miércoles, 28 de diciembre de 2011

Los inocentes y la violencia

La matanza de los Santos Inocentes


A veces parece que te venga a ver  un santo, ayer andaba dándole vueltas a un asunto que en ocasiones me preocupa más de lo que me gustaría; ya saben ustedes lo de encontrar el tema para mi comentario diario, y de golpe la afortunada coincidencia de que hoy sea 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes y unas desafortunadas declaraciones de Leire Pajín, que anda la pobre buscando quién la escuche, que ya se sabe que en la oposición hace mucho frío, y aprovechó unas declaraciones de Ana Mato, sobre la desgraciada muerte de una mujer  a manos de su pareja, hecho que Mato atribuyó a la violencia en el entorno familiar, afirmación que le sirvió a la socialista para criticar las palabras de la ministra. Dice la inefable Pajín que el hecho no se debió a la violencia familiar sino a la machista y subrayó que “que es muy importante "llamar a las cosas por su nombre".

Bueno lo de llamar a las cosas por su nombre, no es precisamente una virtud de los socialistas, ejemplos los tenemos a miles, ¿qué no? Recuerden ustedes los equilibrios semánticos que llevaron a cabo ZP y sus cuates para no llamar crisis a la crisis;  pero ya que la ex ministra puso sobre el tapete el tema,  no me resisto a opinar sobre el mismo.

Hace ya tiempo, cuando se suscitó lo que la progresía dio en llamar violencia de género, el PP entonces afirmaba que era mucho más preciso y ajustado a la realidad social de España hablar de la violencia doméstica, un concepto que abarcaba todas aquellas violencias que, de manera habitual, se producen en el ámbito doméstico o familiar y que no se limitaba a contemplar aquella que produce el hombre contra su pareja.

Pero vamos a empezar por el principio, dice Leire Pajín que a las cosas hay que llamarlas por su nombre y empezamos mal, toda vez que “violencia de género” es una mala traducción del inglés, porque en castellano género no es sinónimo de sexo. Dice el DRAE que género es”  Clase a la que pertenece un nombre sustantivo o un pronombre por el hecho de concertar con él una forma y, generalmente solo una, de la flexión del adjetivo y del pronombre. En las lenguas indoeuropeas estas formas son tres en determinados adjetivos y pronombres: masculina, femenina y neutra” y también como primera acepción Conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes”.

Así que si de lo que se trata es de llamar a las cosas por su nombre, lo de la violencia de género no define lo que pretende definir, ese es su primer y clamoroso fallo. Así que insisto, lo de género por sexo es un error absurdamente mantenido desde la más supina ignorancia. Claro que, contando el socialismo con el apoyo parlamentario y mediático y sobre todo con la gilipollez intelectual de muchos, el nombrecito de marras se impuso y así nos luce el pelo, porque da dolor el que, en un asunto de la gravedad del que estamos tratando, no hayamos sido capaces siquiera, de definirlo con propiedad.

Creo que ha llegado el momento de que afrontemos de una vez por todas, un problema que pese al dinero y los esfuerzos invertidos en su solución, va cada día a peor. Y aquí se impone una reflexión, estamos haciendo frente a una lacra social terrible, eso es cierto, hay que reconocer que en nuestra sociedad muchas mujeres sufren violencia a manos de sus parejas y éste es un fenómeno tan extendido que creo se le puede colocar sin duda en la categoría de enfermedad social.

Pero como decía, los esfuerzos han resultado vanos, no hemos sido capaces de reducir los dolorosos resultados de esa enfermedad social, lo que me lleva a pensar que, en el fondo el problema radica en que hemos diagnosticado mal la dolencia y por tanto estamos aplicando un procedimiento terapéutico equivocado. Habría que preguntarse si no es cierto que en nuestra sociedad sufrimos de un nivel de violencia creciente en todos los ámbitos y no sólo en el ámbito de la relación entre hombre y mujeres.

Y para cualquier observador la respuesta es afirmativa, no se entiende el que en una sociedad en la que las conductas violentas se han disparado y basta observar lo que sucede en los colegios, en los hogares, en el deporte, en la calle, en cualquier ámbito, los ciudadanos nos comportamos con un nivel de violencia creciente, y eso se debe fundamentalmente a la falta de una educación de base, es decir, la que  debiéramos recibir en el seno de la familia.

Por lo tanto creo sería bueno, que el PP ahora que puede, retomara su definición de “violencia doméstica”, que abarca a todas aquellas que se producen en el ámbito familiar y corrigiera los disparates de una legislación sexista que lo único que persigue es dividir al género humano (aquí sí) en buenos y malos, cuando lo cierto y verdad es que la violencia la ejerce siempre el fuerte sobre el más débil, sea éste mujer, niño, hombre, anciano o lo que quiera que sea.

Así que lo de la violencia de género es un error gramatical, propio de un gobierno ágrafo que no sabía dónde tenía la mano derecha, lo que resulta casi comprensible, pero tampoco la izquierda y eso sí que es grave. Que decir sobre lo de la violencia machista, el terrorismo machista o el genocidio machista, no es otra cosa que el empeño de polarizar a la sociedad en buenos y malos, una de las prioridades socialistas, creo que un asunto tan grave como este, merece un mejor tratamiento que el que hemos aplicado hasta la fecha.

Los hombres, no son violentos por su sexo, lo son por pertenecer al género humano, sólo la educación y los referentes éticos pueden modular esa violencia. Mal se puede solucionar esta disfunción, si en las familias seguimos educando niños, que no saben qué es la frustración, niños que ignoran que para conseguir algo es necesario el esfuerzo y la dedicación, que no todo son derechos en esta vida, que también existen las obligaciones, tan sagradas como esos derechos que continuamente esgrimimos y reivindicamos. Y si seguimos así continuaremos creando ciudadanos preparados para ejercer la violencia, porque su umbral de aceptación de la frustración está en cero y necesitan alcanzar la satisfacción de sus deseos de manera automática.

Es cierto que muchas mujeres sufren violencia de manos de sus parejas, pero esa no es la única violencia que se produce, es la misma que la que sufren los menores en sus domicilios, la misma que sufren tantos padres maltratados por sus hijos, la misma violencia que reciben muchos ancianos maltratados en el seno familiar, la que se produce en los colegios, entre compañeros, pero también la que se produce entre docentes y discentes y viceversa.

No existe una violencia específica, eso es falso, existe una violencia que ejerce el que más puede sobre su víctima. Convivimos inmersos en un nivel de violencia inasumible, esa es la verdad, creo que hay que empezar por la raíz, en la educación, pero en la educación de una sociedad que está enferma, no sólo la de los niños, en la de todos.

De todas maneras este es un tema muy complicado, pero sí quiero que quede claro que si Leire es de la opinión que a las cosas hay que llamarlas por su nombre, está en lo cierto, a ver si alguien le explica que, para empezar, lo del género es una chorrada como la copa de un pino, no porque lo diga yo, lo dice el DRAE que por ahora, es el que dice si una palabra está bien o mal aplicada.

Así que protejamos a todas las víctimas, independientemente de su sexo o condición. Por mucho que le duela a la Pajín todos, hombres y mujeres, pertenecemos al mismo género, al humano…


3 comentarios:

  1. Totalmente d acuerdo contigo Miguel lo as descrito como la vida misma ,en esta sociedad hay maridos madres ancianos maltratados incluso hay mujeres y digo hay q se aprovecha de esta ley para denunciar malos tracto sin ser cierto con lo cual la mujeres realmente q son maltratadas no denuncia y los hombres q son realmente maltratado sea de la forma q sea no denuncia es una pena q la ley este así pero así es … conozco muchos caso de amigos maltratados por su mujeres por dios la violencia d genero que sea de una vez igual para todos un fuerte abrazo .FELIZ 2012

    ResponderEliminar
  2. ES ESTO VIOLENCIA DE GENERO ???

    ES ESTO VIOLENCIA "MACHISTA" ???

    LA VÍCTIMA ERA BOMBERO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

    Un hombre mata supuestamente a su novio en Chueca y luego se tira por el Viaducto de Segovia.

    El presunto agresor era bombero y acabó con la vida de su pareja con un hacha !!!

    Un hombre vestido de mujer se acercó al Viaducto manifestando que había matado a su pareja sentimental con un arma blanca.

    Entonces, saltó los paneles 'antisuicidios' que protegen el puente y se lanzó al vacío.

    El hombre habría matado a su pareja con un arma blanca, posiblemente un hacha.

    Tio Vara (Azote del PSOE)
    ¡Tontos del mundo!
    ¡Sus via crujir vivos!

    http://www.antena3.com/noticias/​sociedad/sucesos/​hombre-mata-supuestamente-novio-chueca-lu​ego-tira-viaducto-segovia_2011122100252.​html

    http://www.laopiniondezamora.es/sucesos/​2011/12/24/​varon-mata-novio-chueca-luego-tira-viaduc​to/568156.html

    ResponderEliminar
  3. ¡Perfecto! Al "pan"...¡"PAN"!

    ResponderEliminar