lunes, 11 de febrero de 2013

Rubalcaba abducido por el cine yanqui

Vas a ver el discurso que tengo preparado....

No tengo nada contra el cine americano, por el contrario me declaro su rendido admirador – muy probablemente cosas de la edad – pero hay que reconocer que, al menos a Rubalcaba, este cine hace un daño espantoso. No encuentro otra explicación a las últimas declaraciones del líder socialista que un atracón mal digerido de cine americano, bueno eso combinado por la ausencia de argumentos reales y creíbles.

Puedo comprender la difícil situación de Rubalcaba, machacado por las encuestas, discutido en su partido y viendo como su último o penúltimo gran golpe, no está obteniendo el resultado apetecido. Nadie puede ignorar que lo de los papeles de Bárcenas pierde impulso y el confeti de las fiestas infantiles de Ana Mato se lo lleva el aire, herida de muerte la credibilidad del informe filtrado por la UDEF, basado en un fax manipulado.

Parece que Alfredo ha ido perdiendo poco a poco esos poderes sobrehumanos que, yo no sé si alguna vez tuvo, pero cuya existencia todo el mundo admitía y sobre todo temía. Su intervención en Turín tuvo a un nivel bajísimo, fundamentalmente faltaron ideas y sobró demagogia, allí en plena reunión de los líderes de la izquierda europea demostró que como líder, anda más bien justito. Aquello fue una faena de aliño, en la que Rubalcaba puso muy poca fe y desde luego poquísimo trabajo intelectual o ideológico.

Pero como la vida es muy complicada, terminando en Turín tenía, casi de inmediato, que intervenir en el cierre del congreso del PSE. Desgastado el argumentario socialista – resulta muy difícil mantener el interés de la opinión pública en un tema que comienza a desmoronarse - supongo yo que no teniendo nada nuevo que ofrecer, decidió improvisar la puesta al día del mensaje que obligatoriamente tenía que dar ante los suyos y que sabía que sería recogido por los medios de comunicación. Volvemos al estadio de las “ocurrencias” experiencia que les llevó al desastre electoral, pero en el PSOE no escarmientan.

Sin apenas tiempo para la reflexión, se limitó a dar una apresurada capa de barniz oportunista al discurso turinés, en el que la figura de los “hombres de negro” ya tuvo un papel protagónico y reforzada su dependencia de los films americanos, como fuente inspiradora de sus últimos discursos políticos, con la visión de alguna película de policías yanquis en la soledad de su hotel, se sacó del bolsillo del atajo intelectual tan querido por nuestros políticos, lo de la Unidad de Delitos Internos del Estado compuesta por "hombres de negro incorruptibles" que podrían entrar por sorpresa en los despachos de los cargos públicos.

Dos ideas, la de los hombres de negro y la unidad de delitos internos de indiscutible raíz cinematográfica. Todos recordaremos “Men in black” aquella película bienhumorada en la que Tommy Lee Jones y Will Smith, fumigaban extraterrestres con una espectacular y ocurrente tecnología y lo de los polis de delitos internos es una constante para cualquier espectador de cine. Si queremos afinar, lo de los “hombres de negro incorruptibles” pudiera corresponderse con alguna película de samurais o su traducción al lenguaje del Far West que dio como resultado aquella maravilla de los “Siete magníficos”

Mal asunto si el jefe de la “desleal” oposición tiene que nutrir sus mensajes de lo que ve en el cine, aunque hay que reconocerle a Rubalcaba una variación que igual le resultaba interesante a la industria de Hollywood. En Turín los hombres de negro era los malos que castigaban a España y a los españoles y en España se transformaban, por aquello de las necesidades del guión, en los duros justicieros que acaban con la corrupción. Una mutación milagrosa, hay que reconocerlo, que podría dar para otra secuela de Men in Black.

Y ya en Bilbao, “de perdidos al río”, Rubalcaba propuso que las empresas se dedicaran a lo suyo y no pudieran dar dinero a los partidos políticos, aunque conviene subrayar que nada dijo de las condonaciones de deudas bancarias en la que el PSOE es un maravilloso especialista.

Para finalizar propuso cargarse la Fiscalía Anticorrupción y que la lucha contra esa lacra se concentrara en la Audiencia Nacional. Resulta extraño que el Secretario General del PSOE elimine de un plumazo mitinero, una figura, la de la Fiscalía Anticorrupción que ha sido defendida a capa y espada por el PSOE siempre... que estaban en el gobierno; parece que ahora que no controlan a los fiscales, ya no les resulta tan imprescindible como en la anterior legislatura.

Lo he dicho y lo repito, mal van las cosas, cuando el PSOE nutre sus mensajes de lo que ve en las pantallas de cine. Miedo me da que llegue el día, en el que Rubalcaba construya su discurso político tras visionar “Grupo salvaje” de Sam Peckinpah.

¿Se lo imaginan?, para echarse a temblar.

3 comentarios:

  1. Siendo un gran admirador de tus textos no quisiera pasar la ocasión sin publicar éste artículo en mi nuevo proyecto de bitácora "De todo un blog". Un proyecto en el que deseo ir recopilando artículos de amigos y contribuyentes a fin de darles la mayor difusión.

    Si deseas agregarlo a tu lista la dirección es http://cspeinadismo.blogspot.com y te comunico que éste artículo de calado saldrá publicado hoy martes, 12 a las 16.00hrs. Pásate por la bitácora y me cuentas tus impresiones.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días ente todo darte las gracias, desde luego que me pasaré por tu bitácora. Muchas gracias, insisto, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me he permitido añadir tu bitácora a la lista de Amigos de Al sol de Fuerteventura, donde he colocado el enlace. Saludos.

    ResponderEliminar