martes, 6 de diciembre de 2011

España, Europa y Rajoy

Rajoy preparando las reuniones de esta semana

Hoy el post no va a tratar de la Constitución, pero ciertamente hoy festejamos la existencia de una ley que nos ha permitido vivir en paz y libertad desde el año 1978, por lo tanto estamos hablando de un instrumento importantísimo para España y sus ciudadanos. A la Constitución le sucede lo que a las casas antiguas, ya no se acomodan tan perfectamente a todas las finalidades para las que fueron construidas. Son buenas, han prestado un gran servicio, se mantienen bastante bien, pero para volverlas a convertir en funcionales y cómodas, necesitan de unas buenas reformas.

Esa necesidad no las convierte en malas o inoperantes, pero serían mucho mejores para sus habitantes, tras unas obras que las reacomoden para poder servir mejor  a la realidad de la familia que ha ido evolucionado y cambiando a lo largo de los años. Veremos cuando le toca a la Constitución esa reforma. Hay que meditarla, definirla, consultar con los técnicos correspondientes y tomar la decisión. Todos sabemos lo incómodo que resulta tener a los albañiles en casa, por tanto la decisión nunca será fácil, pero debemos recordar que es necesaria.

Dicho lo que tocaba, vamos al tema de hoy, que en esta semana nos jugamos mucho en Europa. Algunos compatriotas se han liado la manta a la cabeza y se muestran pesimistas y parece que se han apuntado ya al fatalismo. Nada cabe hacer, pues es Europa la que nos va a imponer lo que hay que hacer y cómo hacerlo. No es así, en este mundo traidor existen los matices y muchas veces en el detalle, en el matiz reside gran parte del mérito de algunas obras.

Es bien cierto que Europa nos exige unos recortes durísimos en el terreno presupuestario, todos sabemos lo que pasó. El gobierno anterior se endeudó hasta límites mucho más allá, no de lo prudente sino también de lo imprudente; la realidad lo demuestra y creó un déficit que ahoga nuestras expectativas económicas. Como formamos parte del euro, la UE nos echó una mano, pero para hacerlo impuso unas condiciones. El gobierno socialista las aceptó en nombre de todos y ahora toca pagar, y como no hay  de qué,  habrá que recortar de donde Dios no dé a entender.

Es que este es un tema muy complejo, no se puede explicar así,  tan fácilmente, diría uno que yo conozco, pero creo que hay que explicar las cosas para que las entendamos todos, porque parece que gran parte de la progresía, que todavía no ha aceptado la derrota electoral ¡y lo que te rondaré morena!, son de aquella teoría tan antigua de “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Estos exquisitos progresistas, que siempre eluden colocarse la etiqueta de socialistas y se limitan a vivir en esa nebulosa ideológica que en España se conoce como progresismo, signifique eso lo que signifique;  han reinventado un viejo y deleznable modelo. El Despotismo Ilustrado ha pasado a ser por obra y gracias de estos izquierdistas a la violeta, el Progresismo Ilustrado.

El pueblo no necesita saber, para eso están ellos, por tanto las cuestiones importantes no deben ser explicadas al vulgo, porque los ciudadanos de a pie no están preparados para entenderlas, por eso cada vez que alguien habla en términos llanos y comprensibles sobre este tipo de asuntos, se escudan en esa estéril superioridad intelectual y se escandalizan de lo que llaman despectivamente “simplificaciones”.  Hay que complicar las cosas, hacerlas abstrusas, difíciles, y así se ahorra uno muchísimas disquisiciones, con lo difícil que está lo de las explicaciones, si además, la realidad pone de relieve el fracaso de las ideas que se han mantenido y mantienen todavía.

Decía, que esta semana es muy importante para España y los españoles, que en estos días nos jugamos no ya el porvenir sino el pan de mañana. Mientras la gran mayoría de conciudadanos andan de puente dándole lustre a las tarjetas de crédito,  nos jugamos el porvenir en una de esas situaciones surrealistas a las que somos tan aficionados los carpetovetónicos. Acabamos de elegir al que va a ser el próximo presidente de nuestro gobierno, pero como aquí somos así, las cosas del relevo obligan a que a la Cumbre Europea en la que nos jugamos los garbanzos a cara o cruz, acuda ZP, el presidente en funciones, el que se va, el que ya no pinta nada y no Rajoy.

De todas maneras Rajoy que el jueves acudirá al Congreso del Partido Popular Europeo, ese Rajoy que nada hace y menos dice, según sus detractores,  ya ha cerrado una agenda importante para estos días. Mantendrá reuniones con el presidente francés y la canciller alemana, con el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, con el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner y con el primer ministro polaco, Donald Tusk, a quienes expondrá sus planes económicos más inmediatos.

