sábado, 3 de septiembre de 2016

Los naranjitos se cubren los flancos

Hay gente que está convencida que tengo algo personal contra Ciudadanos, no es así, pero lo que sí me resulta insoportable es el empeño que tienen los miembros de su cúpula por estar todo el día en los medios. Me recuerdan un poemilla que escuchaba en mi niñez y que decía “Hay gente que tiene por gran virtud, hablar sin necesidad y beber sin tener sed…”. Sobre la afición por la bebida de esos señores nada tengo que decir, pero que les gusta más un micrófono y una cámara que el comer, es cosa sabida.

Por otra parte tienen un defecto brutal, que muchos de sus seguidores consideran una gran virtud, ese defecto es la evanescencia de sus compromisos y afirmaciones. Por lo visto si eres de Ciudadanos, hoy puedes decir una cosa y mañana la contraria, ante el embobado arrobo de los naranjitos de a pie que consideran esa mala costumbre como propia de un estadista - así me lo han dicho en un par de ocasiones - o la muestra de una gran cintura política y capacidad para el diálogo.

Tras las elecciones del 20D, cuando parecía que allá en lontananza se advertía el peligro de unas segundas elecciones, ya dije que esta situación era muy peligrosa para los líderes que tuvieran la costumbre de prometer lo que no podían cumplir y comprometerse a posturas éticas que no iban a respetar y lo decía porque en aquella ocasión, entre una campaña y otra iban a pasar unos pocos meses y la memoria de los ciudadanos iba a estar más fresca que en situaciones normales, cuando tras cuatro años de legislatura, ni el Tato recuerda bien quién dijo qué, o cómo fue lo de la promesa que emitió solemne algún político en pleno trance mitinero.

Albert Rivera tiene un problema, se llenó la boca de afirmaciones nuevas de una ética deslumbrante, “jamás apoyaré un gobierno de perdedores” por ejemplo, para ciscarse en su palabra en la primera ocasión que tuvo. Recuerdo perfectamente cuando aseguraba que no apoyaría jamás un gobierno presidido por Pedro Sánchez y no creo que la promesa le durara mucho más allá de veinte días. 

Todos hemos oído repetido hasta la náusea, explicado por tierra mar y aire, reiterado desde el amanecer al anochecer, lo de “Sí con el PP, no con Rajoy”, o lo de que no apoyarían jamás a Rajoy o que se limitarían a abstenerse, ya ven ustedes lo que valen las afirmaciones del “nen Rivera”.

Me quedan unas cuantas, lo digo por mis lectores naranjitos que tienen una epidermis delicadísima y en cuanto escribes sobre Albert Rivera y el comentario no tiene el carácter hagiográfico que ellos entienden como correcto, saltan cual panteras hidrófobas. Pero tendrán que convenir conmigo, si son capaces de analizar con lógica lo que digo, que Albert Rivera ha ido faltando a su palabra, una y otra vez y no me vale el cuento de la cintura política, porque desdecirse de lo afirmado o no cumplir los compromisos adquiridos con sus votantes es una cosa y lo de la delicada, presunta y cimbreante cintura política del aspirante a centrista, es otra.

Ahora no es que excusen su mendacidad, lo malo es que además piden que al “niño Rivera” le den una medalla. Si cuando en campaña decía una cosa y ahora dice la contraria ¿Cuándo mentía? ¿Durante la campaña, ahora o en ambas ocasiones? Si las promesas eran un compromiso firme con su parroquia, a qué viene saltárselas ahora y si no lo eran, porqué las vendió con ese carácter cuasi sagrado, durante todo este tiempo. Yo se lo voy a decir, Albert Rivera dijo lo que dijo y afirmó lo que afirmó en cada momento, porque entendía que lo que hacía, le favorecía electoralmente.

No le voy a decir, como le dijo Pablo Iglesias, que no manda ni en su partido, pero sí tengo que decirle que tiene el vicio de cambiar de tonalidad ideológica, según conviene a sus necesidades electorales con una facilidad pasmosa.

Ahora que sabe que la investidura fracasará de nuevo, por si las moscas y para cubrirse en la medida que pueda, manda anunciar que el pacto con Rajoy, durará lo que dure la investidura. Cuestión que no hacía falta subrayar porque ya advirtió que si Rajoy era investido, él y el resto de los suyos se irían a la oposición a hacerle un pie agua al gobierno, al que acabaría de permitir su nacimiento. 

Pero lo advierte porque le conviene, que en una situación como esta, vale la pena aplicar lo de “A río revuelto, ganancia de pescadores” y para eso necesita que todo el mundo sepa que está libre y dispuesto a pactar con quién haga falta.

Hablaba ayer, de la posibilidad de que Pedro Sánchez intentara un pacto a la portuguesa firmando por separado un acuerdo distinto con Podemos y C,s y decía que lo lógico es que topara con la negativa de éstos. Ya no estoy tan seguro. A lo peor nos lo explican los de Ciudadanos y a cuenta de la cintura política y el sentido del Estado, pactan con el PSOE, eso sí, tapándose la nariz, que por lo visto tienen la pituitaria muy sensible.

Veraces, no; fiables, menos; pero sensibles un rato largo.


CODA:
Por cierto, esto se escribió a las 17,00 horas de este viernes (hora canaria). Con posterioridad he tenido la oportunidad de escuchar el discurso de Albert Rivera. Ha sido una exhibición de electoralismo brutal. ¡¡Qué barbaridad!!.

1 comentario:

  1. Suscribo de la "a" a la "z" tu artículo, Miguel. De hecho, ya escribí sobre Ciudadanos en algunas ocasiones desde las elecciones andaluzas de Marzo de 2015, pasando por las catalanas de Septiembre del mismo año y tras las dos generales últimas. También en Facebook y Tuiter, como sabes.
    Un fiasco, estos muchacho de naranja.
    Te dejo algunos enlaces:

    http://desdeelcaballodelastendillas.blogspot.com.es/2015/05/andalucia-no-despierta-nueva-cronica-de.html
    http://desdeelcaballodelastendillas.blogspot.com.es/2015/10/siguen-sin-querer-enterarse-por.html
    http://desdeelcaballodelastendillas.blogspot.com.es/2015/12/que-ha-hecho-ciudadanos-libertad.html
    http://desdeelcaballodelastendillas.blogspot.com.es/2016/02/del-titere-al-teatro-por-antoniodltl.html
    http://desdeelcaballodelastendillas.blogspot.com.es/2016/04/quo-vadis-ciudadanos-por-antoniodltl.html
    http://desdeelcaballodelastendillas.blogspot.com.es/2016/07/la-plegaria-de-losantos-un-ministerio.html

    Perdón por el abuso, aunque no están todos, jejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar