martes, 31 de mayo de 2011

Coherencia, una actitud fascista

La RAE, convertida en el templo de la iniquidad fascista
Estos de la RAE tienen que ser unos criptofascistas de mucho cuidado, fíjense ustedes, les advierto por anticipado para que repriman su indignación, en el ataque frontal que se hace, desde la Academia, al modo y manera de hacer política en este país, escudados cobardemente tras el DRAE.

En este texto, que recomiendo sea de inmediato repasado por los del 15M, que algún filólogo habrá por cualquiera de las plazas “indignadas” de España, se puede leer lo que a continuación transcribo, no sin repugnancia, pero así es la vida.

Coherencia:

1.- f. Conexión, relación o unión de unas cosas con otras.

2.- f. Actitud lógica y consecuente con una posición anterior. La definición ya tiene guasa pero ahora viene lo malo: Lo hago por coherencia con mis principios.

Y así ya me contarán ustedes quien es el que puede hacer política en este país, si hasta los Académicos de la Lengua, auténticos francotiradores al servicio del lado oscuro del protofascismo de derechas que nos pretenden imponer los del PP, se meten en política y dificultan con estas definiciones teñidas de partidismo, la labor y la libertad de acción de nuestros políticos; qué es lo que pueden hacer nuestros sacrificados líderes, que ven cómo, desde los lugares más inopinados, son atacados en su derecho a la más sacrosanta de las virtudes democráticas, su libertad individual.

¿Cómo qué actitud lógica y consecuente? ¡Pero dónde vamos a parar!, ¿Cómo qué lo hago por coherencia con mis principios? me quiere explicar alguien, quién diablos puede hacer política, lastrado por la carga terrible de esa frase, colocada a modo de ejemplo o de auctoritas, pero que lleva oculta en su inefable intrascendencia un veneno mortal para la acción política de cualquier servidor público que se precie.

Está claro que la derecha se ha infiltrado en prácticamente todos los ámbitos de nuestra sociedad, de manera insidiosa y en obsceno contubernio con la Iglesia Católica, sin prisa pero sin pausa, ocupan y manejan todos los resortes del poder mediático e intelectual del “Estado” y así nos luce el pelo.

Los defensores de la libertad y del interés general ven, a cada día que pasa, como su labor encuentra más dificultades para ser llevada a cabo en libertad, además de tener que combatir el injusto clima de incomprensión creado entre los ciudadanos y soportar más de una y más de dos opiniones insidiosas, que así es que no hay manera de trabajar, se lo digo yo, que los sigo de cerca.

“Lo hago por coherencia con mis principios”, pero vamos a ver, ahora precisamente que nuestros líderes carismáticos de figura inmarcesible – gracias sean dadas a Dios por ello - están inmersos en la durísima tarea de conseguir un pacto que les permita velar por el interés general durante cuatro años más, ¿les vamos a exigir que actúen de manera lógica y consecuente con su posición anterior? Cómo pueden pactar y asegurar el pan para un montón de gente durante cuatro años, si les mandamos a la pelea con una mano atada a la espalda.

Están ahora mismo los políticos en un momento delicado, sólo gentes delicuescentes, de ánimo destructivo, ácratas del pensamiento y de la política, pueden ponerse a pedir coherencia a estas alturas de la pelea. ¿A quién le importa?, ¡coño como la canción! Perdón, digo que a quién le puede importar que, apenas haga una semana, nuestro admirado líder jurara por la virtud de su santa madre que antes de pactar con X, se hacía el haraquiri en la plaza del pueblo, eso son cosas de la política, a las que no hay que dar mayor importancia.

Qué nos importará a los ciudadanos que, en el Partido de Aviesos Liberales, se haya prometido hasta la saciedad el mayor respeto a la democracia interna, y ahora los subversivos de derechas los acusan de faltar a esa dichosa democracia. De verdad, qué más da. ¿Usted es de ese partido? ¡No!, ha visto a alguno de los que sí pertenecen a la organización política reseñada que se quejen, ¿entonces por qué coño se mete usted en camisas de once varas?

Qué los del Partido de los Amaneceres Cálidos y Democráticos, se han pasado los meses y la vida acusando a los Aviesos Liberales de ser una manada de corruptos y ahora resulta que en sus listas, salvo un tal Alexis de la Asunción que no sé ni quien pueda ser, todos están imputados por corrupción y eso a usted le chirría y le incomoda, mal vamos.

Hágaselo mirar, porque apunta usted maneras de fascista, acaso ignora usted lo de la presunción de inocencia, usted es de los que les gusta hacer de juez, jurado y verdugo. A mí personalmente me daría vergüenza. ¿Qué ha dicho, qué zarandaja es eso de la ética y la estética?, a mí, me va a perdonar usted, pero democráticamente debo decirle que me parece que, derrota usted por la derecha, cosa mala amigo.

Qué la mujer de César ¿de qué César me habla? ¡Ah! de Julio César, un romano que dijo que la mujer del César debe ser honesta y parecerlo, oiga ¡y a mí qué! Anda que irse a Roma. Mire usted, yo soy un hombre moderno y progresista que creo en la política y la de Roma me cae muy lejos y la parienta del tal César más lejos todavía, pero atienda usted y creo que quedará convencido de que lo que sostengo es cierto y lo mejor para todos.

Supongo que conoce usted a Marx, un hombre mucho más cercano en el tiempo a nosotros que Julio César, un pensador universal cuya obra ha influido de manera fundamental en el pensamiento político y económico de nuestro tiempo. Lo conoce verdad. Pues ese gran hombre dijo:

“Estos son mis principios, si no les gustan, tengo otros para cambiarlos” ¿Qué eso no lo dijo Carlos Marx, sino Groucho? ¿Está usted seguro de la veracidad de su aseveración?, bueno y qué más da, si todos sabemos que eran hermanos.

Peste de fascistas, ahora coherencia, qué será después ¿honradez?






































lunes, 30 de mayo de 2011

Socialismo español ¿dónde vas triste de ti?

Tranquilos y relajados
Difícilmente podíamos considerar, hasta los que no le hemos tenido nunca en demasiada consideración al PSOE, la inmensa capacidad que están demostrando sus dirigentes para ir acabando, una tras otra, con cualquiera de sus características fundamentales, sea su doctrina ideológica o los sistemas internos de funcionamiento que siempre han pretendido defender.

Tras apuntarse alegremente a un neoliberalismo económico, que parecía imposible de aceptar por gente alineada, dicen, con la izquierda “civilizada” y progresista europea. Tras aplaudir frenéticamente la labor exterminadora del sistema que consagraba el estado del bienestar en nuestro país, ahora emprenden alegres y confiados la tarea de eliminar cualquier vestigio de democracia interna en su organización y todos relajados, contentos y tranquilos.

Fue Alfonso Guerra el que afirmaba en su momento, que los socialistas iban a dejar a España tan cambiada que “no la iba a reconocer ni la madre que la parió”. Desgraciadamente no se equivocó demasiado; sus sucesores han dejado al país como un solar, pero estoy convencido que no era esa la intención de la afirmación del hermano malo de los Zipi y Zape socialistas, que anduvieron bastante tiempo unidos en las tareas de gobierno de España.

Ahora los barones y la dirección socialista, tras dejar nuestras expectativas financieras, el mercado laboral, la capacidad productiva, la competitividad nacional, nuestro prestigio internacional y la esperanza de los españoles a los pies de los caballos y aceptar entusiasmados la ejecución de unas políticas suicidas de endeudamiento, han decidido, tras aplaudir e impulsar el mayor recorte social de nuestra historia,  ponerse a la tarea de eliminar cualquier rastro de  la paupérrima democracia interna que resistía todavía en el PSOE.

Alguno habrá que diga que los conceptos de democracia interna y PSOE no pueden ir en la misma frase, no voy a discutir eso. Tengo serias dudas, rectifico, sería más cierto decir que no tengo ninguna duda sobre la falta democracia interna de los partidos políticos en general, pero me refiero al ataque frontal a la imagen democrática del PSOE que ha supuesto la designación de Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato sucesor de Zapatero, para las próximas elecciones generales.

Mal, muy mal tienen que ir las cosas, para que se haya producido esta decisión de la dirección federal del partido, apoyada en la voluntad expresa de los “barones socialistas”. El viernes pasado los barones acudían a Ferraz y aprobaban sustituir la celebración de un congreso por el de una inofensiva conferencia política. El partido de las primarias, los que más han presumido de democracia interna, acababan de un plumazo con esa supuesta y más que dudosa democracia que decían presidía la ejecutoria de la organización socialista.

El PSOE ha huido del proceso que le tocaba: las elecciones primarias en las que hubieran intervenido más de 200.000 militantes que hubiera elegido si les hubieran dejado al candidato socialista para las próximas elecciones, un procedimiento imposible de “controlar” con eficacia, y ya puestos y metidos en harina escapan también del Congreso Extraordinario y se acogen a una desconocida figura organizativa que titulan “Conferencia Política”.

Han acabado con cualquier atisbo de democracia interna, los barones se han alineado con Blanco, que por fin ha traicionado a Zapatero y, con una autoridad que les niega la evidencia de su reciente derrota en las urnas, han maniobrado para entregar el PSOE en las manos de Rubalcaba. Tampoco es que me extrañe, el PSOE en particular y la izquierda en general, de este país, se han caracterizado siempre, por su poco amor por la democracia real y por sostener inmutables que el fin justifica los medios.

Pero llama la atención que el futuro más próximo del PSOE sea una figura del pasado, un hombre del felipismo, que parece, entienden es el único capaz de gestionar el porvenir del partido. Si para ir hacia delante se ven obligados a volver al pasado mal negocio, muy mal van las cosas en el PSOE. Si el socialismo español tiene que recurrir, como  oferta a los votantes al portavoz del gobierno de los GAL y la obscena corrupción felipista, si se ve obligado a recurrir al ministro del “Caso Faisán”, si la figura señera que debe protagonizar la reorganización y resurrección del proyecto socialista es el padre del “pásalo” del 12M y responsable de los asaltos a las sedes del PP en aquella aciaga jornada de reflexión, mal asunto, para los socialistas y para cualquiera que ame la libertad.

En el PSOE, cosas de la vida, y sobre todo del amor por el poder, acaban de reinventar la “democracia orgánica” franquista; volvemos a los tiempos de la representación indirecta. Con Franco los electores eran los cabezas de familia, ahora con el PSOE los que eligen son los barones territoriales. Con Franco la opinión de los ciudadanos no importaba nada y con el PSOE la opinión de la militancia no existe.

Claro está que puedo entender que hay gente que cuenta con "habilidades" especiales, Alfonso Guerra era el hombre de los dossiers, éste es el hombre de “lo sé todo, sobre todos”, quizás esa sea su virtud principal; lo de correr los 100 metros en menos de 11 segundos, es un chorrada zapateril tan aguda como lo de la tierra y el viento, pero el miedo es un elemento muy poderoso y eso si lo administra bien Rubalcaba.

No me ha gustado jamás el PSOE, pero lamento que los déficits democráticos de los partidos crezcan de manera exponencial. Urge reformar su papel en la política española y sobre todo su indeseada influencia en  las decisiones del gobierno de la nación. Si gobierna el Partido, si el interés de la organización política está por encima del interés de la Nación, no estamos hablando de democracia, hablamos de fascismo puro y duro aunque lo protagonicen gente, presuntamente de izquierdas.

Mucho ruido y pocas nueces, para elegir al que, seguramente va a ser el jefe de la leal oposición a partir de las elecciones generales. Da miedo que un hombre como Rubalcaba compita como candidato a la Presidencia, apoyándose en el inmenso poder que le da el Ministerio del Interior. Que se vayan preparando los peperos, ahí es nada lo que les queda por pasar.


viernes, 27 de mayo de 2011

Fuerteventura ¡Pacta sunt servanda!

Esto de haber estudiado seis años de latín en aquel bachillerato que tan mal nos preparaba para la vida, en el que uno estudiaba cosas tan raras como Geografía de España y del Mundo, Biología, Historia, tanto la de aquí como la del resto del planeta, Filosofía, Ciencias Naturales, Historia del Arte, Literatura; hacía que los bachilleres de entonces supiéramos hasta latín, porque todos estudiábamos esta lengua en el bachiller elemental y los de letras nos metíamos tres años más de latín y ya de paso griego. Eso nos convierte, creo yo, en víctimas de la afición a apoyar escritos o intervenciones orales con frases en latín.

El latinajo del título viene a traducirse de manera común como “hay que respetar la palabra dada”, que es una traducción bastante libre, aún cuando no traiciona el espíritu de la frase. Lo cierto y verdad es que Pacta sunt servanda significa “lo pactado obliga”. Es una frase que recoge una evolución del derecho romano y que se atribuye al jurista Ulpiano en el Pandectas de Justiniano, una recopilación de la jurisprudencia romana recogida por el emperador bizantino.

Hablo de una modificación de conceptos jurídicos, lo que Ulpiano afirma es que de los pactos, de los acuerdos verbales, nacen obligaciones jurídicas exigibles tal y como surgían de los contratos. Es decir eleva el acuerdo, la palabra dada, a la categoría del acuerdo escrito. Bueno me he ido un poco del tema, pero como lo de los pactos está a la orden del día en esta isla de nuestros pecados, bueno será recordar el viejo aforismo romano y si alguno de los políticos que andan como leones pactando con todo aquello que se mueva o hable, no entiende latín, que se lo traduzcan.

Si realmente la palabra dada, el pacto, la promesa, tuviera alguna validez en el mundo de la política real y de los políticos, todos sabríamos con quien no iban a pactar. La mayoría de ellos han demostrado que son unos bocazas, ya que se dedicaron a anunciar urbi et orbi – hoy andamos de lenguas muertas - con quién no iban a pactar. Les supongo a ustedes, convencidos de que esas solemnes afirmaciones no tienen, ahora mismo ninguna importancia. ,

Decían los socialistas que no darían la presidencia del Cabildo a CC, y ahí los tienen con la cabeza cubierta de ceniza, cilicio al cinto y vestidos de saco, genuflexos a las puertas de la casa palacio implorando un acuerdo a Mario que les permita conservar la “joya de la corona” es decir, para los menos avisados, el municipio de Pájara.

Así que ya saben, no se extrañen; además de la posibilidad de que sea cierto eso que afirman muchos, de que los políticos son una punta de mentirosos compulsivos y por tanto patológicos, existen una serie de razones que modifican la intención solemnemente expresada a los votantes, cuando andaban a la caza de voluntades.

Todos, salvo Domingo González Arroyo, todos, hicieron solemne promesa y juraron odio eterno a algún que otro político con el que jamás pactarían y ahora, lo que son las cosas de la voluntad popular, se encuentran ante una tesitura que les obliga a decir Diego donde dijeron digo.

Vamos ver, en primer lugar, porque ya los he nombrado, los socialistas. Su particular fiasco electoral, bien es cierto que inscrito en el batacazo socialista regional y nacional, pone en peligro su joya, el municipio de Pájara, cuyo gobierno no pueden permitirse perder, me van a excusar que nos explique sus motivos. Esto es lo que marcará su política de pactos, luego le echarán la culpa a Ferraz, pero están dispuestos a pactar con quién sea, si se les garantiza la alcaldía de Pájara.

Águeda Montelongo se ha encontrado con un resultado que no esperaba, hay que decir, porque es cierto, que el PP se ha llevado un golpe en Fuerteventura, ésta es la única organización insular popular que no ha crecido, y a eso se le llama fracaso. Pero a pesar de todo, se encuentra en una posición que le permite aspirar a ser la primera presidenta del Cabildo Insular de Fuerteventura. Esta posibilidad marcará su política de pactos, esa posibilidad y el mensaje de Génova 13, que ante los resultados del PPMAJO le “sugiere” que haga lo posible por contar con los votos y la voluntad del Marqués.

Los de Coalición en la Isla han cumplido electoralmente hablando, han sido los ganadores, pero como todos, se han visto sorprendidos por el éxito electoral del partido de Domingo González Arroyo, que sólo contra todos consiguió convertir al PPMAJO en la segunda fuerza política con más concejales en Fuerteventura y se colocó con tres consejeros en este Cabildo que se está organizando.

Nadie contaba con los de González Arroyo, les sugiero que no paguen las encuestas que encargaron, todos por uno u otro motivo anunciaron su voluntad de no pactar con aquel o con el otro, excepto Domingo González que siempre manifestó que a él esto de los pactos le ocuparía después de las elecciones y que no descartaba el pacto con nadie.

Bien, así están las cosas, los móviles de los políticos echan humo, estos días los chinos se han hinchado a vender cargadores de baterías, para políticos que se habían quedado sin pilas en el momento más inoportuno. Todos quieren pactar, Pájara, la presidencia del Cabildo, las órdenes de Tenerife, Ferraz o Génova,  los odios personales, el interés partidista, todo interviene en esta lucha de voluntades.

Aunque debieran recordar que "pacta sunt servanda", que prometieron, que pactaron con el votante una serie de compromisos que una vez más, alegre e impúdicamente, se disponen a incumplir, habrá que escuchar las explicaciones. Mientras, los ciudadanos esperamos a lo que decidan, ojalá sea rápido y sobre todo limpio, comprendo que pido un imposible, pero ya saben ustedes que la esperanza es lo último que se pierde.




























jueves, 26 de mayo de 2011

¿No hay nadie que se ocupe de los problemas de España y los españoles?

ZP "el padre de la criatura"
Esto de las elecciones tiene sus cosas, lamento no haber podido escribir el post del día de ayer. La campaña electoral, las elecciones propiamente dichas y el trabajo que conllevan quitan muchísimo tiempo a los que participan directamente en ellas y finalmente resultan un peñazo insufrible, a no ser que te presentes a concejal y salgas elegido, ya se sabe que muchas veces, la desgracia de muchos, supone la fortuna de algunos, concejales naturalmente.

Eso para los que nos metemos en camisas de once varas, ya no digo para el ciudadano, que tiene que terminar del asunto hasta los mismísimos pelos, los supongo hartos de la publicidad, la música, los folletos, los interminables discursos, las sonrisas, las promesas y los candidatos de siempre dando caña al ciudadano por tierra, mar, aire y la TDT, incansables y machacones en pos del voto.

Aunque los procesos electorales, que es como llaman a las elecciones, la gente técnica y sabida, también tienen sus ventajas. No me dirán ustedes que el espectáculo de las distintas fuerzas políticas intentando pactar como sea, al precio que sea y con quién sea, olvidadas ya las promesas electorales y los programas, de hace tres días, por aquello de la supervivencia personal y de la consecución de una poltrona que garantice cuatro años de buen pasar, no les supone a ustedes una auténtica vacuna que les puede inmunizar, aunque sea parcialmente de las mentiras de los políticos, auténticos profesionales, la mayoría, de la falsedad para que vamos a engañarnos.

Esta percepción resulta de la observación de los fenómenos políticos más cercanos, si ampliamos el ámbito a lo nacional el obsceno espectáculo que están dando los socialistas, tras el fenomenal batacazo que se han llevado, debiera ser uno de los motivos más claros para que ustedes y yo hagamos conjuntamente una reflexión.

¿Sí? Pues vamos a hacerlo, aprovechando que ahora los tenemos ocupados arreglando sus cosas, vamos a analizar lo que están haciendo, será por poco tiempo, porque en cuanto consigan la poltrona les faltará el tiempo para, vuelta la burra al trigo, volvernos a machacarnos con las milongas de siempre.

Y digo que esto que describo, supone una experiencia positiva, porque les debiera bastar, observar a los más altos dirigentes socialistas, empeñados en la lucha interna que les permita su supervivencia política, abandonando claramente los asuntos que tengan que ver con el interés de España y los españoles, para que ustedes tengan conciencia de con quién se están jugando los cuartos.

Se acabó la paz interna en el PSOE, nadie da un céntimo por Zapatero y asistimos atónitos a las maniobras de todos sus seguidores, que al grito de ¡sálvese quien pueda! están ocupadísimos en dirimir si realmente conviene a sus intereses, las primarias para elegir candidato o por el contrario será mejor ir a un congreso extraordinario, que les permitiría, a algunos, colocarse mejor para seguir viviendo de la olla grande, del presupuesto para entendernos.

También están aquellos que, con la complicidad del PNV que para eso está, pretenden forzar la dimisión de Zapatero, para seguidamente investir como nuevo presidente a nuestro amigo Alfredo Pérez Rubalcaba, ya saben aquel que seráficamente amenazaba en el Congreso, a los diputados de la oposición, con aquello de “lo sé todo, sobre todos…” Da un poco de repelús ¿no?

Han saltado las alarmas, se han roto los seguros y por ahí andan los barones socialistas, cuchillo en mano, exigiendo la dimisión de Zapatero como secretario general de su partido. En eso andan los que apoyan a Rubalcaba, que no quieren ni oír hablar de primarias. Pretenden la dimisión de ZP tras la que se convocaría un congreso en el que votan los delegados o compromisarios, que son más fáciles de controlar por el aparato del partido, que los 200.000 militantes socialistas que votarían en el proceso que decidiría quién iba a ser el candidato del PSOE

Los que están en contra de Rubalcaba, apoyan la idea de que se produzcan unas primarias que elija al candidato que represente al partido en las próximas elecciones, esa era lo que estaba previsto por Zapatero, que pretendía conducir el proceso, apurando la legislatura, pero dejando en manos de la militancia la posibilidad de elegir al candidato para el 2012.

Y me dirán ustedes, ¿y a nosotros que nos interesa de este asunto? Pues nada, me alegra percibir que se han dado cuenta. El gobierno de España y su presidente dan una imagen de debilidad que nos perjudica notablemente ante Europa y los “mercados”, eso a Rubalcaba, Blanco, Chacón y a todos los demás, de la alegre pandilla zapateril, les importa un bledo.

Los asuntos de España pasan a tercera prioridad, los mismos que hace apenas tres días se ofrecían como los más indicados para trabajar incansable y sacrificadamente por el interés general de los españoles, andan ahora a la greña en las tareas que realmente les interesan, su supervivencia política, el sueldazo, el coche oficial, la secretaria y demás cholletes y prebendas.

Es el PSOE que se hunde dirán algunos, pero desgraciadamente sería exactamente igual con cualquier otro partido político, créanme. Espero que tengamos memoria, las elecciones generales están a la vuelta de la esquina, otra prueba que nos manda el Señor.


martes, 24 de mayo de 2011

Elecciones en Canarias ¿y mañana qué?


El Salón  de Plenos espera a los nuevos parlamentarios

Comentaba ayer los resultados de las elecciones en Fuerteventura, donde  hoy se empiezan a escuchar las primeras voces, que proclaman como vencedor moral de la jornada electoral majorera a Domingo González Arroyo y al PPMAJO, pero ahora toca hablar de los resultados cosechados por las distintas fuerzas políticas en su lucha por los escaños del Parlamento de Canarias. Todos a estas alturas sabemos cómo quedaron las cosas, así que vamos ello.

Aunque los resultados todavía son legalmente provisionales, los votantes canarios decidieron que el PP ganara las elecciones con 21 escaños, seguido muy de cerca por CC que obtuvo menos votos que los populares pero el mismo número de parlamentarios,  los socialistas, no sé yo si por aquello de la solidaridad partidista, se daban un batacazo monumental y conseguían sólo 15 diputados y cierran la lista los de NCa, que conseguían entrar en el Parlamento con tres parlamentarios.

Bien unas líneas más arriba decía que el PP había ganado las elecciones, eso es relativamente cierto. Han conseguido más votos, luego son los ganadores aritméticos, pero los azares de la distribución geográfica de esos votos los hacen empatar a escaños con los nacionalistas, por tanto y teniendo presente que, habitualmente se señala al ganador de unas elecciones basándose en el número de escaños obtenidos, empate. Discutible Dª María, pero empate por mucho que se empeñe,  ya sé que es usted amiga de Soria, pero ni así, empate como una catedral.

Partiendo de la base que conseguir el número mágico de los treinta y un escaños que asegura la mayoría en la Cámara, era una tarea imposible para cualquiera de las fuerzas políticas que se presentaban, la victoria real sólo se produce cuando una de ellas es capaz de aglutinar esos 31 votos, no por la vía de las urnas cómo digo, pero sí por el camino de los pactos. El ganador será aquel partido capaz de conseguir los parlamentarios necesarios gracias a su  habilidad  para  consensuar voluntades o a disfrutar de una mejor situación táctica que les facilite el pacto.


Por lo tanto nos encontramos ante la misma paradoja de cada elección, todos han ganado en estas elecciones. Diría un cínico que no se sabe quién ha ganado, pero todos sabemos quienes vamos perder, ¿los votantes? claro compañero, los que hemos ido a votar, los que palmamos siempre. Ellos ganan, nosotros perdemos.

El PP ha conseguido ser el partido más votado al Parlamento, muy bien, igual no les sirve para nada, pero por ahí andan encantados de haberse conocido y exultantes de gozo. Mientras, los de CC consiguen empatar a escaños y se dan por vencedores, creen que son los únicos capaces de reunir los votos  suficientes para que Rivero sea investido nuevamente como Presidente del Gobierno de Canarias, por tanto alborozados y felices.

Los de José Miguel Pérez han sufrido un varapalo impresionante, pero andan medio tranquilos; la enormidad del desastre socialista en el país les justifica y pese a lo sucedido en Canarias: peleas intestinas, nombramientos de gestoras o escisiones varias, pueden maquillar sus errores en el desastre absoluto y general del PSOE. Por otra parte están encantados porque tienen muchísimas posibilidades de convertirse en “llave”, no es que vayan a hacer un módulo de cerrajería, pero el ser los terceros de la lista los hace más apetecibles, más sexys como socios del pacto de gobierno, porque naturalmente no pueden aspirar a la presidencia y eso amigos míos facilita mucho las cosas.

Román Rodríguez anda galleando, es cierto que no es tarea fácil conseguir tres parlamentarios, pero no creo que se engañe. Irremisiblemente me recuerda a Pirro de Epiro, no es que el parlamento canario sea Heraclea, ni la calle Teobaldo Power se parezca al río Siris, pero lo de los tres parlamentarios reúne todas las condiciones para resultar una victoria pírrica. (Para los de la LOGSE: dícese de aquél éxito conseguido a precio muy caro y de poca o ninguna aplicación práctica).

Dice Rivero ¿y mañana qué?, pues mañana a pactar como está mandado ¿qué hará Rivero y los de CC?, no lo sé. Creo, con muchísima gente que pactará con el PSC-PSOE al menos hasta las elecciones generales, esta decisión tiene varias virtualidades que pueden interesar a los nacionalistas. La primera poner en valor sus votos actuales en Madrid, empecinándose en apoyar a Zapatero hasta el final, lo que les permitiría seguir ordeñando a la cabra que, si bien está casi seca, todavía algo se puede aprovechar y no están las cosas como para dejar de chupar del bote. Otro aspecto no menos importante es el de doblegar al PP, que por ahora manifiesta su decisión de intentar presidir la comunidad a toda costa.

Yo si fuera Rivero, lo que gracias a Dios es imposible, quizás intentaría gobernar con los socialistas en un principio para dejarlos caer cuando tácticamente me interesara y lograr el apoyo del PP para gobernar en solitario con “los apoyos puntuales” de los populares que ya se habrán librado, tras las generales, de la presencia de José Manuel Soria, quién estoy convencido, que de no gobernar, se apuntará a las elecciones al Congreso de los Diputados en las próximas legislativas y emprenderá su nueva aventura madrileña.

Eso lo dice mucha gente y no es nada original, pues les voy a confesar una cosa, lo del pacto CC-PSC-PSOE lo tiene tan claro todo el mundo, que a lo mejor, o a lo peor, Dios dirá, Rivero se atreve con cualquier otra pirueta, que esto de los pactos, como sabe todo el mundo, son cosas que las carga el diablo. La pirueta madrileña de Soria que he descrito, bien pudiera protagonizarla Rivero, cosas más difíciles se han visto.

Pero si me preguntan me inclino a pensar que vamos a tener pacto CC-PSOE, transitorio, pero pacto al fin y a la postre.

Antes de finalizar quisiera hacer una reflexión sobre las encuestas. Todas anunciaban un triple empate, la realidad les ha pasado por encima, no hay tal empate y los socialistas, tal y como veía cualquiera que quisiera ver, menos los zurdos más convencidos y las propias empresas dedicadas a estos menesteres, se han llevado el batacazo que todo el mundo esperaba. Cobran mucho y no aciertan demasiado, la mayoría de las veces bastaría escuchar lo que dice la calle y aplicar el sentido común. Que me perdonen los encuestadores no quiero mandar más gente al paro, de eso se ocupan, muy eficientemente por cierto, los socialistas a través del gobierno de Zapatero, pero hay que afinar mucho más.

Mañana los resultados nacionales y después otros análisis de la realidad más cercana, esperemos que el humo electoral se haya disipado ya y podamos ver todos, salvo los políticos, algo más claramente la situación.



























lunes, 23 de mayo de 2011

Por fin parieron los montes


Un acto electoral
Bueno hoy toca sí o sí hablar de las elecciones, que ya son ganas. La verdad es que me acosté a las tantas, pero muy a las tantas y hoy por la mañana lo que menos me apetecía, era sacar tiempo para colgar este comentario. Como comprenderán además de las limitaciones propias y habituales del que esto firma, hoy hay que añadir la falta de sueño, el dolor de cabeza – abstemio que conste - y las prisas.

Pretendo comentar el resultado de las elecciones locales, en tres turnos, hoy toca Fuerteventura, mañana hablaremos de lo sucedido con el Parlamento de Canarias y lo que pueda suceder a partir del hecho electoral y sus consecuencias y al tercer día comentaré lo sucedido en el conjunto de la Nación, para entendernos, lo que ha sucedido electoralmente hablando, en España.

Pocas sorpresas en Fuerteventura. Como me parece oír el sordo rumor de la sorpresa, reitero, pocas sorpresas en Fuerteventura, salvo para los que intentan acomodar la realidad a sus deseos, costumbre que termina por sorprender negativamente a los que se empeñan en utilizarla.

Marcial Morales volvió a conseguir la mayoría absoluta. En primer lugar felicitarlo. Es un profesional como la copa de un pino, más del márquetin que de la política, se limita a vender imagen pero lo hace muy eficientemente y se nota. No hay quién le pueda hacer sombra en este aspecto y ahí están los resultados, 11 concejales y el 48,54% de los votos para Marcial Morales. Qué sea enhorabuena.

Me parece uno de los sucesos electorales dignos de reseñar en un panorama más bien plano. En Fuerteventura los partidos clásicos, CC, PP y PSOE, han gastado una millonada en publicidad electoral, con distinta fortuna. Los nacionalistas que seguro han encabezado los gastos, han obtenido resultados que, en teoría, los justifican.

Los populares han gastado mucho, pero los resultados no son como para tirar cohetes, la guinda del pastel, en cuanto al gasto desmedido e inútil, se lo lleva el PSOE, que por ideología debiera haber dado ejemplo de austeridad y no lo hizo; teniendo en cuenta el desastroso resultado obtenido, debieran hacer una reflexión sobre la falta de rentabilidad de esa desaforada inversión publicitaria en tiempos de paro y crisis.

Bueno vamos a los que a ustedes les interesa, en el Cabildo la puerta está abierta a multitud de pactos, ganó Mario Cabrera que con 9 consejeros encabeza la lista, los del PP, pese al dinero gastado, han sido incapaces de aprovechar la marea a favor de las tesis populares y se quedan con 5 consejeros, se quedan como estaban y por tanto fracaso. En estos tiempos la lista popular que no mejora, fracasa.

Los del PSOE pierden 2 escaños - se quedan con 4 consejeros – lo que demuestra, por una parte que lo de ZP es una enfermedad terriblemente contagiosa y que por otra los votantes majoreros están cansados de un partido que no se renueva desde los tiempos de Pablo Iglesias.

Esto en lo que hace referencia a las listas de siempre, vamos ahora al morbo ¿qué han hecho los partidos nacidos a lo largo de esta legislatura?, pues les ha ido tolerablemente bien en general. Se produce, por mucho que les pese a algunos, un fenómeno digno de resaltar, los resultados del denostado PPMAJO (3 consejeros), abre de manera muy importante el panorama de pactos en el Cabildo. Que un partido recién creado, con Domingo González a la cabeza y unos medios modestos, si los comparamos con muchos de los partidos que se han presentado, se lleve el 13,82% de los votos de la isla, demuestra que existe camino para las organizaciones políticas nuevas, menores en medios y tamaño y no tan menores en resultados, ah y para desesperación de muchos de sus adversarios, demuestra también que Domingo González sigue teniendo un peso específico muy importante en la política de Fuerteventura.

AMF peleó hasta el final y lo hizo bien, otro triunfo, modesto, pero triunfo. Peor les ha ido a los de NF-NC, pensaban que todo iba a ser terreno llano y no ha sido así. Los ciudadanos hilan fino y las organizaciones tipo “guadiana”, que aparecen en las elecciones, para desaparecer inmediatamente después de éstas hasta la próxima, no tienen porvenir alguno.

En definitiva, se produjo una vez más el parto de los montes y parió un ratón como el del cuento. Pocos cambios en las urnas, o por mejor decir, cambios que por esperados no sorprenden a casi nadie. Ahora empieza la guerra de pactos, ¿quién pactará con quién en el Cabildo? Aquellos que hasta hace dos días juraban por la honra de su madre que no iban a pactar con Mario Cabrera ¿qué harán?

Y en Antigua con el empate a concejales entre CC y PPMAJO ¿serán capaces estas dos organizaciones de establecer una mayoría estable que aguante una legislatura y que termine con el patológico fraccionamiento electoral de Antigua, o por el contrario seguiremos viviendo la política de transfuguismo y mociones de censura que han maltratado tan brutalmente a los antiqueños?

¿Qué pasara en La Oliva? ¿Las fuerzas representadas en el Cabildo y en este ayuntamiento actuarán de manera paralela en la política de pactos? ¿Pactos “cascada”, pactos libres, que cada uno haga lo que pueda...?

Básicamente tres cosas a destacar: El éxito de Marcial Morales, el fracaso estrepitoso del PSOE, y el buen papel del PPMAJO peleando con los “grandes”. De todo lo demás y de sus consecuencias hablaremos en los próximos días.

Me van a perdonar que no haya analizado cada lista y sus resultados, están al alcance de todo el mundo en internet, pero si quieren un resumen rápido, allá va, rapidito que me voy a tomar una aspirina. Éxito, en general, de CC, los del PP se han tenido que comprar un kit específico para maquillar fracasos electorales, el PSOE atónito, se lame las heridas, los de AMF razonablemente satisfechos y en el PPMAJO satisfacción contenida, no en vano han conseguido unos resultados francamente buenos, contando con la bisoñez del partido y su organización.

Ahora a pactar. Qué Dios reparta suerte, suerte para todo el mundo, pero sobre todo para Fuerteventura y sus gentes.


sábado, 21 de mayo de 2011

El domingo ¿hay que ir a votar...?

El oscuro objeto del deseo de tanto político

En el mes de junio del año 2009 en la jornada de reflexión de las elecciones europeas, publiqué el siguiente post. Creo que es perfectamente aplicable a la jornada de este sábado, salvo unos cambios muy concretos que he señalado. Ahí les dejo lo que opinaba entonces y lo que, desgraciadamente, opino hoy.

Decía así:

“Nos lo han puesto difícil, no he asistido nunca a una campaña más vacía de contenido que ésta que estamos a punto de cerrar. Los dos partidos principales PP y PSOE han hecho un esfuerzo sobrehumano para enzarzarse en los temas que menos tenían que ver con lo que, supuestamente, nos jugamos en Europa (1); pero quede claro que el resto de partidos pequeños con posibilidades de obtener un escaño y los destinados lisa y llanamente al triste y estéril papel de hacer los coros, se han esforzado denodadamente en hacer la competencia a la vacuidad y banalidad de sus colegas mayores.

Cierto es que pese a que estamos hablando del parlamento europeo (2), los ciudadanos de todos los países tienden a ajustar sus cuentas personales con los partidos que sustentan al gobierno de turno. Que se lo digan a los laboristas británicos, por ejemplo; por tanto es fácil caer en la tentación de trasladar la campaña europea (3) al ámbito de lo nacional.

Ha sido una campaña aburrida, soez, sin contenidos en la que lo único que ha brillado, por su ausencia, es el sentido de responsabilidad de nuestros líderes políticos y la falta de contenido intelectual en los mensajes. Ahora nos toca a nosotros, creo que somos distintos a los políticos. Por eso a pesar de todo, el domingo hay que ir a votar


(1) Lea hoy … nos jugamos a nivel local o autonómico

(2) Lea hoy … hablando de ayuntamiento y parlamentos autonómicos

(3) Lea hoy … campaña municipal


Bueno pues esto es lo que decía entonces, hoy por hoy y a cuenta de mi propia reflexión ante la necesidad de contarle algo a los lectores, no es que haya cambiado de opinión sobre la campaña y su contenido, o por mejor decir, su falta de contenido. Sigo sosteniendo que los ciudadanos merecemos mejores ofertas; ofertas creíbles, posibles, hechas por gente decidida a cumplir su palabra, en eso no he cambiado.

Pero sí me he dado cuenta de algo muy importante, la cuestión del voto es algo íntimamente relacionado con el fuero interno del ciudadano. Partiendo de esta premisa ¿quién diablos soy yo para aconsejar una cosa o la contraria? por lo tanto a lo único que me atrevo es a aconsejar la reflexión, vivimos momentos difíciles en los que la meditación, más que aconsejable, resulta absolutamente necesaria.

Piensen un ratito sobre el tema y ustedes verán lo que deciden, que seguro que aciertan. En la jornada electoral todos los políticos saldrán a los medios y afirmarán que el pueblo es sabio y que han recibido su mensaje. Esta es una de las cosas que más me repatean de los procesos electorales.

La casta política reconoce el día de las elecciones, sólo ese día, la sabiduría del pueblo y afirma haber comprendido el mensaje recibido. Seguidamente se disponen a hacer lo mismo que han hecho desde siempre y todos tan amigos, eso sucede en cada elección de manera tan inmutable como el paso del tiempo.

Por eso y por muchas cosas más, como dice la canción, creo que está claro que no merece la pena que cometa la impertinencia de ofrecer un consejo, que además no se me ha pedido.

Reflexionen y actúen en consecuencia. Yo como por suerte no soy político me limitaré a desear fervientemente que Dios reparta suerte.
































viernes, 20 de mayo de 2011

A mí hay “zurdos” que me pueden

Esto de escribir todos los días, en primer lugar supone una presunción lo reconozco, hay que tener la autoestima bastante alta, como para pensar que todos los días tiene uno algo que decir y además tener la fe de que se puede hacer con cierto nivel.

Claro que me empeño en hacerlo, porque me sirve de cura espiritual, y si no tanto, si al menos de desahogo y como al fin y la postre, los amigos que me hacen el honor de leer lo que escribo, tampoco se ven obligados a hacerlo, pues ahí o aquí que me lanzo y me dedico impunemente a dar la tabarra a través de “Al sol de Fuerteventura”

Hoy debería hablar del movimiento que se está produciendo en Madrid, pero lo de los blogs tiene una ventaja, esto no es un periódico, nadie me manda, ni siquiera la actualidad y escribo sobre lo que mejor o peor - en muchas ocasiones - me parece. Puede suceder que un buen día me ponga a escribir a los pocos segundos de enterarme de alguna noticia o suceso y otras veces, prefiero esperar un tiempo y eso es lo que me pasa con el tema de hoy.

Llevaba dos o tres días indignado, rumiando sobre un suceso que tuvo la virtud de encenderme. Una injusticia repugnante que ha sufrido una Asociación de Vecinos por la que siento un cariño muy especial. Hace muchos años, estoy hablando probablemente del año 1976, tuve la oportunidad de tratar con sus vecinos en un momento muy difícil y tengo que decir que aquellas gentes sencillas, amables, dignas, corteses se convirtieron, en mi corazón, en el paradigma de las numerosísimas virtudes que adornan al pueblo majorero.

Estoy hablando de las Asociación de Vecinos de las 90, de las 90 viviendas dicen los que aman la exactitud. Una asociación que tiene un mérito extraordinario, una asociación que alguno ha calificado de modesta, error, es una asociación  magnífica, pobre, pero magnífica que son dos cosas distintas.

Siempre me ha dado la impresión que, desde el omnímodo poder nacionalista, desde CC para dejar las cosas más que claras, cristalinas; digo que desde el poder de CC siempre se le ha intentado machacar a esta asociación, en castigo de una virtud sobresaliente que les caracteriza: su independencia. Vivimos en un mundo tristísimo, en el que los que se mantienen atados al poder, al precio que sea, contemplan a los independientes como gente peligrosa y por tanto aspirantes obligados a sufrir en sus carnes el ninguneo y  la mordaza… presupuestaria sobre todo.

Una asociación que sin un duro ha montado cursos de formación, de baile, tertulias culturales y un montón de actividades, que son seguidas por sus vecinos y por muchas personas, que no viven allí, pero que participan activamente. Hace poco tiempo, las 90 salían a los medios con un despliegue extraordinario, el poder político había decidido por fin, que resultaba imperativo llevar a cabo unos trabajos en las viviendas que se caen de viejas, y había que salir en la foto.

Allí fue Troya, un día tras otro los periódicos, las radios y las televisiones más próximas al pesebre nacionalista, publicaban con todo lujo de detalles “las visitas de los políticos a las 90 Viviendas”, eso era lo importante, la presencia de los detentadores del poder, lo de menos las viviendas, sus inquilinos y muchísimo menos su activa e incómoda asociación.

Ahora a cuenta de las elecciones tuvieron la magnífica ocurrencia de organizar unos debates, primero les tocó a los candidatos a la alcaldía de Puerto Rosario y después fueron invitados los candidatos a nuestro Cabildo. Ambos debates - desarrollados de acuerdo al formato de 59” – tuvieron un éxito importante y el desarrollo resultó interesante para unos y apasionante para otros.

Todo el mundo estuvo de acuerdo, aunque hubo ausencias que se hicieron notar, los medios más próximos al poder nacionalista brillaron por su ausencia. El primero la TV Canaria, la que pagamos entre todos y que hizo fu como los gatos a pesar de que se había comprometido a asistir al evento. Los políticos cumplieron, unos con mejor voluntad que otros, pero estuvieron allí, debatieron con mayor o menor fortuna y el resultado satisfizo a la mayoría.

Me ha molestado la injusticia, en primer lugar por los vecinos que pueden estar muy orgullosos de su asociación, y en segundo lugar porque alrededor de estas actividades existe un equipo humano de una categoría excepcional. Ciertamente la asociación tiende a utilizar más la mano izquierda que la derecha, y esos magníficos colaboradores voluntarios son más bien “zurdos”, pero son de esa izquierda que “hace”, no de la que pontifica, teoriza o asusta a los niños y a mí la gente que hace me puede.

Un grupo entre los que están amigos míos, de esa izquierda que hace una labor impresionante, que ya nos irían bien unos cuantos políticos que hicieran solamente la mitad de la labor de esos  voluntarios. Quiero desde aquí felicitar a los vecinos, a los miembros de la asociación y a Francisco, Nuria, Anna, Benito, José Luis y alguno más que olvido, seguro y lo lamento, pero prefiero nombrar a los que recuerdo y olvidar a algunos, que sé lo comprenderán. Si señor son “zurdos” hasta decir basta, pero trabajan por la gente y en esa labor ejemplar y que debiera ser ejemplarizante, no distinguen de colores. Otros no pueden decir lo mismo.

Ojalá hubiera mucha gente como la que hoy he traído a colación. Gente buena, entregada a los demás, ¿qué son de izquierdas? bueno yo no he dicho que sean perfectos (es broma). Pero desde aquí exijo que se haga justicia con la asociación y naturalmente con los vecinos y las viviendas tan traídas y tan llevadas, no creo que merezcan el “olvido” presupuestario por defender su independencia, que independiente hasta decir basta ha sido siempre el movimiento asociacionista en Fuerteventura, hasta que los nacionalistas “anestesiaron” a muchas asociaciones, a través del dinero público de las subvenciones.

De corazón mi felicitación más sincera y desde aquí mi deseo de que la suerte os acompañe y el poder político no logre cambiaros. Nuestra sociedad no puede permitírselo.












jueves, 19 de mayo de 2011

Promesas electorales o chistes ¡vaya uno a saber!


Un debate entre los "tres tenores", no sé si el que comento

¿Saben aquel que dice que iban en un tren un español, un alemán y un francés…? fue lo primero que se me pasó por la cabeza cuando ojeaba distraídamente la prensa ayer, digo que distraídamente porque supongo que me sucede como al resto del común de los mortales, estamos hasta el cogote de la campaña electoral, que ciertamente llega a un punto de saturación, que la hace difícilmente soportable.

Pero a pesar del hartazgo, fue ver el titular del Canarias 7 y me espabilé en décimas de segundo. Lo que no sea capaz de hacer, con la atención del lector asténico, un buen titular – me refiero a la técnica periodística, no al contenido – no lo hace casi nadie. Me encontré con la fotografía de los “tres tenores” de la política canaria, José Miguel Pérez, Paulino Rivero y José Manuel Soria ¿de izquierda a derecha?, pues sí D. ª María, como es natural de izquierda a derecha, que así los colocaron en el debate, no sé yo si por sorteo, presunta ideología o porque la de protocolo así lo decidió.

El titular era breve, conciso y concreto, decía así: Pérez promete crear empleo, Rivero turismo de calidad y Soria ahorro público. Clarito como el agua, pero fue leerlo y acordarme de los chistes esos a los que me refería al comienzo de este escrito. Alguien se extrañará de mi ocurrencia, lo entiendo, yo tampoco tengo muy clara la relación, pero ocurrió así, ya saben ustedes que las cuestiones que tienen que ver con los recuerdos o la percepción de la realidad y su relación con sucesos pasados o futuros, son muy complicadas.

Así que ya saben, volviendo al tema: Estaban en un debate, un socialista, un nacionalista y un pepero de la sección salmón y...

No es que espere que los debates televisivos aporten claridad o ideas al espectador, estoy convencido que si los debates tuvieran esa virtualidad, no habría ni un solo candidato que acudiera a ellos. Los debates forman una parte muy importante de la ceremonia de confusión, que constituye cualquier campaña electoral que se precie.

En este singular, caro e inútil proceso al que llamamos campaña electoral, no existe la menor intención de explicarle nada a nadie y mucho menos al votante, simplemente se intenta saturar a las víctimas de las “ideas fuerza” que cada uno de los partido políticos entienden les favorece, electoralmente hablando.

Si no, ya me explicarán ustedes, como tras un debate entre los tres aspirantes más cualificados para presidir el gobierno canario, el debate se resuma en ese titular, que les recuerdo decía así: Pérez promete crear empleo, Rivero turismo de calidad y Soria ahorro público.

En primer lugar y por seguir el orden del titular de marras, me parece hasta una broma de mal gusto que un socialista, de hecho el secretario general del PSC-PSOE en las Islas, ofrezca como argumento electoral, la creación de empleo. Si tuviera esa varita mágica, cuál es el motivo por el que no le echa una mano al gobierno de España y se pone a crear empleo que, oiga, si así lo hiciera se aseguraba la mayoría absoluta en las Islas. No sé, si le es más de aplicación aquello de: “dime de que presumes y te diré de lo que careces” o “consejos vendo y para mí no tengo”. Ya les digo una broma de mal gusto, un socialista ofreciendo empleo es como un miembro de la Conferencia Episcopal predicando a favor del matrimonio gay.

Me imagino la insatisfacción del pobre Rivero al que le quitaron de la boca esa promesa que es de tanto lucimiento, lo de crear empleo es manita de santo para recaudar votos oiga; pero claro si el pérfido socialista se le había adelantado, no tuvo más remedio que cambiar de terció y, como la providencia tampoco es que le haya dado demasiada capacidad para el regate corto, pues se dejó caer con lo del turismo de calidad que, dada la pobreza intelectual de nuestros políticos y su falta de ideas, es una oferta que tiene su aquel. Ya para finalizar Soria, no le quedaba empleo que ofrecer, ni millones de turistas montados en el dólar, asaltando los aviones para llegar a nuestras playas, pensó y supongo que dándole vueltas a su caletre se le ocurrió lo del ahorro público que es cosa de mucha actualidad y claro Soria tuvo, que quieren ustedes, que conformarse con lo que José Miguel Pérez y Paulino Rivero, le habían dejado.

Bueno pues ya saben lo que ofrecen los tres tenores como argumentos capitales de su acción de gobierno ¿cuál es el problema?, pues muy sencillo. José Miguel Pérez promete empleo, todo el mundo sabe que eso es como prometer que nos va a tocar el gordo de la lotería, no es imposible, sí muy improbable y sobre todo fuera del alcance del que hace la promesa. Siendo socialista y cargando con un gobierno en Madrid que ha conseguido la nada despreciable suma de 5.000.000 de parados, lo de hablar de empleo aquí es mentar la soga en casa del ahorcado.

Oiga y lo del turismo de calidad ¿qué?, eso está muy bien. Pues sí, pero tampoco está en manos de Rivero conseguir que vengan los turistas más ricos y selectos del mundo mundial, sobre todo si tenemos en cuenta la clase de industria turística que tenemos y la oferta que producimos. Un mantra como cualquier otro, porque si fuera tan sencillo y se pudiera hacer así de fácil, ¿por qué no se ha hecho antes? Habrá que recordarle a Rivero que CC, lleva gobernando en Canarias justo desde que se fueron los normandos.

Y ya por finalizar, Soria. Promete lo único que un presidente puede prometer, está en su mano ahorrar. Claro que recordando, lo de la compra de coches de lujo que hizo como Consejero de Hacienda, los gastos “raritos” en la Consejería de Turismo y otros gastos, da miedo que se ponga a ahorrar, porque el ahorro lo vamos a pagar los de siempre, es decir los ciudadanos.

Así que ya les digo lo mejor es acordarse del chiste y olvidarse de las promesas electorales de los tres tenores. ¿Saben aquel que dice que iban en un tren un español, un alemán y un francés…?































miércoles, 18 de mayo de 2011

La prensa nacional retrata a Águeda Montelongo, al PP y ya de paso a Fuerteventura

Aguedita y su eslogan, parece una mala broma
Era lo que le faltaba a la imagen de la isla de Fuerteventura, estamos peleando por conseguir un lugar al sol de turismo peninsular, un trabajo difícil, pero estén tranquilos; ahí, atenta a la jugada está Águeda Montelongo, esa servidora pública, trabajadora, honesta, transparente haciendo lo imposible para que Fuerteventura, sus gentes y sobre todo su Patronato estén en las páginas de la prensa nacional.

Gracias a las miserias del PP, sus senadores y diputados acostumbrados a viajar de “gañote” y a la incapacidad manifiesta, en el mejor de los casos, de Águeda Montelongo para controlar los pagos del Patronato de Turismo y en el peor de ellos, a cuenta del presunto pago indebido de los gastos de la jet del PP con dinero público, gracias a todo ello, hoy el periódico Público, publica con detalle las aventuras y desventuras contables de Aguedita Montelongo, que impertérrita niega la mayor y sigue achacando los pagos a errores de su gente y jura por lo más santo que esas facturas están pagadas, aunque nadie haya visto ningún justificante.

Vino el pasado domingo Esteban González Pons, llegado que hubo el hombre a la Isla, parece que se permitió el lujo de gastar una coñita sobre lo de las facturas y aseguró que él se pagaba todos los gastos. Innecesaria la aclaración,  las facturas de Pons no se podían cargar contra el dinero del Patronato, por una razón fundamental: Águeda había sido cesada en sus funciones, si siguiera en ellas tendría mis dudas y supongo que muchos de ustedes también sobre el pago, el no pago o incluso el copago, de las mismas.

La coñita de González Pons me parece una falta de respeto a la transparencia con lo que se deben producir estos supuestos servidores públicos y da que pensar. Primero le intenta quitar hierro al asunto, y el asunto es grave por mucho que se intente desviar la atención sobre el estropicio. Segundo, si presume de pagar sus gastos, como si de algo excepcional se tratara, será porque la costumbre del PP, al menos en Fuerteventura, era la contraria. Allá ellos si la cúpula pepera viaja con los gastos pagados, pero que lo pague Águeda de su bolsillo o con los fondos de su partido y no del bolsillo de los ciudadanos a los que les dice que pueden confiar en el PP y en su persona, mientras que, presuntamente, paga los gastos de sus dirigentes, con dinero público.

Por otra parte resulta patética su actitud de explicar urbi et orbi, que las facturas se han pagado y que las tiene en su poder para demostrarlo, y digo que resulta patético por dos razones. En primer lugar porque el hecho de pagarlas no le absuelve del “error”. Naturalmente que siendo, como ha sido, sorprendida, pagando con dinero del Patronato gastos de senadores, diputados y algún secretario general, que han sido facturados a nombre de otras personas y entidades distintas, el hecho de devolver el dinero, presuntamente mal habido, no la absuelve de nada.

Sólo faltaría que además de lo que presuntamente ya ha hecho, pretendiera que el dinero del Patronato utilizado para pagar las facturas de marras, basándose en un aforismo contable, por el que parece ser, se rige la Montelongo y que reza: Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita, pretendiera digo, que las cosas quedaran así.

Pero a lo que se ve, eso dice Público, tampoco es capaz de enseñar esas facturas que acreditan la devolución del importe de los pagos efectuados indebidamente, aquí sin presunción, toda vez que si dice que ha devuelto el dinero es porque reconoce que hizo mal.

A mí que una señora que tiende a ponerse digna y que juzga a los demás con una “mala baba” digna de señalar, que habla de la bajeza moral de otros y a la que con todo su golpe de dignidad, soberbia y glamour la pillan con el carrito del helado y que, en vez de reconocer los errores cometidos, sean éstos contables o de los “otros” que ahí no entro, digo que con lo exigente que es para juzgar a los demás, podría exigirse el mismo nivel para llevar a cabo una autocrítica, reconocer sus errores y aceptar las responsabilidades consiguientes, a las que tiene que hacer frente tanto si le gusta como si no.

Se ha negado a dar explicaciones por escrito, Guillermo Concepción afirma que hay más gastos pagados de “aquella manera”, ha dicho más de cinco mil veces que el problema reside en unos tristes errores administrativos. Resulta difícil hacer creer de la existencia de un presunto e inadvertido error administrativo, cuando existe un trabajo, chapucero pero trabajo, presuntamente llevado a cabo para cambiar el nombre y la condición de los que disfrutaron de las “invitaciones” del Patronato y ocultar el rastro del pago.

No ha justificado todavía que haya devuelto el dinero, no ha sido capaz de explicar nada por escrito, queda in mente la lógica y general sospecha de que pueda haber muchos más “errores” y cada una de sus declaraciones tienen el tufo inconfundible de las excusas del mal pagador.

Algo debería decir ya el Tesorero del Partido Popular, que por mucho que le disguste el asunto, está relacionado con el mismo, no sé yo si la promesa de nombrarlo, como afirman las lenguas de doble filo, Delegado del Gobierno en Fuerteventura tras las elecciones del 2012, sea suficiente premio como para que siga guardando silencio.

A cada día que pasa, entiendo yo, más se complica su situación. Si, supuestamente, tenía que pagar las facturas de los visitantes de oro del PP y no lo hizo ¿no se le ocurrió llamar al hotel de turno y preguntar que pasaba con esas facturas que no llegaban? ¡Qué tesorero más raro!

Claro que para dar explicaciones, bueno para no darlas, está Aguedita.