domingo, 24 de abril de 2011

Llegan las elecciones, ¿quién pactara con quién?


Aquí se decide la gobernación de Canarias

Estamos ya a un paso de las elecciones, un trago para todo el mundo, para los políticos que tienen que salir de ese mundo virtual en el que viven a lo largo de la legislatura y necesitan bajar a la arena para acercarse a los ciudadanos al objeto de poder vender su moto particular; para los ciudadanos, hartos del paro y las dificultades, hartos de las promesas incumplidas, que de golpe se ven asaltados por una turba de individuos que les prometen el oro y el moro, con una condición facilísima, otorgar el voto a la organización política correspondiente.

Y resulta difícil el trance porque no hay nada importante en esta vida que se dé gratis, así que recomiendo paciencia y barajar, sobre todo porque estas elecciones en Canarias parece van a estar muy disputadas, las encuestas coinciden en señalar un triple empate de las tres fuerzas políticas “principales”. Parece que el PP será la fuerza más votada, seguido de cerca por nacionalistas y socialistas o socialistas y nacionalistas que eso ya no está tan claro.

Una pequeña diferencia de votos y su distribución territorial señalarán a cuál de ellos corresponderán más escaños. Lo más probable es, parece ser, que se produzca un empate técnico en escaños; todas las encuestas afirman que cada una de las fuerzas políticas conseguirá entre 17 y 19 escaños. El pacto para gobernar resulta obligatorio y ese es un asunto tan importante como el propio resultado. ¿Quién pactará con quién?

Parecía hasta la fecha, un mandamiento político de obligado cumplimiento que en este asunto de los acuerdos postelectorales, CC tuviera la batuta para dirigir los movimientos orquestales en la oscuridad dirigidos a conseguir un pacto que les permitiera alcanzar la presidencia. Unas veces los `populares, otras los socialistas se habían limitado a esperar pacientemente el guiño de los nacionalistas, ahora la situación nacional parece que va a marcar decisivamente esta situación.

Hace un par de días, aunque ya se había hecho menos explícitamente hace algún tiempo, fuentes del PP canario han manifestado que estarían dispuestos a pactar con los socialistas un acuerdo que les permitiera de formar un Gobierno “estable y de amplia mayoría” que deje a CC en la oposición, contando con el nihil obstat de Mariano Rajoy.

Desde los populares canarios se entiende que este pacto es deseado por un gran número de ciudadanos en Canarias, que desean que ambas fuerzas políticas dejen de lado sus diferencias partidistas, para consolidar un acuerdo que permita cambiar las cosas en Canarias. El acuerdo tiene un enemigo declarado, José Miguel Pérez que siempre ha mostrado sus preferencias por el pacto con nacionalistas.

De hecho, hay que recordar aquellas desafortunadas declaraciones en las que afirmaba estar dispuesto a ceder la Presidencia a Paulino Rivero aunque los socialistas obtuvieran un resultado mejor que los nacionalistas en las elecciones. Hubo desmentido, pero el mensaje caló, José Miguel Pérez estaba dispuesto a gobernar con los nacionalistas al precio que fuera.

Soria se ha encargado que se filtraran otros mensajes. Hace algún tiempo se afirmaba en círculos muy próximos a la dirección popular, que el PP estaría dispuesto a pactar con CC, pero con una condición, Rivero debería ser sacrificado en el ara de ese pacto PP-CC.

Ahora se filtra la posibilidad del pacto con los socialistas, saben en el Partido Popular que desde Ferraz se aprieta a los del PSC para que pacten, al precio que sea con los de Rivero. ¿Por qué? muy sencillo, la estrategia socialista de cara las elecciones del 2012, pasa por la lejanísima esperanza de que el PP no consiga la mayoría absoluta en las elecciones generales, lo que les permitiría a los del PSOE, intentar formar gobierno con el apoyo del PNV y de CiU, pero por si las moscas buscan los apoyos puntuales de CC y otras fuerzas minoritarias.

El ofrecimiento de los del PP a los socialistas no tiene otra finalidad que bloquear las posibilidades de Coalición Canaria. Así que ya ven ustedes que en realidad, lo del interés general y la necesidad de asegurar un pacto estable que garantice la gobernabilidad de Canarias no es más que un cuento chino que enmascara el interés partidista de cada una de las fuerzas políticas.

¿La solución?, no es sencilla, pero creo que la ciudadanía canaria, consciente de con quién se juega los cuartos, debe apoyar en las urnas a cualquiera de las fuerzas que se presentan a las elecciones y que, hasta la fecha, no han tenido representación en el Parlamento de Canarias.

Resulta imperativo que se vote decididamente a aquellas opciones que hasta ahora no han tenido representación parlamentaria y que deberán superar, con el apoyo de los ciudadanos, los antidemocráticos topes que impone la ley electoral canaria. Sólo así podrán constituir en el Parlamento una fuerza que equilibre la situación, unos grupos políticos que no tienen compromisos con el poder residente en Ferraz, Génova o Tenerife, pueden cambiar el panorama político ante los pactos y conseguir un acuerdo que por fin trabaje sin compromisos previos en beneficio de Canarias y sus ciudadanos.



2 comentarios:

  1. ¿La solución?, no es sencilla, pero creo que la ciudadanía canaria, consciente de con quién se juega los cuartos, debe apoyar en las urnas a cualquiera de las fuerzas que se presentan a las elecciones y que, hasta la fecha, no han tenido representación en el Parlamento de Canarias.
    ¡¡¡¡¡¡¡MIGUEL¡¡¡¡¡

    ¿Tengo que votar al PPM?

    ResponderEliminar
  2. A cualquiera de las organizaciones políticas que se presentan al Parlamento, hay tantas como las tradicionales, pero si decides votar al PPM, avísame no sé de que partido me hablas, supongo que te refieres al PPMAJO, pues es una de las organizaciones que se presentan, también lo hace NC, IU, etc., etc. Jamás he pedido el voto para nadie, no lo voy a hacer ahora, lo que pretendo es que se forme un cuarto grupo que cambie el escenario de los pactos.

    ResponderEliminar