sábado, 7 de mayo de 2011

Elecciones en Fuerteventura: de la “contabilidad creativa” al esperpento

Eran otros tiempos, no hace tanto, Mario Cabrera y Gustavo Berriel todavía se soportaban

Ayer comenzamos con el asuntillo este de las elecciones, creo que el fenómeno ha puesto de relieve una característica singular de la que disfrutamos los que vivimos en Fuerteventura. A cada día que paso en la Isla y llevo unos cuantos, me doy cuenta que poseemos –los naturales del país y los importados- una vena surrealista difícil de igualar.

No es que sostenga que Fuerteventura sea el centro del mundo, eso lo dejo para los de CC y resto de nacionalistas poco viajados, pero sí puedo afirmar que lo aquí sucede es difícil que pase en cualquier otra parte de este mundo, en el que nos ha tocado vivir.

Aquí da lo mismo que un partido, el PP en este caso, presente una candidata al Parlamento Canario y al Cabildo Insular, a la que acaban de arrastrar por las páginas de los periódicos, las emisoras de radio y televisión de Fuerteventura, Canarias y Península, enredada en los resultados de aplicar, presuntamente, unos procedimientos de contabilidad creativa, que le permitían pagar los gastos de las vacaciones de la jet set de su partido, con dinero público, que hay que ver lo que son las cosas de la política y la contabilidad.

Unos personajes, los del Partido Popular, que venían a Fuerteventura a gozar de los encantos de la isla, que son muchos y que recomiendo, pero que al parecer pretendían hacerlo de gañote y para más INRI a cargo, presuntamente, de los fondos que maneja el Patronato de Turismo, de la que es responsable la dichosa candidata que, además es la máxima autoridad del PP en la Isla y hace doblete en las elecciones gracias a José Manuel Soria que se lo permite, vaya a saber uno por qué, habrá que pensar que no tienen otra mejor.

Que un partido que pretende, dicen los que saben, gobernar en Canarias y en España, se permita el lujo de presentar una candidata que, cuando la acusan de pagar facturas del PP con dinero del Patronato, sólo es capaz de afirmar que la circunstancia se debe a un error, que eso sí es falso, porque por ahí andan más de una, y parece ser que más de dos facturas, pagadas con dinero público me parece la muestra del deleznable paradigma ético de la señora en cuestión y de su partido, pero ahí la tienen de candidata prometiéndonos el oro y el moro, honradez y transparencia en la gestión y lo que haga falta, que esto son las elecciones y habiendo barra libre para casi todo, hay que aprovechar la circunstancia. 

Pero hay  más, los de Coalición Canaria, con ese estilo tan feo que les adorna y perdonen ustedes la manera de señalar, aprovecharon que el Pisuerga pasa por Valladolid para lanzarse a empapelar la isla de Fuerteventura con su cartelería electoral a las 23,07 horas del día cinco de mayo. Eso sí, lo hicieron al grito de ¡queremos una campaña limpia!, parece que es cierto lo que sostienen algunas escuelas de pensamiento: Durante campaña electoral cada uno puede decir lo que le parezca, por falso que sea, con absoluta tranquilidad de espíritu.

Pero lo de los nacionalistas no acaba aquí, sorprende y me parece que es carne de junta electoral, el que Mario Cabrera - bien conocido por sus afanes independentistas y poco amor por la monarquía en general y la española en particular - aproveche este alto que parece se ha instalado en la aplicación del sentido común y, según cuentan las lenguas de doble filo, parece ser que aparece en un vídeo promocional, en el que puede verse una imagen de S.M. la reina Sofía, casualidades de la vida, que dirán algunos y carne de Junta Electoral que opinan otros.

Y ya por finalizar vamos al esperpento protagonizado por Gustavo Berriel, alcalde de Antigua, que en una pataleta de niño chico, le ha negado a Mario Cabrera la posibilidad de participar en la presidencia del acto de inauguración de la Feria Insular de Artesanía de Antigua. ¿Motivo? pues, por un quítame allá la regeneración de una playa. Y este alcalde, que hay que recordar que obtuvo el cargo en una moción de censura apoyada por una trásfuga, y que tiene una vida política tan complicada que sale a partido por legislatura, ya que a éstas se tiene que presentar por otro partido distinto al que montó para presentarse en el 2007, con lo incómodo y caro que debe ser esto de tener que montar un partido cada cuatro años, digo que este alcalde se despacha con una nota de prensa de casi media página en el periódico, que supongo yo, ha pagado con fondos municipales y en plena campaña, presuntamente, utiliza medios públicos para hacerse propaganda e intentar sacar ventaja política al contencioso playero que mantiene, esta vez, con Mario Cabrera.

Así que ya ven como están las cosas, han pasado sólo 24 horas y estamos, cómo estamos. Como sigan así las cosas van a tener que reforzar al equipo de la Junta Electoral de Zona, seguro que no van a ser capaces de dar abasto para corregir tanta histeria y tontería.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario