lunes, 8 de junio de 2009

Resultados electorales

Lo de opinar sobre los resultados electorales es cosa que permite mucho lucimiento sin correr grandes riesgos. La interpretación es tan libre y los comentarios tan "originales" que uno puede decir lo que se le ocurra sin correr el riesgo de ser el que emita el disparate más gordo. No importa que la opinión que se lance no tenga nada o poco que ver con lo que ha pasado, a lo hechos me remito, así que vamos a ello, aún cuando yo intentaré ceñirme a la realidad.
No creo que haya que insistir mucho en que estas elecciones europeas se han planteado en el ámbito de lo nacional: que si la crisis, que si los brotes verdes, que si la derechona, que se iban a bajar las pensiones, que si había que votar para poder hablar catalán y de hecho el grueso de la campaña la han protagonizado Zapatero por un lado y Rajoy por el otro y para que no cupiera la menor duda Zapatero manifestó, un poco antes de la finalización de la campaña, que el responsable del éxito o del fracaso socialista era él.
Ahora parece que se pretende, tras los resultados, devolver las elecciones y su resultado al ámbito europeo y eso no puede ser, los ciudadanos han votado apremiados por los llamamientos especificamente situados en lo nacional de sus partidos.
El PP ha ganado por primera vez desde el 2.000 una elección de carácter nacional y me refiero a la circunscripción electoral; la ventaja no ha sido arrolladora, pero habría que ver que opinaría de la misma el PSOE si el resultado hubiera sido exactamente igual pero a favor de la candidatura socialista.
Los resultados aconsejan, afortunadamente, reflexión. El PP puede haber dado el primer paso que le lleve al camino de mayores y mejores resultados, tendrán que potenciar las causas que les han llevado a conseguir el triunfo y mejorar muy mucho su actuación hasta las locales.
El PSOE, supongo yo, habrá tomado nota de que no se pueden hacer más campañas basadas en la descalificción y el miedo, deberían reflexionar sobre cómo podría haber sido el resultado si lo socialistas no hubieran tenido, como salvavidas, al brutal apoyo de los medios de comunicación.
Así que una victoria que tiene la importancia de su propia existencia, por encima de los números y las diferencias, lo sustantivo ha sido la victoria, era por eso por lo que se peleaba, lo importante era conseguir la victoria y lo de menos la diferencia
Y si la crisis ha sido importante en la génesis de los resultados, lo que no es admisible es que afecte, como decía Leire Pajín ayer, sólo a los socialistas o ¿es que no hay crisis en Italia o Alemania y Francia?
Importante el batacazo catalán socialista y el crecimiento de CIU y mucho más importante el resultado extraordinariamente favorable a los partidos de la derecha europea. Europa es mayoritariamentede derechas por mal que le pese a algunos. Lo del CIS habría que valorarlo, no se puede meter la pata de manera más rotunda.
¡Ah! y la abstención más importante, sin duda, la de Obama, que parece mentira que no haya venido a votar con la importancia que se le dió durante la campaña socialista
Paz

1 comentario:

  1. Hemos ganado, y te apoyo en el hecho de que si la victoria hubiera sido a la inversa, todos los medios de comunicación estarían con las campanas a vuelo desde ayer, sin parar un segundo.

    Claro, el silencio o el desvalorizar los resultados es un arma aparentemente eficaz para quien sabe usar como nadie "El Cuarto Poder".

    Para los que ignoren la expresión, que espero no sean muchos, añado el vínculo para explicarla. Después de todo, tiene más de dos siglos de antigüedad.

    En cuanto a las campanas, mejor sería que tocasen a "somatén", pero pensando en que esta crisis sólo la arreglaremos si nos unimos todos (¡oh, utopía!), como hacían los vecinos ante el llamado urgente para arremeter juntos contra el enemigo o la catástrofe que la campana anunciaba.

    Y...¿qué mayor necesidad de pensar y actuar unidos que la que nos afecta ahora?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Cuarto_poder

    Lázara

    ResponderEliminar