De hecho ya le ha hecho saber a Merkel su voluntad de que el nuevo tratado de armonización fiscal y presupuestaria, sea a Diecisiete o a Veintisiete y ha garantizado que España estará "en primera línea desde el principio". El líder del PP defenderá que el Banco Central Europeo asuma un papel más garantista y ha asegurado que se cumplirá con la reducción del déficit cueste lo que cueste. Parece que la manera de hacer las cosas de Rajoy, más discretamente que su antecesor, pero con bastante más carga de seriedad y rigor han impresionado para bien a Europa.

Así que ya ven ustedes como estamos, mal tirando a peor como explicaba ayer y mandando a Rajoy a pelear con una mano atada a la espalda, porque gracias a las tonterías socialistas todavía no hemos llevado a cabo la toma de posesión del nuevo gobierno. Y que no les engañen, la ley dice al respecto:  “Celebradas elecciones generales, el Congreso electo deberá ser convocado dentro de los 25 días siguientes. El presidente electo prestará y solicitará de los demás diputados el juramento o promesa de acatar la Constitución, a cuyo efecto serán llamados por orden alfabético. El presidente declarará constituido el Congreso de los Diputados, levantando seguidamente la sesión. Dentro del plazo de los quince días siguientes a la celebración de la sesión constitutiva, tendrá lugar la solemne sesión de apertura de la legislatura…” Por tanto nada impedía, salvo la estupidez, que el Congreso  fuera convocado a los cinco, a los diez o a los veinticuatro días, tras las elecciones generales. La verdad es que los socialistas se han empeñado en retrasar al máximo el relevo; ¿por qué? pues no sé, ellos conocerán sus motivos.

Así que realmente nos jugamos mucho, la irresponsabilidad socialista hace que Rajoy no pueda acudir a la Cumbre Europea, pero a pesar de ello, parece que el asunto se podrá solucionar dentro de los límites de lo razonable, creo que las cosas saldrán bien, dentro de lo que cabe, que realmente cabe muy poco...

Veremos.

3 comentarios:

  1. ¿QUE TENEIS QUE CELEBRAR?. Eso que llamais Constitución fue derogada en el 2001. La maquinaria de REPRESION de un FASCISMO, sin Caudillo ni camisa azul, nos está EXTERMINANDO a mí y mi familia. Mientras tanto, muchos de vosotros mirais para otro lado. No quereis enteraros. Como aquellos aquellos alemanes que oían la desesperación de millones de detenidos: judíos, gitanos, homosexuales, socialistas, comunistas, mormones, testtigos de Jehová, etc... ¿Me censurarán?... Ver "¿TERRORISMO DE ESTADO?" en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    ResponderEliminar
  2. Buenos días MDF, aquí no se censura a nadie, en todo caso se evita que se publiquen comentarios que incluyan insultos, etc. No estoy de acuerdo con lo que piensas y afirmas, en primer lugar porque tu mensaje no es nada claro; pero ahí está. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No es cierto.
    Lo siento amigo, pero no es cierto
    Lo que nos ha permitido vivir en paz es el talante de los españoles,la Constitución solo ha servido para que unos golfos de tomo y lomo nos chuleen , el estado de las autonomías existe porque los españoles son bastante pastueños, los políticos han usado la Constitución a su gusto, por y para ellos, NO es una Constitución en la que primen la Libertad y los derechos de los españoles, no nos da democracia, nos da partitocracia, el envoltorio es bonito, pero el interior esta podrido, esta Constitución es la que esta permitiendo que la eta este en las instituciones, que Cataluña sea una Nación que 17 Gobiernos esquilmen los recursos de la Nacion, que los políticos se salten a la torera las leyes y no pase gran cosa, que el Tribunal Constitucional solape al Supremo y le enmiende la plana , que los ladrones de las cajas de ahorros, de las Comunidades autónomas, de las islas Canarias, paraíso de las mafias familiares , como debes saber bien, tan bien como lo se yo que tengo casa en una de ellas desde el año 1977 ,no conozcan el banquillo de los acusados, la famosa constitución es la que ampara el que los españoles NO seamos iguales ante la ley, esta Constitución ha legalizado la diferencia entre comunidades y ciudadanos, un hombre no vale un voto, los derechos y los deberes no son iguales para todos, la opacidad política es norma, el caciquismo de los políticos norma constitucional no hay división de poderes, los españoles estamos desarmados frente al poder, no tenemos cauces para hacer valer nuestros derechos y estamos a punto de entrar en una espiral que nos conducirá a la destrucción de la Nación, espiral amparada por la famosa legalidad constitucional
    Cada uno celebra lo que le viene bien. YO no celebro un día como el de hoy.
    NO tengo nada que celebrar
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com/

    ResponderEliminar