jueves, 21 de enero de 2016

¿Traicionará el PSOE a España?

El día 30 de enero deciden...

A la pregunta que hago en el títuloa fuer  de sincero, tengo que responder que desgraciadamente temo que así sea. Cabe la posibilidad de que el Comité Federal del PSOE del próximo día 30 de enero le pare los pies a Sánchez, que ha traspasado a bombo y platillo todas las líneas rojas que le marcó la dirección federal de su partido; pero ante el prudente silencio de estos dos últimos días de los popes socialistas, me temo que Sánchez enfrentará la cita con un trágala que será aceptada, porque a pesar de que a Susana Díaz, Vara y el resto de los barones no les guste nada, al menos así lo han manifestado, lo de gobernar con Podemos y por si eso fuera poco con el apoyo del PNV, ERC y DiL, a pesar de lo que hayan dicho, a la hora de la verdad les va a temblar el pulso y aceptarán esa solución, que es mala de solemnidad para España como nación y que para el partido socialista no va a ser otra cosa que pan para hoy y hambre para mañana.

No exagero, los podemitas se van a comer de una sentada, con papas fritas y cebollitas confitadas de acompañamiento, al prepotente novato que sólo cuenta con 90 votos en el Congreso, por lo que va a tener que ceder ante las exigencias de radicales y secesionistas, lo que no preocupa lo más mínimo ni a Sánchez ni a los suyos, que con tal de llegar a la Moncloa, están dispuestos a pagar el precio que haga falta porque al fin y a la postre esta desgraciada aventura vamos a pagarla los españoles, los que votaron al PSOE y los que no lo hicimos.

Sabemos por experiencia  que a la figura de la rendición sin condiciones en Ferraz se le llama diálogo constructivo y pacto progresista, pero llamen como  llamen a ese pacto y los acuerdos secretos que van a acompañarlo,  a efectos prácticos, la izquierda radical impondrá su programa – el del PSOE solo tendrá valor propagandístico – y los separatistas catalanes podrán transgredir la Constitución y seguir con el “proces” y la desconexión, con la bendición de ese gobierno supuestamente progresista, lo que a la larga supondrá el descrédito para el  PSOE, que se traducirá en una pérdida de votos en las siguientes elecciones. Decía un ciudadano que el PSOE había sido fundado por Pablo Iglesias y que sería liquidado por Pablo Iglesias y no le faltaba razón.

Ayer una dirigente socialista de la isla de Fuerteventura se sentía muy molesta con las opiniones que expresaba en mi blog, me imagino que menos le gustará lo que hoy digo. A mí no me gustan sus opiniones, pero respeto su derecho a opinar,  sin embargo lo que no puedo soportar en silencio es lo que están haciendo, que una cosa es hablar u opinar y otra muy distinta hacer. Por muy de izquierdas que se sea, basta reflexionar un poco para ver que Sánchez es de l sindicato que no le dice  la verdad ni al médico y ese es un defecto mortal para quien se reputa como el líder que supuestamente va a gobernar España.

Acordó con los barones de su partido que no pactaría con los independentistas y le faltó tiempo para regalarles cuatro senadores para que pudieran tener dos grupos en el Senado, prometió que jamás pactaría con los populistas, así llamó a los de Podemos y están los de Pablo Iglesias hasta el gorro, del acosador cortejo que sufren por parte de Pedro Sánchez, al que sólo le falta implorar públicamente su apoyo y lo que resultaría gracioso, si no fuera porque nos ha costado ya una pasta y lo que te rondaré morena, es el apoyo buscado y obtenido del PNV, que son más de derechas que el Cid Campeador.

Y para que nadie, aunque milite en el PSOE, tenga la menor duda de que es cierto lo que digo, ayer miércoles la Mesa del Congreso con los votos del PP y Ciudadanos impedía que se multiplicasen los grupos en el Congreso, evitando que la propuesta para dar grupos y la pasta correspondiente a Podemos, Compromís, IU, ERC y Bildu prosperara tal y como pretendían Podemos y PSOE, que quedaron en minoría, a pesar de que el Presidente de la Cámara  votara a favor de no respetar el reglamento vigente del Congreso y si eso no es apoyar a separatistas con intención de cobrar el favor más adelante o al menos poder alegar aquello de que “la intención es lo que vale”, que baje Dios y lo vea.

Y para aquellos que siendo socialistas se sientan aludidos y molestos por lo que digo en lugar de sentirse inquietos y dolidos por lo nque sucede,  una reflexión. Un partido que lleva en sus siglas la E de español, no puede buscar los votos de los secesionistas para gobernar España, teniendo bien presente la debilidad socialista en el Congreso y lo que de esa debilidad se va a derivar necesariamente, porque con esa decisión traiciona a los españoles, y diré más aún, traiciona a todos aquellos que votaron al PSOE fiados en la palabra de Pedro Sánchez, que afirmó, tal y como ya he dicho, que jamás pactaría con los populistas o a aquellos socialistas de buena fe a los que tranquilizaron las palabras sobre la decisión secesionista del Parlament por parte del PSOE y su candidato y que ahora ven que, se dijera lo que se dijera, Sánchez ha decidido atajar y buscar el apoyo de los separatistas y parece que lo va a hacer con la bendición del Comité Federal del partido.

De todas maneras y como la esperanza es lo último que se pierde, pongamos nuestra fe en lo que vaya a suceder el día 30 de enero en Ferraz, que igual las cosas no suceden tal y como yo las describo.

Que así sea por el bien de España, los españoles y, que conste, por el bien del PSOE.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada