miércoles, 15 de octubre de 2014

Mas se encomienda al “espíritu” de Cantinflas

Mucho no se fían el uno del otro
Me dolió ver ayer por la mañana, hacer el ridículo más espantoso ante todas las cámaras de este mundo, al tipo que legalmente representa a todos los catalanes. Comprendo y me parece hasta lógico, que mucha gente haya disfrutado lo que no está escrito con la comparecencia de Artur Mas, que lo más caritativo que se puede decir de ella, es que se la tiene que haber escrito un alumno muy directo del pobre Cantinflas.

Me ha sabido mal, porque soy catalán y por eso guardo respeto a Cataluña,  no se puede arrastrar el buen nombre de mi tierra, para que un tipo con facha de jefe de planta del Corte Inglés, como alguien lo definió hace algún tiempo, haya decidido que esté dispuesto a hacer lo que haga falta con tal de conseguir la impunidad penal, para su persona y el resto de los corruptos que le han acompañado durante los dorados tiempos del 3%, que decía Maragall o del 5% que corregían los de ERC cuando les convenía, presentándose como el adalid de la independencia catalana.

Aunque me parece que todos sabemos que Mas lleva muchísimo tiempo que siente, en lo más profundo de su ser, que se ha metido en un lío para el que no tiene la capacidad bastante como para administrarlo; pero la confesión de Pujol y las noticias que llegan de Luxemburgo y la UDEF, le han obligado a pastelear del cero al infinito, con unos y con otros, con la única intención de ganar tiempo.

¿Y para qué quiere ganar tiempo? En el fondo creo que ya para nada, simplemente se mantiene en la cantinela repugnante del amagar y no dar, del decir una cosa, para a las cuatro horas, defender la contraria, de la utilización del lenguaje ambiguo y amarrarse al victimismo de siempre, en una reacción instintiva que se está agotando. El chantaje al que le venía sometiendo ERC, lo tiene exactamente donde querían, es decir expuesto a la vergüenza pública y al rencor de los que confiaron en aquella afirmaciones suyas que iba a ser el 9N o el fin del mundo  y dependiendo sin remisión del apoyo parlamentario que le quiera dar Junqueras, se vio obligado a radicalizar su postura, al menos de boquilla.

En el otro lado de esa línea roja que sabía que no se atrevería a cruzar, tampoco encontró la comprensión que esperaba, Rajoy guardó silencio, hasta que, casi por sorpresa, habló para advertirle que o respetaba la ley o que se atuviera a las consecuencias. Por lo tanto sabe y sabía desde hace tiempo, que su destino estaba en manos de ERC. Los de Esquerra le presionaban para que incumpliera las normas y cargara con el mochuelo correspondiente y ahora que no lo ha hecho, le obligarán a adelantar las elecciones y lo destrozarán electoralmente. Mas se ha cargado el escaso activo político que pudiera quedarle a CiU, después de la “pujolada”, por mucho que se empeñen en negarlo.

Dice que hará una consulta el 9N, no la que pretendía hacer, pero una muy parecida. ¡Oiga! con sus urnas, sus locales abiertos y sus papeletas, como si fuera de verdad. Eso sí, sin colegios electorales, palabras que no se ha atrevido a pronunciar, pero habrá urnas, papeletas, aunque no habrá censo, pero ya se las arreglaran que tampoco están como para ser muy exigentes. Un sucedáneo que no puede vender con éxito, porque en Cataluña, a pesar de que abunden los nacionalistas, la gente tampoco es que seamos tontos de nacimiento.

Todo el mundo sabe ahora, que mantener el empeño del 9N es un paripé para intentar convencer a Esquerra para que le deje algo de tiempo y espacio para decidir. Aunque nos hayamos enterado, con sorpresa, que la consulta que se ha sacado de la manga, ya le sirve, aunque no sea la definitiva, porque la que pretendía hacer y el Constitucional le suspendió, tampoco es que fuera demasiado importante, porque tampoco era la definitiva, tal y como ha señalado el propio Mas en su comparecencia. Así que le da lo  mismo montar una consulta de mentirijillas y aquí no ha pasado nada, que quien no se consuela es porque no quiere.

En la tristísima comparecencia, ha pretendido explicar que no es que se haya rajado, ante la posibilidad manifiesta de dar con sus huesos en la cárcel, no es así, aunque los españolistas lo expliquen de esa manera para perjudicarlo. Decía Mas esta mañana, aunque no se le viera demasiado convencido que “El Govern se siente lo suficientemente fuerte como para que se pueda llevar a cabo la consulta al pueblo de Cataluña” y eso es lo que piensa hacer, aunque sea una consulta de juguete.

En definitiva y para entendernos, la hoja de ruta de Mas, pasa por celebrar esa consulta de cartón piedra que preparan y después convencer a ERC para que vayan juntos a unas elecciones plebiscitarias en una sola lista,  esa es la única manera que tiene, para que CiU siga respirando, aunque sea con ventilación asistida.

La propuesta da medida de  su desesperación y de su incapacidad política, porque me gustaría que alguien me explicara, si es que lo sabe, que ventaja sacarían los de ERC de esa lista conjunta, de no ser que les haya entrado un extraño antojo de hacerle el boca a boca a Mas. Lo han utilizado a ver si se atrevía  y ahora que saben que no ha tenido el valor de hacerlo, ya  no les sirve.

Sostengo una teoría, lo mejor que nos puede pasar a todos los españoles, los que viven en Cataluña y los que vivimos en otros lugares, es que los catalanes vayan a unas elecciones anticipadas y las gane ERC, tal y como parece. Entonces Junqueras y los suyos, en ese momento, si tienen lo que tienen que tener, que tampoco se crean que van muy sobrados de valor personal, a ver si se atreven a montar el numerito de la Declaración Unilateral de Independencia [con mayúsculas, como lo escriben ellos] porque a ERC y a Oriol Junqueras les consta que el fantasma del general Batet, ronda todavía por la plaza de Sant Jaume y recuerdan lo mal que les fue en ocasión muy parecida.

Si tienen que hacerlo, que lo hagan de una vez, si se atreven insisto, porque a Rajoy le resultará mucho más sencillo hacerle a ERC, lo que no le ha hecho a CiU y tomar las medidas adecuadas, ante un acto de sedición, que como en otras ocasiones, van a defender por la brava, a la hora de la verdad, cuatro y el cabo y eso será si los cogen despistados y los lían.



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada