lunes, 15 de junio de 2009

¡Qué barbaridad!

Por lo visto vivimos en una sociedad en la que los presuntamente responsables de su gobierno y gestión han decidido, independientemente de su ideología, imitar la conducta de algunas manadas de ballenas piloto que embarrancan en las playas en busca del suicidio colectivo.


Y viene a cuenta el proemio, por la ocurrencia de los del PP en Galicia que tras ganar las elecciones parece que se encuentran incómodos con esa situación y han decidido tirar su activo electoral por la borda a la mayor brevedad posible.


Una de las medidas que sin duda va a conseguir que sus votantes los abandonen rápidamente, es la del nombramiento de Javier Dorado Soto presidente de Nuevas Generaciones de la provincia de Pontevedra y que desde que el PP ganó las elecciones gallegas - es también –a sus 21 años, sin experiencia laboral conocida y sin haber terminado la carrera de Derecho– asesor del consejero de Economía e Industria, Javier Guerra Fernández.


Ya que hablamos del Partido Popular he puesto la fotografía del joven a la derecha del texto, por aquello del protocolo, si la observan verán a un joven que , francamente, no tiene mucha cara de asesor, más bien tiene aspecto de haber protagonizado algún casting de Operación Triunfo, pero claro a veces las apariencias engañan y a lo mejor estamos mirando a un genio que en cuestiones de economía e industria es un auténtico fenómeno.


Aunque que quieren que les diga a mí esto me suena más a una cacicada de las de tamaño natural. Hasta la fecha el PP elegía gente joven pero con una carrera y una trayectoria laboral reconocida, mientras que por lo bajini criticaban la falta de consistencia académica y de currículo de las Bibianas y Leires socialistas.


No se si se han dejado llevar por la dulce narcosis de la victoria electoral o la reconocida tradición caciquil de Galicia, cultivada con esmero por nacionalistas, progresistas y conservadores, pero verdaderamente creo que hay que convenir que el Conselleiro de Economía e Industria y el Sr. Feijoo deberían dar cuenta de las fabulosas capacidades de un joven de 21 años que, sin terminar la carrera de derecho, acumula tales méritos, desconocidos pero vamos a presumirles la buena fe y trasladen a la sociedad la buena nueva de la existencia de un genio, el amigo Javier Dorado, que gracias a la oportunidad que le han dado demostrará urbi et orbe los motivos que obligaban a su nombramiento para un cargo retribuido con la nada módica cantidad de 54.400 euros, anuales no vayan a pensar otra cosa.

Quizás sea esta la aportación de los populares gallegos a la lucha contra el desempleo juvenil en su autonomía. Eso sí han buscado a alguien con un apellido que va a hacer juego con su porvenir político: "dorado". Todo un detalle.

Es para no creérselo. Paz


1 comentario:

  1. Bueno, la foto del alto cargo se puede bien observar que es de cuando no tenía nombre en el Boletín... Seguro ahora, con corbata y traje al uso de quien lo usa... gana en apariencia. En habilidades y en cuáles... ni idea.

    Saludo, MIguel... muy divertido el post.

    ResponderEliminar