viernes, 29 de enero de 2016

La zurda no pacta ¡¡Está en campaña electoral!!

Lo siento Pedrito, la vida es muy dura

Para aquellos que tenemos la desgracia de leer mucha prensa, está claro que las fuerzas políticas de la izquierda no están por la labor de pactar con nadie. Estamos viviendo una nueva campaña ¿electoral? pues no exactamente, porque todavía no se han convocado nuevas elecciones, pero campaña pre electoral, por ser precisos, en toda regla.

Si se mantienen en sus respectivas posturas, vamos de cabeza a una nueva cita electoral, tampoco es que se hayan tomado mucho trabajo socialistas y circulares en simular que trabajaban por buscar un pacto que permitiera gobernar. Están en un mitin, mediático, pero mitin al fin y al cabo, en el que constantemente lanzan mensajes que buscan votantes,  no socios.

La sultana socialista, Susana Díaz lo ha dejado clarinete,  dice que  el PSOE no debe pactar ni con Podemos, ni con el PP y si eso además de opinión expresada, es aviso a navegantes o a barones socialistas distraídos, me imagino a Pedro Sánchez dándose cabezazos contra la pared, intentando aclarar las dos o tres ideas que pululan en esa cabecita que Dios le ha dado; porque lo cierto es, que si le niegan las dos vías de pacto, la única posibilidad que le resta es pactar con los de Albert Rivera, en un acuerdo difícil – aritméticamente hablando- y agravado por tener que contar con la abstención de populares y/o bolivarianos,  que ya han dicho que para estas cositas no cuenten con ellos.

Las intenciones de Susana Díaz están muy claras; todos o casi todos los analistas, advierten que de ir a una nueva cita electoral el PSOE tiene muchísimas posibilidades de obtener unas cifras aún peores que las conseguidas por Pedro Sánchez en las últimas elecciones. Por lo tanto cuando bloquea las posibilidades  de pacto, no lo hace buscando el bien del PSOE y mucho menos el de la nación, simplemente pretende cobrarse la cabeza del actual secretario general y eso vendría de la mano de una nueva cita electoral que le permitiría convocar el congreso que acabaría con Sánchez como candidato del PSOE – nadie en el partido olvida el resultado obtenido en las últimas elecciones – y  como secretario general.

Pero si en el PSOE parece que hay quien está decididamente por la labor de conseguir cerrar cualquier oportunidad a un pacto que permita investir a alguno de los dos aspirantes al título, qué decir de lo que piensan y quieren, aunque no lo digan demasiado fuerte,  los de Pablo Iglesias que están locos por la música demoscópica que les advierte que, como poco, recortarán distancias con el PSOE y obtendrán un buen resultado en una nueva cita electoral y en eso están, con la decidida voluntad de convertirse en el referente de la izquierda española.

Así que los dos principales partidos de la izquierda española, no tienen muchas ganas de pactar, ni entre ellos ni con nadie. Cosa distinta es lo que piense el candidato socialista, pero tengo la impresión que a poco que se descuide, en el Comité Federal a celebrar este domingo se lo van a poner muy difícil. Porque una cosa es lo que te dice el barón territorial en la soledad del despacho del secretario general; otra la que expresan esos barones en sus matizadísimas declaraciones a la prensa y muy probablemente nada tengan que ver ambas cuestiones con lo que voten los barones socialistas el domingo.

No faltará el lector que opine que como soy de derechas le cargo la culpa o la responsabilidad de los problemas para llegar a un pacto a la zurda nacional. Creo que lo he dejado bien claro, unos por cepillarse al tronco de su candidato y otros animados por las encuestas, no sienten ningún interés por alcanzar un acuerdo, porque están por resolver los problemas de sus respectivos partidos y los de la nación y sus ciudadanos, se la trae  literalmente al pairo.

El único candidato que ha hecho ofertas concretas ha sido el del PP que ofreció una serie de reformas legislativas que satisfacían muchas peticiones socialistas, pero el PSOE tiene un problema insoluble, llevan tanto tiempo explicando que el PP es el diablo, que ahora no pueden hacer lo que el sentido común aconseja, un pacto de gobierno entre PP, C,s. y PSOE – por cierto oferta de Mariano Rajoy - porque sus votantes no lo aceptarían.

Así que el domingo estaremos atentos a la pantalla, por aquello del fútbol y también por ver como discurre ese Comité Federal que tiene en sus manos buscar una solución a los problemas de los españoles, pero que me temo se va a limitar a arreglar sus asuntillos, ajustar algunas cuentas pendientes y para lo del interés general ya habrá tiempo, después de las próximas elecciones.

Aunque también pudiera suceder, les ruego que esto quede entre nosotros, que teniendo presente la errática trayectoria del PSOE en estos últimos años, el domingo saquen en hombros a Pedrito Sánchez y desde Ferraz lo lleven, en olor de multitud hasta Pablo Iglesias, para que firmen ipso facto el pacto que nos va a llevar a la ruina a los del PSOE y a todos nosotros. 

Si el contenido de este post les ha gustado, agradecería que me votaran en el botón de Hispabloggers que se encuentra arriba y a la derecha del texto.

1 comentario:

  1. Mi recomendación para todo aquel que pueda es sacar todo lo que se tenga en el banco, acciones y cosas de esas convertirlas en metálico rapidamente aunque sea perdiendo, convertir en metálico también todo bien que se pueda y ... ¡salir pitando de España!

    O bien se le echa cojones de una puta vez y se gana a toda esa chusma con sus mismas armas y en su propio terreno, es decir, saliendo a la calle y, si es necesario, siendo aun mas vándalos que ellos.

    Porque, a la hora de la verdad, son muy cobardes y, además, son menos, no son la mayoria que ellos se creen que son.

    ResponderEliminar