lunes, 30 de enero de 2012

Hoy toca Europa

Consejo de Europa


Ciertamente nos jugamos mucho en esa cumbre europea que hoy se inicia, bastante más de lo que puedan algunos suponer, en esta Cumbre la principal tarea de Rajoy será la de convencer a los demás dirigentes europeos que España ha cambiado, que nada tiene que ver la España de la última cumbre europea  con la de hoy y que la España de Rajoy y sus expectativas es muy distinta a la de Zapatero.

Todos recordamos el último fracaso internacional de Zapatero, fue incapaz de conseguir que, en el último Consejo Europeo, se aceptara que España tuviera derecho de bloqueo en el Fondo de Rescate, de eso hace menos de dos meses. A pesar de ese fracaso y de su penoso historial, actuando conforme a lo que acordó con Rajoy, España salvó la cara y se libró por los pelos de que nuestra particular situación empeorara, Europa decidió darnos un margen de confianza hasta que el nuevo gobierno salido de las urnas, tuviera la oportunidad de demostrar de que fibra estaba hecho.

Nuestra posición en Europa no puede ser peor, pasaron aquellos tiempos de Aznar en los que España tenía un peso específico muy importante en la UE, éramos entonces un país que lideraba una coalición de países medianos que se oponía a lo que llamó Zapatero un tiempo después “el corazón de la vieja Europa”. Aznar no estaba dispuesto que la UE se convirtiera en instrumento del expansionismo alemán, ayudado en esa tarea por Francia, consecuentemente y apoyado en el prestigio que entonces gozábamos como país, llevó a cabo una política de pactos que obligaba a la UE a contar con nosotros, por mucho que esa cuestión disgustara profundamente a Francia y Alemania.

De esa situación de privilegio al desastre más oscuro; perdimos en manos de las demenciales políticas zapateriles el prestigio y la capacidad para imponer nuestras tesis. De estar allí donde se tomaban las decisiones, al pelotón de los torpes, llevados hasta allí a cuenta de la incapacidad demostrada por el socialismo español de gobernar al país sin llevarlo a la ruina económica, porque esta vez han llegado al máximo, por aquello de la crisis internacional, pero esta angustiosa situación no es más que una nueva edición “corregida y aumentada” de lo que nos hicieron Felipe González y el PSOE allá por los 90.

Debe ser nuestro sino, aunque creo que ha llegado la hora de cambiar definitivamente esa peligrosa costumbre de que el PP saque de la ruina al país y lo prepare para que a continuación el PSOE nos arruine alegre y demagógicamente. Bueno volviendo al tema, Rajoy que no pudo asistir al último Consejo Europeo, sin embargo tuvo ocasión de explicar lo que iba a hacer en aquel congreso del PP europeo celebrado unos días antes, allí recibió la atención y el respaldo de Merkel, Sarkozy y del gobierno americano, todos veían con interés el cambio propiciado en las urnas.

Hoy casi dos meses después de la última Cumbre, es la hora de explicar lo que se ha hecho desde la toma de posesión de Rajoy y sus ministros. El Presidente expondrá ante los miembros del Consejo Europeo lo que está llevando a cabo el nuevo gobierno, hablará seguro del anteproyecto de Ley de Estabilidad Presupuestaria, acordado el pasado viernes en Consejo de Ministros. Una norma que va a ser la herramienta que garantice que España va a cumplir con sus compromisos de reducción del déficit.

Es de suponer que expondrá ante el cónclave europeo el contenido de esa Ley, que desde los populares se califica como un proyecto legislativo de “primer orden, pionera y de referencia”, además de detallar el ajuste presupuestario llevado a cabo, de 15.000 millones de euros, además de poner en conocimiento del Consejo el acuerdo de rentas alcanzado por los agentes sociales -que el Ejecutivo considera clave- y el calendario del resto de reformas, destacando por su importancia la laboral y la del sistema financiero.

Eso en lo que se refiere a lo que hemos hecho, pero también es muy importante, sobre todo para nosotros, lo que vamos a pedir que haga Europa. Rajoy quiere que la UE nos preste una ayuda en las políticas de creación de empleo, necesitamos todas las ayudas del mundo para combatir el paro, eso sí, sin endeudarnos más,  somos un caso especial en Europa y eso hay que solucionarlo. Por tanto Rajoy pretende que el Consejo apruebe que los excedentes de los fondos europeos se puedan aplicar a programas destinados a la generación de empleo, con esos fondos - dijo hace bien poco en Berlín - “podría mejorar el empleo juvenil, la educación de los jóvenes y fomentar el empleo”.

Otra de las cuestiones que desde el gobierno español se considera prioritario debatir es la posibilidad de implementar un sistema de capitalización parecido al que se conoce como “modelo austríaco”, que en el campo de lo laboral fomentaría muy positivamente la movilidad en ese mercado y que corregiría, al menos en parte, uno de los problemas que nos acucian. A los españoles no nos gusta cambiar de trabajo y mucho menos de ciudad, y si queremos ser competitivos es algo que hay que solucionar, y ya por finalizar, supongo que pedirá que se refuerce el Fondo de Rescate.

Un panorama denso y difícil, una cosa es exponer ante el plenario estas cuestiones y otra muy distinta pero fundamental, está en buscar los acuerdos y los consiguientes apoyos a las propuestas españolas, para ello Rajoy tiene prevista una agenda muy movida de reuniones bilaterales, en las que buscará la comprensión y el apoyo de los miembros más importante de la UE.

¿Difícil?, pues sí, partimos desde muy abajo, estamos en estos momentos en la cola de la cola de Europa, no podemos dar la menor sensación de debilidad y hay que hacer política en los cenáculos, en las reuniones oficiales u oficiosas, hay que convencer, hay que vender la nueva situación política en España, Rajoy tiene la ventaja que muchos de los países miembros de la UE están gobernados por conservadores, la imagen de la soledad de Zapatero en las cumbres internacionales, no se repetirá.

Una de las tareas más importantes que deberá intentar Rajoy, es que el Consejo Europeo reconozca que la realidad económica de España  no se corresponde  con las previsiones; Europa debiera asumir que el déficit de nuestro país está en el 8% y que nuestra economía no crece al 2,3% sino que por el contrario está en recesión, de acuerdo a los datos y estudios del Banco de España y del Fondo Monetario Internacional.

Si consiguiéramos ese reconocimiento y las propuestas de Rajoy convencieran al Consejo y fueran aceptadas como positivas, ya habría tiempo más adelante, tras demostrar que lo que se ha llevado a Bruselas son realidades y no palabras como con ZP, digo que ya habría tiempo para pedir una rebaja en el objetivo de reducción del déficit para el presente ejercicio, lo que sin duda aliviaría de manera importante la presión que sufrimos los españoles.

Así que hoy se inicia la Cumbre en la que nos jugamos mucho, nuestro interés hoy está más que nunca en Europa, ojalá haya suerte.

1 comentario:

  1. Spainlandia. ¿Por qué nuestros políticos convertirán aún más el pan en hambre?:

    Q · P = M · V
    P = (M / Q) · V
    Dado que V (2012) = V (2011)
    Dado que Q (2012) < Q (2011)
    Dado que M (2012) > M (2011)
    La fórmula P (2012) = [M (2012) / Q (2012)] · V
    Quedará reducida a P (2012) = [un mayor numerador] / [un menor denominador]

    Y ello hará que P en el 2012 se dispare. Consecuentemente el ahorro disminuirá, la demanda se colapsará en mayor grado, más empresas quebrarán, el paro aumentará y la miseria también se disparará.
    Y no digamos si V (2012) > V (2011) porque aumenten los créditos comerciales de los bancos a las empresas. Entonces P aumentará mucho más. ¡Buena la ha liado don Mariano!.

    ¿Qué no lo entiende?. Pulsar "Entrar" en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    ResponderEliminar