miércoles, 10 de junio de 2009

Ya puestos, hablemos de las nucleares


Tras la derrota cosechada por los socialistas el pasado domingo, se echó en falta en Ferraz la presencia del principal líder socialista, es decir el Sr. Zapatero. Pero éste ausente de todo lo que no fuera el dolor de la derrota - debía ser el único español que no sabía que la candidatura sustentada por su partido iba a perder - no alcanzó a hacer un análisis de lo ocurrido y ya al día siguiente parece que dijo que no iba a cambiar nada pero sí iba a mantener una movilización constante del partido socialista.
Desde ese momento estaba claro que tras lo del aborto, la píldora post coital y otros asuntos puestos en primera plana por los obedientes medios de comunicación para lanzar las cortinas de humo correspondientes, estaba claro digo, que dijera lo que dijera, que por cierto ya lo había dicho, el Consejo de Seguridad Nuclear, la suerte de la central nuclear de Garoña estaba echada.
De nada servirá que prorrogar, tal y como opina el CSN, la vida útil de la central diez años más evitaría la emisión a la atmósfera de más de 25 millones de toneladas de CO2, de nada va a servir la opinión de técnicos que entienden que nuestra situación económica aconseja explotar la energía nuclear por ser la más barata y la más limpia de las que podemos utilizar, de nada servirá la opinión de las empresas eléctricas españolas que consideran una barbaridad el mencionado cierre.
Zapatero ha encontrado otro motivo de controversia para tener entretenido al personal y así procurar que se olviden del paro y de los inexistentes brotes verdes que nada más percibe la disciplinada ministra de Hacienda. Pero los socialistas no aceptan argumento en contra, se trata de una promesa electoral y de mantener un compromiso con la sostenibilidad.
No sé a que sostenibilidad se refieren, porque lo que va a resultar insostenible va a ser el precio de la electricidad para los ciudadanos españoles. Pero lo que clama al cielo es que el día 4 del presente mes en el BOE nº 135, en la Sc.I, pág. 47.269 se recoge el texto de un acuerdo entre el Reino de España y la República Popular China. Un acuerdo de cooperación con el fin de impulsar el desarrollo de la "energía nuclear con fines pacíficos" En ese acuerdo se afirma que el Estado español apoyará a China en la construcción de nuevas plantas y en la investigación de este tipo de energía.
Así que ahora resulta que lo que es malo para la sostenibilidad del planeta y peligroso para los españoles, es bueno si se traslada a China. ¿Qué pasa? es que creen en el Ministerio de Industria que con los chinos no hay problema "porque no están contados".
Una muestra más de la irresponsabilidad y de la hipocresía, de la mendacidad y la más rastrera demagogia con la que siempre encara ZP todos este tipo de asuntos
Es importante que se conozca este acuerdo para que todos sepamos que el gobierno socialista nos está engañando una vez más. Estando bien informados seremos más capaces de enfrentarnos al problema de la energía nuclear sin tanto prejuicio ideológico. ¿Serán de derechas los comunistas chinos?, porque en España basta mostrarse proclive al uso de la energía nuclear para que se le tache a uno inmediatamente de fascista.
Vivir para ver...
Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario