viernes, 16 de diciembre de 2011

La izquierda no sabe que los Reyes son los padres

Les fallaron los Reyes


No sé yo si el asunto es de los que da para reír o para llorar, aunque mueve a compasión contemplar el oportunismo de la izquierda española, que acudió a la Zarzuela a contarle sus cuitas al monarca y de paso pedir que SM interviniera en su favor. Probablemente la proximidad de las fechas navideñas haya tenido algo que ver y los representantes de la izquierda progresista, republicana se apresuraron a entregar su carta a los Reyes Magos en Zarzuela, confundiendo me imagino al rey con alguno de los pajes, embajadores y ayudantes de SS MM los Reyes Magos de Oriente, que los distintos centros comerciales ponen a nuestra disposición.

Resulta enternecedor que aquella izquierda montaraz y asilvestrada, que cuando le conviene habla del ciudadano Borbón, se hayan convertido por arte de birlibirloque en tiernos solicitantes del favor real y hayan acudido a pedirle al Rey que intervenga, precisamente en asuntos en los que la  Constitución le impide hacerlo.

Mire usted, majestad que la derechona no me ha  dado un puesto en la Mesa del Congreso, a ver si usted que es tan republicano, nos echa un cable, que ya sabe SM que los de IU somos muy agradecidos y fieles servidores de la Corona. Me imagino al rey diciendo, a ver Cayo, espera que  me lo apunte, tú lo que quieres es un puesto en la Mesa del Congreso, pues cuenta que tu deseo llegará hasta los magos de Oriente, y ya de paso añadiré una corbata que veo que andas mal de fondo de armario y para un tío de tu edad una corbata es un regalo casi tradicional por estas fechas.

Y también, a la de UPyD reclamando la real ayuda para que le concedan el grupo, y a Juan Carlos explicándole que si los números no dan, esa es una cuestión muy peliaguda y además es que está lo de Amaiur y ahí mismo Rosa Díaz saltando como un pantera y diciéndole al monarca que está cansada de explicar que los de Amaiur son ETA y los suyos no y que por tanto merece que le den grupo, es que es una pastizara Majestad y nos soluciona un montón de problemas. Y el Rey, entre cómplice y cariacontecido contestando, qué me vas a contar de cuestiones de pasta, subvenciones o dinero público ¡si yo te contara! Bueno vamos a ver, un Grupo Parlamentario para UPyD…, apuntado, veremos que podrán hacer, porque magos son, pero no creo que lleguen a  taumaturgos.

Y el de Amaiur explicándole que debe comprometerse con la causa de la paz, y el rey tragando nudos, tentado de decirle al vasco, que lo de la falta de paz que se lo explique a sus amigos, que son los que pegan tiros en la nuca y ponen bombas, y además de lo de la paz, le larga el de Amaiur, que para más INRI es coleguilla de Urdangarín, que seguro que los abertzales lo han escogido por eso, le pide que medie para conseguir grupo. Y el rey más seco que con los otros, apuntando, otro grupo para los et…, perdón, para la izquierda abertzale.

Y los de ERC explicándole que necesitan un permiso para “abandonar el reino”, pero asegurando que con su majestad no va nada, que siempre vamos  a ser amigos, pero hágame el favor y les pide a sus colegas de Oriente, un poquito de independencia. Y el rey, apuntando en el folio, cuarto y mitad de independencia para ERC.

Y así todos, o casi todos, que por lo visto no conocen la Constitución e ignoran que el Rey reina pero no gobierna y que debe respetar la independencia del ejecutivo, etc.,  que tiene que ser eso, aunque resulte difícil de creer y si eso no es, será que su fe está puesta en el contubernio, la prevaricación y el favor deshonesto, como armas para conseguir lo que pretenden, lo que demuestra bien a las claras la miseria moral y la falta de dignidad de estos zurdos de ocasión, que cuando interesa se convierten en fieles y babosos cortesanos.

Aunque lo cierto es que D. Juan Carlos cumplió y mandó por fax a Belén las peticiones, pero también es muy cierto que sacó de un cajón de su despacho un teléfono con el que conectó con Gaspar y mantuvo la siguiente charla: Hola Gaspar buenas tardes, bueno aquí en España buenas tardes, que ya veo que no estás de muy buen humor. Mira te acabo de mandar un fax con una serie de peticiones de algunos de mis súbditos… Sí tienes razón para que ha quedado uno, para hacerle la competencia a tus pajes, ¿qué se te va a cabrear el que tienes en el Corte Inglés? no hombre no, si no se va a enterar. Te llamo para decirte que no le hagas ni puñetero caso a lo que en el fax piden. ¿Qué te extraña?, pues mira son gente que no cree en la monarquía y son ateos ¿qué cómo es que si no creen en vosotros hacen peticiones? Te lo explico, es que son políticos españoles y para hacer carrera política en mi Reino no se puede tener ni un microgramo de coherencia.

Hazme caso, no son gente de fiar, yo me he visto en el compromiso y les he dicho que terciaría en su favor, pero ni caso. Además Gaspar, entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera. ¿Que qué es eso de los bomberos? Te lo explico el 6 de enero, ya sabes al fax ni caso. Un abrazo a tus colegas y no me falles.

Y debió surtir efecto la llamada del rey, porque ayer noche la Mesa del Congreso les negó el grupo a los de Amaiur y Rosa Díaz se puso de acuerdo con el de Cascos para tener grupo, así que no hay duda, Juan Carlos  no se metió donde la Constitución dice que no le llaman para nada, pero usó de sus influencias, parece que para bien.


Al fin y a la postre, decía San Agustín que nadie puede equivocarse siempre, así que hasta un Borbón puede acertar, aunque sea muy  de vez en cuando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario