jueves, 16 de octubre de 2014

Estos independentistas son como niños

La primera...consulta en la frente

En el espantoso putiferio  montado a cuenta de los intentos secesionistas en Cataluña, que una declaración de Oriol Junqueras me haga sonreír, resulta extraño.

Pero en esta competición que tienen organizada los distintos dirigentes de los partidos que apoyan la secesión de Cataluña, a ver cuál de ellos es capaz de soltar la declaración más sorprendente, no diré que Junqueras haya ganado la competición, pero con lo que dijo, serio y doliente a los periodistas si no ha conseguido el primer escalón del pódium, habrá estado muy cerca.

Tras la comparecencia de Mas, en la que el President hizo una exhibición de una habilidad pasmosa, en ese ejercicio al que nos tienen tan acostumbrados los nacionalistas de asegurar que donde había dicho digo, en realidad decía Diego y en la que nos explicó lo de la consulta de mentirijillas que se sacó de la manga, tuvo a bien mandarle un par de rejonazos a Oriol Junqueras al que acusó de actuar al servicio de la táctica electoral de su partido, en lugar de luchar por la independencia de Cataluña, ya saben,  lo de la sartén y la alcuza y además le acusó de romper la unidad del frente secesionista.

Probablemente a Junqueras se le subió el pavo ante el cinismo de Mas, que dije ayer, no sabía muy bien cómo salir del lío en el que se había metido, pero igual estaba explorando un camino muy difícil, siguiendo el único plan que le puede salvar, esperar  que ERC le "perdone". El pobrecito Oriol Junqueras ayer hizo su correspondiente comparecencia y afirmó que: “Es difícil confiar en un partido que no ha cumplido sus pactos”, hablaba de CiU pero se refería claramente a Artur Mas. Que un político catalán se extrañe de que los de CiU falten a sus compromisos, cuando es público y notorio que  no han cumplido ni una sola vez con la palabra dada, desde los tiempos de Jofre el Pilós, me arrancó la sonrisa.

La trayectoria de CiU está trufada de incumplimientos, claro que a lo peor Junqueras ejerce un paradigma ético, que me recuerda al de los gitanos de hace muchos años. In illo témpore, cuando yo era joven, por razones que no vienen al caso, me convertí en lo que los gitanos llamaban, al menos en aquel tiempo, un “payo gitanero”, es decir un payo que trataba con ellos y era medianamente bien aceptado en su cerrada sociedad. En esa convivencia aprendí que a los gitanos les parecía bien engañar a un payo y muy mal si eso se hacía con un gitano. Ese debe ser el paradigma de Junqueras, al que le debe parecer natural y hasta bueno, que Mas engañe a los españoles y españolistas pero al que le parece insoportable que lo haga con los secesionistas.

Ayer debió producirse una conjunción planetaria de categoría, porque  lo de, Mas me engaña de Junqueras es para nota alta, pero no fue la única perla que se dio durante la jornada. El otro genio fue Joan Herrera, Coordinador de ICV que afirmó: El plan de Artur Mas es “un plan de rescate para salvarse él y sus promesas”, que dirán ustedes que eso lo sabe todo el mundo, pero la afirmación de Herrera tiene el valor casi infinito de ser, probablemente, la única verdad que haya dicho, en estos últimos días, un político secesionista.

Mientras tanto Mas sigue desesperadamente  el plan que le queda. Tiene que  defender con uñas y dientes que la consulta de la señorita Pepis que pretende organizar es lo único que se puede hacer y eso sostienen sus portavoces: “Ante la imposibilidad de celebrar la consulta tal y como estaba diseñada, Artur Mas ideó el proceso participativo que permitirá votar y, por ello, cumple el compromiso político adquirido con la ciudadanía”. Traducido al cristiano, como Rajoy se ha puesto flamenco y no estoy dispuesto a delinquir, esto es lo que hay y no hay más que hablar.

Claro que la afirmación no convence a ERC que ha explicado con claridad que su idea era ir avanzando en el “proces” hasta que se produjera una colisión con la Justicia y entonces ya se vería lo que habría que hacer. Llámenme mal pensado, pero estoy convencido que lo que hoy afirma Junqueras, sería lo mismo que diría Mas, si hoy el President fuera el de ERC y no él, porque los encontronazos con la Justicia, habitualmente tienen  consecuencias y a lo que se ve, ni Artur ni Oriol se sienten llamados a ser los héroes que sacrifiquen su libertad, en favor de la independencia de Cataluña.

Esquerra tiene un problema y es que sin saberlo están en la línea ideológica de los habitantes de aquel pueblo español, que en el Siglo de Oro, decidieron que delinquir en grupo podría ser más rentable que hacerlo en solitario. Ya saben lo de Fuenteovejuna y el gobernador aquel al que apiolaron por derecho, por un asunto de un virgo de más o de menos. Junqueras, puede dejar caer a Mas cuando quiera, en lugar de limitarse a amenazar,  pero le hace tilín lo de presentarse a unas elecciones con una lista “unitaria”.

Aunque su aspecto haga que algunos piensen que el líder de ERC no es demasiado listo, lo es, sabe que lo de la “lista única” en el mejor de los casos quedará reducida a CiU-ERC y eso no le convence demasiado, aunque lo prefiera a presentarse a cuerpo gentil y ganar arrolladoramente las elecciones. Le gustaría hacer una lista en esas elecciones plebiscitarias contando con todos, la CUP, ICV, CiU... y su partido, porque una vez celebradas, automáticamente viene eso de la Declaración Unilateral de Independencia y por mucho que vocee ahora, lo cierto es que si la tiene que hacer solo, le va a costar trabajo. Porque tras la declaración de independencia ya sabe lo que le va a tocar y prefiere tener la responsabilidad compartida con el resto de partidos secesionistas.

Así que mientras que todos hablan y se quejan de las traiciones respectivas y de las acciones electoralistas de los demás, mientras siguen montando ese putiferio del que hablaba en el comienzo del texto, seguirán las conversaciones para recuperar el frente unitario y buscarán desesperadamente una razón que justifique la consulta del 9N, que será, como sea, pero que al final y si no hay otra, aceptarán. Eso creo y después del ridículo paripé, iremos a esas elecciones anticipadas, pero con calma, creo que se lo van a tomar con mucho sosiego.

Porque Mas y Junqueras o Junqueras y Mas tendrán que volver a pactar incansable y estérilmente una y otra vez impelidos por ese estado “pactante” continuo y permanente y necesitarán tiempo para ello y sobre todo para que Artur se acerque hasta “Madrit” a pedir árnica para la caja autonómica y  vender su particular motocicleta.

Los políticos nacionalistas son como niños, pero no les vaya a engañar la frase, cuando la he escrito tenía bien presente el egoísmo, la capacidad destructiva y la crueldad de esas tiernas criaturitas. Oído al parche.

1 comentario:

  1. Niños con las manos muy largas,muy mala leche y un morro que se lo pisan,pero peor aun son los que les siguen,porque ademas de todo eso,son idiotas.

    ResponderEliminar