miércoles, 17 de junio de 2009

Comisión sobre niños desaparecidos

Ante el asombro y la repugnancia de los ciudadanos canarios de bien, que afortunadamente son muchísimos el Parlamento de Canarias obediente a los intereses partidistas e ignorante del interés general sigue empecinado en llevar a cabo una Comisión sobre "los niños desaparecidos".
Cierto es que este engendro, que viene de antiguo, ha pasado de Comisión de Investigación a Comisión de Estudio. Seguramente los parlamentarios de CC y del PP los dos partidos que sin el menor empacho apoyan su ejecución, deben ser los únicos ciudadanos de esta autonomía que no saben cuáles son las obligaciones y las competencias del Parlamento Canario. A saber: legislar y controlar la acción del gobierno y si les suena algo el asunto, estoy convencido que no conocen lo de la separación de poderes.
Qué el Legislativo canario no se haya enterado que no puede, ni debe controlar la acción de jueces -por pertenecer al Poder Judicial- ni de fiscales por depender del Poder Ejecutivo, puede parecer difícil de aceptar , pero los hechos demuestran, que tanto nacionalistas como populares están en la luna de Valencia en estos asuntos. O no conocen del tema o la falta de competencias del Parlamento se las trae al fresco.
Ahora por fin el Parlamento de Canarias, para vergüenza de esta ciudadanía que no merece algo así, podrá llamar a declarar a los familiares directos de Mari Luz (la niña de 5 años de Huelva que fue asesinada en 2008), Yulisa (la joven de 18 años que desapareció en Lanzarote y que fue hallada muerta en un vertedero) y Fernanda Fabiola (la adolescente que fue víctima de un homicidio en el sur de Tenerife) que para más INRI nada tienen que ver con el tema : "niños desaparecidos".
Item más, de acuerdo a lo que declara José Miguel Barragán, portavoz parlamentario nacionalista, no hay problema: "tenemos muy claro lo que queremos" dice y, por ello, también se pretende analizar "el tratamiento de los casos de menores desaparecidos por parte de jueces y fiscales", para lo que se pretende convocar a asociaciones de jueces y sindicatos judiciales.
Así que llamarán para que declaren no saben bien si a padres, a familiares directos, a las personas que fueron sus portavoces durante las investigaciones o a representantes de asociaciones de personas desaparecidas, además de convocar a asociaciones de jueces y sindicatos judiciales.
En primer lugar esa Comisión no tiene autoridad alguna sobre las personas a las que piensa llamar a declarar, policías que no dependen de las autoridades canarias, ciudadanos que bastante tienen con su dolor o jueces y fiscales que se van a negar en redondo a colaborar en una acción, que si no fuera por lo doloroso del tema calificaría de charlotada.
Parece que es obligatorio para nacionalistas y populares meterse en un chargo maloliente y repugnante, nada es suficiente ante la importancia del objetivo: conseguir mediante el uso mediático de la Comisión, la conveniente explotación del dolor y la desgracia de algunos ciudadanos y así justificar la urgente implantación de la tan traída y llevada Policía Autonómica.
Hay que crear un clima de indefensión y miedo entre los ciudadanos, no importa que este asunto está fuera de sus competencias, que nada de lo que se diga o se haga en el seno de esa vergonzante Comisión contribuya lo más mínimo a reparar el daño o a prevenir repeticiones de algunos crímenes, lo único importante es crear un clima que justifique la implantación de la policía autonómica y con ella miles de plazas con las que seguir alimentando el pesebre del clientelismo.
Mal vamos
Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario