sábado, 3 de diciembre de 2016

Parece vamos de cara a la aprobación de los Presupuestos

Hernández y Rivera, cara y cruz de la política
Tras tres días en los que no he publicado y he procurado no leer nada sobre política, no sé yo si esas vacaciones han obrado en mí una suerte de limpieza mental, pero lo cierto es que leyendo la prensa de ayer me he sentido bastante animado. 

No soy optimista, no lo he sido nunca ni pretendo serlo, de hecho siempre me he mostrado de acuerdo con aquél que dijo que “Un pesimista no es más que un optimista bien informado”, pero sea como sea, percibo una ligera mejoría en la actualidad política y tras la observación de una serie de circunstancias me limito a contárselas y ustedes verán si están de acuerdo conmigo o no.

Viene a cuento el preámbulo porque parece que hay una serie de realidades que empiezan a permear la voluntad de algunos responsables políticos y esto ha hecho posible una serie de acuerdos, que creo señalan que vamos por el buen camino para aprobar los Presupuestos Generales del ejercicio 2017, lo que nos daría una herramienta que permitiría al gobierno hacer frente, de manera eficaz, a muchísimos de los problemas que nos acucian.

PP y PSOE han llegado a una serie de acuerdos, que si bien no garantizan que el PSOE vaya a apoyar los presupuestos que los populares presenten a las cámaras, sin duda suponen un primer paso que facilitarán la consecución de otros consensos, que aunque hoy parecen inalcanzables, con el paso del tiempo y la “normalización” del PSOE de la mano de su Gestora, podrían devenir en posibles ya sea por la vía de la abstención - lo más probable - o directamente por la votación a favor.

Hoy por hoy se ha aprobado la senda de déficit para las CC.AA., fijada en el 0,6% para el próximo año y su aprobación ha sido posible por la abstención de los socialistas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, por otra parte el gobierno, con el beneplácito del PSOE,  ha subido el salario mínimo interprofesional un 8% y ha aprobado, junto a un paquete de medidas de carácter fiscal el techo de gasto, que tendrá que ser aprobado en el Congreso, me imagino que con la abstención del PSOE y que cifran los populares en 118.337 millones de euros además de los objetivos de déficit y deuda.

Hay mosqueo ante este consenso que a algunos les parecía imposible, la subida del Salario Mínimo  Interprofesional se ha aprobado entre el gobierno y el PSOE, sin contar con los sindicatos, lo que dice bien a las claras que ambos partidos pretenden evitar la influencia de terceros en los asuntos que están dispuestos a consensuar, lo que me parece una medida muy eficaz. Desde luego a los podemitas les ha faltado tiempo para calificar la medida como “un insulto”. Si soy sincero la oposición de Podemos a la medida, constituye desde mi punto de vista una garantía de su bondad.

Así que parece que el PSOE sigue el papel que muchos le habíamos asignado, hacer mucho ruido, por aquello de la oposición al gobierno, pero a la hora de la verdad -ante el convencimiento que tienen de que si no dejan gobernar a Rajoy, se van a encontrar unas elecciones en junio de 2017, situación imposible de asumir por el partido socialista que todavía no ha empezado a organizarse y “reconstruirse”- aceptan consensuar las cuestiones más importantes.

Por resumir, parece que el sentido común o aquello que decía Aristóteles de que “la política es el arte de lo posible” se está abriendo paso entre los del PSOE que se abstendrán en lo que haga falta con tal de evitar una convocatoria adelantada en el año 2017, otra cosa será que eso que hacen en defensa de su propio interés, como hicieron cuando la abstención en la investidura de Rajoy, lo vendan como una conducta guiada por su sentido de estado y servicio al interés general, pero eso es harina de otro costal.

Me parece muy significativo  el recado que le ha mandado Antonio Hernando a Pedro Sánchez, que ha significado que el PSOE ha conseguido más éxitos estratégicos en dos meses, que Pedro Sánchez en dos años.  Es muy cierto y no puedo por menos que  pensar lo bueno que hubiera sido si tras las elecciones del 20D, el PSOE hubiera tenido la misma sensibilidad que ahora practica, aunque lo haga de la manera más subterránea posible. Si entonces, cuando Rajoy ofreció al PSOE un gobierno de coalición y estaba dispuesto a negociar lo que hiciera falta, en lugar de acogerse al estéril “No es no”, hubieran aprovechado el momento para consensuar todas las reformas que tanta falta hacen, otro gallo nos cantaría ahora.

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena y al final los hechos dan la razón a Mariano Rajoy. Me parece que cada vez está más claro que por muchos enemigos que tenga el bipartidismo, en España sólo hay dos partidos que puedan gobernar, PP y PSOE y no me olvido de Podemos, pero me acuerdo perfectamente como Anguita advirtió en el 26J “Será ahora o no será nunca”, y así ha sido y estoy con el de IU, pudo ser, no fue y no será nunca.

Hablando de partidos destinados a no gobernar, ayer me sorprendía la diatriba que lanzaba Jiménez Losantos contra Albert Rivera y quiero recordar que el comunicador ha sido uno de los principales apoyos mediáticos del “nen Rivera” y que incluso se proclamó votante de Ciudadanos,  que decía: "Eres un tonto fatuo, un papanatas de provincia" y no contento afirmaba "¡Qué mal andas Albert, al final no vas a ser presidente ni de la comunidad de vecinos!", además de criticar el empeño de los naranjitos por no estar en ningún gobierno. 

Parece, eso lo digo yo, que han nacido simplemente para ser el Pepito Grillo del panorama político español, no saben hacer otra cosa que criticar y presumir de una importancia que no tienen, pero no aportan nada de provecho al gobierno de la nación. Me parece que es el único partido político que ha nacido con vocación de no gobernar bajo ningún concepto, será supongo, por si en esa tesitura se manchan su virginal túnica naranja.

Por mal que les sepa y a la espera de las declaraciones grandilocuentes de Rivera y sus naranjitos adjuntos, cuando ha habido que aprobar algo, PP y PSOE han consensuado lo que había que acordar y aquí se acabó la presente historia.

Qué cierto es lo que reza un refrán canario, que dice “Del que de servilleta llegó a mantel, no te fíes de él”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario