jueves, 15 de marzo de 2012

El PSOE y la ortografía “natural”

Con g o con j, el 25 de marzo pintan bastos...


Me imagino que  conocen de que va el tema, pero por si a alguno de ustedes lo cojo despistado lo explico brevemente. El título del presente comentario viene a cuento de un cartel electoral del PSOE en el que los amigos de Griñán decidieron, supongo yo que de una manera absolutamente progresista y democrática, escribir “Elije el camino hacia tus derechos” y se fumaron un puro. Esto de las faltas de ortografía y su crítica tiene su aquél, porque en el proceloso mar de la escritura el que no haya cometido alguna falta a las reglas ortográficas qué tire la primera piedra y éste es un  asunto en el que muy probablemente sea de aplicación aquello de “dónde las dan, las toman” en el que, el que hoy critica, mañana puede salir trasquilado por el mismo motivo.

Dicho lo dicho, hay que añadir que clama al cielo que un partido político no se moleste siquiera en aplicar el corrector ortográfico, del que están dotados los programas de procesamiento de texto a las frases, eslóganes, etc., que van a formar parte de su propaganda electoral, sabiendo como deben saber, que los programas de rotulación no disfrutan del dichoso adminículo.

Lo sucedido es una anécdota que sirve para animar el cotarro de los distintos foros y redes sociales y tiene la importancia que se le quiera dar, pero desde luego no ayuda en nada a las ya paupérrimas expectativas electorales con las que cuentan – o con las que no cuentan - los socialistas en Andalucía. Está claro que da munición a los populares que aprovecharán la ocasión para subrayar la deleznable labor del PSOE en lo que hace referencia a la educación, en la que los socialistas que, al menos en el terreno de la teoría, el mitin y la propaganda electoral, se presentan como los principales valedores de la enseñanza pública, resultan ser ¡qué triste es la vida!, de los que menos dinero han invertido en ella; ahí están las cifras de Andalucía y Extremadura para demostrarlo.

Pero al PSOE le importa un bledo esa contradicción, sobre todo teniendo presente que viven de manera habitual en esa condición. Los socialistas, cuando la situación así lo ha aconsejado han construido, desde siempre, una realidad virtual en la que viven y desarrollan sus políticas propagandísticas y jamás se han preocupado por sus contradicciones e incoherencias. Por poner un ejemplo, durante la dictadura del general Primo de Rivera, el PSOE y UGT colaboraron íntimamente con ella y lo hicieron para mejorar las expectativas de la UGT que buscaba desesperadamente un lugar al sol y que tenía en la CNT un adversario sindical de una entidad infinitamente superior.

Y en uso de esa incoherencia y de la falta más absoluta de principios y ética de los que siempre han hecho gala, los del PSOE y la UGT aplicando, como siguen haciendo ahora, eso de que “el fin justifica los medios” y lo de que “la mentira es un arma revolucionaria” ocuparon, digo, cargos de alta responsabilidad en la administración del Dictador. Así el propio Largo Caballero entró en el Consejo de Estado, pero otros socialistas pertenecieron al Consejo Superior del Trabajo, representaron al gobierno de Primo de Rivera en la OIT o en la Oficina Internacional de Ginebra y ostentaron otros altos cargos en la Dictadura. Y por si alguno tiene dudas, reflejar simplemente lo que manifestó Indalecio Prieto sobre el régimen “primoriverista”, dijo Don Inda  “Ojalá todas las dictaduras fueran como la suya”, lo que ya no sé, es si lo dijo al ritmo de la Internacional.

Actúan como si la realidad no fuera con ellos y si en los tiempos de Zapatero clamaban contra la huelga general y apelaban al “patriotismo” de los sindicatos - lo que ya es apelar – para que la desconvocaran, ahora, en una situación mucho más difícil para todos, prácticamente se convierten en convocantes de esa huelga general que, cuando gobernaban, iba a ser tan dañina para los intereses de España y los españoles.

Por eso el PSOE puede clamar contra la reforma laboral en el Congreso y a la vez en Ferraz disponerse a poner en la calle al 30% de sus trabajadores. Lo hacen porque aseguran que esa es la mejor solución a los problemas de liquidez del partido. Di que sí, muerto el perro se acabó la rabia, esa es una solución clarísimamente progresista y democrática. Y los trabajadores ¿qué dicen?, nada, no tienen  voz, son trabajadores del PSOE. Así que los que dicen defender los derechos de los trabajadores y denostan a los empresarios, cuando les aprieta el zapato, cogen por la calle de en medio y mandan a su gente al paro con absoluta tranquilidad de espíritu. Eso sí mientras los capitostes socialistas siguen cobrando sus suculentas nóminas y alguno más de una y más de dos.

Y si hablamos del objetivo de reducción del déficit, ya para que les cuento. Está Soraya-PSOE con lo del dichoso objetivo, que me recuerda a Teresa de Ávila, aquella española que afirmaba lo de “vivo sin vivir en mí”, y es que la pobre Soraya-PSOE está que no vive porque la UE ha decidido imponernos un objetivo de reducción del déficit del  5,3%, en lugar del anunciado por Rajoy del 5,8%  y ante esta desgracia cósmica exige a Rajoy que se deje la piel en defensa de los intereses de los españoles.

Me pregunto dónde andaría esta joven mientras Zapatero llevaba a cabo su particular viaje a Canosa – bueno a Bruselas que en Canosa no había nadie - para pedir perdón por sus errores, abjurar de sus pecados de amor nefando por el déficit, reconocer  los demoníacos errores de las  teorías keynesianas ante  la Papisa  Ángela Merkel y prometer destocado, con los cabellos cubiertos de cenizas, genuflexo y vestido con el hábito de las teorías liberales que iba a dejar el déficit español para el 2011 en el 6% y comprometerse  a que en el 2012 España alcanzaría el 4,4% como camino ineludible para llegar a la salvación, es decir al límite del 3% en el ejercicio del 2013.

Repito ¿dónde andaba la tierna Soraya-PSOE cuanto todo eso acontecía?, porque cabría deducir de su actitud que andaría lo más cerca, allá por los anillos de Júpiter ¿o eran de Saturno?, bueno donde fuera. Esta chica pudiera parecer que no sepa lo que sucedió hace tan poco, pero no es así, lo que le sucede a Soraya-PSOE es que libérrimamente reconstruye la historia para poder acomodar sus críticas a la realidad virtual que le interesa a Ferraz. En estas cosas para los socialistas lo importante no es lo que sucede y muchos menos lo que sucedió, lo importante es cómo se “vende” – es decir como se falsea – la realidad para poder llevar el agua a su triste molino partidista.

De todas maneras y a vueltas con el elige con j, siempre se podrán acoger los socialistas andaluces a la ortografía que pretendió Juan Ramón Jiménez, que luchaba por la norma ortográfica natural. Así salen del apuro, ponen en primer plano a un andaluz ilustre y ya de paso pueden acusar si no de ágrafos, sí de iletrados a los peperos. ¿Qué eso no se lo cree nadie?, hágame el favor amigo mío ¿desde cuándo la verdad ha preocupado en lo más mínimo a los socialistas?

La solución para Andalucía, con g o con j, el próximo 25 y lo de Soraya-PSOE, que tampoco es que esté muy segura en su puesto de portavoz,  Dios dirá…

3 comentarios:

  1. Lo triste es que, cómo dices, al partío, del que no uso sus siglas desde hace tiempo por el ascazo que me da, se la bufa todo y va a lo suyo, a conseguir mendigar votos. Y digo bien, mendigar, pues en Andalucía, tal y cómo la han dejado, andan los pobres ostiándose a la puerta de las iglesias a ver quien pilla mejor lugar. A ello hemos llegado con el partío de los cien años de honradez.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  2. Más:
    http://www.xuanxose.net/2012/03/jg.html

    ResponderEliminar
  3. Este socialismo, solo está para robar, y hacer daño a quien le paga con las leyes de educación solo ha creado analfabetos y los más son sus huestes que les ponen en ridículo,pero haber si cambian ahora con el nuevo gobierno y empezamos a poner orden que es lo que más falta hace, y el que valla al colegio para no estudiar que le manden a casa,hay que volver a premiar al que estudia, y retirar al que no quiere el esfuerzo debe ser premiado,

    ResponderEliminar