miércoles, 27 de febrero de 2013

Quien con niños se acuesta…

Bárcenas interpone una querella al PP por despido improcedente
…Efectivamente, mojado de levanta. Así reza el dicho que nos advierte del peligro de no cuidar la calidad moral de nuestras compañías. Podría haber empleado lo de “Dime con quién andas y te diré quién eres”. El viejo acervo de la sabiduría popular cuenta con numerosos refranes que nos advierten del cuidado que hay que poner en la elección de los que nos acompañan a lo largo de las distintas vicisitudes de esta vida.

No parece que sea el Partido Popular demasiado aficionado a las máximas, al menos eso se desprende de su relación con Luis Bárcenas, conocido – como “Luisito el cabrón” – mote que hacía referencia a las especiales características de su carácter y su forma de relacionarse con las personas de su entorno, sin que parece  tuviera que ver el apodo  con cuestiones de índole  matrimonial.

Se ha juntado el hambre con las ganas de comer –  efectivamente hoy va de refranes – tengo esa costumbre y cuando llega este momento siempre hago referencia, uno ha nacido o se ha hecho pesado a lo largo de su vida, a que existe el que advierte aquello de “hombre refranero, hombre puñetero”, siempre es mejor que te tilden de puñetero que de…, como le sucede a Bárcenas.

Decía que se ha juntado el hambre con las ganas de comer, con un resultado gravísimo para los intereses de los del PP que a estas alturas debieran saber, si no son tontos de capirote, que Bárcenas se ha enriquecido apropiándose, presuntamente, de una parte muy substanciosa de los donativos que recibía el partido  y que ven ahora con sorpresa como el tipo que les ha levantado un pastón, no contento con ello, pretende hacerles el mayor daño posible.

Porque puedo entender que la defensa de Bárcenas haya decidido entrar en el viejo camino de las declaraciones confusas cuando no contradictorias. Que interese a su abogado ese asunto de las declaraciones complementarias. Que como se dice ahora, maneje los tiempos de acuerdo a sus intereses y no a los de la verdad, pero lo que no puedo entender es la demanda que ha interpuesto contra el Partido Popular por despido improcedente, esa es una decisión que parece sólo busca hacer daño y lo que es peor de manera gratuita.

La ejecutoria de Bárcenas avisaba con claridad de su carácter. Cuando tuvieron que obligarle a que dejara su puesto de Tesorero y posteriormente el cargo de Senador, era el momento de haber llevado a cabo una separación absoluta. Pero Rajoy, al que alguien debería leerle todos los días tres o cuatro refranes y que por lo visto ignora eso tan viejo de que más vale una vez colorado que cien amarillo, en lugar de ponerlo de patitas en la calle con banda, música y escuadra de gastadores, optó por esa política de paños calientes que le es tan cara y que le resulta tan gravosa ahora.

Lo digo, porque en aquellos tiempo de los correas y compañía, Dolores de Cospedal votaba ya por poner a Bárcenas de patitas en la calle y negarle el pan y la sal, pero Rajoy llevado por ese amor por la medias tintas y me imagino que por la cuantía de la indemnización, encargó a Ana Mato la solución del problema, una solución pactada en lugar de la ruptura total que aconsejaba la situación.

No sé si es cierto lo de la simulación del contrato que ha seguido uniendo al PP y a Bárcenas en lo laboral, pero me lo creo. Quede claro que los que afirman que lo del contrato inventado para pagar la indemnización en cómodos plazos es una falacia pepera, lo afirman también sin saber lo que hay de cierto o incierto en la situación.

Sabiendo como “arregla” las cuestiones desagradables Rajoy, me parece muy de él la idea de conseguir pagar los 400.000 euros de la indemnización en cómodos plazos simulando una relación laboral con su seguridad social y todo, en lugar de mandar a la mierda a un  tipo que se había enriquecido robando al partido, cuestión que ya debería haber cuanto menos sospechado en ese momento. 

Mala solución desde la  ética y malísima en lo práctico. La brillante idea los ha puesto en manos de un prenda al que se le conoce en según qué círculos como Luisito el cabrón, no parece una situación deseable y a mí me parece de una imprudencia sideral.

Estaba cantado. Como decía en el título, quién con niños se acuesta, mojado se levanta, situación que con ser muy grave no es lo peor de este asunto. Lo de soportar con paciencia a Bárcenas tiene otro peligro que define perfectamente el adagio que advierte: “Quien con pícaros se amaña, es de la misma calaña” y eso amigos míos no se lo puede permitir Rajoy, ni mucho menos el Partido Popular.

3 comentarios:

  1. Barcenas no hacia nada que no quisieran los Peperos, esta a la altura moral de la España actual, a la altura de sus políticos.
    Si pretenden hacerme creer que este tio a robado mas de 30 millones de Euros sin que nadie del PP se enterara es un delirio.
    Porque SE que son estupidos y bastante cortos, pero no tanto.
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Seguro, como los que se enriquecieron con el dinero del PSOE cuando los de Filesa... Los que recaudan dinero opaco para los partidos tienen la mala costumbre - lo dice la estadística - de repartir. Y ya sabemos que quien parte y reparte se lleva la mejor parte. Pero independientemente de tu reflexión o la mía, no sabemos lo que realmente pasó. Por tanto estamos en veremos...
    Muchas gracias por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. En este pais antes llamado España el nombre de politico va asociado al de mangante, truhan o directamente ladron
    De todos los partidos, todos y el que no esta en el ajo es porque no puede
    Ellos se lo han buscado, por chorizos.
    Claro que se lo que sucedió, lo se yo y lo sabe todo aquel que sepa de que va la financiación de los partidos políticos, otra cosa es que la justicia al fin nos diga que Barcenas robo solo.
    Y digo barcenas como digo los pujoles, Chaves, Bono y cien mas
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/
    Porque esa es otra...la justicia del Reino de España

    ResponderEliminar