miércoles, 10 de febrero de 2016

Aquí, los ricos no pagan impuestos…desde el tiempo de los godos


Conste que lo que reza el título es una verdad del tamaño de la catedral de Burgos, aunque la zurda de este país, sea progresista, bolivariana o simplemente comunista, procure ocultar esa realidad al conocimiento de la ciudadanía. Los ricos, desengáñense amigos míos, no pagan impuestos en este país, desde hace siglos. Así que cuando los progres les ofrezcan soluciones a nuestros problemas y éstas sólo puedan llevarse a cabo aumentando el gasto público y consecuentemente la rapacidad fiscal del Estado, no vayan a tragarse el cuento que siempre esgrime la izquierda para justificar el aumento del gasto. Lo saben ustedes por experiencia, en cuanto alguien comienza a protestar explicando que del aumento del gasto público se deriva necesariamente el aumento de los impuestos, ahí está el zurdo de turno, que solemne  afirmará, que es cierto, pero que hay que recaudar más para solucionar los problemas y los ciudadanos no deben preocuparse porque ellos que son tan progresistas y solidarios van a sacarle la pasta a los que más tienen.

Le dirán que el remedio que pretenden implementar, sea crear puestos de trabajo, evitar recortes en partidas tan sensibles como la Educación o la Sanidad, resolver el problema de la vivienda o la cría del calamar de montaña, se soluciona aumentando los impuestos a las grandes empresas y a los ricos y con eso se financiarán los presuntos remedios que ofrecen, que una y otra vez, se han demostrado tan caros como ineficaces.

Si uno se pregunta cómo recauda el estado la mayor parte del dinero que pagamos los contribuyentes, caerá en la cuenta que las dos fuentes principales de ingresos son los que se derivan del IRPF y de los impuestos al consumo, IVA, tabaco, alcohol, carburantes, etc. Está claro que sólo hacemos la declaración de la Renta los asalariados, no los ricos, que son gente muy distinta. Por lo tanto en cuanto oigan a alguien explicar que va a financiar, lo que quiera que se le ocurra a la fértil imaginación que tiene la izquierda para aumentar el gasto público y que lo van a hacer crucificando a los ricos, sepa usted que le están engañando como a un chino; que aquí desde siempre, los que pechamos mayormente con lo que hay que pagar, somos los curritos que cada año nos retratamos ante la Agencia Tributaria.

Lo de obligar a pagar impuestos a los ricos es algo que preocupa tan poco a la zurda en general y a los socialistas en particular que comprendo les va a costar creerlo, aunque sea una verdad como la copa de un  pino. Cuando uno trata de averiguar cómo hacen los ricos de verdad para evitar pagar impuestos, topa necesariamente con las Sicav,s, que para entendernos, son un instrumento de inversión utilizado principalmente por grandes fortunas. 

Estas sociedades de inversión de capital variable, que es como se llaman, nunca han tenido buen cartel, porque muchos entendemos que no son otra cosa que una herramienta legal que permite a los ricos evadir impuestos, y si les parece muy fuerte lo de la evasión, sepan que en España los afortunados propietarios de esos instrumentos de inversión pagan solamente un 1% de impuestos por las plusvalías y rendimientos que generan.

Para que quede claro, los ricos, muy ricos, pagan un 1% y usted paga lo que le toca y ... a vivir que son cuatro días. Curiosamente uno de los grandes valedores de las Sicav,s. en España fue ¿Aznar?, pues no, ese fue el de la foto de las Azores; quién se retrató bien retratado con ese invento fue ZP, el presidente socialista que quitó las competencias de supervisión e inspección  que tenía Hacienda sobre las Sicav,s y se las pasó a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) y allá fue jauja para los inversores.

Está claro que el PSOE en su momento impulsó una herramienta que permite que los ricos paguen un 1% y los españolitos de a pie, lo que haga falta. Sin embargo Pedro Sánchez, en su programa  electoral, prometió darles duro a las Sicav,s, de hecho si leen sus promesas electorales, parecía que su intención era cargárselas, si no de iure, al menos sí de facto. Una propuesta lógica en un programa de izquierdas, muy parecida a la que llevaba Iglesias en el suyo.

Pero lo que son las cosas, en las medidas  fundamentales que Pedro Sánchez propone como programa de gobierno, en ese documento que ha mandado a todo el mundo menos al PP, habla de impuestos y de fiscalidad pero no lo hace de las Sicav,s. Era un punto muy importante en el programa electoral, ahora lo es muchísimo menos en su proyecto de programa de gobierno. Lo cierto es que en el fondo le importa un bledo que los ricos no paguen impuestos en España y para muestra bien vale el miserable botón de su olvido.

Que para otras cuestiones, está muy al tanto de los detalles, ahí tienen ustedes la prohibición de Ferraz a los socialistas de criticar a Carmena, por no enturbiar la negociación de la investidura; que por lo visto eso sí importa al insoportable candidato del PSOE y lo de los impuestos de los ricos, pecata minuta, que para eso están los de la fiel infantería que, con su IRPF, sostendrán la faraónica estructura del estado.


¿Progresistas y solidarios?. Yo diría, falaces, deshonestos y sobre todo  cínicos.

Si el contenido de este post les ha gustado, agradecería que me votaran en el botón de Hispabloggers que se encuentra arriba y a la derecha del texto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario