lunes, 23 de mayo de 2011

Por fin parieron los montes


Un acto electoral
Bueno hoy toca sí o sí hablar de las elecciones, que ya son ganas. La verdad es que me acosté a las tantas, pero muy a las tantas y hoy por la mañana lo que menos me apetecía, era sacar tiempo para colgar este comentario. Como comprenderán además de las limitaciones propias y habituales del que esto firma, hoy hay que añadir la falta de sueño, el dolor de cabeza – abstemio que conste - y las prisas.

Pretendo comentar el resultado de las elecciones locales, en tres turnos, hoy toca Fuerteventura, mañana hablaremos de lo sucedido con el Parlamento de Canarias y lo que pueda suceder a partir del hecho electoral y sus consecuencias y al tercer día comentaré lo sucedido en el conjunto de la Nación, para entendernos, lo que ha sucedido electoralmente hablando, en España.

Pocas sorpresas en Fuerteventura. Como me parece oír el sordo rumor de la sorpresa, reitero, pocas sorpresas en Fuerteventura, salvo para los que intentan acomodar la realidad a sus deseos, costumbre que termina por sorprender negativamente a los que se empeñan en utilizarla.

Marcial Morales volvió a conseguir la mayoría absoluta. En primer lugar felicitarlo. Es un profesional como la copa de un pino, más del márquetin que de la política, se limita a vender imagen pero lo hace muy eficientemente y se nota. No hay quién le pueda hacer sombra en este aspecto y ahí están los resultados, 11 concejales y el 48,54% de los votos para Marcial Morales. Qué sea enhorabuena.

Me parece uno de los sucesos electorales dignos de reseñar en un panorama más bien plano. En Fuerteventura los partidos clásicos, CC, PP y PSOE, han gastado una millonada en publicidad electoral, con distinta fortuna. Los nacionalistas que seguro han encabezado los gastos, han obtenido resultados que, en teoría, los justifican.

Los populares han gastado mucho, pero los resultados no son como para tirar cohetes, la guinda del pastel, en cuanto al gasto desmedido e inútil, se lo lleva el PSOE, que por ideología debiera haber dado ejemplo de austeridad y no lo hizo; teniendo en cuenta el desastroso resultado obtenido, debieran hacer una reflexión sobre la falta de rentabilidad de esa desaforada inversión publicitaria en tiempos de paro y crisis.

Bueno vamos a los que a ustedes les interesa, en el Cabildo la puerta está abierta a multitud de pactos, ganó Mario Cabrera que con 9 consejeros encabeza la lista, los del PP, pese al dinero gastado, han sido incapaces de aprovechar la marea a favor de las tesis populares y se quedan con 5 consejeros, se quedan como estaban y por tanto fracaso. En estos tiempos la lista popular que no mejora, fracasa.

Los del PSOE pierden 2 escaños - se quedan con 4 consejeros – lo que demuestra, por una parte que lo de ZP es una enfermedad terriblemente contagiosa y que por otra los votantes majoreros están cansados de un partido que no se renueva desde los tiempos de Pablo Iglesias.

Esto en lo que hace referencia a las listas de siempre, vamos ahora al morbo ¿qué han hecho los partidos nacidos a lo largo de esta legislatura?, pues les ha ido tolerablemente bien en general. Se produce, por mucho que les pese a algunos, un fenómeno digno de resaltar, los resultados del denostado PPMAJO (3 consejeros), abre de manera muy importante el panorama de pactos en el Cabildo. Que un partido recién creado, con Domingo González a la cabeza y unos medios modestos, si los comparamos con muchos de los partidos que se han presentado, se lleve el 13,82% de los votos de la isla, demuestra que existe camino para las organizaciones políticas nuevas, menores en medios y tamaño y no tan menores en resultados, ah y para desesperación de muchos de sus adversarios, demuestra también que Domingo González sigue teniendo un peso específico muy importante en la política de Fuerteventura.

AMF peleó hasta el final y lo hizo bien, otro triunfo, modesto, pero triunfo. Peor les ha ido a los de NF-NC, pensaban que todo iba a ser terreno llano y no ha sido así. Los ciudadanos hilan fino y las organizaciones tipo “guadiana”, que aparecen en las elecciones, para desaparecer inmediatamente después de éstas hasta la próxima, no tienen porvenir alguno.

En definitiva, se produjo una vez más el parto de los montes y parió un ratón como el del cuento. Pocos cambios en las urnas, o por mejor decir, cambios que por esperados no sorprenden a casi nadie. Ahora empieza la guerra de pactos, ¿quién pactará con quién en el Cabildo? Aquellos que hasta hace dos días juraban por la honra de su madre que no iban a pactar con Mario Cabrera ¿qué harán?

Y en Antigua con el empate a concejales entre CC y PPMAJO ¿serán capaces estas dos organizaciones de establecer una mayoría estable que aguante una legislatura y que termine con el patológico fraccionamiento electoral de Antigua, o por el contrario seguiremos viviendo la política de transfuguismo y mociones de censura que han maltratado tan brutalmente a los antiqueños?

¿Qué pasara en La Oliva? ¿Las fuerzas representadas en el Cabildo y en este ayuntamiento actuarán de manera paralela en la política de pactos? ¿Pactos “cascada”, pactos libres, que cada uno haga lo que pueda...?

Básicamente tres cosas a destacar: El éxito de Marcial Morales, el fracaso estrepitoso del PSOE, y el buen papel del PPMAJO peleando con los “grandes”. De todo lo demás y de sus consecuencias hablaremos en los próximos días.

Me van a perdonar que no haya analizado cada lista y sus resultados, están al alcance de todo el mundo en internet, pero si quieren un resumen rápido, allá va, rapidito que me voy a tomar una aspirina. Éxito, en general, de CC, los del PP se han tenido que comprar un kit específico para maquillar fracasos electorales, el PSOE atónito, se lame las heridas, los de AMF razonablemente satisfechos y en el PPMAJO satisfacción contenida, no en vano han conseguido unos resultados francamente buenos, contando con la bisoñez del partido y su organización.

Ahora a pactar. Qué Dios reparta suerte, suerte para todo el mundo, pero sobre todo para Fuerteventura y sus gentes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario