viernes, 15 de marzo de 2013

Presunto analfabeto funcional se ofrece para dar clases

Los "defensores" de la escuela pública

Hace un par de días que en las redes sociales se comenta una noticia que produce rubor y escándalo. Trata de la incapacidad manifiesta demostrada por muchísimos de los aspirantes a una plaza de maestro en las oposiciones convocadas por la Comunidad de Madrid allá por noviembre de 2011. Los aspirantes que se presentaron a la oposición debían aprobar por vez primera todas las pruebas que componían ésta.

Como ustedes sabrán el suspender esa oposición, no inhabilita para dar clases como interino y por lo tanto unos 3.800 integrantes de la lista de no aptos han sido contratados para dar clases siguiendo un baremo que prima la experiencia sobre el conocimiento. La Comunidad de Madrid pretende cambiar el baremo que defienden los sindicatos y maestros para elegir a los interinos en el que manda la antigüedad con un peso del 46,8%, seguido de la nota del examen (36,01%) y de otros méritos (16,1%). 


La Consejería de Educación cambiará el criterio a través de un decreto que aprobará antes del próximo verano, fecha en la que se producirán las siguientes oposiciones. La propuesta que maneja la Consejería de Educación pretende que el 80% del baremo lo dé la nota del examen de conocimientos, mientras que la antigüedad aporte un 15% y los méritos especiales el 5% de la misma.


Creo que cambiar el baremo es imprescindible, los alumnos no pueden estar siendo educados por unos maestros capaces de afirmar que la gallina es un mamífero o que sean absolutamente incapaces de superar una prueba de conocimientos que responde al nivel de un niño de 12 años.


Nadie puede dar lo que no tiene, dice muy frecuentemente un amigo mío veterano docente cuando se habla con él de estos temas y tiene mucha razón, es por ello que no podemos tolerar que gentes que son prácticamente unos analfabetos funcionales estén presuntamente educando a nuestros niños.


Veamos de lo que hablo, en la prueba cuyos resultados se hacen públicos ahora, sólo el 1,83% de los aspirantes fueron capaces de señalar las provincias por las que pasan los ríos Duero, Ebro y Guadalquivir y el 62% de los mismos fueron incapaces de señalar correctamente la situación de Pamplona en un mapa.


Si de matemáticas se trata la cosa no mejora, la inmensa mayoría de ellos fue incapaz de completar una tabla de equivalencias del sistema métrico decimal, de hecho sólo completó esta prueba con éxito el 7,09% y un triste 21% acertó a calcular la longitud de una circunferencia o el área de un  círculo.


Supongo que nadie dudará de la importancia del correcto uso del lenguaje en la enseñanza, veamos lo que sucedió en esa materia. En una de las preguntas de la prueba de conocimiento, se les pedía que expresaran la persona, el número, el tiempo y la conjugación de los verbos en una oración, tan solo el 13,44% acertó con la respuesta correcta.


No merece la pena insistir más, gente con este nivel de preparación no pueden ser docentes por muy interina que sea su labor. Conviene recordar que en la educación pública existen interinos con 16 años de antigüedad, lo que supone una barbaridad y por lo tanto estos analfabetos funcionales que demostraron un nivel de incapacidad preocupante no pueden seguir ni un minuto más dando clases.


Los sindicatos se quejan de que la Comunidad de Madrid escarnece a esos trabajadores, disiento como es lógico, lo que resulta un escarnio es que alguien cobre del dinero de nuestros impuestos por un trabajo para el que no está mínimamente capacitado. El nivel demostrado debiera avergonzar a los sindicalistas y a sus representados que demuestran con su oposición a las medidas regeneradoras, su inexistente interés por la calidad de la escuela pública.


Son los mismos que no saben lo que significa escrúpulo, extasiar o pronóstico, los que llevan más de un año manifestándose para defender la calidad de la escuela pública que los malos, malísimos del PP  dicen, pretende privatizar. ¿De qué calidad hablan? Defienden un modelo de educación que produce casi un 30% de fracaso escolar. Incapaz de obtener unos niveles aceptables, nos lo dice el Informe Pisa, nuestros escolares están a la cola de Europa, eso es lo que defienden.  Ahora sabemos por qué, lo que en realidad defienden es la posibilidad de ganarse la vida sin tener los conocimientos mínimos que les habiliten para una labor tan difícil y delicada como es la docencia.


Todos queremos los mejores maestros para nuestros hijos, dirán ustedes y yo digo que no, los sindicatos y muchísimos maestros no quieren eso, quieren otra cosa, les preocupa prioritariamente su bienestar y muchísimo menos su capacidad y habilidad para llevar a buen término su labor.


¿Qué hay maestros ejemplares? Claro que sí, aunque debo decir que teniendo presente que ellos deben ser los primeros avergonzados por estos resultados, tendrán que hacer oír sus voces en apoyo de un sistema que en definitiva busca entre otros objetivos, dignificar su labor.


No podemos seguir instalados en la mentira permanente, no es verdad que los de las camisetas verdes defiendan la calidad de la educación pública, defienden sus intereses y es mentira que tengamos a la juventud mejor preparada de nuestra historia, si así son los maestros, miedo da pensar en cómo terminarán siendo sus alumnos.

4 comentarios:

  1. Cualquier persona que efectue una lectura ha
    este articulo publicado por Miguel Rives
    Bernadas, puede comprender perfectamente lo
    que pretenden los sidicatos tener un pais
    lleno de incultos,de una juventud con unos
    pobres conocimientos,avergonzadonos cuando
    se compara con los resultados de los
    estudiantes de otros paises.Dicen que tenemos
    los estudiantes mejor preparados,un poco
    dificil, los que estan enseñandoles poco
    les pueden aportar. Jose Luis
    tiene que aprender

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, los sindicatos debieran ser los más interesados en que sus representados tuvieran una capacitación profesional aceptable al menos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ".. que alguien cobre del dinero de nuestros impuestos por un trabajo para el que no está mínimamente capacitado".
    Ahí le ha dado, don Miguel.
    Esa frase resume todos nuestros males porque no es solo la enseña - aunque sí la más grave - son los mismísimos sindicatos, que cobran de lo público ¿¿¿???, para ayudar desde el primer día a destruir empleo de mil formas diferentes. Están, claro, los propios gobernantes, que cobran - y roban - exactamente tanto como deberían pagar por el daño que han hecho y siguen haciendo.

    "... no está mínimamente capacitado..." es lo habitual. Incluso en entidades financieras, públicas pero también privadas. Incluso en las empresas, públicas por descontado y privadas porque así lo han establecido los sindicatos y los gobiernos (y las nuevas 'filosofías' de lo absurdo).

    Nadie se rasgará las vestiduras con lo de los 'maestros' ni con nada importante, resumiendo así cómo estamos y cómo vamos a estar.

    Saludos
    http://ansiadalibertad28012013.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Hola ansiadalibertad te agradezco el comentario en el que creo que hay mucho de cierto, por desgracia naturalmente. Muchas gracias, saludos.

    ResponderEliminar