miércoles, 6 de febrero de 2013

Caso Bárcenas ¿Gatillazo socialista?

Bárcenas "el calculador"



Llevamos unos días en los que el caso Bárcenas ha sido, portada de primera plana en la prensa escrita, el tema más caliente para las primeras de radio y televisión, el eje central de las tertulias políticas y desde luego el incendio de las redes sociales.

La filtración de la supuesta contabilidad “B” del PP, la existencia de una cuenta en Suiza con 19 o 22 millones de euros, que eso ya no me ha quedado claro, porque el supuesto montante variaba en función del medio que tratara el tema, el pago en negro de sobresueldos a la cúpula de los populares, constituían el cuerpo central del escándalo.

Todo ello apoyado en un artículo de un ex diputado pepero y la existencia de las anotaciones contables de ese dinero negro, filtradas a El País y supuestamente repito, de puño y letra de Bárcenas, un personaje oscuro y elemento importante -al parecer- de la trama Gürtel. Con esto y algunas cosas más se ha organizado un escándalo público de proporciones espectaculares.

La reacción del partido socialista fue la de llevar a cabo un ataque frontal a la honestidad y la credibilidad del Gobierno, decidir por su cuenta que Rajoy había queda incapacitado para gobernar, animar como siempre a los ciudadanos a la algarada y montar la explotación de la noticia en los medios afines. Una reacción cargada de revanchismo, oportunista, demagógica y desde luego irresponsable, pues la “causa general” montada al servicio de su interés partidista, ha terminado por perjudicar a la imagen de España y ahí está la subida inmediata de la prima de riesgo para demostrarlo.

Poco a poco, el escándalo se ha ido desinflando. Los “papeles” que había recibido El País, parecen ahora poco creíbles, extraña a los expertos que esas anotaciones -que abarcan la contabilidad de varios años- estén escritas con el mismo bolígrafo y que la letra no haya sufrido la evolución natural que debiera haberse producido. Por otra parte, lo de la cuenta en Suiza se ha demostrado falso, al menos por ahora parece claro que ese dinero nada tenía que ver con el PP; la petición socialista de unir a la causa Gürtel el pago en dinero negro a los dirigentes del PP ha sido rechazada por el juez y ya por finalizar, las algaradas y protestas frente a las sedes populares han sido testimoniales, unos cientos de indignados y pare usted de contar.

El presunto padre de la criatura, Bárcenas, ha declarado que jamás ha distribuido esos sobres, que no había contabilidad B en el Partido Popular y que el dinero de la cuenta Suiza es suyo y está en disposición de acreditarlo. Claro que hay gente que dice, y me parece hasta natural, que Bárcenas tiene poca credibilidad y lo entiendo; pero lo que no se puede aceptar es que este personaje sea una suerte de “mentiroso fijo discontinuo” al que se cree cuando conviene, es decir si lo que dice, perjudica al PP y se le niegue el pan y la sal, si lo que dice favorece a los populares.

Por otra parte es fácil deducir y así lo ha hecho mucha gente, entre los que me encuentro, que el PSOE, ha utilizado este escándalo como herramienta para “tocar” gobierno, cargándose a Rajoy y moviendo los hilos para alcanzar un gobierno de concentración o, lo que es peor, pretendiendo que la UE nos organizara un gobierno de tecnócratas que mandara al PP a cocheras. Parece que esas aspiraciones, han quedado aparcadas, al menos por ahora.

Muchos celebran la “torpeza” con la que se ha organizado el escándalo y el fracaso de las aviesas intenciones de nuestro Rasputín nacional, el señor Rubalcaba. No creo que haya motivos de celebración. En primer lugar el daño inmenso que se ha causado a España como nación ya está hecho, las páginas de la prensa mundial nos han retratado como un país corrupto y por tanto indigno de la confianza de los inversores internacionales, eso nos costará mucho tiempo y dinero corregirlo.

En segundo lugar, me resisto a creer que esto que hemos visto, sea todo lo que tengan preparado los que mueven los hilos de la insidia. Esto es una guerra y en la guerra, la infantería ataca como si fuera un martillo. Se escoge un punto de la línea defensiva del adversario y se aplica ahí el esfuerzo principal del ataque, una y otra vez se golpea en ese punto hasta conseguir desarticular la organización defensiva enemiga.

Creo que queda más munición en la recámara de los responsables de la conspiración, no puedo creer en esas torpezas tan evidentes. Haría mal el gobierno si pensara que tiene la situación controlada. Estoy convencido que volverán a la carga una y otra vez.

También dice la doctrina que en una batalla, pierde, el que primero utiliza sus reservas. Parece lógico suponer que la utilización de ese recurso le tocará llevarla a cabo indefectiblemente a los que dirigen estos turbios asuntos, que desde luego han perdido un arma muy importante, la sorpresa.

Quizás no hayan conseguido la cabeza de Rajoy, pero está a su alcance intentar que la UE. nos imponga, como hizo en Italia, un gobierno de tecnócratas. Es decir, un golpe de estado en toda regla, tan rechazable como cualquier otro, por muy europeo que sea o por mucho que se nos venda su intención profiláctica.

El gobierno debe actuar con firmeza y seguir un plan perfectamente estudiado, las políticas reactivas son poco eficaces. Rajoy y su gente deben actuar con la cabeza, antes que con el corazón, recuperar la iniciativa y dejar que la Justicia trabaje, ésta debe ser la que ponga en su lugar a cada uno. Y sobre todas las cosas implementar una política de comunicación medianamente decente, que ya les vale.

Pero mucho cuidado con los optimismos, en estas cosas – en otras no me consta – Alfredo Pérez Rubalcaba, no acostumbra a pegar gatillazos. Eso, por desgracia, sí nos consta a todos.

3 comentarios:

  1. Es lo del siempre, lo de éste PSOE anti-español, que en la época de la República ya se retrataron no dejando gobernar a la derecha que acababa de ganar las elecciones. No ha tenido suficiente el PSOE con hundir éste país, moralmente y con nulo sentido del deber y la obligación, y el esfuerzo por conseguir las cosas, y máximo sentido de derechos - todos -, aunque sea sin razón y sin trabajarlos. Lo que está claro es que los que sostenemos la cabeza entre los hombros bien asentada, no nos olvidamos de los 23 años del PSOE en el poder desde el advenimiento de la democracia, y desde luego no olvidamos los últimos 6 años de ZP y casi dos de Rubalcaba, dejando el pais con un déficit oculto al PP de 25000 millones de euros no contabilizado, que hizo entrar en contradicción al PP al formar Gobierno, ya que necesitaba urgentemente llenar una caja vacía de dinero del Estado, vacía a a conciencia netre ZP y el Sr Rubalcaba.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, aquí o gobierna el PSOE o no habrá paz para los que lo intenten. Colocados en esta tesitura, lo aconsejable es combatirlos, desde la mesura, la inteligencia y sobre todo la legalidad, hasta acabar con ese poder que tanto daño hace a España. De todas maneras están perdiendo influencia, de ahí estos escándalos. Saludos y muchas gracias por la lectura y el comentario.

    ResponderEliminar
  3. El único camino es levantar las alfombras y dejar toda la mugre del PSOE a la vista, ya esta bien de intentar dsr lecciones de honradez quienes más deben aprenderlas y dejar que sea la Justicia la que determine la inocencia o culpabilidad de Barcenas

    ResponderEliminar