martes, 19 de abril de 2011

Blanco le da plantón a Rivero y CC

Esta escena no se repetirá por ahora...

Hay días en que uno no sabe bien sobre qué asunto escribir, en alguna ocasión faltan temas o quizás el ingenio suficiente como para sacarle punta a algún asunto de los cientos sobre los que uno lee, ve o escucha. Hoy me ha ocurrido lo contrario, según leía la prensa se me iban apareciendo temas en oleadas, de hecho alguno he dejado aparcado para los días de Semana Santa, pero después de reflexionar, creo que merece la pena hablar del plantón que le ha dado José Blanco, ministro de Fomento, al presidente Paulino Rivero.

Mucho han cambiado las cosas desde aquellos días no tan lejanos en los que las terminales mediáticas próximas al gobierno nacionalista, nos explicaban que Zapatero había manifestado el súbito deseo de mantener una reunión en Madrid con Rivero, antes de las elecciones municipales. Había que ponerle la guinda al pastel de la gobernabilidad nacional y la presencia de Paulino era, al parecer, absolutamente imprescindible.

Había que ver las caras de satisfacción de los nacionalistas y el aspecto mustio, casi marchito de los socialistas canarios, que estupefactos, no podían entender como su Secretario General les negaba la posibilidad de que obtuvieran un éxito en las elecciones autonómicas. Si ZP quería pactar con Rivero antes de las elecciones, era porque desde Moncloa o Ferraz se entendía que el próximo presidente en Canarias no podía ser otro que el del Sauzal.

Sabemos que han pasado cosas en Madrid, aquí ya se sabe que casi nunca pasa nada y si ocurre algo, el poder hace lo imposible para que no nos enteremos. Pero independientemente de que no sepamos si aquí también están pasando “cositas raras”, lo cierto es que Pepe Blanco ha decidido posponer las negociaciones sobre el traspaso de AENA, negociaciones que se habían solicitado desde Coalición Canaria.

¿Qué se ha hecho de la reunión entre presidentes?, por qué hay que negociar con un ministro un asunto que se puede solucionar en una entrevista con ZP. No podemos contestar porque de aquella cita nada sabemos, más allá de la certeza moral de que la reunión era un bluf pactado entre nacionalistas y ZP, con la finalidad de dar brillo y esplendor a las marchitas glorias presidenciales de Paulino Rivero.

Es más, desde Coalición Canaria, aprovechando la debilidad de los socialistas, estaban dispuestos a pelear por lo que aquí se conocía como la AENA canaria, y tenían preparada una batería de acciones parlamentarias en ese sentido. Pero ha bastado un gesto casi displicente de Blanco para que éstas hayan sido retiradas deprisa y corriendo. Quizás es que no eran demasiado importantes para el interés general y no merecía la pena molestar a los socialistas de Madrid, que como todo el mundo sabe andan muy liados en la tarea de despenar, políticamente hablando, a ZP, presunto interlocutor de Paulino y la cosa en Moncloa está que arde.

El motivo, o por mejor decir, los motivos del aplazamiento, como lo llaman los de CC, o del plantón, como lo llamamos los que no hablamos en “alto politiqués” es el que sigue: “El debate sobre el modelo de gestión de los aeropuertos canarios en el marco de la privatización parcial de AENA, es demasiado complejo y políticamente determinante como para abordarlo en un contexto de campaña electoral”. Eso se ha dicho desde Madrid y aquí se han limitado a decir amen.

Aunque traducido el párrafo del “alto politiqués” al cristiano lo que se viene a decir es que dado que nadie sabe - que se sepa - quién va a presidir el próximo gobierno canario, los acuerdos deberán esperar. No obstante existe otra variable, resulta extremadamente improbable que alguien acuerde algo con Blanco o lo que es aún peor con ZP, sabiendo que en marzo del 2012, o muchísimo antes, lo más probable es que ninguno de los dos pinte gran cosa en estos asuntos.

Así que en el fondo nos volvemos a encontrar con otro asunto cuya única finalidad perceptible es el de la propaganda a favor de los nacionalistas de CC, hoy es la “Aena canaria” como ayer fue aquel mar canario del que no hemos vuelto tener noticia. La evolución de los asuntos en Madrid advierte que, de producirse una derrota importante del PSOE, la caída inmediata de Zapatero resulta más que previsible, por tanto el problema reside en que Paulino, realmente no tiene con quién pactar, no hay vida política al otro lado de la línea que hasta ahora les comunicaba.

Veremos lo que sucede en las elecciones en Canarias, parece que las cosas no pintan nada bien ni para los nacionalistas ni para los socialistas, aún cuando Soria tampoco va a obtener el éxito que le resulta vital para mantenerse al frente del PP canario. La situación, si se produce lo que anuncian las encuestas, va a resultar extremadamente compleja, conseguir un gobierno estable que asegure una gobernabilidad decente para los canarios se me antoja una meta muy difícil de alcanzar.

Bien, nadie quiere pactar con Paulino en Madrid, CC necesita seguir vendiendo su “importancia” en la gobernabilidad del Estado, pero no parece muy prudente presumir de la colaboración prestada a ZP, una ayuda que le permitió mantenerse en el poder, gracias a los votos nacionalistas. El propio PSOE intenta evitar la alargada sombra de Zapatero, los nacionalistas comienzan a comprender que inexorablemente su ayuda a ZP la van a pagar electoralmente. Mal asunto.























No hay comentarios:

Publicar un comentario