sábado, 13 de junio de 2009

Leire Pajín, de estupenda a culpable


Todos tuvimos la oportunidad de escuchar las declaraciones de altos responsables socialistas calificando el resultado de las pasadas elecciones europeas de muy aceptable. Las primeras declaraciones fueron más tímidas pero después la segunda y tercera oleada de intervenciones prácticamente coincidían en que esperaban un peor resultado e incluso algunos, más optimistas, insinuaban que debía ser el partido ganador el que iniciara una imprescindible autocrítica.

Pero la realidad es muy tozuda, habrá que convenir que resulta difícil explicar que si lo de las europeas ha supuesto prácticamente un triunfo de ZP y su gente, explicar digo, cuál es causa por la que tímidamente al principio y después, tras abrir la veda la "autoridad competente", tirios y troyanos socialistas comentan que el modelo de campaña ha sido un error y critican el trabajo de la Secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, a la que culpan del fracaso.

No parece creíble que Leire haya decidido el modelo de campaña, sin que el líder máximo, lo autorizara de manera expresa y si eso fuera así - que no lo es - la responsabilidad del error recaería en todo caso en quien eligió a Leire Pajín para afrontar una responsabilidad que la supera ampliamente.

No se quien dijo aquello de " los experimentos con gaseosa", pero está claro que si Leire Pajín es la persona más dotada con la que cuenta el PSOE para ocupar el número tres de su organización federal apañado va el partido socialista y si como parece plausible existen muchas más personas en la orgnización para cubrir su puesto con más posibilidades de éxito y garantías, que explique y justifique Zapatero a que vino el capricho de su nombramiento.

Y visto el asunto desde otro punto de vista, cabe preguntarse si con los mimbres que contaba la ahora denostada Pajín otro u otros hubieran podido hacer un mejor cesto. Si el PSOE tuviera un líder digno de tal nombre se habría hecho responsable del resultado de la campaña que por cierto protagonizó. No ha sido así.

Personalmente la perseguida Leire Pajín no es santa de mi devoción, pero eso no quita para que piense que me parece indigna e injusta esta persecución a nivel interno en su partido. ¡Qué fácil es hacer leña del árbol caído! Otro sacrificio político en el altar en el que se lleva a cabo ese culto al líder planetario que para algunos es ZP.

Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario