lunes, 11 de marzo de 2013

De Ferraz a Ponferrada, pasando por Benidorm

Algo huele a podrido en... Ferraz
Leía hace bien poco tiempo que el 94% de los españoles desconfiamos de Rubalcaba y viendo cómo se comporta Alfredo, me parece una cifra corta. No hay semana en que no veamos ejemplos de la mendacidad del individuo, que tiene una relación con la realidad extraordinariamente difícil, diría yo que patológica.

La penúltima mentira protagonizada por el PSOE, es lo de la moción de censura en Ponferrada. Población en la que el PSOE descabalgó al alcalde electo para lo que necesitó aceptar el apoyo de un concejal, que en su tiempo fue condenado por acoso sexual. Nada nuevo bajo el sol, todos sabemos cómo se las gastan los de Ferraz si de lo que se trata es de conseguir la menor cuota de poder; cualquier ciudadano medianamente formado sabe que el paradigma moral del PSOE se basa en aquello tan viejo y por otra parte tan falso de que “el fin justifica los medios”.

Pero parece que Ferraz, que conoce perfectamente la desafección ciudadana, quiere mantener las formas dentro de lo que cabe y tras la moción de censura, realizada por cierto el Día de la Mujer Trabajadora, que es que son unos zotes hasta para escoger las fechas, digo que sólo tras la moción de censura y la remoción del alcalde del PP, ante el escándalo manifestado por tirios y troyanos - gente importante de la cúpula socialista mostró su desagrado - tuvo que intervenir Rubalcaba para decir que no estaba de acuerdo con lo sucedido, que ignoraba lo de la moción de censura y que exigía la inmediata dimisión del socialista elegido alcalde en la desdichada maniobra.

Para que queden las cosas claras, todas esas afirmaciones son falsas. En primer lugar nadie puede creer que maese Rubalcaba, el famosísimo Alfredo el Alquimista ignorara lo que se estaba cociendo en Ponferrada. Es imposible, que en un partido como el PSOE, se prepare una moción de censura en una población de la importancia de Ponferrada y que no estén al tanto de lo que va a suceder  la dirección local, la regional y la nacional del partido.

Créanme lo que les digo porque conozco el percal, sé cómo se montan las mociones de censura y qué bendiciones se necesitan para llevarlas a término y si hablamos del PSOE, ya para que les cuento. Por lo tanto estoy en situación de afirmar que Rubalcaba sabía perfectamente lo que se cocinaba y que dio su visto bueno para llevar a término la censura, con el apoyo de quien hiciera falta.

Ahora asistimos al cruce de declaraciones entre los de Ferraz y los ponferradinos, manifestaciones que siguen un guión que conocen perfectamente ambas partes. Si no dimiten lo vamos a expedientar, dicen desde Ferraz, necesitamos tiempo contestan los de Ponferrada. Qué la cosa va en serio, reiteran ternes desde Madrid y en Ponferrada, consultan las páginas del guión y obedientemente responden que ellos están dispuestos a sacrificar el carnet del PSOE ¡Dios y Pablo Iglesias no lo quieran! si con ello benefician al interés general de los ponferradinos.

¿No les suena conocida la letra de  la canción?  Igual no, pero seguro que pueden tararear la melodía. Lo de Ponferrada es exactamente lo mismo que sucedió en Benidorm, cuando la mamá de Leire Pajín y sus coleguitas montaron una moción de censura al alcalde del PP, apoyándose en un tránsfuga y como la cosa quedaba fatal, el PSOE expulsó a los concejales de dientes para afuera y en la siguiente legislatura todos los expulsados se presentaron en la lista electoral del PSOE con  absoluta normalidad. 

Eso es lo que va a suceder en Ponferrada y si no al tiempo, otra sucia maniobra socialista en el viejo camino tantas veces transitado por el PSOE, dispuesto a conseguir el poder al precio que haga falta.

Pero es que además tengo que hacer una pregunta a toda esta panda de socialistas de pro que, encabezados por Carme Chacón, han expresado su malestar y escándalo por lo sucedido; pero también a todos los desgarramantas ideológicos que amparados en el difuso concepto de la progresía se dedican a dar lecciones éticas a todo quisque; a todos los zurdos a la violeta y progres de salón que se han mostrado horrorizados por la utilización del voto de un acosador sexual, a todos ellos, tengo que preguntarles de qué se escandalizan.

En el PSOE, concretamente en el país Vasco, vive feliz y contento un tal Xusito Eguiguren que es el Presidente del PSE y que además de haber demostrado su desviado amor por los etarras, resulta que ha sido condenado por violencia de género. 

Eguiguren que guarda su amor para los asesinos etarras y sus coleguitas de Batasuna, en el desarrollo de una discusión marital le sacudió la badana a la parienta golpeándola sucesivamente con las manos, un zapato y un paraguas, lo que demuestra su empeño y persistencia en dañar a su esposa y gracias sean dadas a Dios por que Eguiguren no fuera aficionado al béisbol o a la aizkolaritza. Menuda desgracia hubiera podido ocurrir si en vez de encontrar un paraguas, echa mano el angelito y  da con un bate o un hacha de aizcolari, que no digo yo que el paraguas sea suave una malva, pero desde luego hace menos daño que un bate de béisbol, por poner un ejemplo y perdonen ustedes la manera de señalar.

Por lo tanto Carme Chacón y el resto de la panda que se han rasgado las vestiduras con lo del acosador, deberían  explicarnos por qué les parece tan mal lo de la utilización puntual de un acosador, que está mal que conste, pero les parece estupendo que el PSE sea presidido por un  maltratador debidamente condenado por propinarle una buena paliza a su media naranja.

Así que este asunto que resulta tan feo y que hiede a podredumbre de lejos, está perfectamente preparado y se maneja de acuerdo a un plan dirigido desde Ferraz y, los que siendo del PSOE han mostrado su disconformidad, lo han hecho no por entender que lo del acosador iba contra lo de la moral y las buenas costumbres, sino porque con sus declaraciones perjudicaban a Rubalcaba, eso o es que no saben de la misa la media.

Tristemente seguimos sufriendo la acción de un PSOE enloquecido por tocar poder, para lo que no dudan en emplear todas las malas artes a su alcance. La mentira, la hipocresía, la manipulación, el contubernio con indeseables es el pan de todos los días y así no pueden seguir.

Una artimaña sucísima para alcanzar una alcaldía, que además de su demostrada falta de ética es de un infantilismo tan atroz que sólo puede convencer a los previamente convencidos. Para eso ha quedado el “maquiavelo” de Ferraz, muy mal le tienen que ir las cosas.

Para este triste viaje emprendido por el PSOE, de Ferraz a Ponferrada, pasando por Benidorm, no se necesitan demasiadas alforjas, amigos míos.

2 comentarios:

  1. El Químico está a puntito de reventar ante su propia creación. Con él, con suerte, el sucialismo patrio se hará añicos terminando por fin con la única formación verdaderamente casposa de éste país. Aún así no hay peor enemigo que aquel que se encuentra herido y en eso Galfredo, presentará batalla hasta el final.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí tienes razón, la verdad es que las cosase pintan mal, pero sería muy imprudente confiar en su debilidad. Gracias por el comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar