lunes, 2 de enero de 2012

Los recortes y las subidas

Guindos, uno de los padres de la criatura


Pasadas las fiestas navideñas, a falta solamente de la de Reyes,  tenemos que volver a la cruda realidad y ahí están las medidas anunciadas por el gobierno en su lucha por conseguir alcanzar el objetivo de reducción del déficit, partiendo de una cifra que no era la anunciada. Todo el mundo sabe del compromiso que mantenemos ante Europa, debíamos conseguir que el déficit del ejercicio correspondiente al 2011 quedara en un 6% del PIB como máximo, un compromiso que el gobierno socialista no ha sido capaz de cumplir.

El gobierno entrante, el de Rajoy, debiera haberse ocupado de que el déficit alcanzara a final del presente año el 4,3%, ese era el trabajo al que debía dedicarse el nuevo gobierno. Para conseguir el objetivo se planeaban los recortes anunciados por los populares, los ya conocidos 16.800 millones de euros. Aunque se enfrentan a un problema añadido, previsto, pero añadido. El gobierno socialista ha vuelto hacer lo que tanto tiempo lleva haciendo, mentir en las cifras, falsear los resultados y resulta que España no finalizará el 2011 con un déficit estimado en el 6% de su PIB, sino que lo que son las cosas estamos en un  8%, lo que obliga a aumentar los recortes hasta cerca de los 40.000 millones de euros.

El PSOE ya ha puesto en marcha la maquinaria, acusan a Rajoy de mentir a los españoles y aseguran que lo del 6% del déficit es una milonga. Bueno siempre tendrán quien afecte creerlos, otros sabemos que mienten. Este problema ya lo hemos vivido, lo de la  “deuda oculta” es un fenómeno de génesis claramente socialista, todos hemos asistido a la revelación de la falsedad del déficit en las CC.AA gobernadas por el PSOE. Ahí están Castilla-La Mancha, Extremadura, Cataluña, que nos sirven de ejemplo. Todos, insisto, hemos asistido a la escandalizada negativa de los socialistas salientes, no era cierto que existiera una “deuda oculta”, ese era el primer paso, no era cierto que hubieran falseado las cifras y las denuncias de los del PP no buscaban otra cosa, que justificar los sangrientos recortes que iban a llevar a cabo.

Daba igual que salieran a la luz las cifras del despilfarro, los coches de lujo, los viajes, las facturas sin contabilizar, las inútiles obras faraónicas, las subvenciones concedidas sin partida presupuestaria ad hoc, todo eso daba igual, el problema no residía en las cifras producidas por una administración que malgastaba sin medida, las deudas se utilizaban como excusas, porque el PP y CiU sufrían una extraña enfermedad presupuestaria que los impelía sin remedio a recortar, con la única intención de “jostidiar” a los ciudadanos.

Porque lo que se vende es eso, parece que los populares sufran un extraño síndrome que les obliga a recortar allá donde no hace falta o a subir los impuestos a los ciudadanos, simplemente para satisfacer una extraña desviación sexual. Resulta difícil de sostener, sobre todo porque Rajoy ya ha gobernado, en un gobierno, el de Aznar, en el que se hizo justamente lo contrario. Pero el PSOE mantiene impertérrito que Rajoy aplica recortes y sube impuestos por gusto.

Por mucho que se empeñen los socialistas en su negativa, habrá que conceder que el PP se ha encontrado con una “deuda oculta” que le obliga a tomar medidas mucho más duras de las previstas. Eso, o aceptar lo de la desviación sexual, que no creo que sea el caso. Aunque aún  queda una tercera argumentación: “Rajoy nos ha mentido”. De hecho ya he visto en las redes sociales, aquel eslogan que llevó en volandas, para nuestra desgracia, a ZP al gobierno de España, “nos merecemos un gobierno que no nos mienta”, sin duda recordarán la frase debida, parece ser, al ingenio rubalcabiano, que tanto éxito tuvo en aquellos tiempos.

Así que estamos viviendo inmersos en unos argumentos que ya conocemos, por una parte la existencia de una “deuda oculta” producida por la mala administración socialista y denunciada por los populares, por otra la negativa cerrada de los del PSOE que no admiten la deuda y contratacan con las acusaciones correspondientes, denunciando el amor patológico por los recortes que sufren los del Partido Popular.

Vamos a ser serios, en un post en el que comentaba el Debate de Investidura decía lo que sigue, refiriéndome a la intervención de Rajoy: “Subirá las pensiones, congelará el sueldo de los funcionarios durante el 2012, advirtió que no quería subir el IVA, pero añadió que habrá que esperar a tomar esa decisión, una vez se conozcan las cifras reales”. Así que al menos los que escucharon su intervención, saben que Rajoy no mintió, advirtió clarísimamente, de lo de la subida de impuestos, si las cifras reales no eran las que afirmaban los socialistas.

Está muy claro, nuestra desgraciada experiencia así lo acredita, que los socialistas no poseen el don de la profecía, no han dado una a lo largo de la última legislatura. Bastaba que el gobierno de ZP diera una cifra para saber que era falsa. Sin embargo se han pasado toda la campaña “profetizando” los recortes, han acertado al milímetro, lo que dice muy a las claras que desde el PSOE sabían perfectamente lo que iba a suceder. Quién mejor que ellos, que son los padres de la criatura.

Por lo tanto los ataques socialistas nacen del interés partidista y no de la defensa del interés general, concepto que tienen abandonado hace mucho tiempo en Ferraz, hay que recortar y para asombro y molestia socialista, el PP ha subido los impuestos, que era algo que se preconizaba desde sus filas, no han subido el IVA que es lo más injusto que se puede hacer en materia recaudatoria, el gobierno ha cargado contra el IRPF, que al menos es un impuesto progresivo, paga más, quién mas gana.

No puede ser que la gente se indigne contra quién no hace otra cosa que lo que debe, lo del 6% de déficit fue un acuerdo de Zapatero con Europa, lo incumplió como casi todo y ahora el “nuevo” tiene que hacer su trabajo, podrían tener la decencia los socialistas de callar, al fin y a la postre Rajoy está haciendo el trabajo que ellos deberían haber hecho y no hicieron.

Por lo  tanto aquí nadie ha mentido, ni el gobierno popular, ni Rajoy, la advertencia estaba hecha, si las cifras no respondían a la realidad no bastarían los recortes y habría que subir impuestos. Ahora les queda lo de que debe pagar más, quién más tiene, esa va a ser la siguiente fase. Vamos a ver si en un par de líneas lo dejo claro; en España los ricos de verdad no pagan impuestos, eso lo saben bien en Ferraz que son los que inventaron las SICAV,s, esa es la triste realidad, cuando toca recaudar más, los socialistas cargan la mano contra el IVA y los impuestos especiales;  los populares lo han hecho contra el IRPF, creo que la elección del impuesto hace algo menos injusta la realidad de la nueva medida fiscal.

Decía yo sobre la intervención de Rajoy en el debate de investidura: “Advirtió que va a cumplir con el objetivo del déficit al precio que haga falta, Se reafirmó en su voluntad de cumplir y hacer cumplir la ley y decir siempre la verdad a los españoles, señaló que no se conocen las cifras reales del déficit del 2011, y explicó que cuando conozca las cifras sobre este asunto y las previsiones de crecimiento, aplicará el recorte que sea necesario para cumplir el compromiso que España – a través de ZP – adquirió con la UE.”

Por ahora la única falsedad relevante es la de la cifra del déficit, los socialistas dicen que está en el 6%, Europa y los populares estiman que está, al menos, en el 8%. Mintieron los de Zapatero como siempre y las consecuencias las pagamos los de siempre. Las reclamaciones en Ferraz y no al maestro armero, que no tienen  que se sepa, si lo que se trata es de reclamar ahí está nuestro amigo Rubalcaba, el ex vicepresidente de Zapatero, que algo sabrá de estas cosas.

5 comentarios:

  1. No critico las medidas, pero sí el orden, es más fácil subir el IRPF, que aplicar reformas estructurales. Yo hubiese aceptado de buen grado la subida después de haber visto privatizaciones en las tv, supresión de diputaciones, etc, etc. Además desde las elecciones autonómicas y municipales, el PP cubre prácticamente el mapa de España de color azul, ¿no adivinaban nada sobre el deficit?. En resumen, llevan razón pero no han andado muy fino con los tiempos y las formas. Y por último la condecoración de la Orden de Isabel la Católica, habrá qu entenderlo en términos de rentabilidad política, pero el pueblo llano no va a entender esto, ¿si se le da una condecoración por los servicios prestados,en el fondo no lo hizo tan mal ZP?.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Anónimo, tu lo has dicho, se han tomado primero las medidas más fáciles de tomar, no sólo el PP, prácticamente todo el mundo sabía lo del 8% del déficit, ¿pero estaba obligado el PP a adelantarse a los acontecimientos?, habló de lo que haría conforme a las cifras del gobierno socialista, aunque sí señaló que si estuviera en el 8% los recortes deberían llegar a los 40.000 millones de euros. Lo de las condecoraciones forma parte del protocolo del relevo y se ha hecho siempre, no tienen ninguna importancia. Los cambios estructurales hay que hacerlos y espero que se hagan, pero habrá que reconocer que lo de las tv públicas, etc, requiere el tiempo desde el punto de vista de Europa, no teníamos. Supongo que se trata de tener algo de fe en este gobierno y dejar que haga lo que cree que debe hacer, que menos que eso. Cambios sí, milagros, ojalá, pero esos no existen, al menos en política y mucho menos en economía.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. De verdad piensas que se si hiciesen auditorías similares a las de Castilla-La Mancha o Cataluña en Valencia, Madrid o Murcia no saldrían trampas como para cazar elefantes.

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo sé, ni creo que tu tampoco. Lo que sabemos es que en los relevos a los socialistas, se han demostrado unas cifras de deuda oculta muy importante y que nada tenían que ver con los objetivos de reducción del déficit. Eso está demostrado, lo demás, especulación. No puedo negar ni afirmar la existencia de esas deudas.

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente es tan paradójico que se afirme que los populares sufran un extraño síndrome que les obliga a recortar allá donde no hace falta o a subir los impuestos a los ciudadanos, sobre todo porque Rajoy ya ha gobernado, en un gobierno, el de Aznar, en el que se hizo justamente lo contrario... (esto es bajar los impuestos) a los más ricos más, en su gobierno se autorizaron las SICAV´s, eso sí, con el beneplácito del gobierno zapateril que tiempo tuvo para cambiar ese orden de cosas...
    Pero lo es tanto como señalar al gobierno "socialista" de José Luis Rodríguez como único responsable de esta situación, y ello partiendo del mismo axioma, esto es, ningún gobierno, ningún gobernante quiere para su pueblo (ni para él, por aquello de la historia me juzgará) ni 5, ni 4 ni 3 ni 2 millones de parados - a ser posible tenderá al pleno empleo- ni la ruina social, ni económica que proclama la nueva ministra de trabajo o empleo, o empleo e inmigración, o empleo y seguridad social, que parece es como quieran llamarlo ahora..

    Es lamentable, por otra parte, el papel que desempeña en este juego tanto la Intervención General de la Administración del Estado como órgano de control interno de la gestión económico-financiera del sector público estatal y centro directivo y gestor de la contabilidad pública, como aquellas Intervenciones locales o autonómicas, donde -por cierto- parece estar ese diferencial de déficit previsible (no confirmado aún), pues siendo Administración pública no se deben a un color político por lo que sólo lo correctamente fiscalizado será deuda, lo otro, lo de tu pasa la factura que ya veremos como te lo pagamos... que lo pague el responsable. Y es lamentable no sólo en cuanto a la nula credibilidad que le otorgan los políticos y por ende los prestamistas en los mercados financieros en cuanto a la "teneduría" contable, sino también por cuanto esa, las cuentas de la nación, son la base para elaborar cualquier presupuesto a futuro de gastos o inversión pública, e ingresos vía impuestos y otros gravámenes -diferenciemos, una vez determinado con qué contamos, los políticos podrán priorizar o elegir en qué gastamos-. Así que si dicha Intervención no sirve al propósito para el que se creó... mejor todos al paro.

    ResponderEliminar