sábado, 14 de mayo de 2011

Pactos modelo “San Juan Bautista”



Sigue la campaña electoral y, en Fuerteventura, seguimos escuchando a los presuntos líderes políticos que hay que ver la cantidad de "presuntos" que hay a la cabeza de algunos partidos; digo que seguimos escuchando el mantra más repetido de esta espantosa campaña electoral, que al menos va a tener una virtualidad positiva, la de poner al descubierto las vergüenzas de muchos y muchas y las carencias ideológicas y éticas de algunas de las organizaciones supuestamente políticas, que dan amparo en sus filas a tanto paniaguado de la política y a tanto servidor únicamente de sí mismo, de sus amigos y sus correligionarios.

Pero antes de entrar en lo del mantra quisiera denunciar una situación que personalmente me avergüenza y  que debería avergonzar también a toda la casta política que anda estos días dando el coñazo por Fuerteventura.

Habrá que pensar que el Partido Popular tiene una varita mágica para terminar con el problema del paro en España y particularmente en Fuerteventura. Si, la jefa de su franquicia en la isla, Aguedita Montelongo, es capaz de dar, aunque sólo sea la mitad de los puestos de trabajo que anda prometiendo a lo largo de esta campaña a cambio del voto correspondiente, soluciona el problema del paro en estas tierras para siempre. Aunque si lo que está haciendo en realidad es jugar con el sufrimiento de tantas familias que necesitan un trabajo como el aire que respiran, espero que lo pague, en primer lugar en las urnas y después espero y deseo que la Providencia le siente las costuras tal y como merecería esta deleznable conducta.

Claro que me dirán ustedes que la mujer capaz de convertir al Patronato de Turismo de Fuerteventura en una suerte de Institución Mixta entre ONG partidaria y Agencia de Viajes de gorra para la dirección de su partido, presuntamente eso sí, que hay que respetar la presunción de inocencia a todo el mundo, digo que si esta mujer tiene el poder de transmutar una institución dedicada a servir a Fuerteventura a través de la promoción de la industria turística, en esa ONG/Agencia de viajes, igual resulta que es capaz de convertir el paro en empleo.

Y yo tendré que decir que estoy de acuerdo, que de hecho ya ha sucedido ese milagro y unos cuantos peperos sin oficio ni beneficio han estado viviendo, los últimos cuatro años, a costa de nuestros impuestos gracias a la gestión de la Montelongo; eso es cierto y hay que reconocerlo. Pero ya saben, y los que sepan física cuántica más, que el problema radica en las magnitudes, que lo que se puede hacer para los cuatro paniaguados del partido resulta imposible de conseguir, para los 3.000 o 4.000 ciudadanos aspirantes a ese empleo prometido que les va a permitir sacar adelante a su familia.

Bien, dicho lo que tenía atravesado en la garganta desde que Aguedita prometiera el oro y el moro en La Charca, vamos al mantra. Llevamos unos días escuchando al 98% de la casta política anunciando su firme decisión de no pactar con Mario Cabrera y acusar de tener la intención contraria a Domingo González Arroyo.

Parece que pactar con Mario Cabrera, que ya saben ustedes que no es santo de mi devoción, parece se ha convertido en pecado mortal. Y así lo anuncia Águeda Montelongo que ha mantenido un pacto personal con Mario los últimos cuatro años, lo “denuncia” el PSC-PSOE, que en la legislatura pasada no pudieron pactar con Mario, porque se interpusieron los populares, pero que lo habían hecho en la anterior legislatura con total naturalidad y extraordinaria riqueza de explicaciones, y lo dicen también los de AMF que, curiosamente, son cuña de la misma madera política de la que está hecho Mario Cabrera.

De nada ha servido que Mario Cabrera anunciara urbi et orbi que antes de pactar con Domingo González se hacía monje cisterciense o se afiliaba a Falange Española Auténtica, de nada ha servido que Domingo González manifestara que él tiene por costumbre esperar a que hablen los ciudadanos y después de las elecciones, es cuando se plantea estas cuestiones.

Se me ocurre que tal empecinamiento tiene su aquel, me parece que, terminadas las elecciones, van a producirse una serie de pactos "modelo S. Juan Bautista". Se me antoja, no sé porqué, que las distintas organizaciones políticas acudirán al Cabildo, como lo tuvo que hacer Enrique IV a Canosa, para hacerse perdonar la excomunión lanzada contra él por Gregorio VII, y allí ofrecerán la posibilidad de un pacto a Mario Cabrera I “El denostado”, ofreciendo como prenda de buena voluntad, la cabeza de los que ahora se ponen estupendos y anuncian su negativa más rotunda a pactar con Mario y su gente.

Claro que todo esto pone de relieve algo muy significativo. A la inmensa mayoría de la organizaciones políticas les importa un bledo la defensa de los derechos de Fuerteventura y sus ciudadanos, sólo les ocupa y preocupa la posibilidad de, a través de un pacto, por miserable y humillante que éste sea, poder seguir viviendo de los presupuestos durante cuatro años más, bueno ellos, sus paniaguados, comisarios políticos y pesebristas de toda laya y condición de los que se rodean.

Reflexionen algunos de los presuntos líderes y consideren si el presente que pueda hacer su organización política al objeto de apaciguar al “Denostado”, sea su cabeza en bandeja de plata, que eso puede pasarle a alguno e incluso a alguna. Que gente encantada de hacer el papel de Herodías es lo que sobra en la política majorera.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario