sábado, 17 de diciembre de 2011

Me río de los romanos de Astérix y de los peces de colores

Se reunieron, en "secreto" con Rubalcaba...


Poco a poco, lentamente, el PSOE empieza a dar indicios que está vivo y que a pesar del trauma por el que ha pasado, tras la amarga, bueno amarga, rotunda y previsible derrota electoral, no han cambiado nada. Llamó en su momento la atención la absoluta ausencia de autocrítica;  tras el desastre electoral socialista, no la hubo, ni la ha habido y parece que no la va a haber. La misma gente, los mismos argumentos y lo que es peor, la misma manera de actuar, el mismo paradigma político que los llevó al desastre, sigue imperando en Ferraz.

Da la impresión que estos del PSOE, más que una refundación, más que un congreso, más allá de una profunda reflexión, o un  proceso de análisis y autocrítica lo que  necesiten con urgencia es un viaje a Lourdes y una larga inmersión en la piscina de  aguas taumatúrgicas, a ver si así entienden el mensaje que les mandaron los ciudadanos. Un mensaje sencillo, fácilmente comprensible y contundente, sobre todo contundente; como por otra parte lo son, todos aquellos que se derivan de una jornada electoral.

El pueblo español a través de las urnas le dijo al PSOE y a sus líderes que no, que tal y como se habían comportado que no contaran con su apoyo. Parecía que estuviera meridianamente claro, pero sin embargo no parece que lo hayan comprendido, su soberbia lo impide, o quizás sea cierto eso que decían los griegos sobre los dioses del Olimpo y sus procedimientos para relacionarse con los humanos: Igual sí es verdad, que los dioses ciegan a aquellos que quieren perder.

Porque si no es eso, no se entienden según que actuaciones. La actuación del PSOE en la Mesa del Congreso reunida al objeto de decidir si se le concedía a Amaiur grupo parlamentario o no, demuestra que el PSOE está profundamente dividido, en silencio pero dividido, sobre todo este repugnante asunto. La Mesa que estaba convocada para las 20,30 horas del jueves, comenzó pasadas las 22 horas, porque el PSOE fue pidiendo distintos aplazamientos, mientras se ponían de acuerdo sus representantes.

Primero la división de opiniones y tras esa división la inanidad de su respuesta; los socialistas se abstuvieron. Un asunto como lo de Amaiur no admite enjuagues, ni componendas y la abstención del PSOE, demuestra, insisto, su división interna, a nos ser que lo que se pretenda trasladar a la opinión pública es que, en realidad, los socialistas no tienen opinión formada al respecto. Qué decir de la excusa aportada para intentar sostener su posición. El informe jurídico que apoyaba la negativa, estaba redactado por el mismo funcionario que lo lleva haciendo muchos años y era prácticamente una copia de otros utilizados sin ningún genero de problema.

Otra muestra de esa actitud impermeable a la crítica política y al fracaso electoral, que han decidido seguir los del PSOE, está en las manifestaciones de su Presidente, el ínclito Chaves, que en el congreso del PSC, hace apenas unas horas decía muy serio: “No vamos a hacer una oposición como la que hizo el PP. El principal enemigo del PSOE como oposición va a ser la crisis y el desempleo”. Y claro independientemente de que a la opinión pública las opiniones de Chaves se la traen al pairo, es un político absolutamente amortizado y con la espada de Damocles de un procesamiento sobre su cabeza, habrá que considerar que sigue siendo el Presidente del PSOE y por tanto algo tendrá que decir.

Y ahora resulta que el PSOE, no ha ido a Lourdes, ahí están sus acciones para demostrarlo, pero por lo visto si ha tenido tiempo para hacer una gira hasta Damasco y les ha sucedido lo mismo que a Saulo hace unos siglos, han caído del caballo y han visto la luz. Porque resulta muy llamativo que ahora comiencen a comprender que el principal enemigo de la sociedad española es el paro, que un país europeo no puede sobrevivir con el 20% de su población activa en el desempleo. Pero lo reconocen ahora, cuando son oposición, mientras gobernaron poco o nada hicieron para intentar remediar la situación. ¿Recuerdan ustedes lo de los agentes sociales y los dos años perdidos mientras no se ponían de acuerdo sindicatos y empresarios sobre la reforma del mercado laboral?

Y ya por finalizar otra demostración de que, el zorro cambia el pelo pero no la mañas, está en la reunión, pretendidamente secreta de Rubalcaba, en calidad de no se sabe bien qué, con UGT y CC.OO, bueno con Méndez y Toxo. La reunión como digo debía ser secreta, pero ante la filtración hubo que lanzar la versión oficial. En la reunión simplemente se había tratado de la reforma laboral y del debate de investidura.

Claro que la mayoría de la gente pensará que lo de la reforma laboral atañe sólo a los sindicatos, a los empresarios y al Gobierno, y por tanto resulta lícito y obligado preguntarse qué diablos pintaba allí Rubalcaba, que no es nada ni nadie, ni siquiera en el PSOE. La cosa estaba tan clara que fuentes de los sindicatos cayeron en la vieja trampa, ya saben aquello que reza: “Excusatio non petita accusatio manifesta” y se apresuraron a descartar que la reunión se hubiera llevado a cabo para cerrar cualquier tipo de alianza o pacto para coordinar la estrategia de oposición al PP desde la izquierda. Bueno ellos podrán decir lo que mejor les parezca pero yo, como siempre, cuando las palabras contradicen a los hechos, me quedo con los hechos. Hubo reunión, se pretendía que fuera secreta, no lo fue porque desde la filas del PSOE se produjo la filtración, por lo tanto resulta extremadamente sospechosa.

Yo creo que lo de la reunión es la demostración de la existencia de un contubernio como la copa de un pino, ya saben – lo dice el DRAE – una confabulación de personas o grupos con intereses, proyectos, etcétera, de carácter ilícito, secreto o vituperable. Creo que la definición le viene que ni pintada a la reunión de marras. Y es que lo de la reunión, “secreta” insisto, para tratar un tema como lo de la reforma laboral o la investidura de Rajoy, no tiene un pase.

Como sé que lo de contubernio no les gustará a algunas almas que tienen  almacenada su sensibilidad en la parte de babor de su conciencia, ahí les dejo una serie de sinónimos para que escojan el que menos hiera su sensibilidad. De hecho he utilizado el diccionario de sinónimos y antónimos de El País, un medio que les resultará ideológicamente muy próximo. Si no aceptan que lo de Rubalcaba, Toxo y Méndez es la demostración de la existencia de una voluntad decidida de oponerse conjunta y solidariamente a la acción de gobierno del PP al objeto de defender sus intereses, lo que sin duda es un repugnante contubernio, digo que si esta palabra es muy fuerte pueden escoger entre: confabulación, conspiración, maquinación, conjuración, amancebamiento, concubinato, unión de hecho, que todas esas están en el diccionario al que he hecho referencia.

Así que ya sabemos que en lo de Amaiur se abstuvieron, obligados por su división interna y por su falta de fibra política. Están muy preocupados con lo del paro, lógico, pero lo  están ahora, cuando no gobiernan y ya por finalizar se reúnen en “secreto” con UGT y CC.OO para charlar de la reforma laboral.

Yo parafraseando al viejo Astérix, diría que estos socialistas están todos locos, y aunque me pueda reír de los romanos del galo e incluso de los peces de colores, lo del PSOE no tiene ni mijita de gracia. ¡No cambiarán nunca!

1 comentario:

  1. Contubernio le viene al pelo. Pero casi más contra el propio psoe que contra el pp. Eso se llama apropiación indebida. Les otorgaron la confianza para que gestionaran el partido y se han quedado con él. Pues qué bien, ya sabe que mi teoría es que el psoe es irregenerable, lo mejor es que desaparezca y que de los restos del naufragio surja una nueva formación, socialdemócrata y moderna.
    Saluditos.

    ResponderEliminar