jueves, 22 de marzo de 2012

Nervios, muchos nervios

¿Tila o valeriana...?


Mucho nerviosismo, eso es lo que se percibe en el ámbito de lo político y ya para que decir si observamos el estado de ánimo en las centrales sindicales que  convocaron la huelga general. El PSOE está absolutamente de los nervios, se encuentra en la recta final de una campaña electoral, la andaluza, que parece le resulta adversa y está reaccionando a la desesperada. Una campaña que comenzó basada en el argumento del miedo y sigue por el mismo camino. Llama la atención la pobreza de los argumentos socialistas basados prácticamente en su totalidad en lo de ¡qué viene el lobo!

Ayer era Chaves, el que fuera Presidente de la Junta de Andalucía, el que afirmaba que la “calidad de la democracia peligra si gana el PP”, no vaciló en sostener semejante disparate siguiendo el argumentario que han puesto en marcha los socialistas, que a las claras fían sus posibilidades en asustar a los ciudadanos y asegurarles que el PP les quitará colegios, asistencia médica, pensiones…, lo que haga falta, todo es bueno siempre que sirva para crear inquietud.

Estas campañas en negativo son muy del PSOE que siempre va muy corto de argumentos, habrá que recordar que la de Rubalcaba se basó fundamentalmente en advertir de los recortes de Rajoy y acusar a éste de no tener programa, tanto habló del “no programa” de Rajoy que no tuvo tiempo ni ocasión de hablar del suyo. Esta campaña ha mostrado además las vergüenzas de un PSOE dividido. Rubalcaba y Griñán han procurado no aparecer juntos y los iconos socialistas – Guerra, Felipe González o el mismo Chaves – han evitado hacer acto de presencia en los mítines, hasta que la inminencia e importancia del desastre que se avecina, han obligado a algunos a salir de las sombras para incorporarse a la campaña de Griñán, que parece tenga muchos más enemigos en el PSOE que en el PP.

Arenas y los suyos siguen en su tarea y ciertamente les sobra munición para acabar con sus adversarios. La corrupción, el escándalo de los EREs y muchísimos asuntos más, dan para hablar y no acabar. Las encuestas publicadas, les dan unánimemente como ganadores y además con la mayoría absoluta. Las organizaciones políticas contendientes manejan estudios demoscópicos de uso interno que confirman que el próximo domingo Andalucía será azul; no diré que estén tranquilos, en estas elecciones se juegan el ser o no ser tras  treinta años socialistas, pero las cosas marchan razonablemente bien.

En Ferraz están muy preocupados, dan por perdida Andalucía y no creen vayan a recobrar Asturias, donde parece que la derecha ha llevado a cabo un acto de contrición y los de Cascos y el PP parece que gobernarán juntos, con lo que conseguirán evitar que el PSOE, que sólo puede conseguir una mayoría relativa, gobierne en Asturias. Pudiera pensarse que lo de Asturias no es demasiado importante, pero quien piense eso se equivoca, para Génova es muy importante evitar el gobierno del PSOE. Espero que impere la cordura que faltó hace bien poco tiempo, necesitan entenderse los de Foro y el PP, sobre todo, por el bien de Asturias y los asturianos.

En CC.OO y UGT están absolutamente desquiciados, si el martes eran los sindicatos sanitarios de mayor implantación los que se negaban a secundar la huelga general, ayer fue el CSIF, la organización sindical mayoritaria en el ámbito de las administraciones, el que comunicaba que no iban a secundar la huelga por entender que ésta  resulta “inoportuna” y que está  promovida por “intereses ajenos a la defensa de los trabajadores”. Afirman estar en contra de la reforma laboral, pero consideran, que al encontrarse la reforma  en  trámite parlamentario, no resulta lógico ir a una huelga general por una ley que todavía puede sufrir cambios en su paso por el Congreso.

Aunque todavía tiene más problemas esta convocatoria, apresurada como señalan casi todos y que se lleva a cabo el día 29 porque esa fue la fecha que eligieron los sindicatos abertzales y sorprendentemente Cándido y Toxo, asumieron esa decisión del sindicalismo filo etarra como si fuera suya, lo que ha ocasionado aún más incomodidad en las filas sindicalistas.

Las cosas les van tan mal que UGT y CC.OO han suspendido el mitin sindicalista con el que tradicionalmente calientan los ánimos antes de una huelga general. Parece que no están convencidos de llenar Vistalegre, necesitaban para ello alrededor de 20.000 delegados sindicales y no les salían las cuentas; por otra parte sus servicios de seguridad advertían de la posibilidad de que los dos “líderes” sufrieran algún tipo de abucheo durante la celebración del acto. Ante esta situación han “filtrado” que suspenden porque no tienen los 25.000 euros necesarios para alquilar el pabellón. Una afirmación que no se mantiene, porque si algo tienen los sindicatos es dinero, aunque pretendan vender esa imagen de estrecheces para combatir la  dada a cuenta de los rolex, los cruceros de lujo, los restaurantes VIP, los consejos de administración  y los sueldazos millonarios.

La izquierda está absolutamente desquiciada esta semana, ni lo de Matas les ha servido para gran cosa, ayer el “chófer de la cocaína” cantó lo que no está en los escritos y se auto inculpó de delitos que ni siquiera estaban siendo investigados, 22 delitos se le imputan y parece decidido a no ir en solitario a la cárcel.

Rubalcaba sabe que se va a enfrentar a su peor escenario si el PSOE sale derrotado en Andalucía, el partido es un polvorín y falta solamente algo o alguien que encienda la mecha, la chispa la producirá sin duda el resultado de las elecciones, pero Alfredo necesita del apoyo de la organización andaluza para mantenerse en la Secretaría General, con Cataluña perdida a manos de Chacón, no puede permitirse perder el control del PSOE-A.

Los sindicalistas, ya se sabe, cuanto menor sea el seguimiento de la huelga, mayor será la violencia con la que se emplearán sus piquetes. El poco respeto que sienten los de CC.OO y UGT por el derecho al trabajo de los ciudadanos,  lo demuestra la afirmación de Méndez, que sostuvo que “el derecho del trabajador no debe ser objetivo prioritario sobre el derecho de huelga” es decir que según él debe primar el derecho de los huelguistas sobre el derecho que tienen el resto de ciudadanos de este país a trabajar. Eso lo dice un “líder” sindical en un país que tiene más de 5.000.000 de parados; suena a burla sangrienta, bueno suena a burla y lo es.

El 29, el Gobierno debe limitarse a cumplir y hacer cumplir la ley y garantizar el derecho de todos, el de los que quieran trabajar y el de los que decidan ir a la huelga. Porque debe quedar muy claro que uno puede hacer huelga, lo que no permite la ley es que impida  trabajar a quien libremente pretenda hacerlo. Espero por tanto que los “piquetes” que sin duda se emplearán a fondo con la salvaje violencia que los  caracteriza, sean detenidos y puestos a disposición judicial, que esto no es el Chicago de los años veinte, por mucho que Toxo y Cándido parece que piensen otra cosa; esto es España y vivimos, porque así lo hemos querido, en una democracia plena y en democracia el respeto a la norma es imperativo, aunque uno sea “zurdo”, progre o sindicalista.

El 25 la primera… espero que en la frente del PSOE  y después, el 29, todos los datos así lo indican, los sindicatos cosecharán una derrota espectacular. Que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario