le dé el gobierno a Griñán.

Los de IU parecen dispuestos a gobernar con los socialistas, es decir, con los mismos de las corruptelas, el paro generalizado, la utilización del dinero público para enriquecer a amiguetes, etc. De nada vale que algunas voces afirmen que  exigirán honradez a los socialistas, esa es una declaración que lo único que hace es poner de relieve que saben que pactan con gente que no hay más remedio que calificar en el mejor de los casos como de muy sospechosos. No soy yo el único que lo dice, ahí está el alcalde de Marinaleda que proclama que pactar con el PSOE llevaría a la desaparición de IU tal y como les sucedió a los del PA.

Aunque ahora a lo que está IU es a lo de la huelga general, su análisis mantiene que con el resultado que han obtenido, la huelga general ya ha conseguido  su primer triunfo. Teniendo en cuenta que tanto el PSOE, uno de los derrotados de acuerdo con el análisis de los comunistas, como ellos mismos apoyan a la huelga general, parece que su afirmación no se sostiene, eso si aceptamos que el pasado domingo lo que se votaba era si se estaba a favor o en contra de la huelga general, que eso ya es mucho aceptar.

Pero a pesar de ese supuesto análisis que han llevado a cabo, está muy claro que IU está dispuesta a apoyar a los “corruptos” que ha criticado a lo largo de la campaña y a pasarse por el mismísimo arco del triunfo, o por donde se pasen estas cosas los de izquierdas, eso de que IU apoya siempre a la lista más votada, que ese es un compromiso añadido a su ideario desde que decidieron mimetizar en la medida de lo posible sus programas al 15 M.

Por lo tanto nada nuevo bajo el sol, la izquierda dice una cosa y hace justo la contraria, no admite desde luego reproche alguno por esa conducta que les va a permitir apoyar, con los votos obtenidos del descontento con los socialistas, a la gente de Griñán. Prometen un gobierno honesto y transparente, pero esa es una cuestión en la que nadie puede creer, quien con niños se acuesta… Ese es el porvenir de IU, que va a perder esa honestidad de la que tanto presume en el mismo momento en que firme con los de Griñán y compañía, todo sea por derrotar a la dichosa marea azul.

Suenan voces que le piden a Rajoy que reconsidere sus propuestas, el Gobierno debe permanecer firme y seguir con su proyecto, no puede dar una imagen dubitativa. Sobre todo porque el domingo pasado se dirimía quien gobernaba en Andalucía, lo del gobierno de España, por mal que le pese a la izquierda, se cerró el pasado 20 N y Rubalcaba y Cayo Lara siguen teniendo los mismos diputados en el Congreso  que entonces les dio la voluntad popular.

Podrán gobernar en Andalucía, pero en España quien gobierna es Rajoy.

lunes, 26 de marzo de 2012

Me equivoqué

Arenas explicando los resultados de las elecciones


Me refiero naturalmente al resultado electoral que se ha dado en Andalucía, estaba convencido que Arenas iba a conseguir la mayoría absoluta en el parlamento andaluz y no ha sido así. Por tanto he de reconocer mi error, un error que trasladé hasta ustedes y por eso hago reconocimiento del mismo en este mismo ámbito.

Efectivamente las encuestas, hasta las israelitas, las que se hacen a pie de urna, daban datos que hacían pensar que la victoria del PP iba a ser lo bastante contundente como para asegurar la posibilidad de formar gobierno y no ha sido así ni de lejos. Ahora vendrán tiempos de análisis, declaraciones y discursos, pero creo que el mejor análisis que se podía hacer sobre estos resultados lo llevé a cabo la pasada noche, me tomé el trabajo de contemplar la intervención de Arenas en la sede del Partido Popular en Sevilla y también la de Griñán, con eso sobraba.

El PP habrá ganado, les ha faltado tiempo a sus dirigentes para explicárnoslo, pero la cara de funeral de los acompañantes de Arenas era para enmarcar y el que no tenía cara de funeral exhibía su mejor cara de póker. Todo lo contrario sucedía en la sede de los perdedores, las sonrisas y la alegría contenida denotaba el alivio de los dirigentes del PSOE que acompañaban a Griñán en el acto, un alivio estratosférico que decía bien a las claras quiénes se sentían vencedores, aunque aritméticamente no lo fueran.

Esas sonrisas expresaban el alivio que sentía la cúpula socialista andaluza al saber que el PP no iba a ser capaz de gobernar y por tanto no iba a haber ni comisiones de investigación, ni siquiera investigación alguna en las Consejerías del gobierno andaluz. Temían la victoria del PP, porque es muy cierto que las encuestas así lo decían, incluso las de ellos, han sufrido la tensión de la campaña y los anuncios del fin del régimen que el PSOE ha instaurado en Andalucía, pero al final las urnas les han evitado el trance.

La derrota y sus causas aparecen ahora muy claras al menos para algunos, son los mismos que anticipaban un rotundo éxito para Arenas, no son esos análisis de la prensa los que nos van a decir con claridad que es lo que ocurrió para que la victoria que se suponía contundente haya terminado en ese escuálido resultado que no le sirve al PP para nada, porque todos teníamos muy claro que o se conseguía la mayoría absoluta que le permitiera a Arenas formar gobierno o cualquier otra cosa resultaba una derrota.

Lo que se jugaba en Andalucía era si el PP iba a ser capaz de acabar con el gobierno socialista y no lo ha conseguido, por tanto por mucho que Arenas y su gente hablen de victoria y de que por vez primera el Partido Popular haya arrebatado la condición de primera fuerza política al PSOE en  Andalucía, eso y nada es lo mismo, agua de borrajas y ganas de buscar alguna faceta positiva en el marasmo de negatividad que tuvo que invadir a los peperos ayer por la noche.

Creo que el PP haría bien en llevar a cabo un análisis profundo de lo que ha sucedido, deben averiguar las causas de este fracaso, algo tienen que haber hecho muy mal para en un momento de tanta debilidad del PSOE, en España y también en Andalucía, no hayan sido capaces de alzarse con la mayoría absoluta. Un  fracaso importante que le da aire al PSOE y que les va a dar a los socialistas munición abundante para atacar a Rajoy, eso por una parte y por otra Arenas con este resultado va a permitir que los sindicatos (UGT y CC.OO) justifiquen la huelga general del 29 alegando que la derrota supone una crítica a la reforma laboral de Rajoy.

No voy a hablar de cuestiones obvias, el fracaso personal de Arenas es muy importante, pero lo sucedido ayer no puede quedar justificado en un fracaso personal. Está claro  - el resultado lo demuestra – que se equivocaron en el modelo de campaña y que los mensajes que utilizaron no llegaron al electorado, espero que no tengan la ocurrencia de intentar pasar página a la mayor velocidad posible, hay que analizar con rigor dónde han estado los errores y los responsables deberán pagar por las equivocaciones cometidos, así es la vida y en estos asuntos jamás han funcionado las políticas de aplicar paños calientes.

Desde este blog reclamé una autocrítica al PSOE tras la derrota obtenida en las elecciones generales, lo mismo pido ahora a los populares, porque ayer las elecciones en Andalucía y Asturias demuestran que el PP se ha equivocado gravemente en las dos Comunidades. El resultado en Asturias que repite la situación de Andalucía, el ganador electoral no formará gobierno casi con seguridad, no debe tapar los terribles errores y las torpezas llevadas a cabo en el Principado.  Es cierto que la “derrota” andaluza facilitará muy probablemente que un pacto entre Foro y PP cristalice, pero ese acuerdo y la posibilidad de que los populares entren en el gobierno de Asturias, no debe hacerles olvidar los errores y torpezas cometidos, que deben ser también analizados para que no se repitan o se enquisten a cuenta del presunto pacto y la posibilidad de que el PP entre en el gobierno.

Señalar el batacazo de UPyD a la que algunos daban un papel en esta historia que los votantes no le han dado, a pesar del desgaste de los partidos tradicionales, no han sido capaces de obtener unos resultados que les permitan ser importantes ya que no decisivos en la gobernabilidad de  cualquiera de las dos comunidades.

Puestos a hablar de fracasos, fracaso sin paliativo de las empresas de demoscopia que de manera unánime daban por seguro el triunfo de Arenas. Las encuestas han fallado, espero que sus clientes  no les hayan pagado las facturas.

Triunfo importante del PSOE en Andalucía que le va a permitir mantener la Comunidad Autónoma en sus manos, para otro día queda lo de los ERES, la bronca entre Griñán y Rubalcaba, etc., etc., porque hoy es día para hablar del fracaso del PP y consiguiente éxito del PSOE-A,  aunque haya que dar tiempo y espacio para que al menos los populares hagan un análisis inteligente de la situación. Día para eso y para reconocer mi error, el hecho de que lo comparta con muchos, porque muchos fuimos los que nos equivocamos, no atenúa el hecho.

En fin, mañana será otro día, que esto no ha hecho más que empezar.


viernes, 23 de marzo de 2012

Esto se acabó

Hoy cierran en Sevilla

Hoy a las 24,00 horas finaliza la campaña electoral, mañana toca jornada de reflexión y el domingo los ciudadanos de Asturias y Andalucía irán a votar. Unas elecciones en las que hay muchísimo en juego, nada más y nada menos que la posibilidad de que el PSOE coseche una derrota en un feudo, el andaluz, en el que ha gobernado los últimos treinta años. De acuerdo a los datos que se manejan, la derrota del PSOE en Andalucía se da por segura, otra cosa es si el PP logrará o no alcanzar la mayoría absoluta que le permitiría gobernar en solitario. En Asturias parece que si se impone el sentido común y si Foro y  PP llegan a un pacto, la derecha gobernará en el Principado.

Empezaré por esta campaña que es la que menos atención ha concitado en los medios y la opinión pública, pero no por ello resulta menos importante. Todos sabemos que las rencillas familiares son asuntos de muy difícil solución. Cuando en una familia surge un problema, su desarrollo hace que salgan a relucir asuntos de una antigüedad sorprendente y cuestiones nimias se enconan y lo que comenzó siendo un problemilla trivial,  deviene en  asuntos graves e insolubles. Los contendientes en estos casos tienden a utilizar más la víscera que la razón con las lógicas consecuencias, por eso los asuntos de este tipo se solucionan habitualmente tan difícilmente.

Me parece que eso es lo que sucedió con el PP en Asturias. No voy a analizar el problema, todos conocemos su génesis, llegados a este punto lo que menos debe importar es si fue fulano o zutano quién inició las hostilidades, ahora lo que toca es hacer un esfuerzo que demuestre que, por encima de las cuestiones particulares, de las ofensas, las puñaladas traperas, los insultos, etc., los representantes de la derecha en Asturias están por resolver el problema de todos y que se busque una solución al atolladero que sufren los asturianos, cuya suerte no  puede quedar en manos socialistas.

Ya no es lo de que más vale un mal arreglo que un buen pleito, porque poco o nada deben importar los intereses de cualquiera de los dos grupos en cuyas manos está la solución al problema de Asturias y sus ciudadanos. Hay que pactar por encima de cualquier otra consideración y gobernar en un pacto que sea capaz de hacerlo sirviendo al interés general. ¿Difícil? pues sí, pero reza el dicho que los hombres están para las ocasiones, por tanto estando en juego lo que está, habrá que ceder. Hay que anteponer la salvaguarda del interés general a la satisfacción  de lo particular y olvidar rencillas y problemas. Estoy convencido que al final, se impondrá el buen sentido.

En Andalucía el PSOE está cerrando su campaña como la comenzó. Asediado por la división del partido, con el terrible peso de la corrupción sobre sus espaldas, absolutamente falto de ideas, se han limitado a llevar a cabo una campaña en negativo cuya única finalidad es sostener que de gobernar el PP lo de las siete plagas de Egipto va a quedar en una agradable experiencia primaveral, si se compara con los males que van a sufrir los andaluces a manos de los peperos. 

Si tras treinta años de gobierno el argumento principal de su campaña es el del miedo a la derecha, la cuestión está muy clara, Griñán y los suyos saben que han perdido las elecciones y lo saben desde el primer día. A la desesperada, se han dedicado a intentar asustar a los ciudadanos y los disparates han ido subiendo de calibre conforme se acercaba el día de las elecciones, recortes generalizados, pérdida de calidad en la democracia, la infelicidad de las mujeres andaluzas, todo eso y mucho más se ha advertido sucederá si votan a Arenas.

Supongo que hoy tocará anunciar la infertilidad a la que se verán irremisiblemente condenadas las mujeres andaluzas si gobierna el PP y también de la impotencia o al menos la generalizada disfunción eréctil que sufrirían todos los varones andaluces bajo el gobierno de Arenas. No se extrañen, bien pudieran utilizar estos argumentos, al fin y al cabo tienen la misma carga de racionalidad que los que han ido vertiendo los socialistas a lo largo de esta campaña por toda Andalucía.

Hoy tocan los mítines de cierre de campaña y tras ellos a esperar. Como en este país nuestro los que usan el papel de fumar para otros menesteres distintos a los relacionados con la tarea de echar humo son muy abundantes, desde hace días no tenemos encuestas. Teniendo presente que mañana toca lo de reflexionar, no pienso castigarles a ustedes con otro comentario. Mañana nos damos fiesta, así que hoy daré mi vaticinio.

En Andalucía, Arenas ganará las elecciones y conseguirá al menos 57 escaños; en Asturias los resultados obtenidos permitirán un pacto entre Foro y el PP, lo de firmarlo queda en la voluntad y espíritu de servicio de los responsables de ambas formaciones en el Principado.

El domingo por la noche conociendo lo que haya sucedido, escribiré mi próximo post si Dios quiere. Así que aquí nos encontraremos si la Providencia lo permite y a ustedes les apetece. Hasta entonces.

jueves, 22 de marzo de 2012

Nervios, muchos nervios

¿Tila o valeriana...?


Mucho nerviosismo, eso es lo que se percibe en el ámbito de lo político y ya para que decir si observamos el estado de ánimo en las centrales sindicales que  convocaron la huelga general. El PSOE está absolutamente de los nervios, se encuentra en la recta final de una campaña electoral, la andaluza, que parece le resulta adversa y está reaccionando a la desesperada. Una campaña que comenzó basada en el argumento del miedo y sigue por el mismo camino. Llama la atención la pobreza de los argumentos socialistas basados prácticamente en su totalidad en lo de ¡qué viene el lobo!

Ayer era Chaves, el que fuera Presidente de la Junta de Andalucía, el que afirmaba que la “calidad de la democracia peligra si gana el PP”, no vaciló en sostener semejante disparate siguiendo el argumentario que han puesto en marcha los socialistas, que a las claras fían sus posibilidades en asustar a los ciudadanos y asegurarles que el PP les quitará colegios, asistencia médica, pensiones…, lo que haga falta, todo es bueno siempre que sirva para crear inquietud.

Estas campañas en negativo son muy del PSOE que siempre va muy corto de argumentos, habrá que recordar que la de Rubalcaba se basó fundamentalmente en advertir de los recortes de Rajoy y acusar a éste de no tener programa, tanto habló del “no programa” de Rajoy que no tuvo tiempo ni ocasión de hablar del suyo. Esta campaña ha mostrado además las vergüenzas de un PSOE dividido. Rubalcaba y Griñán han procurado no aparecer juntos y los iconos socialistas – Guerra, Felipe González o el mismo Chaves – han evitado hacer acto de presencia en los mítines, hasta que la inminencia e importancia del desastre que se avecina, han obligado a algunos a salir de las sombras para incorporarse a la campaña de Griñán, que parece tenga muchos más enemigos en el PSOE que en el PP.

Arenas y los suyos siguen en su tarea y ciertamente les sobra munición para acabar con sus adversarios. La corrupción, el escándalo de los EREs y muchísimos asuntos más, dan para hablar y no acabar. Las encuestas publicadas, les dan unánimemente como ganadores y además con la mayoría absoluta. Las organizaciones políticas contendientes manejan estudios demoscópicos de uso interno que confirman que el próximo domingo Andalucía será azul; no diré que estén tranquilos, en estas elecciones se juegan el ser o no ser tras  treinta años socialistas, pero las cosas marchan razonablemente bien.

En Ferraz están muy preocupados, dan por perdida Andalucía y no creen vayan a recobrar Asturias, donde parece que la derecha ha llevado a cabo un acto de contrición y los de Cascos y el PP parece que gobernarán juntos, con lo que conseguirán evitar que el PSOE, que sólo puede conseguir una mayoría relativa, gobierne en Asturias. Pudiera pensarse que lo de Asturias no es demasiado importante, pero quien piense eso se equivoca, para Génova es muy importante evitar el gobierno del PSOE. Espero que impere la cordura que faltó hace bien poco tiempo, necesitan entenderse los de Foro y el PP, sobre todo, por el bien de Asturias y los asturianos.

En CC.OO y UGT están absolutamente desquiciados, si el martes eran los sindicatos sanitarios de mayor implantación los que se negaban a secundar la huelga general, ayer fue el CSIF, la organización sindical mayoritaria en el ámbito de las administraciones, el que comunicaba que no iban a secundar la huelga por entender que ésta  resulta “inoportuna” y que está  promovida por “intereses ajenos a la defensa de los trabajadores”. Afirman estar en contra de la reforma laboral, pero consideran, que al encontrarse la reforma  en  trámite parlamentario, no resulta lógico ir a una huelga general por una ley que todavía puede sufrir cambios en su paso por el Congreso.

Aunque todavía tiene más problemas esta convocatoria, apresurada como señalan casi todos y que se lleva a cabo el día 29 porque esa fue la fecha que eligieron los sindicatos abertzales y sorprendentemente Cándido y Toxo, asumieron esa decisión del sindicalismo filo etarra como si fuera suya, lo que ha ocasionado aún más incomodidad en las filas sindicalistas.

Las cosas les van tan mal que UGT y CC.OO han suspendido el mitin sindicalista con el que tradicionalmente calientan los ánimos antes de una huelga general. Parece que no están convencidos de llenar Vistalegre, necesitaban para ello alrededor de 20.000 delegados sindicales y no les salían las cuentas; por otra parte sus servicios de seguridad advertían de la posibilidad de que los dos “líderes” sufrieran algún tipo de abucheo durante la celebración del acto. Ante esta situación han “filtrado” que suspenden porque no tienen los 25.000 euros necesarios para alquilar el pabellón. Una afirmación que no se mantiene, porque si algo tienen los sindicatos es dinero, aunque pretendan vender esa imagen de estrecheces para combatir la  dada a cuenta de los rolex, los cruceros de lujo, los restaurantes VIP, los consejos de administración  y los sueldazos millonarios.

La izquierda está absolutamente desquiciada esta semana, ni lo de Matas les ha servido para gran cosa, ayer el “chófer de la cocaína” cantó lo que no está en los escritos y se auto inculpó de delitos que ni siquiera estaban siendo investigados, 22 delitos se le imputan y parece decidido a no ir en solitario a la cárcel.

Rubalcaba sabe que se va a enfrentar a su peor escenario si el PSOE sale derrotado en Andalucía, el partido es un polvorín y falta solamente algo o alguien que encienda la mecha, la chispa la producirá sin duda el resultado de las elecciones, pero Alfredo necesita del apoyo de la organización andaluza para mantenerse en la Secretaría General, con Cataluña perdida a manos de Chacón, no puede permitirse perder el control del PSOE-A.

Los sindicalistas, ya se sabe, cuanto menor sea el seguimiento de la huelga, mayor será la violencia con la que se emplearán sus piquetes. El poco respeto que sienten los de CC.OO y UGT por el derecho al trabajo de los ciudadanos,  lo demuestra la afirmación de Méndez, que sostuvo que “el derecho del trabajador no debe ser objetivo prioritario sobre el derecho de huelga” es decir que según él debe primar el derecho de los huelguistas sobre el derecho que tienen el resto de ciudadanos de este país a trabajar. Eso lo dice un “líder” sindical en un país que tiene más de 5.000.000 de parados; suena a burla sangrienta, bueno suena a burla y lo es.

El 29, el Gobierno debe limitarse a cumplir y hacer cumplir la ley y garantizar el derecho de todos, el de los que quieran trabajar y el de los que decidan ir a la huelga. Porque debe quedar muy claro que uno puede hacer huelga, lo que no permite la ley es que impida  trabajar a quien libremente pretenda hacerlo. Espero por tanto que los “piquetes” que sin duda se emplearán a fondo con la salvaje violencia que los  caracteriza, sean detenidos y puestos a disposición judicial, que esto no es el Chicago de los años veinte, por mucho que Toxo y Cándido parece que piensen otra cosa; esto es España y vivimos, porque así lo hemos querido, en una democracia plena y en democracia el respeto a la norma es imperativo, aunque uno sea “zurdo”, progre o sindicalista.

El 25 la primera… espero que en la frente del PSOE  y después, el 29, todos los datos así lo indican, los sindicatos cosecharán una derrota espectacular. Que así sea.