¿Muchos nórdicos? Sin problemas: Hoy Juan Madrid


Un autor clásico del género negro español, quizás sea esta la mejor definición que se pueda hacer de Juan Madrid, un escritor del que se pueden decir muchas cosas, pero que fundamentalmente es un escritor de novela negra. Un autor al que merece la pena leer y también releer mientras todavía esté vivo, no es que yo sea pesimista al respecto, es el propio Juan Madrid con ese humor sarcástico que le caracteriza el que cuenta que cuando le comunicaron que le habían concedido el Premio Pepe Carvalho de Novela Negra del año 2019, lo primero que se le ocurrió pensar fue “joer, la voy a palmar enseguida”.

Nació en Málaga en 1947. Vivió en esa ciudad y Marruecos hasta 1959, fecha en que se trasladó a Madrid. Juan Madrid ha sido y hecho muchas cosas. Licenciado en Historia Contemporánea por la Universidad de Salamanca, en 1976 comenzó a trabajar como periodista, ha sido redactor en las revistas Triunfo, Índice y Cambio 16, ha publicado numerosos reportajes en revistas nacionales y extranjeras. Ha ejercido la docencia en España y en el extranjero, ha sido jurado en numerosos premios relacionados con la literatura y el cine, ha escrito guiones para la televisión y adaptaciones para el cine e incluso ha dirigido una película. Muchas cosas como digo, pero fundamentalmente es un escritor que quiso explicar las historias que no le dejaban publicar en los periódicos y para ello decidió escribir novelas en la que pudiera retratar la sociedad de aquel Madrid de finales de los setenta y principio de los ochenta.

Un Madrid que conocía muy de cerca, el propio autor explica que a los 16 años, se fue de casa  y empezó a trabajar como botones en la editorial Alfaguara. Durante el día, trabajaba en la editorial y por las noches visitaba lugares de dudosa reputación vendiendo puros que le suministraba el Negro Quiñones, un seminarista cubano con el que compartía pensión. Esa actividad le permitió adquirir de primera mano una cultura callejera que enriquece sus relatos.

Se define como un hombre de izquierdas, aunque como escritor afirma que su primer compromiso está con la literatura, añade que siempre se ha sentido comprometido con la verdad y los menos afortunados. Así que las circunstancias sociales lo colocaron ante una tesitura en la que él mismo nos cuenta que no había más remedio que decir la verdad y para eso nada mejor que agarrar esa verdad por la pechera y encajarla, casi siempre por las malas y entre aparatosos zarandeos en sus textos. 

En 1980 publicó su primera novela “Un beso de amigo”, con la que había quedado finalista del premio del Círculo del Crimen de la editorial Sedmay, obra que ha sido reeditada en múltiples ocasiones. Fue la primera de la serie de Toni Romano, el personaje protagonista que creó Juan Madrid y que hasta la fecha cuenta con ocho novelas que la crítica entiende son esenciales para entender la historia de la novela negra española y la intra historia de aquella Madrid de la Transición.

Antonio Carpintero, es hijo de limpiabotas. En su juventud trabajó al igual que su creador, como chico de los recados. Empezó a boxear para intentar escapar del destino que esperaba a los jóvenes de su barrio. Como boxeador se hizo llamar Toni Romano, destacó en el mundo de las doce cuerdas y alguien le propuso hacerse policía. Le gustó la idea, trabajó durante veinte años en el Cuerpo, pero acabó dejándolo en 1977. No era capaz de callarse, odiaba tener que detener a ladrones de bolsos y no poder hacer nada contra los ladrones de despacho y políticos corruptos.

En aquella España había muy pocos detectives privados, por lo que Madrid hace que su protagonista comience a trabajar en una serie de oficios marginales, cobrador de impagados, seguridad de cabarets, etc., en esos ambientes va recibiendo encargos para que investigue una serie de situaciones, tales como desaparición de personas, timos, estafas, corrupción, delitos de cuello blanco, a los que se enfrenta sin ninguna cobertura legal. Toni Romano recorre el centro de la capital y el barrio de Malasaña revelándonos un Madrid empobrecido y sorprendente; un mundo en el que los delincuentes habituales, han ido perdiendo terreno en la calle y en su lugar proliferan nuevos delincuentes con modos y maneras muy distintos; gente violenta, locos, drogadictos, financieros corruptos, antiguos políticos metidos en asuntos muy oscuros..., a los que policías, jueces y fiscales les permiten delinquir a cambio de un buen sobresueldo.

Juan Madrid afirmaba en una entrevista que “Tenemos un país lleno de pobres y desgraciados donde es normal que la literatura negra guste porque es la de nuestro tiempo, la de la angustia, la inseguridad y la marginación” y por eso el género negro se ha convertido en el mejor vehículo para retratar los defectos de esta sociedad. Para nuestro autor la novela negra, es una literatura social que permite una "visita a los infiernos para luchar contra el discurso único" que esta sociedad pretende imponer.

Juan Madrid tiene un estilo muy característico, utiliza frases cortas, sencillas y directas, algunos críticos afirman que es un escritor muy cinematográfico, yo prefiero lo que dijo de él el asturiano Paco Ignacio Taibo II, político, activista sindical y escritor de novela negra: “Da la sensación de que no le sobra una palabra ni le falta ninguna. Su estilo es seco, cortante, exacto y medido y con un ritmo y una cadencia que hace pensar que una extraña música recorre sus textos”.

Juan Madrid es un autor muy prolífico, ha escrito cerca de cincuenta novelas, entre las que se encuentran las ocho de la serie de Toni Romano, las trece de la serie Brigada Central - que nació como serie televisiva pero que  finalmente fue publicada en formato de novela - a  las que hay que añadir las tres novelas del gitano Flores, el policía protagonista de la serie de Brigada Central, otras novelas y una cantidad ingente de relatos y cuentos, incluyendo una serie de literatura juvenil.

Es cierto que las novelas negras de Juan Madrid dejan un poso amargo, pero merecen la pena. Léanlas, no se van a arrepentir. Les dejo la lista de las novelas de la serie de Toni Romano, constituyen un conjunto muy importante para aquel género negro a la americana que Juan Madrid y otros, comenzaron a introducir en España.

 Serie de Toni Romano

1.         Un beso de amigo, 1980

2.         Las apariencias no engañan, 1982

3.         Regalo de la casa, 1986

4.         Mujeres & mujeres, 1996

5.         Cuentas pendientes, 1995

6.         Grupo de noche, 2003

7.         Adiós, princesa, 2008

8.         Bares nocturnos, 2009

Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere y a ustedes les da paciencia nos volvamos a encontrar aquí el próximo lunes. Entretanto cuídense mucho.

Un abrazo.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Marc Rodríguez vive en Las 90 Viviendas. ¿Por qué?, descubran el motivo

Hoy celebramos el CI aniversario de la fundación de La Legión

La obscena indecencia de esta izquierda que nos gobierna