"Una heredera de Barcelona" Sergio Vila-Sanjuan relata el devenir de la sociedad que nos llevó a la Guerra Civil


 

Hoy quiero comentar para ustedes “Una heredera de Barcelona” la primera novela de Sergio Vila- Sanjuán, un escritor que ha dedicado casi exclusivamente su actividad al periodismo cultural. Nació en Barcelona en el año 1957, es licenciado en Historia y pertenece a una familia que siempre ha estado relacionada con el mundo de la información y de la creación literaria, en la actualidad trabaja como coordinador del suplemento cultural del periódico La Vanguardia.

En el año 2010 sorprendió a propios y extraños publicando "Una heredera de Barcelona", en el año 2013 consiguió el Premio Nadal  con “Estaba en el aire” y cierra, al menos por ahora su producción como novelista con “El informe Casabona” que publicaba en el año 2017 con Destino, la editorial con la que ha publicado sus tres novelas.

Sergio Vila-Sanjuán se adentra en la novela aprovechando, eso afirma en su espléndido prólogo, manuscritos o mamotretos que él creyó pasados de moda pero que son auténticas joyas que nos ayudan a conocer una sociedad, la barcelonesa de los años 20 y 30, textos que debe a su abuelo Pablo Vila-Sanjuán, periodista y abogado que recogió minuciosamente noticias y detalles de aquella época.

La narración está basada en hechos y personajes reales pero que el autor utiliza con total libertad, nos presenta una realidad mezclada con elementos que nacen de la imaginación del autor. Así que nos encontramos con otra novela que aprovecha el viejo recurso del texto encontrado por casualidad, pero con una diferencia, en este caso los textos son reales y se deben a la pluma de Pablo Vila que como ya he dicho fue un reputado autor de la crónica real, de la crónica de la sociedad que puso en pie las bases para la existencia de la Barcelona de hoy. Los textos del abuelo del autor pertenecen a una serie de artículos que se publicaban en La Vanguardia en una sección que se titulaba “Memorias de un cronista” en los que aparecían multitud de personajes que Sergio Vila Sanjuan conoció en su niñez y juventud.

Además de las crónicas de su abuelo Pablo, manifiesta su nieto, es decir nuestro autor, que ha utilizado crónicas judiciales de los casos en los que intervino el abuelo como abogado, así como la información extraída de la consulta de los principales archivos, museos y hemerotecas de Barcelona para confirmar los datos y los detalles de la época. Ciertamente el uso de las crónicas judiciales es un acierto pues ayudan mucho a comprender como era aquella sociedad.

El protagonista es un joven letrado, Pablo Vilar que está acompañado por una serie muy interesante de personajes, entre los que aparece esa heredera que da nombre a la novela, un gobernador civil y un anarquista, cuya figura está basada en la del anarquista Ángel Pestaña. El propio autor afirma que los personajes centrales están inspirados en personas reales aunque los haya retocado para que aparezcan en su novela, pero también aparecen personajes históricos que se mantienen tal y como eran en la época, por ejemplo la cabaretera María Nilo, el conde de Güell, el general Primo de Rivera o el escritor Amichatis.

La intención del autor es presentarnos una sociedad en la que existía un grupo de personas liberales que creían en el diálogo, pero que fracasaron en su empeño por la radicalización de la sociedad; hacia la revolución la izquierda y hacia el fascismo la derecha. No cabe la menor duda de que Vila Sanjuan pretende mostrarnos una Barcelona que fue el laboratorio de los años 30, cuyas vivencias se fueron trasladando con posterioridad al resto del país. El enfrentamiento entre derechas e izquierdas, la violencia política y sindicalista, el cierre en falso de todos esos problemas con la fallida dictablanda de Primo de Rivera produjo que el enconamiento de una sociedad partida por la mitad terminara polarizándose en dos posturas, la izquierda se lanzó a la revolución y la derecha optó por utilizar la vía militar.

A lo largo de las páginas de “Una heredera de Barcelona” viviremos una serie de aventuras protagonizadas por Pablo Vilar, periodista y abogado que como ya he dicho es el alter ego de su abuelo y a través de esas vicisitudes vamos a conocer el mundo de los anarquistas y el de los empresarios, el Sindicato Único y el Libre, los actos de pistolerismo, los atentados, la aplicación de la ley de fugas, etc., etc.

En mi opinión este relato nos va a servir para comprender mejor una sociedad compuesta por una serie de individuos que no pueden ser definidos agrupándolos simplemente entre buenos y malos, y muy probablemente sirva a aquellos lectores interesados en el tema para comprender mejor el devenir de los hechos que nos condujeron a la Guerra Civil.

Uno de los aciertos del autor es describirnos unos protagonistas, los que se pasean por las páginas de su relato a cara descubierta, si se me permite la expresión, y los que lo hacen ocultos en un nombre distinto al suyo, totalmente exentos de cualquier carga de maniqueísmo. Conoceremos los distintos movimientos del anarquismo catalán, el naturismo, la teosofía y también la crueldad de los exaltados de la FAI y por otro lado encontraremos a representantes de la más alta burguesía y nobleza catalana preocupados por impedir el cainismo que al final condujo a la sociedad, en Barcelona y en el resto de España, a nuestra Guerra Civil.

El autor afirma que “La filosofía liberal de la vida es mejor que los sectarismos y el exceso de dogmatismo, pues desde cualquier ideología tienes que ser capaz de entender a los demás”, y añade que “los hombres están por encima de las ideologías”, un hecho que, según el autor, “en España se olvida a menudo y hay que reivindicarlo, pues si se deja de recordar se cae en el cainismo español”.

Pablo Vilar, el protagonista del relato, es el arquetipo de una juventud brillante que siente fascinación por el éxito profesional, pero también por la cultura y los placeres, el paradigma de un clásico de la literatura del XIX, el hombre joven que piensa que la sociedad se lo ofrece todo y no sabe que eso no es más que un espejismo, pues las cosas jamás son tan fáciles. Como todos sabemos esa aspiración de aquella juventud se vio truncada por la deriva de unos y otros hacia el sectarismo ideológico. Una novela interesante que cuenta hechos históricos que merecen conocerse y que se ponen a nuestra disposición a través de un relato entretenido, como ya he dicho, y emocionante en muchos aspectos.

Quizás puedan ustedes pensar que el relato sólo tiene interés para los barceloneses, personalmente creo que en “La heredera de Barcelona” se nos cuenta la historia de una ciudad que fue el auténtico laboratorio donde se gestó la radicalización de las clases más desprotegidas ante la injusticia en la que vivían. Ese hecho y la respuesta de las clases supuestamente dirigentes que se escudaron en el uso de la fuerza para defender lo que entendían eran unos derechos irrenunciables, forman parte de nuestra historia, sea ésta descrita en Barcelona, Madrid o Bilbao, por tanto la lectura de esta novela puede aclarar a sus lectores muchas de las cosas que entonces sucedieron.

En ambos bandos había gente plena de buenas intenciones que se vio sobrepasada por sus propios compañeros de clase y que se vieron impotentes para evitar el derramamiento masivo de sangre por ambas partes. Una novela bien escrita, entretenida y basada en hechos reales que creo se puede recomendar.

Hasta aquí hemos llegado, espero que si Dios quiere nos volvamos a encontrar por aquí el próximo sábado. Hasta entonces cuídense mucho.

Un abrazo. 

Como probablemente sepan la mayoría de ustedes, acaban de publicarme una novela negra que se titula "Al madero no le gusta la ropa vieja", cuyo escenario es Fuerteventura y su capital, Puerto del Rosario. Sus protagonistas, dos guardiaciviles que investigarán un homicidio. Por si estuvieran interesados en adquirir un ejemplar aquí les dejo el enlace que les permitirá hacerlo. ¡Feliz lectura!

Clique aquí



Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy celebramos el CI aniversario de la fundación de La Legión

La obscena indecencia de esta izquierda que nos gobierna

Pleitos tengas y los ganes